Publicado el

Ránking | Trazando una línea

Fantasías Desanimadas: 10 dibujitos clásicos que sacaron de circulación

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

Todo bien con las caricaturas animadas, pero de vez en cuando hay que cortar por lo sano

El arte de la Animación siempre fue propensa a controversias de toda índole, aunque en general se mantenía bastante por debajo del radar gracias a la facilidad con la que se podía distanciar la Realidad de las caricaturas en pantalla… Eso, hasta que las caricaturas en pantalla decían y/o hacían cosas que terminaban cruzando esa línea de la moral y entraban a tocar temas que no eran demasiado bien recibidos por el público… o por sus propios representantes. El Tiempo también es factor importante en este concepto, ya que muchas cosas que hoy nos parecen normales mañana quizá sean motivo de repudio; y lo que antes era una caricatura perfectamente acorde a los tiempos actuales hoy es un caso de estudio en “¿Qué Estaban Pensando?”.

Por todo eso, hagamos un repaso por ciertos dibujos animados, algunos viejos y otros más actuales, pero todos compartiendo el honor de haber sido sacados de circulación por tener contenido no muy apto para las frágiles mentes jóvenes. Es que, a veces, la gente piensa un poquito demasiado en los niños, ¿saben?

  • 10
    Comedians (Beavis and Butt-Head, 1993)
    Beavis y Butt-Head son un ícono de los Rebeldes ’90. Su serie animada la rompió en MTV, el canal idóneo para los gustos de estos dos buenos muchachos… pero incluso MTV tiene límites, como el primer episodio de la tercera temporada de la serie demostraría.

    “Comedians”, tal es el título del episodio en cuestión, muestra a los personajes titulares intentando volverse comediantes de stand-up… y fracasando estrepitosamente. No solo sus chistes son terribles, luego todo empeora cuando Beavis intenta hacer una gracia, haciendo malabares con periódicos en llamas… e incendiando el local. Okay, nada fuera de lo normal para estos locos y su serie animada. ¿Por qué tanto drama, entonces?

    La realidad es bastante triste y trágica, pues ocurre que un mes después de la transmisión original el joven Austin Messer (5 años) vio el episodio, intentó imitar el chistecito de hacer malabares con periódicos en llamas y terminó incendiando tanto el tráiler en el que vivía como a su hermanita de dos años de edad. Bajón absoluto. MTV se vio forzado a sacar el episodio de circulación luego de editarlo severamente. Eso sí, nadie anduvo por ahí diciendo que quizá los padres debían prestar más atención a lo que miraba su hijo de cinco años, porque los padres nunca jamás tienen la culpa, ¿eh?
  • 9
    Partial Terms of Endearment (Family Guy, 2010)
    Cierren los ojos y apunten con el dedo a cualquier casilla en el listado de episodios de Family Guy, y lo más probable es que el punto señalado contenga un episodio controversial. La serie no es ajena a tratar temas delicados y, más allá de lo bien o lo mal que lo haga, suele salirse con la suya y ser lo suficientemente “limpia” para continuar su estadía en Fox… hasta que llegó “Partial Terms of Endearment”, y como estamos hablando del final de la octava temporada teníamos que terminar a lo grande, con un tema bien polémico.

    ¿Uno, dije? ¿Por qué contentarnos sólo con uno? Si vamos a ser controversiales, vamos a hacerlo bien. Gestación subrogada, fertilización in vitro y aborto; esos son los temas de este episodio en particular en el que Lois acepta ser la madre subrogada de su amiga de la universidad ante las constantes quejas de Peter. El problema es que tanto la amiga de Lois como su pareja fallecen en un accidente en medio del embarazo y ahora Lois debe decidir si aborta o continúa hasta el final, siempre con Peter dando la nota a su lado. Sumemos varios mensajes pro-vida y un final abrupto (eso es mórbidamente perfecto al caso) y tenemos en nuestras manos un episodio que Fox se negó rotundamente a mostrar en sus canales Norteamericanos, siendo el canal británico BBC Three el primero en pasarlo al aire.
  • 8
    Hare Ribbin’ (Bugs Bunny, 1944)
    Las caricaturas originales de Merrie Melodies ya mostraban ser propensas a permitir escenas que todavía hoy son muy cuestionadas, pero una de las más repetidas es la violencia con armas y, en este caso específico, el suicidio mediante un tiro en la sien, que de “Merrie” no tiene nada y se fueron con la “Melody” a otra parte.

