Publicado el

Analisis | La última cruzada

ANÁLISIS: Knightfall S01E01: You'd Know What To Do (Spoilers)

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Tags: Knightfall
¿Te gusta la historia? ¿as sociedades secretas? ¿La épica? Knightfall tiene un poco de todo eso.

Si no te alcanza con la épica histórica de “Vikings”, History Channel tiene la solución para vos: un nuevo drama aventurero, esta vez, centrado en los Caballeros Templarios y sus últimos años antes de la “caída” en manos del rey Felipe IV de Francia.

Jeremy Renner hace yunta con Don Handfield y Richard Rayner para producir esta nueva serie que, obviamente, tiene ganas de llenar el vacío de “Game of Thrones” con su mezcla de hechos verídicos ficcionados y alguna que otra leyenda, batallas, traiciones e intrigas palaciegas.

Arrancamos en 1291, cuando los Templarios deben abandonar Acre, el último bastión que queda en pie en Tierra Santa antes de ser destruido por las huestes de los sultanes. Desanimados y con su último aliento, el maestre Godfrey (Sam Hazeldine) y sus hombres sólo se preocupan por salvar a los peregrinos y el Santo Grial, pero el objeto sagrado se pierde en medio de la batalla.

Quince años después, los Templarios hacen rancho en Francia. Ya no son los guerreros de antaño que encabezaron las cruzadas, sino más bien prestamistas que se dedican a hacer sociales. Un papel difícil de desempeñar para Landry (Tom Cullen), caballero que sueña con recuperar el Grial y la gloria del pasado.

La Edad Media es una época complicada llena de conflictos. Felipe (Ed Stoppard), como tantos monarcas, está endeudado, y la solución de su consejero Guillaume de Nogaret (Julian Ovenden), es expulsar a los judíos y quedarse con su dinero. Mientras el descontento y el odio se esparcen por la ciudad de París, los Templarios deben quedarse de brazos cruzados ya que no pueden intervenir en los asuntos regionales. Pero la misteriosa muerte de Godfrey a manos de un grupo de asaltantes de caminos, deja a Landry a cargo, dispuesto a tomar la espada para ayudar a todo aquel que lo necesite.

“Knightfall” va entretejiendo los verdaderos acontecimientos socio-políticos y religiosos de la época, con la historia de esta orden de militares cristianos que juraron proteger las vidas de aquellos que peregrinaban a Jerusalén como eje. En el medio hay un complot que se está gestando, la búsqueda incansable del Santo Grial (el punto más “fantástico” de la serie), y algunos entuertos amorosos, complicado si tenemos en cuenta que los Templarios juraron celibato.

La pérdida de Tierra Santa a manos de los musulmanes fue el punto de inflexión para que los Caballeros del Temple comenzaran a perder el apoyo de los monarcas. Pero su poder económico no decreció lo que genera el verdadero conflicto de la historia. Sí, siempre es una cuestión de plata.

Douglas Mackinnon (“Sherlock”, “Outlander”) es el encargado de dirigir este primer episodio (de diez) que tiene un poco de todo y deja bien sentadas las bases de lo que va a venir. Tenemos batallas, ataques multitudinarios, intrigas de palacio y héroes conflictivos que luchan entre el deber y el querer.   

El presupuesto acotado se nota un poco más a la hora de las reconstrucciones masivas, pero este pequeño detalle no desluce un argumento interesante, sobre todo para conocer este recorte de la historia poco explorado por el cine y la TV; al menos si nos corremos de las leyendas de Indiana Jones, Dan Brown o Assassin's Creed.  

Igualmente, “Knightfall” plantea una visión más ‘romántica’ del medioevo, y claro, más aventurera para la TV semanal; aunque hay esperanzas de que se meta de lleno en la mitología templaria (sus iniciaciones, etc), la misma que los convirtió en enemigos del rey. Un buen arranque para una historia que promete, al menos, una trama diferente “basada en hechos reales” para acortar la espera hasta el regreso de la muchachada de Westeros.