Publicado el

Ránking | GOTY de los GOTYS

¿Cuál es el tuyo? 10 candidatos al mejor año de la historia de los videojuegos

Volver a la home

Por: Ignacio Esains

En esta semanita floja de lanzamiento, hagamos un viaje a través de 50 años de gaming.

Hace un par de semanas me vi involucrado en un fervoroso debate en Twitter, red social en la que los gamers suelen discutir por cualquier pavada. Pero en este caso la pavada dio para una charla bastante profunda: ¿cuál fue el mejor año del gaming? ¿cuál fue el año que nos dio los mejores juegos, en que pasaron las cosas más importantes para la industria?

La respuesta, por supuesto, va a ser un 50% intelectual y un 50% emocional. La nostalgia pega duro en este hobby, y es imposible no empezar eligiendo el año en que cada uno de nosotros decidió iniciarse en el culto gamer (¿el mío? 1989). Pero mientras aparecían las listas, me quedó claro que son muchos los años, y es muy difícil elegir uno solo. Estos son los 10 candidatos que me parecieron más interesantes. Por favor, usen los comentarios para proponer los suyos o elegir un ganador definitivo.

¡Ah, y gracias a Damián Silberstein, colaborador histórico de Loaded y Malditos Nerds por dar el puntapié inicial a este debate!

  • 10
    1980
    Empezamos con lo que para mí es el primer gran año de los videojuegos. Pong, Space Invaders, la Adventure de texto original… todos esos juegos palidecen frente al legendario Pac-Man, el primer PERSONAJE de los fichines, el primero en generar un lazo de empatía con el jugador, inmediatamente reconocible, casi 40 años después.

    No es el único hito de este año. Battlezone es el primer juego en usar vectores para transmitir la sensación de “estar ahí”, precursor del punto de vista en primera persona que aún hoy relacionamos directamente con el gaming. Al mismo tiempo Richard Garriott adapta una tecnología similar a los mundos de fantasía para la versión definitiva de Akalabeth y un grupo de estudiantes del MIT perfeccionan la aventura de texto con Zork mientras que en la otra punta del país, en la universidad de Santa Cruz en California, otro equipo de alumnos crea el primer Rogue.

    Nintendo, por su lado, lanzaba los primeros Game & Watch de Gunpei Yokoi, punto de partida de las consolas portátiles modernas, mientras que Missile Command de Atari resulta ser una obra maestra, inspirada en las pesadillas del apocalipsis nuclear que sufría su creador, y uno de los primeros juegos en lidiar con el aquí y ahora. Por eso, para mí, el gaming como hoy lo conocemos nace en 1980.

    Los juegos: Pac-Man, Battlezone, Missile Command, Akalabeth, Zork I, Fire (Game & Watch), Berzerk, Rally-X, Computer Conflict.
  • 9
    1985
    En 1983 la industria de los videojuegos había colapsado en Estados Unidos, debido a una serie de malas inversiones de Atari, que desembocaron en el cierre de varias empresas del rubro. Pero en el mismo año, Nintendo lanzaba en Japón la exitosa Family Computer, la consola de 8 bit que en 1985 lanzarían en Estados Unidos bajo el nombre de Nintendo Entertainment System (NES). Pero la consola en sí no fue la revolución, sino el juego perfecto, revolucionario, que salió casi en simultáneo con la edición norteamericana de la consola: Super Mario Bros.

    Si sólo hubiera salido ese juego en 1985 sería suficiente para poner ese año en la lista, pero los éxitos siguen: Konami lanza Yie-ar Kung Fu, el precursor de los juegos de pelea actuales, mientras que con Gradius perfecciona el futuro del “bullet hell”. Capcom está en ascenso con maravillas como Ghosts ‘n Goblins y Commando. Sega enciende los arcades con dos joyas que tecnológicamente estaban a años luz de la competencia: Hang-On y Super Harrier. Y si la historia del gaming estuviera escrita por argentinos, el influyente Tehkan World Cup tendría su propio capítulo.

    Pero el gaming no solo venía de Japón, ya que luego del colapso del mercado norteamericano de consolas, resurgió la industria del gaming de PC. El juego emblemático de este año es Ultima IV: Quest of the Avatar, un salto de años luz en el RPG, que sumaba conflictos morales a un género que hasta ese momento había sido puro combate y exploración. Infocom, por su parte, nos daba A Mind Forever Voyaging, para mí aún hoy la gran aventura (de texto) de ciencia ficción, que nunca tuvo un equivalente en el mundo de las aventuras gráficas. Los artesanos de la Spectrum en España e Inglaterra seguían haciendo magia, y aunque hoy pocos recuerden a Mercenary, sería imposible pensar en las aventuras actuales sin aquella maravilla técnica.

