Publicado el

Analisis | El héroe menos pensado

ANÁLISIS: Future Man S01E01: Pilot (Spoilers)

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Jugar a los fichines te puede salvar del apocalipsis.

Josh Futturman (Josh Hutcherson) sigue viviendo con sus papás (los geniales Ed Begley Jr. y Glenne Headly), limpia baños en un centro de investigación y control de enfermedades de transmisión sexual, y no tiene mucho incentivo ni futuro, que digamos. Su única escapatoria de esta horrenda realidad son las interminables horas de relax que pasa frente a la pantalla de la computadora jugando videojuegos, en especial “The Biotic Wars”, un fichín imposible de terminar, con el que está realmente obsesionado… y ni que hablar de su protagonista femenina Tiger, a la que le ha dedicada varias…. Ustedes ya saben.

Tras decidir adoptar otra estrategia, el pibe logra terminar el juego, una hazaña nunca antes conseguida por nadie. Y ahí empieza lo más loco: Tiger y Wolf, los ‘protagonistas’ de “The Biotic Wars” se materializan en su habitación de Los Ángeles venidos del futurístico 2162 donde reina el caos y los ‘bióticos’ lo controlan todo. Josh es considerado el salvador e invitado a unirse a la resistencia para acabar con el responsable del apocalipsis que se avecina.

Su misión: viajar al año 1969, el mismo día que el hombre llegó a la Luna, y detener al doctor Elias Kronish (Keith David) quién, contagiado de herpes en dicha fecha, pasará gran parte de su vida buscando la cura y, a la larga, provocando la debacle de la humanidad.

Claro que, al principio, Josh cree que todo es una joda, pero pronto se da cuenta de la realidad y la perspectiva de viajar por el tiempo, algo que lo emociona y lo asusta en partes iguales. El juego, diseñado como una herramienta de entrenamiento con la intensión de viajar al pasado y encontrar al ‘salvador’, no lo convirtió en un héroe per se, sino todo lo contrario, algo que Tiger y Wolf están por averiguar.

“Future Man” se parece a todo lo que ya vimos en materia de ciencia ficción, futuros dístópicos, viajes temporales y apocalipsis futuristas. Justamente, se agarra de todo ello (y de nuestro conocimiento nerdo) para jugar con mil y una referencias de la cultura pop, el cine y, por supuesto, los videojuegos, sumando toda la bizarreada, la violencia sin sentido, la escatología y el humor sarpado que traen consigo sus creadores: Evan Goldberg y Seth Rogen.

La dupla se encarga de dirigir este primer episodio de una primera temporada de trece. Hulu se la sigue jugando, después de un año dominado por los premios de “The Handmaid’s Tale”, con una apuesta muy diferente que en sólo treinta minutos puede condensar sus mejores elementos.   

“Future Man” tiene ese aire a “Este es el Fin” (This is the End, 2013), donde cualquier cosa puede pasar cuando menos te lo imaginás. Políticamente incorrecta por dónde se la mire y muy bien llevada por su protagonista, un loser con todas las letras y un tanto estereotipado, pero ya nos dirán ustedes cuánto se sienten identificados.  

Un primer capítulo que entretiene, arranca sonrisas, alguna carcajada, y nos deja con ganas de más. Por ahora estamos en un pasado donde Josh se cruza con su papá muy al estilo de Marty McFly en “Volver al Futuro”, pero de forma mucho menos encantadora; y el destino de la humanidad depende de que este jugador de fichines y dos violentos del futuro le corten el mambo a un joven estudiante de Caltech, y prospecto de científico, que está  a punto de contraer el herpes en medio de una festichola.