Publicado el

Editoriales | ¡Jo, jo, jooo... Enter!

C:\D\JUEGOS\ - La Navidad del MS-DOS

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

Tags: navidadmsdos
Las festividades llegan a muchos juegos, originales y especiales. ¡A celebrar!

Navidad. Festividad global si las hay. El mundo se viste de rojo y verde para celebrar con familiares y amigos; los niños esperan con ansias la llegada del gordo risueño con su bolsa de regalos. Dicho sea de paso, los Gamers esperamos al Gordo Gaben y sus ofertas de Steam. Festejo, comida, amigos, familia, regalos, esperanza, positivismo. La Navidad nos inspira, aun en el peor de los momentos, a veces sacando lo mejor de uno para el beneficio de los demás simplemente porque—curioso pensamiento—ser bueno con otros es ser bueno con uno mismo.

Los videojuegos no son ajenos a estas fiestas. Miles de títulos modernos tienen la simpática costumbre de lanzar parches Navideños para adornar sus mundos virtuales o dotar a nuestros personajes de ropas e ítems acordes a la época… pero esta costumbre viene de mucho tiempo atrás. Viajemos, entonces, hacia los orígenes de la temática Navideña en nuestros viejos juegos de MS-DOS, que puede que encontremos más de una sorpresa.

Una de las primeras instancias Navideñas en el mundo de los videojuegos data del año 1984 con Merry Christmas from Melbourne House, una aventura de texto en la que debemos ayudar a Santa Claus a repartir regalos. Sin embargo, esta primera aparición del Gordo fue para sistemas Commodore 64. También en ese mismo año surgieron otros dos potenciales primeros juegos de Navidad: Special Delivery: Santa’s Christmas Chaos y Merry Xmas Santa; ninguno de ellos disponibles para MS-DOS sino para sistemas alternativos (especialmente Commodore 64 y ZX Spectrum).

Lo más cercano a un “juego” de Navidad para MS-DOS tuvo lugar en 1985 con el titulado Jingle Disk, uno de los primeros ejemplos de tarjeta Navideña digital que además nos permitía crear e imprimir nuestras propias creaciones, pero lo añado sólo como curiosidad porque, mal que mal, las tarjetas digitales no son exactamente juegos. Si lo que queremos es encontrar el primer juego posta de Navidad para DOS, debemos esperar al año 1991 y al lanzamiento de James Pond 2: Codename: RoboCod, de Vectordean, distribuido por Electronic Arts.

Es muy probable que hayan jugado este juego en alguna otra plataforma, ya que esta secuela de las aventuras del pez-agente secreto fue lanzada en múltiples de sistemas, incluyendo Sega Mega Drive, SNES e incluso PlayStation 2. Se trataba de un plataformero clásico de aquellas épocas, en la que nuestro héroe intenta recuperar regalos robados.

Otro juego, sin embargo, fue lanzado ese mismo año de 1991, disputándose el trono del primer juego navideño de MS-DOS: la patota de pelo verde se calzaba gorritos de Papá Noel para darnos el primero de muchos ataques de ira con Xmas Lemmings, una demo lanzada para promocionar Oh No! More Lemmings!, la secuela del clásico de culto. La idea sigue siendo darle órdenes a nuestros impulsivos protagonistas para que encuentren un camino seguro hasta el final de cada nivel… pero ahora con temática Navideña.

No sería la primera vez que les salvaríamos las papas a estos insurrectos; en 1992 repiten la fórmula y lanzan un nuevo Xmas Lemmings que sirve de demo para los juegos “posta” de la serie; pero parece que a los chicos de DMA Design (los desarrolladores, hoy Rockstar) les encantó la idea de arruinarle las fiestas a la gente, así que en 1993 vuelven a la carga, pero esta vez con Holiday Lemmings, un juego completo. La tradición siguió en 1994 con un nuevo Holiday Lemmings, que mantenía el espíritu Navideño.

