Publicado el

Analisis | Hagamos el amor y no la guerra

ANÁLISIS: The Walking Dead S08E01: Mercy (Spoilers)

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Arranca una nueva temporada y acá estamos con ganas de que enderecen el rumbo.

Si algo nos queda claro a simple vista, es que los responsables de “The Walking Dead” entendieron los errores de la temporada pasada y, al menos en este primer episodio, decidieron dejar de lado las vueltas y los cliffhangers, y arrancar bien arriba con el conflicto entre las partes que, suponemos, se va a extender a lo largo de este nuevo año.

Pero la historia viene con novedades y unas cuantas líneas temporales entrelazadas que le agregan un poco de misterio y ansiedad al asunto, aunque también un poco de confusión porque, admitámoslo, Greg Nicotero –experto en efectos especiales devenido en productor y director de la serie- no es tan capaz a la hora de manejar todas estas narrativas diferentes y salir airoso como, por ejemplo, un Jonathan Nolan y su “Westworld”.

“Mercy” marca un hito en la historia de este drama post-apocalíptico basado en los cómics de Robert Kirkman que, de esta manera, llega a los 100 episodios dejando unos cuantos fiambres por el camino. La acción nos ubica inmediatamente después del enfrentamiento de “The First Day of the Rest of Your Life” –final de la séptima temporada-, donde Rick y la gente de Alexandria, con la ayuda de The Kingdom y Hilltop, pudieron repeler a Negan (Jeffrey Dean Morgan) y los Saviors, dándoles a entender que piensan dar batalla de ahora en más.   

Como dicen, “la unión hace la fuerza”, y por ahí viene esta nueva entrega que separa a los “buenos” de los “malos” con una simple premisa: el mundo les pertenece a los que quieren vivir en paz y armonía, y el resto pagará las consecuencias. Todos están invitados a sumarse a esta causa, pero aquellos que se opongan se convierten en enemigos inmediatos.   

Así están las cosas. Se acabaron las vacilaciones y las segundas oportunidades. Finalmente, Rick (Andrew Lincoln) abrazó su actitud más combativa, sabiendo que si él cae, atrás vendrán otros –incluso más capacitados como Maggie (Lauren Cohan)- para ocupar su lugar de liderazgo. En el caso de “Mercy”, queda claro quien podría ser el reemplazante ideal del sheriff al mando de Alexandria, no por nada Nicotero nos presenta a Carl (Chandler Riggs) explorando los alrededores, de la misma forma (el paralelismo visual se celebra) que lo hiciera su papá, allá lejos y hace tiempo en “Days Gone Bye”, ese primer episodio donde nos sabíamos muy bien que nos deparaba el destino.

Suponemos que pasaron apenas unas semanas desde el último enfrentamiento con Negan. Tiempo suficiente para que estas tres colonias de sobrevivientes afilen la vigilancia, preparen estrategias y se mentalicen para lo que será una batalla bastante sangrienta. La guerra que se anuncia a los cuatro vientos viene por etapas y, suponemos, va a abarcar (al menos) la primera parte de esta temporada.  

Hay un poquito del Gobernador en esta nueva etapa combativa, pero a diferencia del dictador de Woodbury, Rick y lo suyos quieren asegurarse la libertad, al menos del yugo de Negan. Claro que también hay un aire de venganza (por Glenn, Abraham y tantos otros), y esa promesa de ponerle fin al villano, cueste lo cueste, una tarea que Grimes ya la tomó como propia.

¿Qué nos depara el futuro? Nicotero y Scott M. Gimple –showrunner y guionista de la serie- se atreven a mostrárnoslo fragmentado. Por un lado, hay una línea temporal que no parece estar tan alejada de los acontecimientos inmediatos, donde vemos a un Rick abatido y un tanto ¿desorientado?, posiblemente después del desenlace de este ataque masivo donde debe decidir sobre el destino de su enemigo, y asumir las pérdidas de uno o varios de sus seres queridos.

Claro que va a haber bajas por el camino (sino, no sería TWD), y ahí entrarán en juego las decisiones de los responsables del show de mantenerse fiel a los cómics, o desviarse del material original como ocurrió más de una vez. Por ahora, el único que parece estar en peligro inmediato es el padre Gabriel (Seth Gilliam), quien decidió hacer su buena acción del día para ayudar al panquequero de Gregory (Xander Berkeley), y quedó abandonado a su suerte (y a los caprichos de Negan) tras el ataque al santuario de los saviors.

Pero hay otro futuro a la vista, y este resulta bastante esperanzador, al menos para el sheriff, Carl, Judith y Michonne que juegan a la casita en lo que parece ser una Alexandria que superó los ataques y el caos. ¿Qué son estas visiones futuristas? Si leyeron los cómics, saben que Kirkman, Tony Moore y Charlie Adlard hacen un salto en el tiempo, y el arco “A New Beginning” arranca dos años después de la guerra con Negan (All Out War), donde a Grimes se le notan las viejas heridas, acá bastante evidentes gracias al bastón y los achaques.

Las canas y la edad de la nena nos dan a entender que el tiempo transcurrido es un poco más, pero habrá que esperar para saber cómo van a manejar estas diferentes líneas narrativas, o si nos volveremos a encontrar con este Old Man Rick recién al final de la temporada o más allá.

La idea es interesante y al menos nos propone un enfoque diferente, pero “Mercy” nos demuestra de primera mano que los realizadores se embarullan con esta edición bastante desconectada y desprolija, que, esperemos, sepan reparar en los próximos episodios. Un detalle menor dentro de un capítulo cargado de acción que sólo se mueve para adelante, sin detenerse en ningún personaje particular (acá nos dan esa idea de unión que debe prevalecer), y plagado de discursos alentadores. Bien por los errores subsanados, aunque todavía queda un largo camino para encausar una historia que se fue disgregando y perdiendo su esencia a lo largo de las últimas temporadas.