Publicado el

Editoriales | Epílogos épicos

El Rincón del Rogue: Final

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

Hemos recorrido diversos mundos Roguelike... y es el momento de decir adiós. Recordemos la aventura

Saludos, Aventurero.

Durante los últimos meses han disfrutado de esta pequeña columna en la que me he explayado acerca de juegos Roguelike, aprovechando para contar un poquito la historia de fondo detrás de este género tan interesante, o al menos sobre la historia de los juegos en sí.

Decidí encarar este proyecto debido a un par de razones específicas. Primero y principal, es uno de mis géneros favoritos en la industria Gamer y siempre he sentido un atractivo especial hacia los títulos que incluyan correctamente algunos de los elementos básicos de todo buen Roguelike. Segundo, hacía tiempo que quería hacer una distinción de los títulos que siguen más estrictamente esta filosofía. Hoy en día muchos juegos claman ser “Roguelike” cuando, en realidad, apenas aportan un émulo de mecánica al respecto; usualmente la Generación Procedural y la Muerte Permanente; pero dejan de lado todas las demás características necesarias. Estos no son “Roguelike” sino (y aplicando un término que escuché por la Internet y me pareció muy apropiado) “Roguelite, es decir “Rogue” pero “Liviano”.

Considero a todos los juegos que han aparecido en esta columna Roguelikes de pura cepa. Todos ellos presentan un esquema de movimiento por turnos en el que nada se mueve hasta que nosotros lo hacemos. Esta pausa entre movimientos es la verdadera raíz del género, pues cualquier modificación lo cambiaría de categoría. Estos son juegos que nos dan la posibilidad de meditar nuestros actos entre jugadas, pues un movimiento en falso puede tranquilamente terminar con la vida de nuestro protagonista de turno. Muchos confunden este concepto con la Estrategia por Turnos, que ofrece una mecánica similar pero que, en su núcleo, no cumple la misma finalidad.

Es un delicado balance entre generación procedural, dungeon crawling, rol y narrativa emergente; todo esto envuelto en el papel de colores con los motivos que más nos interesen, desde la Fantasía Medieval (la elección por defecto) hasta escenarios radicalmente diferentes, como el Espacio Exterior o algún universo Steampunk. Mi intención, entonces, era destacar los orígenes del género, especificar sus elementos y pasar lista de más de una docena de grandes exponentes de esta temática; la mayoría de ellos totalmente gratuitos, para mejor.

Gracias a todos por acompañarme en este viaje… pero, como todo buen Roguelike, el final de una historia es, apenas, el inicio de una nueva. Echemos un vistazo, entonces, en este espejo especial y recordemos el trayecto que hemos recorrido.

Nos vemos en la próxima aventura.

--Maximiliano “Megawacky” Baldo


ÍNDICE DE NOTAS

 

ROGUE 1: Rogue

El juego que lo inició todo. La aventura que grabó las bases elementales. El título del que deriva el género. El primero. El único. Rogue.

 

ROGUE 2: Moria

Unos de los primeros derivados del Rogue original. Un juego con sabor a Tolkien y con varias ideas que pronto se aceptarían como estándar en este género.

 

ROGUE 3: NetHack

Dicen por ahí que nadie podrá jamás develar todos los secretos que esconde el código de este juego, y tienen toda la razón. Una aventura con algunos toques de humor, elevadísimo abanico de opciones y media tonelada de mecánicas ocultas a la vista.

 

ROGUE 4: DoomRL

¿Quién iba a pensar que Doom podría servir tan bien como juego Roguelike? Disparar, recargar, repetir. Simple de entender. Difícil de abandonar. Imposible no recomendarlo.

 

ROGUE 5: UnReal World

La idea de la Supervivencia también puede darnos grandes exponentes Roguelike, y UnReal World es uno de los más complejos e interesantes; enfocado más en escenarios realistas, sin perder el toque de magia tan característico de este género.

 

ROGUE 6: Caves of Qud

Un Roguelike con historia de fondo que nos da una pauta a seguir pero no nos obliga a ello si acaso preferimos ir a explorar por nuestra cuenta. Un mundo de ciencia-ficción que estimula nuestra imaginación. Una aventura digna de conocer.

 

ROGUE 7: Cataclysm: Dark Days Ahead

Hay apocalipsis zombie hasta en los Roguelikes. Cataclysm nos obliga a sobrevivir en un mundo moderno arrasado por los no-muertos. Infinidad de opciones para nuestro personaje y una jugabilidad enfocada en mantenernos vivos tanto como sea posible.

 

ROGUE 8: Dungeon Crawl: Stone Soup

Esto es Roguelike destilado en su máxima expresión. Un absoluto clásico que nos lleva a explorar mazmorra tras mazmorra en una búsqueda épica, ofreciéndonos docenas de combinaciones de personajes y uno de los sistemas de control más amigables del género.

 

ROGUE 9: Brogue

Ideal para principiantes, Brogue toma toda la estructura del Rogue original y lo evoluciona tanto en su apartado gráfico (un excelente trabajo de caracteres ASCII) como en su sistema de control, que es tan versátil que lo hace una fantástica opción para cualquiera que desee dar sus primeros pasos en este mundo de aventuras procedurales.

 

ROGUE 10: Dungeons of Dredmor

Gráficamente uno de los más trabajados; mecánicamente uno de los más sosos; socialmente uno de los más activos. Este Roguelike pago basa la mayor parte de su atractivo en su competente apartado gráfico, su buen humor, sus múltiples habilidades seleccionables y en una comunidad de usuarios que continúa aportando nuevo material al juego mediante MODs. Otra buena opción para principiantes.

 

ROGUE 11: Tales of Maj'Eyal

Uno de los ejemplos de balance de sistemas más notables en el género. Múltiples opciones de personajes, cada uno con características únicas que modifican la forma en la que encaramos cada aventura. Sumen un hermoso apartado gráfico y un competente sistema de control, y tenemos un ganador.

 

ROGUE 12: IVAN

La vida es dura e IVAN no tiene ningún problema en recordárnoslo en cada sesión de juego. Roguelike con sabor tropical que hace gala de un humor oscurísimo y de un interesante sistema de daño por partes del cuerpo, así como de una dificultad notable… y por eso nos gusta tanto.

 

ROGUE 13: Sword of the Stars: The Pit

Técnicamente básico, el atractivo de The Pit está en su temática futurista; algo muy raro en este género. Se aprovecha de esta cualidad para hacer énfasis en un abundante sistema de armas que incluye armas blancas y de fuego. Si buscaban un Roguelike bien Sci-Fi, esto es lo tuyo.

 

ROGUE 14: Elona

Hasta Japón se dio el lujo de mandarse un Roguelike, con todo lo que eso implica. Un híbrido entre juego de supervivencia, Roguelike puro e historia estilo Animé; cuesta bastante entrar en la onda del juego, pero una vez que le encontramos el ritmo se vuelve una de las experiencias más inmersivas de la lista.

 

ROGUE 15: ADOM

Uno de los más complejos Roguelikes todavía en desarrollo, portador de un hermoso apartado gráfico y un muy competente sistema de control, toneladas de enemigos, cientos de objetos y una historia que se va narrando a nuestro paso. Excelente.

 

ROGUE 16: Dwarf Fortress: Adventurer

El Modo Adventurer de Dwarf Fortress es una verdadera odisea en el género Roguelike, dándonos un enorme mundo abierto para explorar y añadiendo el chiste de que todos y cada uno de los elementos de ese mundo tienen un motivo de ser. Aquí no hay más historia que aquella que escribimos a nuestro paso, y ese es el principal atractivo para muchos jugadores.