Publicado el

Editoriales | Ingeniería para el caos

En Construcción: Besiege

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

Armamos máquinas, destruimos cosas, nos divertimos a lo grande. Bienvenidos a Besiege.

Los juegos de física suelen ser un entretenimiento barato. Es muy fácil; o al menos relativamente fácil; utilizar el motor de física de cualquier motor de desarrollo para generar el próximo Algo Simulator y, debido a que la “gracia” de estos productos está en su tortuosa ejecución, la categoría de Early Access le viene de maravilla para acurrucarse en un rincón y no moverse de allí.

Pero hay otros juegos de física cuyos desarrolladores decidieron tomarse un par de minutos extra para darles no sólo un contexto a su temática, también un severo pulido a sus mecánicas, haciendo de su contenido una experiencia más que meritoria. Hoy deseo hablarles de uno de los Physics Sandbox más divertidos e ingeniosos que podamos jugar. Bienvenidos a Besiege.

Besiege hizo su aparición en Early Access en Enero de 2015; es decir, hace casi tres añitos. Tan pronto como dio sus primeros pasos en la industria era evidente que se trataba de un producto de gran interés, ya que las redes sociales vieron una súbita oleada de GIFs animados en los que delirantes máquinas de asedio causaban estragos, hacían volar monigotes por los aires y, por supuesto, sucumbían en medio millón de pedacitos. Si lo que vale es la primera impresión, Besiege había arrancado con el pie derecho.

Es extremadamente sencillo explicar este juego. Se trata de un sistema de construcción de máquinas de asedio medievales que deben ajustar sus diseños a la misión que tienen por delante. Por ejemplo, el primer nivel es simplemente desplazarnos hasta un punto del mapa, por lo que bastará con fabricar una plataforma con rueditas y ya estaremos listos… pero algunas mentes creativas notarán que el juego no se restringe a una única solución: también podemos construir una pequeña máquina voladora que nos acerque al punto indicado desde el aire; o tal vez prefiramos un adefesio mecánico que viaje a los saltos de aquí para allá.

Aquí sale a la luz el verdadero núcleo del juego: el editor de máquinas. Comenzando desde un cubo azul, el único elemento que no podemos remover, debemos encastrar otras piezas para fabricar lo que deseemos. Contamos con una decente colección de partes a nuestra disposición, desde simples bloques de madera para la estructura general hasta armamento en forma de pinchos, sierras giratorias, bolas de fuego, bombas, cañones y más. El único límite que se nos impone es un área cúbica de trabajo que nuestra construcción no puede exceder,  de lo contrario no se registrará la victoria del nivel en caso de triunfar. Pero todo lo que podamos imaginar dentro de ese límite es perfectamente aceptable.

El editor de máquinas tiene un par de trucos bajo la manga. Es posible configurar algunas piezas para modificar sus atributos y, en especial, su poder de acción y la tecla con la que activamos sus funciones elementales. Por ejemplo, todos los cañones se activan con la tecla “C”, pero podemos asignar un par de ellos a alguna otra letra, y así tener más de una posibilidad de disparo. Los bloques de bisagra vienen predefinidos para girar con las flechas Izquierda y Derecha del teclado (ideales para vehículos), pero nada nos impide re-configurarlas para propósitos específicos. Podemos, incluso, modificar la densidad de un bloque de pesa, para que nos sirva de contrapeso en algunas estructuras específicas.

Toda esta creatividad tiene una misión, que es cumplir los objetivos de cada nivel. Aquí hay que destacar las decisiones de Spiderling Studios, los desarrolladores, en cuanto a diseño y variedad de desafíos a lo largo de cada mapa jugable. En general la misión es destruir algo, pero muchas otras misiones nos sorprenden con pruebas inesperadas, como transportar un objeto hasta un punto del mapa. Esta diversidad de objetivos, sumados a los obstáculos que hallaremos a nuestro paso, nos mantiene siempre ideando nuevas máquinas o modificando máquinas ya existentes para que alcancen las metas estipuladas; muchas veces dejando que el jugador se proponga desafíos propios. Uno de los más recurrentes e interesantes por la comunidad de jugadores es la de construir una máquina única, capaz de resolver tantos niveles como sea posible sin necesidad de modificarla. Desafíos de ingeniería si los hay…

Con el correr de los meses Besiege se ha ido actualizando con nuevas piezas, nuevos niveles y mejoras en su código. Recientemente ha añadido un componente que es necesario destacar, pues se trata de un salto enorme en su contenido: el Multiverso. Dicho de otra forma, el Modo Multijugador.

El juego ya contaba con una muy activa comunidad de Modders y Constructores, todo gracias a la flexibilidad de sus sistemas y a la compatibilidad con el Workshop de Steam; pero hasta hace poco Besiege era una experiencia exclusivamente en solitario. Ahora podemos entrar a partidas multijugador en la que un grupo de amigos puede construir sus propias máquinas para encarar un desafío especial en conjunto… o combatir en delirantes luchas máquina-a-máquina en la que las piezas vuelan por los aires (y en cámara lenta, porque Besiege nos permite controlar el flujo del tiempo para mayor dramatismo y genialidad). Más aún, con la llegada del Multiverso también accedemos al Editor de Niveles, que no sólo nos permite diseñar un área de juego acorde a nuestros propósitos, también viene con un sistema de lógica para darle Objetivos y Condiciones de Victoria a nuestras creaciones.

Ya desde sus orígenes, Besiege se mostró como una propuesta difícil de ignorar, todo gracias a su concepto simple, diseño atractivo y jugabilidad accesible y casual. Los adeptos a los juegos de construcción vieron en Besiege un enorme potencial a explotar, y desde entonces el juego no ha hecho otra cosa que cumplir con las expectativas. Aún se encuentra en Early Access, pero ya cuenta con una tonelada de contenido y posibilidades, no sólo de parte oficial por sus desarrolladores, sino además por todo lo que la comunidad de jugadores vuelque en el Workshop de Steam. Besiege es un juego que se paga a sí mismo, ideal para entrar, superar un nivel y salir, o para quedarse un par de horas dilucidando el diseño de una nueva máquina de destrucción.

…Y es tan pero tan divertido masacrar personitas y destruir edificios. El sueño del pibe.