Publicado el

Ránking | De Corea con amor

Tren a Seúl: 10 grandes películas coreanas para ver en Netflix

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Mirá que linda selección tenemos para el próximo fin de semana largo.

Tal vez creas que el cine oriental está cortado con la misma tijera, pero no es así. Cada filmografía tiene su identidad y Corea (del Sur) viene afiladísima ganándose adeptos gracias a historias variadas que van desde dramas, policiales y mucho terror y fantasía. Netflix tiene una selección bastante interesante, y acá estamos nosotros con algunas recomendaciones para que pruebes este cine tan particular que no tiene nada que envidiarle al yanqui o al europeo. 

  • 10
    Invasión Zombie (Busanhaeng, Sang-ho Yeon, 2016)
    El director Sang-ho Yeon logra balancear el gore, las tripas y el lado más humano en esta historia de muertos vivos que, además de unos cuantos sustos, habla sobre la naturaleza del hombre y, de paso, mecha algunos conflictos sociopolíticos locales. Seok Woo es un padre súper trabajador que, tras un divorcio complicado, tiene a su cargo el cuidado de su pequeña hija. Más preocupado por los negocios que por la crianza de la nena, decide llevarla a casa de la madre para festejar su cumpleaños y así darle una alegría. Padre e hija abordan un tren rápido de Seúl a Busan, sin saber que el caos ya se está propagando por la ciudad. Algo terrible le ocurre a la gente que, de la nada, comienza a comportarse de forma bastante violenta. Pronto, los pasajeros de la formación empiezan a experimentar esta masacre en carne propia, y deben unirse para sobrevivir a los ataques de estos muertos que caminan.
  • 9
    Bienvenidos a Dongmakgol (Welkkeom tu Dongmakgol, Kwang-Hyun Park, 2005)
    Esta dramedia bélica, basada en la aclamada obra teatral del dramaturgo Jang Jin, se convirtió en todo un suceso de crítica y público para el debutante Kwang-Hyun Park. Estamos en Corea durante la guerra de 1950, donde soldados de ambos bandos (el Norte y el Sur), y un piloto norteamericano, coinciden en una aldea bastante alejada donde sus habitantes no están al corriente del mundo exterior, mucho menos del conflicto que acontece. Al momento de su estreno se convirtió en la cuarta película más taquillera de su país y la elegida para participar en los Oscar del año 2006.
  • 8
    Esperanza (So-won, Joon-ik Lee, 2013)
    Seguro que vas a llorar con este drama policial basado en hechos reales, y un caso sucedido en el año 2008, cuando la pequeña So-won, una nena de tan sólo ocho años, fue interceptada de camino al colegio, golpeada y violada por un hombre mayor y borracho en un baño público. Al perpetrador sólo lo condenaron a 12 años de prisión, lo que causó la indignación de todos, pero el film de Joon-ik Lee se mete de lleno en el daño emocional (más allá de lo físico) de la chiquita, que con la ayuda de su familia y todos aquellos que la rodean, intentará seguir adelante y superar todos los obstáculos que aparecerán en su camino.
  • 7
    A Muse (Eungyo, Ji-woo Jung, 2012)
    Basada en la novela homónima del celebrado Park Bum-shin, “Eungyo” reflexiona sobre la vejez, el arte y la soledad de la mano de su protagonista, Lee Jeok-yo, un respetado poeta de setenta años que de pronto se enamora de una adolescente que lo inspira a escribir un nuevo relato inspirado en ella. Una relación que no le cae nada bien a la discípula de Jeok-yo, una alumna estrella de treinta y tantos que, arrastrada por los celos, decide apropiarse del trabajo literario de su maestro.
  • 6
    Forever the Moment (Uri saengae choego-ui sungan, Soon-rye Yim, 2008)
    ¿Querían un drama deportivo coreano? Este se mete de lleno con el ficticio equipo de handball femenino local que compitió en los Juegos Olímpicos de 2004. Mi-Sook solía ser una jugadora profesional, pero desde que su grupo se disolvió trabaja en un supermercado. Su futuro deportivo cambia cuando Hae-Kyung, ex compañera y entrenadora del equipo japonés, regresa a Corea para hacerse cargo del ensamble nacional. Hae-Kyung decide que es tiempo de devolverle la vieja gloria al equipo, y contacta a sus antiguas compañeras, incluyendo a Mi-Sook para llevar a Corea hasta la victoria.
  • 5
    26 Years (26 nyeon, Geun-hyun Cho, 2012)
