Publicado el

Ránking | A las copias a veces les va bien

Series satélite: los 10 spin-offs más exitosos de la televisión

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

Young Sheldon es solo una de las grandes series que se desprendieron de otras grandes

Spin-off puede ser sinónimo de curro. Cuando a una serie le va bien, son muchos los que buscan sacarle todo el jugo a sus creaciones. Pero hoy no estamos para quejarnos de que nos metieron el perro porque vamos a hablar de series spin-off que están buenísimas y que, en algunos casos, hasta superaron a las originales. Como quien dice, las segundas partes, pueden ser mejores y acá está la prueba más clara.

  • 10
    Better Call Saul (3 temporadas, 2015)
    El impacto que tuvo Breaking Bad en las audiencias y en la TV en sí no se puede replicar. Pero por muy brillante que sea la serie, casi todos coincidimos en que tiene un bajón en las temporadas del medio, algo que a su spin-off no le pasa, que cerró su tercera temporada muy bien. Better Caul Saul es una precuela de la serie original, centrada de la figura del abogado Saul Goodman (Bob Odenkirk) y sus andanzas antes de conocer al turbio de Walter White. Saul alguna vez también fue un tipo honesto, hasta que se convirtió en el peor timador de todos.
  • 9
    The Flash (3 temporadas, 2014)
    The Flash es de por sí un personaje más popular que Arrow en el universo DC, de modo que no es extraño en este caso que el spin-off haya superado en éxito a la serie original. El superhéroe super veloz apareció en unos episodios en la primera temporada de Arrow y solo bastó con ver la buena recepción de los fans para que CW se anime a hacer un piloto y empezar a darle forma a una serie entera sobre Barry Alen / Flash, con Grant Gustin como el protagonista. Al estrenarse, el primer episodio fue el segundo más visto de toda la historia de CW, después del piloto de Vampire Diaries.
  • 8
    Mork & Mindy (4 temporadas, 1978 – 1982)
    Acá vamos con una sitcom clásica. Mork & Mindy es un spin-off de Happy Days, serie cuyo éxito la llevó a durar 11 temporadas entre 1974 y 1984. Con risas enlatadas de fondo y comedia situacional, retrataba la vida de una familia en los años 50. Para el spin-off, que terminó superando en ratings a la serie original, se basaron en un capítulo de la quinta temporada de Happy Days. Para la nueva serie, Mork fue interpretado por Robin Williams y bien sabemos que es difícil resistirse a sus comedias.
  • 7
    Angel (5 temporadas, 1999-2004)
    Continuación de Buffy que se emitió en paralelo con las últimas temporadas de la serie. Tras años de pelear codo a codo junto a su novia Buffy, Angel (David Boreanaz) se va de Sunniydale para trasladarse a Los Ángeles. Allí le esperan aventuras muy parecidas a las de la serie original, solo que en otra ciudad y con otros enemigos. Lo atrapante de Angel es que se convirtió en una pieza crucial del Buffyverse, especialmente porque muchos personajes regulares de Buffy, como Cordelia (Charisma Carpenter), aparecían también.
  • 6
    Xena: Princesa Guerrera (6 temporadas, 1995-2001)
    De Hércules nos acordamos poco y nada, a pesar de que duró seis temporadas como su spin-off, Xena. La Princesa Guerrara hizo su debut en la serie de Hércules y, aunque no lo crean, estaba planeado para morir en su tercera aparición. Por suerte, desde NBC, la cadena que la emitía, se dieron cuenta de que la estaba pegando especialmente bien con el público y encargaron un spin-off. Así nació una de las series de acción y drama (con comedia inintencionada) más icónicas de su tiempo. Las aventuras de Xena (Lucy Lawless) y Gabrielle (Renée O'Connor) son de culto.
  • 5
    Boston Legal (5 temporadas, 2004-2008)
    David E. Kelley (Ally McBeal) logró el éxito con su serie, la dramedia legal The Practice (1997 – 2004), que se hizo con el Emmy de Mejor Serie Dramática en 1998 y 1999. Los casos que trataban en los capítulos eran un gran reflejo de la justicia yanqui de su tiempo, lo que le daba un plus de veracidad. Al culminar la serie, Kelley ideó un spin-off con la misma fórmula, centrada en un personaje de The Practice perteneciente a otra firma. Y así pudo currar cinco años más con otra gran serie, narrando las vidas privadas y públicas de un nuevo buffet de abogados.
  • 4
    Torchwood (4 temporadas, 2006-2011)
    Russell T. Davies (Queer as Folk) es el creador de este spin-off de Doctor Who, que nació cuando el reboot del Doctor en 2005 demostró su éxito. Como en su serie madre, en Torchwood La Tierra está en peligro de amenazas aliens y un grupo de investigadores intenta evitar cualquier desastre, cuidando especialmente al Reino Unido. Torchwood está enfocada a audiencias más adultas que Doctor Who y resultó ser una serie particular por el enfoque que le da a temáticas como el existencialismo y las relaciones LGBT.
  • 3
    Pinky y Cerebro (65 episodios, 1995-1998)
    “¿Qué vamos a hacer esta noche?
    Lo mismo que hacemos todas las noches, Pinky… tratar de conquistar al mundo. “

