Publicado el

FichineAR | El niño melocotón

FichineAR | Momotaro: The Tale of the Peach Boy

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

Tags: fichinear
Un juego de puzles "match-color" tan adictivo como Candy Crush, pero con la onda de los JRPG

Bejeweled fue uno de los responsables de que los casual games se instalen tanto en nuestra vida diaria. Los fichines de combinar colores en líneas no pasan de moda y desde el lanzamiento del mencionado, en 2001, se han reinventado de varias formas (Candy Crush, ¡obvio!) e incluso combinado con géneros como el RPG y la aventura de acción. De ese último palo es ‘Momotaro: The Tale of the Peach Boy’, lo nuevo que están desarrollando los chicos de Nigiri Games para smartphones.

El mito de Momotaro es uno de los más clásicos y tradicionales del folclore japonés. Los más fanáticos de la cultura oriental estarán familiarizados con la historia del niño que nació de un melocotón y que enfrentó a los demonios más ancestrales junto a tres animales, un perro, un mono y un pájaro. Como es de esperarse por su nombre, esta aventura está inspirada en dicho relato y nos enfrentará a youkais, onis y otros seres sobrenaturales a lo largo de más de 100 niveles.

Momotaro se juega como un Bejeweled, solo que al combinar determinados colores le estamos dando instrucciones de acción a nuestro personaje, un simpático samurái inspirado en el protagonista del cuento. El combate funciona por turnos y si combinamos dos o más cuadrados rojos, por ejemplo, llenamos la barra de ataque. Una vez llena, Momotaro ejecuta un combo con su espada contra el enemigo en cuestión. Como en todo juego del estilo, los puzzles se complejizan a medida que avanzamos de nivel: aparecen bloques sólidos, efectos que cambian la dinámica de un momento al otro y demás cuestiones que todo aquel que jugó algún puzzle con joyas y colores conoce muy bien.

Además, al avanzar en los niveles, vamos conociendo a los tres animales del cuento que se suman al combate y generan cambios sustanciales, especialmente contra los enemigos más resistentes. El detalle de la mascota acerca un poco más la propuesta al RPG, porque si bien el juego no deja de apuntar a lo que apunta Bejeweled, esos detalles son los que le dan frescura.

De todas formas, si ‘Momotaro’ nos inyecta ganas de jugar, eso es por el apartado visual. El diseño de personajes es muy Ghibli y el pixel-art es de lo más colorido, con fondos que destacan y modelos muy adorables, incluso entre los enemigos. No les voy a mentir, decidí jugar Momotaro porque me pareció lindo y me quedé por lo adictivo que es el gameplay.

Silvina y Matías conforman el estudio Nigiri Games. Y si el nombre no es suficiente para demostrar que son amantes de lo nipón, los juegos que ya tienen publicados (Penalty Hero) son todos de estética manganime. En el caso de Momotaro, lamentablemente todavía no está disponible para jugar, pero llegará gratuitamente a Android a comienzos de 2018. La demo que probamos (que también estuvo presente en eventos como Expo Lúdica en La Plata) cuenta con 20 niveles que nos permitieron apreciar la curva de dificultad. Parece que vamos a estar bastantes horas para terminar los más de 100 y niveles que tienen preparados desde Nigiri Games. El vicio está asegurado.

‘Momotaro: The Tale of the Peach Boy’ va a ser gratuito con video rewards y micropagos, clásico modelo freemium que todos conocemos. Por el momento solo está planeado para Android, pero sus creadores afirman que, tarde o temprano, estaría llegando a iOS también. Quédense pendientes al Facebook del estudio para enterarse ni bien sale.