Publicado el

Gratarolama | Para el bolsillo de la dama y el caballero Gamer

GRATAROLANDIA: Forjando desiertos de neón

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

Nuestra colección de juegos gratuitos se expande con estas nuevas propuestas. ¡Jugalas!

Saludos, entusiastas jugadores. Llegamos a la última semana de Noviembre con nuevas propuestas para seguir jugando sin gastar ni un centavo. En esta oportunidad tenemos un Roguelike de sigilo, un clásico renovado, uno de mis puzles favoritos para dispositivos móviles, ¡y mucho más!


Alien Swarm: Reactive Drop

Los memoriosos entre ustedes, querido público, quizá recuerden que Alien Swarm fue uno de los primeros juegos que mencioné en la columna original de Gratarolandia, allá en los tiempos de la revista Loaded. Me complace anunciar que, este mismo año, salió una versión mejorada de aquel juego, titulado Alien Swarm: Reactive Drop.

Es exactamente lo mismo que el original, pero mejorado en toda su estructura; una aventura de supervivencia arcadosa en el que hasta cuatro jugadores deberán recorrer cada nivel enfrentando hordas de alienígenas que nos saltan al paso; una especie de Left 4 Dead pero con vista cenital y temática Sci-Fi. Esta nueva versión incluye múltiples modos de juego, más armas, más enemigos, nuevas mecánicas, campaña para un jugador con bots mejorados y, lo mejor, compatibilidad con el Workshop de Steam.

Actualmente no es un juego muy activo en la comunidad latinoamericana, pero es gratuito, así que organícense con unos amigos, descarguen este excelente título y disfruten masacrando aliens asquerosos… o siendo masacrados por dichos aliens, que sigue siendo divertido.


Tiny Heist

La semana pasada les sugerimos Constellation, el nuevo juego experimental de Terry Cavanagh. Hoy ponemos sobre la mesa otra de sus creaciones: el simpatiquísimo Tiny Heist, un Roguelike con elementos de sigilo.

¿Cómo cuernos se hace un Roguelike con sigilo? Terry se las ingenió bastante, permitiendo que cada enemigo tenga un campo de visión representado por baldosas iluminadas. Nuestro ladrón debe, entonces, escabullirse sin ser visto, esquivar/inmovilizar/desactivar a los guardias, robar todo lo que pueda y, finalmente, huir con el botín. Es simple, es simpático, es adictivo y es muy recomendable.


OLDTV

“Eres un niño dotado. Vas a hacer zapping por todos los canales del planeta”; así se presenta OLDTV, añadiendo la muy necesaria advertencia “NO SE RECOMIENDA A LAS PERSONAS PROPENSAS A LA EPILEPSIA O A TENER DALTONISMO”, y para ser un juego de reglas tan sencillas, esas advertencias son sorprendentemente sensatas.

La idea básica de OLDTV es tan simple como decidir si la información en pantalla es verdadera o falsa. Canal tras canal aparecerá el nombre de un color pintado de cierto tono. Si el color del texto coincide con el texto en sí (ejemplo: texto “Azul” en color azul), lo damos como Verdadero. Caso contrario, es Falso. Fácil, ¿verdad? El problema está en que tenemos un tiempo límite en el que debemos dar tantas respuestas correctas como nos sea posible, y el efecto de “Televisión Vieja” del juego, sumado al frenetismo que pronto nos atrapa, es una combinación que genera un vicio, más aún cuando nuestro buen desempeño habilita nuevas regiones de juego.

OLDTV es un concepto sencillísimo y, a la vez, súper adictivo. El juego tiene DLC pago, pero aún en su modo principal, que es gratuito, puede robarnos más tiempo del que estaremos preparados para admitir. Denle una oportunidad.


Puzzle Forge 2

Los dispositivos móviles también merecen su lugarcito. El juego que hoy les propongo es uno de mis favoritos e iba a ser uno de mis Juegos del Año… hasta que descubrí que salió originalmente en 2016, así que ya no cuenta para ese mérito. Puzzle Forge 2 es la secuela de un juego de interesante mecánica, mejorando todos sus apartados. La idea es que somos el herrero de un pueblo medieval-fantástico y, día tras día, diversos clientes se acercan a nuestra forja para encargarnos algo. Depende de nosotros fabricar el ítem en cuestión, teniendo en cuenta los mínimos de calidad pedidos por el cliente.

¿Y cómo creamos objetos? Fácil: hemos de colocar un molde de pieza adyacente a dos bloques del mismo material; por ejemplo, un molde de Hoja entre dos bloques de Bronce, lo que nos da una Hoja de Bronce. Si conseguimos colocar tres piezas en conjunto, crearemos un arma en base a la combinación de sus partes. Por ejemplo, el combo Hoja + Hoja + Vara nos da una Espada, mientras que Hoja + Vara + Vara nos da una Lanza.

Hay muchas mecánicas dentro del juego, como el hecho de que al colocar tres bloques de un mismo material de forma adyacente generará un bloque de material superior en la última casilla que seleccionamos, lo que puede llevar a forjar materiales de mayor calidad, pero reduce nuestra área de trabajo. Es un juego muy bien pensado y de una calidad fantástica. Muy recomendado.


Null Vector

Nada como un buen juego de acción arcadosa para pasarla bien, y Null Vector es TAN arcadoso que hasta toma lugar en una máquina de arcade. ¿Qué más querés?

Puedo resumir al juego diciendo “The Binding of Isaac, pero TRON”. Básicamente, nos lanzamos a una serie de laberintos de neón para destruir enemigos, obtener mejoras, pasar a la próxima área y repetir todo. Sólo tenemos lugar para tres módulos de mejora, pero podremos encontrar oportunidades de “fusionar” algunas de ellas a nuestra nave para así liberar un espacio sin perder el poder extra. Hay mucho contenido en este juego y el hecho de tener elementos Roguelike hace de cada partida un nuevo desafío.

Es simple y es muy, muy entretenido. Funciona bien con teclado, pero si pueden jugarlo con gamepad van a salir más beneficiados porque se puede disparar en 360º (contra las ocho direcciones de teclado). Vayan y disfruten, que no les cuesta nada.


Sandstorm

El juego final de esta semana es una experiencia minimalista con una gran ambientación para lo “poco” que muestra en pantalla, y ese “poco” que muestra es la vastedad de un desierto que no parece tener fin, en el que nuestro protagonista se ha quedado varado con su carreta. Nuestra misión: arriesgarnos a explorar los alrededores, encontrar a nuestro camello perdido, regresarlo a nuestro vehículo y culminar nuestro viaje.

Por supuesto, esto no será tan sencillo. El juego posee un par de mecánicas para desorientarnos por completo, empezando con el efecto de rotación de la pantalla y terminando en la epónima tormenta de arena del título. Contamos con limitadas herramientas para encontrar nuestro camino, pero aun así caer en las trampas de la arena infinita es muy fácil. Y puede que encontremos más que sólo nuestro camello entre las dunas. El desierto oculta secretos.

Esta es un título de gran inmersión. El propio juego recomienda ser experimentado con auriculares y, aunque se sugiere el uso de gamepad, los comandos por teclado funcionan perfectamente. Vayan y piérdanse ustedes entre la arena, y traten de volver para la semana que viene, ya Diciembre, para una nueva dosis de Gratarolandia.