Publicado el

FichineAR | El arte en juego

FichineAR | El arte y el lado B de los videojuegos está en GameOn!

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

Tags: fichinear
Hablamos con la creadora de la expo de juegos artísticos y experimentales que tenés que visitar

Luján Oulton busca la fusión entre arte y nuevos medios, y eso la remite directamente a los videojuegos. Actualmente ya no se debate si los videojuegos son o no son arte. Más o menos hay un consenso sobre ello y todos creemos que son arte o que pueden serlo, al menos. Pero cuando Luján fundó objeto a, su productora cultural, nadie creía que se podía hermanar arte y tecnología. Como referente de los artgames en Argentina, fundó GameOn! El arte en juego en 2009 y desde entonces no paró.

GameOn! es una expo que se hace cada dos años y que podés visitar este mismo mes, hasta el 17 de diciembre, en Palermo (Centro Cultural de la Ciencia, CABA). En el evento vas a poder experimentar el lado B de los videojuegos, jugar con controles alternativos y probar fichines que te van a dejar pensando. Si querés saber un poco más del mundo de los videojuegos artísticos, no dejes de leer esta entrevista. 


Contanos un poco de vos, ¿cómo te insertarte en el sector videojuegos?

Es medio una historia de idas y vueltas. Siempre de alguna forma estuve relacionada con los videojuegos. Desde chica hubo una computadora en casa, en el colegio, hacia fines de primaria mi papá empezó a trabajar en Microsoft, durante casi 15 años estuvo ahí, terminó manejando el departamento de juegos y educación y yo siempre estuve metida, jugando y ayudando en los eventos.

Ya recibida de relaciones institucionales, trabajé en una agencia donde entre mis cuentas (Todas de tecnología) estaba Image Campus… Finalmente renuncié para abocarme a un proyecto personal con mi mamá, al cual se sumó mi padre y se convirtió en familiar, algo que nació como un espacio de arte y termino derivando en una productora cultura especializada en nuevos medios. Cuando nos acercamos al campo del arte y la tecnología, nos planteamos la posibilidad de incorporar los videojuegos dentro de ese paraguas. En 2009 organizamos la primera Game on! El arte en juego, que se convirtió en mi proyecto personal dentro de la productora y con el tiempo termino siendo mi único foco, el lado B de los videojuegos, los game studies, los videojuegos desde un abordaje artístico y cultural, el cruce con artistas, los desarrollos independientes, experimentales, artísticos.

Killbox, videojuego que explora de forma crítica la utilización de los drones con fines militares

¿Cuándo fue que visionaste que el arte, los videojuegos y la tecnología se pueden fusionar?

Está un poco incluido arriba. A fines del 2008 pensando exhibiciones relacionadas con arte y tecnología nos planteamos la posibilidad de los videojuegos. Empecé a investigar y a descubrir producciones en el exterior que se planteaban a sí misma como artgames. Ahí entre en contacto con la gente de Amanita Design (Machnarium), Tale of Tales (The Path), That Game Company (Journey) y artistas como NAtaly Bookchin. Empecé a adentrarme en el campo nacional, primero de los videojuegos y luego de los artistas… Descubrí y me puse en contacto con eventos y personas que estaban en la misma búsqueda. Creo que todos coincidimos en ver que era el comienzo de algo más, que todavía no tenía forma definida y fuimos todos creciendo en paralelo, el área de game studies, los artistas, los desarrolladores más experimentales, los eventos… Es muy interesante analizar la evolución de los distintos eventos, ver los line-ups, los textos que se fueron produciendo…

¿Cómo nació objeto a?

Objeto a nació como un sueño de mi mamá, como un espacio de arte multidisciplinario que tendiera al cruce de formaciones y de públicos, que brindara una experiencia a sus visitantes, que se corriera del cubo blanco de las galerías… Y se convirtió en un proyecto familiar (con todos los desafíos y recompensas que eso implica) fue mutando en el tiempo, pero el espíritu es el mismo. Sus dos proyectos principales (la Bienal Kosice y Game on! El arte en juego) tienden al diálogo y cruce de campos (game on- aborda a artistas y a desarrolladores) y cada puesta busca ser inclusiva y experiencial, que quien llega se lleve algo, que se anime a probar, a descubrir algo nuevo y a involucrarse.

Sola, un videojuego en el que experimentas el hecho de ser mujer y caminar sola por las calles de noche.

No te voy a preguntar si los videojuegos son arte porque es un debate ya viejo, en su lugar te pregunto, ¿crees que cambió la concepción del videojuego como medio artístico en los últimos años? ¿En qué sentido?