También con la franquicia Lemmings, aunque ahora con otro desarrollador (esta vez, Clockwork Games), en 1995 sale 3D Lemmings Winterland, una demo con tintes Navideñas para promocionar Lemmings 3D. Incluso con juegos Navideños, estos bichos eran una verdadera plaga.

No podemos hablar de Navidad sin Santa Claus, y resulta que el Gordo también tuvo su papel protagónico en varios títulos alusivos a la festividad. Uno de los primeros para MS-DOS fue Santa’s Xmas Capers, lanzado en 1992.

No pasaba de ser un simple juego de plataformas, pero no cabe duda alguna que el tema era Navidad. Ya de entrada teníamos a Papá Noel de protagonista, y de ahí en más TODO tenía que ver con las fiestas, hasta el hecho de que uno de los enemigos era una pastilla de alka-seltzer.

Muchos juegos aprovechaban estas festividades para lanzar versiones Navideñas de sus productos, muchas veces de forma gratuita, otras veces con un pago de por medio. Ya vimos los ejemplos de Lemmings, pero no fueron los únicos. Otro juego de similares características intentaría el chiste. ¿Se acuerdan de Creepers? Aquel juego de ingenio en tiempo real en el que debemos guiar a un puñado de gusanitos hasta su canasta para que se vuelvan mariposas. Bueno, allá por 1992/1993 tuvo su propia versión Navideña con Christmas Creepers, que incluía un par de niveles basados en la temática y, además, nuestros gusanitos tenían gorritos de Papá Noel. Muy cute.

Otro pequeño clásico de MS-DOS también se vestiría para las fiestas. En 1993 sale Jetpack: Christmas Edition.

Equipados con nuestro fiel propulsor nos enfrentamos a una nueva serie de niveles, esta vez debiendo recolectar regalos en lugar de las tradicionales gemas verdes para abrir la puerta de cada nivel. La jugabilidad se mantiene intacta y el editor de niveles sigue estando presente, así que a diseñar nuevas instancias tramposas para hacer enojar a nuestros amigos, como debe ser.

Llegamos al año 1994 y vemos una explosión de títulos Navideños; pero antes es necesario hacer una mención especial por Rise of the Triad: Dark War, aquel juego de acción en primera persona en el que los misiles y los poderes especiales venían de todos los sabores. Era un título que no se tomaba demasiado en serio a sí mismo, y quizá por eso los desarrolladores en Apogee Software añadieron un detallito especial: si jugamos el juego en Navidad, los protagonistas en la foto de introducción vestirán gorritos de Papá Noel y, además, sonará de fondo el espectacular tema “Deadly Gentleman” (o “God Rest Ye Deadly Gentlemen”), un cover Navideño muy Metal, en especial su versión de 2013.

Otros juegos también tuvieron un gran lavado de cara para las fiestas, y uno de los mejores ejemplos es Jazz Jackrabbit: Holiday Hare.

Uno de los íconos de los juegos de plataformas en PC nos llegaba como regalo en forma de episodio especial de Navidad. Holiday Hare incluía dos nuevos planetas a explorar, vistas Navideñas, una banda sonora acorde a la situación y hasta la presencia de la mismísima Princesa Eva Earlong (ver imagen). ¿Qué más querían? Bueno, seguramente más, porque en 1995 salió una nueva versión de Holiday Hare. Son insaciables, ¿eh?

Mientras, de vuelta en 1994 aparece SkyRoads: Xmas Special, una versión para las fiestas de uno de los juegos que muchos de nosotros hemos disfrutado en versión Shareware; aquella carrera en 3D haciendo saltar nuestra nave entre plataformas para evitar caer al vacío cósmico. Para finalizar el año debemos mencionar a otro par de jueguitos: por un lado el Sueco God Jul! (“Feliz Navidad” en el idioma original), un simpático arcade en el que debemos limpiar unas escaleras para que Santa Claus entregue regalos. ¿No usaba la chimenea? Gordo chanta. En fin; el otro juego es… especial.

A ver cómo se los explico… Buéh… Les presento a Xmas Carnage.

