Publicado el

FichineAR | Conquistando las estrellas

FichineAR | Master of Orion, el Civilization espacial que tenés que jugar

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

Tags: fichinear
El primer AAA hecho en el país no es otro que el reboot de un clásico de estrategia de los 90

Tiempo de hablar de fichines argentinos que la rompen. Hoy en FichineAR recomendamos uno infaltable para los fanáticos de la estrategia, desarrollado íntegramente en Argentina. 

Estamos en la generación de los reboots, las remakes, las remasterizaciones y otros re… los relanzamientos pesan tanto en el mercado como las nuevas IP. Lo que mueve a los creativos a revivir los clásicos es la nostalgia y las fuertes conexiones emocionales, además de la oportunidad de mercado, claro. Un poco de todo esto fue lo que solventó la decisión de WarGaming, empresa conocida por ser la creadora de World of Tanks, de comprar por unos cuantos verdes la licencia de Master of Orion tras la bancarrota de Atari. La idea era traer de vuelta al clásico de estrategia y fue a un grupo de argentinos al que le tocó poner manos a la obra.   

NGD Studios es uno de los equipos más grandes y con más trayectoria del país. Muchos de sus socios fundadores pueden ser considerados padres de la industria de los videojuegos en Argentina. El caso entero de NGD merece artículo aparte. El capítulo que queremos contar hoy arranca en 2013, cuando, tras dar forma a un pitch increíble, NGD consiguió que Wargaming los elija como los responsables del reboot de Master of Orion. A ellos se sumaron desarrolladores que trabajaron en el primer juego de la serie, lanzado en 1993, y juntos, re-pensaron la fórmula para adaptarla a la modernidad. Y así nació el primer AAA hecho en nuestras tierras.

Cuando hablamos de juegos AAA, hablamos de producciones hechas con decenas de millones de dólares. Master of Orion es un juego de estrategia del tipo 4X (que toma su nombre del inglés, por las palabras explora, expande, explota y extermina). Dentro del género, el rey indiscutible es la saga Civilization. Pero hubo un tiempo en los 90 en que Master of Orion compartió esa gloria y parte de la misión de WarGaming y NGD fue devolverle ese protagonismo a la franquicia.

Master of Orion: Conquer the Stars nos presenta a 10 razas que se disputan el control de la galaxia y nos propone jugar partidas contra otros cuatro comandantes, que pueden ser controlados por otros jugadores o por la IA. Para quienes sean versados en la saga, estarán especialmente contentos en saber que todas ellas son razas clásicas del universo de Master of Orion y que retienen el lore de los primeros juegos. La propuesta de juego nos propone un viaje hacia la conquista muy completo, en el que podremos hacer uso de nuestros dotes de diplomático, estratega, guerrero, comerciante y explorador, entre otros, porque, como en todo buen juego 4X, en cada partida hay mucho para hacer y mucho para ver.

Lo que diferencia a Master of Orion de sagas como Civilization o Anno es que su entrega más moderna es fiel a las raíces. Las últimas entregas de las mencionadas sagas tienen poco y nada que ver con las primeras.  El juego que nos compete hoy tiene todo el look y las facilidades de los tiempos que corren, es decir, menús cancheros y tutoriales para todo, por ejemplo, pero sus mecánicas son conservadoras, las más clásicas del género 4X. Entonces, termina siendo fácil de jugar. Aunque ojo, dominarlo por completo es otra historia. Es tan generoso en posibilidades que toma una linda decena de horas en aprender las bases para lanzarnos a las partidas competitivas.

Tenemos control total de nuestro imperio y a la hora de cruzar fuego con un imperio enemigo, las batallas se sienten muy dinámicas y vertiginosas. Además de poder controlar cada nave de forma individual, el combate no es por turnos, sino en tiempo real, con la opción de tomar el control de todo o de elegir que se resuelva automáticamente. Cabe aclarar, de todas formas, que el combate es una opción más. Si lo tuyo es ir por la espalda, hay opciones de espionaje para ganar la partida; lo mismo sucede con las capacidades de diplomacia. En este aspecto, cada raza está versada en una cualidad. Los humanos son diplomáticos natos y los Terrans son ideales para desarrollar flotas de combate.

A medida que avanza la partida, que puede durar horas, se abren más opciones de microgestión. Es decir, comenzamos a tener control de más planetas, desarrollamos más flotas, contratamos más héroes y espías e investigamos más tecnologías. Los planetas se pueden desarrollar de diversas formas, las naves son personalizables tanto estética como técnicamente y el árbol de desarrollo tecnológico es enorme.

Llegado el punto de media partida, habrá que tener los ojos en todos lados para no perder control de todo lo que está pasando en nuestro imperio y en la galaxia. La partida puede resolverse de varias formas, siendo la de exterminar a los demás la más obvia, pero también hay rutas para ganar por el lado de la investigación y la diplomacia.

En lo que respecta a producción, toda la presentación del título está sumamente cuidada. Además del encanto estético, el juego gana especialmente por los actores de voz. Detrás de los personajes hay nombres importantes como Mark Hamill de Star Wars, John de Lancie de Star Trek y Troy Baker de The Last of Us y Bioshock: Infinite.  

Los fanáticos de la saga se deshacen en elogios a la hora de hablar de Master of Orion II (1996). Toda serie tiene su pináculo y parece que en el caso de este estratégico espacial, la segunda entrega es la vencedora. Hay quienes creen que este reboot no es fiel a dicha entrega. Esta servidora no está tan versada al respecto, pero como alguien que jugó muchísimo a Civilization, Fire Emblem y otros RTS un poco más ligados a la temática, como XCOM, encontré en Master of Orion un vicio indiscutible.

Este reboot representa un regreso legendario, sin dudas, y una oportunidad para muchos noveles de insertarse en esto de los fichines de estrategia de ciencia ficción, que no abundan tanto como los de fantasía. El fichín está disponible en Steam desde hace poco más de un año y cuenta con una Edición Coleccionista que agrega a nuestra biblioteca todos los juegos de la saga Master of Orion.