    Sin embargo, el corto animado “Hare Ribbin’” de 1944 tiene una particularidad: posee dos finales técnicamente diferentes pero moralmente brutales. En esta producción vemos una típica historia de Bugs Bunny siendo perseguido por un cazador; en este caso, un perro pelirrojo; y la cacería se traslada durante la mayor parte de la animación debajo del agua. No pensemos mucho en eso; no se preocupen, los guionistas tampoco lo hicieron. Lo que sí pensaron fue el final, en el que el perro, cargado de culpa por haber “matado” a Bugs Bunny, clama que querría estar muerto, ante lo cual Bugs le dice “Ehh, ¿lo decís en serio?” al tiempo que le pasa un arma. El perro agarra el revólver, se suicida, chiste, fin.

    Ahora bien… terminar un corto animado a base de suicidio causado por disparo de arma de fuego es una práctica sorprendentemente repetida en esta época y hoy por hoy esas escenas son removidas de las reproducciones modernas, dejando al joven e incauto espectador preguntándose por qué ese perro se murió literalmente de pena y dónde está el chiste que no lo veo; pero Hare Ribbin’ tiene un añadido especial que la hace merecedora de un lugar en este listado: existe una “Director’s Cut” del episodio en el que se añaden un par de escenas y se modifica el final. ¿Y qué tiene de diferente el final? Tiene de diferente que el perro no se suicida… sino que Bugs saca el arma, se la mete en la boca al can y lo asesina. De más está decir que esta versión jamás fue distribuida de forma oficial.

    Y por cierto, “Merrie Melodies” mis barbas.
  • 7
    Man’s Best Friend (Ren and Stimpy, 1992)
    Ya de por sí Ren y Stimpy son las mascotas no oficiales de todo lo censurable de la televisión animada, así que verlos en esta lista es casi una obviedad. El tema es ver por qué crimen específico se los juzga en esta oportunidad; y resulta que se trata del episodio “Man’s Best Friend” de la segunda temporada de la serie original.

    El episodio muestra a George Liquor, un personaje recurrente en la serie, adoptar al gato y al chihuahua como mascotas y subsecuentemente entrenarlos para que se vuelvan verdaderos campeones. Es un episodio típico de Ren & Stimpy con toda la bizarreada estándar de John Kricfalusi (que no es poca cosa, por cierto); excepto por un pequeño detallito: en una escena específica George, vistiendo traje de entrenamiento, le pide a sus mascotas que lo ataquen... y Ren aprovecha la oportunidad para masacrar a su amo con un remo. La palabra realmente es “masacrar”, porque lo vuelve una masa amorfa llena de moretones, coronados por una secuencia en cámara lenta que es lo más violento del episodio.

    En cuanto Nickelodeon vio eso dijo “Nope”, despidió a Kricfalusi y continuaron la serie con otro responsable a cargo. El episodio en cuestión fue baneado de la televisora, pero eventualmente surgió ante el público en otras producciones más adultas (e insulsas) de Johnny “A Ver Cómo Te Repugno Hoy” Kricfalusi. El tipo tiene empeño, al menos eso podemos decir de él.
  • 6
    Popetown (2005)
    Serie animada para adultos con temática religiosa que clama estar parcialmente inspirada en South Park. ¿En serio se pensaron que iba a durar? Popetown es el nombre de esta fugaz producción británica en la que vemos la vida del Padre Nicolás (Father Nicholas), encargado de cuidar al Papa que, en esta versión, es un chiquilín insufrible. Sumen a esto media tonelada de burlas a la religión católica (monjas de buena delantera, cardinales corruptos, curas con tendencias sexuales) y tenemos una receta para la censura inmediata… y así ocurrió: a la iglesia católica le cayó como vino con sandía y el resto es historia.

    Popetown llegó a los diez episodios y agradecé al Señor que no pasó a mayores, porque más de un cristiano devoto anda por ahí con clavos y un martillo para hacer algún trabajo de carpintería barata. Nadie espera la Inquisición Española, pero ESTO lo deberían haber visto venir a un año luz de distancia.
  • 5
    Rude Removal (El Laboratorio de Dexter, 1998)
    Todos conocemos al buen Dexter, ese niño genio con algún que otro problemita de ego (todo el argumento de la película “Ego Trip” está literalmente ligado a esa característica del jovencito) pero con mucho cerebro para compensar. Fue una de las series animadas pioneras de la nueva era de Cartoon Network y su legado se siente todavía hoy… pero eso no quiere decir que no tenga alguna manchita en su historial. Ya de por sí algunos de sus episodios son un poco cuestionables… a veces incluso temporadas enteras (especialmente las últimas), pero hubo un caso en particular que alteró a la cadena televisiva y generó una fascinación de culto a su alrededor: el episodio “Rude Removal”.