Resulta que a los desarrolladores Alemanes de Soft Enterprises se les ocurrió la idea de hacer un juego de acción en primera persona enfocado en la Navidad… pero con un giro de tuerca: nosotros encarnamos al Conejo de Pascua, que odia la Navidad y está dispuesto a todo para detenerla. A diferencia del Grinch, el Conejo de Pascua no se contenta con robarle la fiesta a los demás, sino que directamente agarra un hacha y sale a matar a todo el que se cruza en su camino.

El juego fue diseñado especialmente para la Feria de Computación de 1994 y realmente nos gustaría saber la reacción que causó en el público. Se supone que el motivo de fondo era dar una muestra de su motor 3D VR-6. ¡Después no quieren que les digan violentos, caramba! ¡Paz y amor, gente!

Salgamos corriendo de este año tan propenso al gatillo fácil y adentrémonos en 1995, cuando MS-DOS tuvo otra colección de juegos Navideños… incluso otra aventura en primera persona con Deer Napped, aunque ahora somos Papá Noel y debemos ir a rescatar a nuestros renos. Y dale. Mientras tanto, otro título nos daba una muestra del odio que el Conejo de Pascua le tiene a Santa Claus, todo gracias a Nicolausi.

Se trata de otro juego Alemán, así que ya tenemos una idea de qué festividad prefiere aquella gente. En este caso el pobre Papá Noel perdió su trineo y tiene que seguir a pata, recuperar sus regalos y tratar de descifrar a qué casa corresponde cuál presente. Este sistema de prueba y error se siente peor con el infame Conejo de Pascua como antagonista, dando vueltas por ahí para entorpecernos la labor.

En 1996 volvemos a la Primera Persona, aunque esta vez desde los ojos de un muñeco de nieve que debe rescatar a Santa Claus de un Mago de Hielo en 3D Xmas Adventure: Santa’s Rescue.

La idea es encontrar primero el bastón mágico, que será nuestra única arma para enfrentar a los enemigos que dan vueltas por ahí. Con la magia del bastón podemos convertirlos en inofensivos muñecos de nieve, así que ya podemos ir a buscar al Mago de Hielo y rescatar al Gordo. El juego fue una ingeniosa publicidad para promocionar el motor 3D de Pie in the Sky Software, los desarrolladores, que nos brindaba un código especial al terminar el juego, el cual nos daba un descuento para adquirir el motor. Ah, pillines…

Todavía en 1996 otro juego haría gala de las fiestas para su propia versión Navideña. Interpose, un correcto juego de navecitas, aparecía con Interpose X-mas Greetings, una nueva misión en la que un malvado científico construye versiones robóticas de Santa Claus y sus renos, y los manda a ocupar el lugar de los originales, siendo nuestra misión interceptarlos. O sea, hay que bajar a tiros a un falso Santa Claus. Excelente.

Terminemos este listado entrando al año 1997 y a un producto bastante especial. No es una expansión oficial, pero sí fue autorizada por 3D Realms. Su título: Duke: Nuclear Winter.

Por si no lo adivinaron (vamos…) se trata de una expansión Navideña para el clásico de clásicos, Duke Nukem 3D. En este compilado especial tenemos una nueva serie de niveles en los que Duke viaja al Polo Norte para defender a Santa Claus de los alienígenas. Además de los niveles extra, el pack contenía modificaciones en los sprites de enemigos, mostrándolos en ropas festivas o con elementos alusivos a la fecha.

Y así concluye este viaje por las frías tierras del MS-DOS, allá en las planicies digitales de negro fondo y blancas letras; haciendo sonar sus villancicos electrónicos desde el viejo y querido Speaker hasta la emblemática Sound Blaster; zanjando toda una era, desde sus humildes tarjetas digitales hasta su visceral acción en tercera persona. La Navidad da para todo… y para todos.

Desde este lado del monitor, tipeando fervorosamente como en las épocas doradas del Gaming de PC, envío a todos ustedes, queridos lectores, nuestros sinceros deseos de que pasen una fiestas junto a seres queridos. Nos vemos en la próxima; pero, mientras tanto…

…Feliz Navidad a todos.