Sí, creo que ya no pelean por demostrar que pueden ser arte, la discusión evolucionó a ver qué pueden entonces hacer bajo ese paraguas. A experimentar directamente con el dispositivo. El campo artístico se está preguntando cuáles son las mejores prácticas para incluirlos en su circuito, para abordarlos, para ponerlos en diálogo con otras expresiones.

¿Cómo fue la evolución de GameOn! desde la primera edición en 2009 hasta ahora?

La primera exhibición se preguntaba si el videojuego podía ser arte, hoy lo da por sentado y se pregunta qué significa que sea arte, qué cosas están pasando dentro de ese marco, desde lo artístico, conceptual, formal, desde el contenido… Empezamos mostrando lo que las empresas locales pensaban a la hora de hablar de videojuegos como arte o industria cultural y mostrando lo que pasaba afuera con los artgames. Nos acercábamos nosotros a invitar a exhibir. Para la edición de este año, la última convocatoria estuvo abierta un mes y recibimos más de 100 propuestas desde 25 países, que aplicaban categorizando sus desarrollos como artgames, experimental, nongames, seriousgames…

Definitivamente se consolidó la noción de videojuego como arte, y está teniendo su propia especificidad y lenguaje. Se acercan cada vez más artistas interesados en exhibir y en adentrarse en el campo. Game on! Se ha consolidado como una de las pocas exhibiciones en Latinoamérica en tratar sobre arte y videojuegos dentro del campo de los videojuegos mismos (otra podría ser FILE en Brasil con su capitulo de videojuegos)

Creo que sos una de las mayores impulsoras del videojuego como arte interdisciplinar y social, ¿crees que todavía hay alguna disciplina o arte que no se abrió a la fusión con videojuegos?

A nivel internacional, te diría que el teatro, y creo que ahí se podría jugar mucho y lograr cruces super ricos entre disciplinas, pero tampoco es mi campo de especialización, quizá haya propuestas y yo no las conozca... A nivel local la literatura, este año por ejemplo llegaron varias propuestas internacionales que exploraban esa convergencia, por ejemplo All The Delicate Duplicates.

En Storyteller, el puzle es construir historias a modo de historieta

¿Cómo vive la gente GameOn? No solo los asistentes, también los devs y artistas, y vos como organizadora

¡Espero que la gente lo viva con la misma ansiedad que yo!  Al menos nos han llegado pedidos de que se repita más seguido, una vez por año. Para mi cada edición es un nuevo desafío, buscando mejorar a la anterior e incorporar algo distintivo. Creo que eso lo hemos logrado transmitir.

Ha ido ganando terreno entre los artistas, cada vez nos llegan más propuestas y consultas desde ese campo y hemos ido generando un muy lindo vínculo con universidades cuyas cátedras están incorporando videojuegos dentro de la cursada y tienen a Game on! Como un espacio de exploración y exhibición.

Creo que también ha ido ganando su lugar dentro de los desarrolladores, quizá ahí es donde costó más entrar. Si bien pensábamos que iba a ser al revés, notamos más resistencia a la categoría de “arte” dentro de este campo, pero poco a poco fuimos demostrando que buscábamos brindar un nuevo espacio que abordara a los videojuegos desde adentro de los videojuegos mismos, creando un nuevo modo acorde a este lenguaje.

Hay artistas y desarrolladores que nos acompañan desde hace años y esperan cada edición para presentar una nueva idea. Se formó también un equipo de guías de sala que vuelve a ofrecerse como voluntarios con cada edición. Se va generando expectativa y pertenencia, ¡y eso es genial!

¿Qué hay de nuevo en esta edición de GameOn?

¡Esta edición creció muchísimo! Son 30 obras/videojuegos de 14 países, 9 artistas/desarrolladores nacionales y 19 internacionales. La exhibición está organizada en nodos narrativos, para que cada uno arme su propio recorrido. Agrupaciones de juegos que tienen determinada característica en común, por ejemplo explorar formas de narrativa, controles alternativos, activismo…

Vienen 6 invitados internacionales de diversos perfiles, artistas de nuevos medios, desarrolladores independientes. Siempre con el perfil experimental e indie.


Podés ver todo lo que trae GameOn! 2017 en la web oficial: www.gameon2017.com. Nosotros recomendamos que jugues Storyteller de Daniel Benmergui (¡para pantalla touch!), pero hay muchísimo y es muy difícil elegir.