    La idea del episodio es bastante simple: Dexter fabrica una máquina para quitar los elementos negativos de su hermana, Dee Dee, pero tras una breve pelea los dos terminan en la máquina, que remueve la maldad de ambos hermanos y genera una copia de ellos, pero de pura maldad. De ahí en más estas versiones malvadas de Dexter y Dee Dee van por ahí diciendo palabrotas y siendo básicamente niños malos, wubba lubba dub dub—PERDÓN, no sé por qué dije eso... ¿En qué estaba pensando?

    El corto no fue del agrado de los entes reguladores, quienes estaban Pensando Demasiado En Los Niños y prohibieron su transmisión. Pese a esto, el rumor de su existencia persistió al punto de que finalmente fue mostrado al público en el evento World Animation Celebration de 1998, y luego en la web oficial de Adult Swim en el 2013… aunque ya no está disponible porque fue removido.

    Ja. Removieron “Rude Removal”. Qué Meta.
  • 4
    Clone High (2002)
    La televisión canadiense del canal Teletoon fue la primera en presenciar Clone High, una serie animada que parodia los dramas de un grupo de estudiantes en una escuela secundaria. ¿El chiste? Los estudiantes son clones de figuras históricas, como Abraham Lincoln, Cleopatra, John F. Kennedy y otros. A MTV le gustó mucho la idea y compró los derechos para transmitir la serie en su propio canal, pero se iba a llevar un chasco porque las cosas estaban por ponerse un poquito turbias para el concepto.

    Digamos simplemente que, entre los protagonistas, había un clon de Mahatma Gandhi, y eso no le hizo mucha gracia a la India. Y cuando digo “no le hizo mucha gracia” quiero decir “unos 150 protestantes se reunieron en Nueva Delhi y amenazaron con huelga de hambre hasta que Clone High fuera retirado de la cadena televisiva”… y así ocurrió. Se dieron propuestas para una potencial segunda temporada que ya no incluiría al personaje de Gandhi, pero todas las ideas fueron rechazadas, dejando a Clone High con apenas 13 episodios y el estatus de Serie de Culto.
  • 3
    Joe Camel (1974/1988)
    Los que tenemos más de treinta en nuestro calendario personal quizá recordemos a Joe Camel, el camello antropomorfo que servía de mascota para las publicidades de los cigarrillos Camel; y ahora que volvimos a pensar en él, el siguiente pensamiento es “¿Qué Habrá Sido De La Vida De… Joe Camel?” Antes de que intervenga Freddy Gómez en la charla les cuento que Joe pasó a retiro a finales de la década de los ’90, pero comencemos por el principio…

    La caricatura del camello nace de la mente y el pulso del artista británico, Nicholas Price, en un lejano 1974, para aparecer en publicidades francesas. Su concepto fue eventualmente re-descubierto hacia finales de los ’80 por el equipo de marketing de la compañía de tabaco R. J. Reynolds cuando buscaban material para celebrar el 75 aniversario de la marca. La idea gustó y Joe Camel volvió a las andadas, esta vez apareciendo en publicidades televisivas, afiches, posters y toda la cosa, siempre mostrándose disfrutando de la vida, siempre con un cigarrillo Camel en la boca. El tipo lo tenía todo para triunfar. ¿Qué podría salir mal?

    Bueno, lo que podría salir mal es que los niños ya reconocían a Joe e incluso desde edades muy pero muy tempranas podían relacionar al personaje con la marca de cigarrillos, y el hecho de que el consumo de tabaco por parte del público adolecente se fue al techo durante la aparición del personaje caricaturesco en los medios visuales, por lo que se denunció a la tabaquera por influir maliciosamente en la salud de los jóvenes. Esto hizo que, eventualmente, Joe desaparezca de la escena para no volver a aparecer nunca jamás.