    Basado en un cómic bastante popular del caricaturista Kang Full, este thriller dramático cuenta la historia de cinco personajes ordinarios. Uuna tiradora deportiva, un mafioso, un policía, un hombre de negocios y el directivo de una firma de seguridad privada unen fuerzas para asesinar al responsable de una masacre perpetrada en Gwangju en mayo de 1980, donde a las tropas se les ordenó abrir fuego contra los civiles que protestaban en contra el gobierno, dejando miles de víctimas en el camino. Kwak Jin-Bae es un gánster que perdió a su padre en Gwangju, y ahora el líder de este plan revanchista que le toca de cerca a cada miembro del equipo.
  • 4
    Pandora (Jong-woo Park, 2016)
    Drama, acción y cine catástrofe se dan cita en esta historia centrada en Jae-hyeok, hombre de familia que vive en un pueblito coreano y trabaja en la planta de energía nuclear local. Otro de los empleados se encuentra bastante preocupado sobre las condiciones del lugar, pero el gobierno no hace caso a los reclamos, hasta que un terremoto golpea la zona y provoca una gran explosión en el establecimiento. El caos se apodera del país que no quiere que el desastre radioactivo se propague. Así, Jae-hyeok y sus compañeros deciden volver a la planta y evitar una hecatombe de proporciones bíblicas.
  • 3
    The Admiral: Roaring Currents (Myeong-ryang, Han-min Kim, 2014)
    Los surcoreanos también se la bancan con las aventuras históricas. La película de Han-min Kim se centra en la batalla de Myeongnyang, una famosa escaramuza naval que convirtió al film en el más visto y exitoso por aquellos pagos. El encontronazo se dio allá por 1597, en medio de la invasión japonesa a Corea: el almirante Yi Sun-sin se convirtió en todo un héroe e ícono del país al destruir 31 de las 133 naves enemigas con sólo trece barcos bajo su comando. La batalla se llevó a cabo en el Estrecho de Myeongryang, costa sudoeste de la península de Corea, y está considerada una de las mayores victorias de Yi, algo así como el combate de San Lorenzo de ellos (¿?).
  • 2
    El Huésped (The Host, Joon-ho Bong, 2006)
    A Joon-ho Bong le gustan las criaturas extrañas, y antes de asociarse con la gran N para la realización de “Okja” (2017), nos deleitó con este relato fantástico: una mezcla de terror, ciencia ficción y un poco de humor, centrado en la familia de Park Hee-bong, un hombre bastante pobre y entrado en años, que debe lidiar con un par de hijos inmaduros, una hija experta en arquería y su pequeña nieta, que un día de la nada es secuestrada por un monstruo marino que emerge de las profundidades del río Han. Los Park quedan desolados, pero tras averiguar que la nena sigue con vida, van a dejar sus diferencias de lado y tratar de rescatarla a toda costa.
  • 1
    Oldboy: Cinco Días para Vengarse (Oldeuboi, Chan-wook Park, 2003)
    El surcoreano Chan-wook Park se despachó con una trilogía completa sobre la venganza, pero sin dudas esta segunda entrega es la más significativa; no por ser la más premiada o conocida por el público, si no por su doble trama revanchista, su violencia desmedida y un giro que te deja con la boca abierta. Oh Dae-Su es un hombre común y corriente que tuvo la mala suerte de ser secuestrado y encerrado en un habitación durante quince años sin ninguna explicación aparente. Un día, simplemente, queda suelto y sólo piensa en vengarse de aquellos que lo privaron de su libertad; pero antes deberá jugar un juego macabro, no sólo para descubrir los verdaderos motivos de su tortura, si no para traer de vuelta unos cuantos recuerdos olvidados del pasado.

1. Invasión Zombie (Busanhaeng, Sang-ho Yeon, 2016)

El director Sang-ho Yeon logra balancear el gore, las tripas y el lado más humano en esta historia de muertos vivos que, además de unos cuantos sustos, habla sobre la naturaleza del hombre y, de paso, mecha algunos conflictos sociopolíticos locales. Seok Woo es un padre súper trabajador que, tras un divorcio complicado, tiene a su cargo el cuidado de su pequeña hija. Más preocupado por los negocios que por la crianza de la nena, decide llevarla a casa de la madre para festejar su cumpleaños y así darle una alegría. Padre e hija abordan un tren rápido de Seúl a Busan, sin saber que el caos ya se está propagando por la ciudad. Algo terrible le ocurre a la gente que, de la nada, comienza a comportarse de forma bastante violenta. Pronto, los pasajeros de la formación empiezan a experimentar esta masacre en carne propia, y deben unirse para sobrevivir a los ataques de estos muertos que caminan.
Anterior Siguiente < >