    Cualquiera que haya visto Cartoon Network en los 90 pasó muy buenas tardes junto a estos ratoncitos que viven en el laboratorio Acme y tratan de conquistar al mundo sin éxito, una y otra vez. Los personajes nacieron en un segmento de Tiny Toon Adventures, pero su popularidad los llevó a tener su propia serie que, de hecho, tuvo su propio spin-off: Pinky, Elvira y Cerebro (1998 – 1999). Sí, acá estamos hablando de un spin-off tan exitoso que hasta tuvo su propio spin-off.
  • 2
    Frasier (11 temporadas, 1993-2004)
    Nacida de la serie Cheers, Frasier está basado en el personaje de Frasier Crane (Kelsey Grammer) de la serie original y se trata de una de las producciones spin-off más exitosas y mejor recibidas por la crítica que existen. Es decir, ganó nada más y nada menos que 37 Emmys en los 11 años que estuvo en TV.

    Frasier es un personaje regular de Cheers que para el spin-off regresa a su ciudad natal en Washington. Tiene la idea fija: conocer a una chica y romper con su soltería. Pero sus planes se van al barranco cuando se entera que tiene que compartir piso con su padre, un viejo muy gruñón.
  • 1
    Young Sheldon (1 temporada, 2017)
    Por si hacía falta probar una vez más el peso que tiene The Big Bang Theory para la TV cómica, su spin-off debutó con un primer episodio que resultó ser el más visto en el género comedia en los últimos cinco años. The Big Bang Theory es, hoy por hoy, la sitcom más vista en la TV americana y Young Sheldon parece que va por ese camino.

    La nueva serie nos presenta a un Sheldon (Iain Armitage) durante su infancia, menos cínico que el adulto, pero más adorable e igual de chistoso. El enfoque cambia, claramente, pero Young Sheldon terminó siendo igual de atrapante para los fans.

1. Better Call Saul (3 temporadas, 2015)

El impacto que tuvo Breaking Bad en las audiencias y en la TV en sí no se puede replicar. Pero por muy brillante que sea la serie, casi todos coincidimos en que tiene un bajón en las temporadas del medio, algo que a su spin-off no le pasa, que cerró su tercera temporada muy bien. Better Caul Saul es una precuela de la serie original, centrada de la figura del abogado Saul Goodman (Bob Odenkirk) y sus andanzas antes de conocer al turbio de Walter White. Saul alguna vez también fue un tipo honesto, hasta que se convirtió en el peor timador de todos.
Anterior Siguiente < >