    Lo que realmente no entiendo es cómo cuernos no aprovecharon para que Joe haga un cameo en algún episodio de Bojack Horseman. ¡Encajaría perfecto! Tendría cáncer y todo.
  • 2
    Der Fuehrer’s Face (1943)
    Durante la Segunda Guerra Mundial las propagandas contra el régimen de Adolfito LePegóAElla (Adolf Hit-Her… ¿entendiste? ¡es buenísimo, jaja…! … buéh) estaban a flor de piel en tantos medios de difusión como era posible, y los dibujos animados no fueron ajenos a los eventos. Durante esta época se desarrollaron unas cuantas caricaturas en las que muchos personajes icónicos del mundo animado luchaban contra los nazis y los ridiculizaban de pies a cabeza y… digamos que hoy en día estas producciones no están demasiado bien vistas y sus respectivos responsables preferirían evitar todo tema de charla al respecto.

    Así ocurrió con “Der Fuehrer’s Face”, un corto animado estelarizado por el Pato Donald en el que nuestro precursor de Angry Bird vive y trabaja en una especie de utopía nazi que hasta incluye una de las canciones más asquerosamente pegadizas que nos podían encajar. La simbología nazi aparece en cada cuadro de animación y, siendo honestos, es todo tan absurdo y ridículo que no se puede creer que el cringe más grande sea descubrir que Donald estaba soñando y ver en esos últimos segundos a nuestro pato favorito vanagloriar a su patria Norteamericana, que es cualquier cosa menos sutil.

    Disney sacó de circulación este corto durante muchos años, hasta que eventualmente decidió incluirlo en un par de compilados. Sin embargo, la cosa no fue tan suave con Rusia, que incluyó este título en su lista de material extremista por “incitar al odio”. Así y todo, en 2016 se decidió quitar Der Fuehrer’s Face de esa lista, comentando que representar al nazismo mediante caricaturas no puede considerarse extremista por naturaleza.

    Vamos, incluso aparece un pájaro cucú de Hitler. Hablando de Angry Birds…
  • 1
    Canción del Sur (1946)
    Y, sí… no podía ser otro el primer puesto, aunque lo de Donald era bastante meritorio. No se preocupen, que Disney da para todo. Tanto, de hecho, que esta película que mezclaba Live-Action con Animación es la responsable de una de las canciones más pegadizas de la empresa del ratón (“Zip-A-Dee-Doo-Daa”) y también de una de las controversias raciales más grandes de la industria del cine, todo gracias a que la narrativa tiene lugar justo después de la abolición de la esclavitud en los Estados Unidos, enormes años de cambio para el país del norte, y el hecho de que uno de sus protagonistas es un hombre de color que continúa trabajando en la plantación de sus… empleadores.

    A pesar de que Disney intentó explicar una y otra vez que la película tiene lugar DESPUÉS de la Guerra Civil, al igual que el libro del que se origina la historia, la situación no mejoró ni un poquito, al punto que Disney todavía no se animó a sacar este título en ningún formato de video para su venta en Estados Unidos, porque incluso encender un fósforo en una fábrica de pólvora es una idea menos peligrosa. Aun así, Canción del Sur sí fue lanzada a la venta en otros países y su legado todavía se recuerda hoy, no tanto por la controversia (siempre latente) sino más por los personajes de las escenas animadas, que han aparecido en cientos de historietas y hasta en atracciones de los parques de Disney… “El Lugar Más Feliz de la Tierra”. Ajám…

1. Comedians (Beavis and Butt-Head, 1993)

Beavis y Butt-Head son un ícono de los Rebeldes ’90. Su serie animada la rompió en MTV, el canal idóneo para los gustos de estos dos buenos muchachos… pero incluso MTV tiene límites, como el primer episodio de la tercera temporada de la serie demostraría. “Comedians”, tal es el título del episodio en cuestión, muestra a los personajes titulares intentando volverse comediantes de stand-up… y fracasando estrepitosamente. No solo sus chistes son terribles, luego todo empeora cuando Beavis intenta hacer una gracia, haciendo malabares con periódicos en llamas… e incendiando el local. Okay, nada fuera de lo normal para estos locos y su serie animada. ¿Por qué tanto drama, entonces? La realidad es bastante triste y trágica, pues ocurre que un mes después de la transmisión original el joven Austin Messer (5 años) vio el episodio, intentó imitar el chistecito de hacer malabares con periódicos en llamas y terminó incendiando tanto el tráiler en el que vivía como a su hermanita de dos años de edad. Bajón absoluto. MTV se vio forzado a sacar el episodio de circulación luego de editarlo severamente. Eso sí, nadie anduvo por ahí diciendo que quizá los padres debían prestar más atención a lo que miraba su hijo de cinco años, porque los padres nunca jamás tienen la culpa, ¿eh?
Anterior Siguiente < >