    Los juegos: Super Mario Bros., Yie-ar Kung Fu, Gradius, Ghost ‘n Goblins, Commando, Hang-On, Space Harrier, City Connection, Gun.Smoke, Paperboy, Gauntlet, Tehkan World Cup, Battle City, Duck Hunt, Dragon Slayer II: Xanadu, Ultima IV, A Mind Forever Voyaging, Starquake, Mercenary, Chaos: The Battle of Wizards, Alien 8, Back to Skool, Dun Darach, Wishbringer, Where in the World is Carmen Sandiego?
  • 8
    1987
    El gaming de computadoras personales toma las riendas en este año, gracias a dos juegos que iban a marcar una nueva dirección en el gaming. Por un lado, Maniac Mansion, el primer “verdadero” juego de Lucasfilm Games (posteriormente LucasArts), que combinaba todas las innovaciones visuales y narrativas de empresas como Sierra, Infocom y Magnetic Scrolls en un sistema que pronto todos imitarían. También en 1987 Sid Meier se alejaba de los simuladores de vuelo para recrear, en menos de 200KB, el caribe entero en el primer juego de mundo abierto, Sid Meier’s Pirates!. En España, mientras tanto, salía un juego que para mí fue igual de importante pero no tuvo casi clones: La Abadía del Crimen.

    En Japón, Konami apostaba por Hideo Kojima, un joven diseñador que había empezado pocos años antes como ingeniero de sonido y pronto demostró dominar cada área del gaming, desde el diseño a la narrativa. Ese primer Metal Gear no sólo sentó las bases del género del juego de sigilo sino que mostró nuevas maneras de contar una historia en un videojuego. Lo mismo hacía otro japonés, Hironobu Sakaguchi, que mezcló el reciente éxito Dragon Warrior con sus influencias occidentales para crear Final Fantasy, el RPG perfecto (para 1987, al menos).

    Ojo, los arcades también tuvieron un gran año: El primer Street Fighter, Contra, y Operation Wolf demostraban que había cosas que aún no se podían hacer en un ámbito hogareño.

    Los juegos: Maniac Mansion, Metal Gear, Final Fantasy, Street Fighter, Contra, Operation Wolf, Driller, Head Over Heels, Phantasy Star, Double Dragon, Leisure Suit Larry in the Land of the Lounge Lizards, Mike Tyson’s Punch-Out!!, Mega Man, California Games, Airborne Ranger, La Abadía del Crimen, Dungeon Master, The King of Chicago, The Last Ninja, Shinobi, Shadowgate, R-Type, Police Quest, Sid Meier’s Pirates!, Nethack, Test Drive.
  • 7
    1991
    Casi por casualidad, varios de los juegos de 1991 son una evolución de los que nombré en 1985 y 1987. Si los originales eran un diamante en bruto, estos no podrían estar mejor pulidos. Maniac Mansion se convierte en Monkey Island 2: LeChuck’s Revenge, uno de los muchos picos de LucasArts. Sid Meier sigue avanzando y con Civilization decide simular en un solo juego la historia completa de la humanidad. Street Fighter II de Capcom perfecciona lo que solo intentaban el juego anterior de la serie y el ya venerable Yie-Ar Kung Fu.

    Las consolas no se quedan atrás, gracias a la guerra entre Mega Drive y Super Nintendo que obligaba a sus equipos a explotar al máximo su creatividad. Nintendo publica en el mismo año Super Mario World y The Legend of Zelda: A Link to the Past, para mí aún hoy las manifestaciones esenciales de estas dos series. Lo mismo pasa con Final Fantasy IV, el juego con el que por fin Square logra equilibrar grandes sistemas y una gran historia. Sega también consigue conjugar con Sonic the Hedgehog sus avances técnicos con la necesidad de un gran personaje (no, Alex Kidd no cuenta).

    Y hay otros avances, menos recordados hoy, pero igual de importantes. Uncharted y Tomb Raider no existirían sin Another World, la primera “aventura de acción” moderna.

    Los juegos: Monkey Island 2: LeChuck’s Revenge, Sid Meier’s Civilization, Street Fighter II, Super Mario World, The Legend of Zelda: A Link to the Past, Final Fantasy IV, Sonic the Hedgehog, Another World, 4D Sports Boxing, Battletoads, Commander Keen: Goodbye Galaxy!, Conquests of the Longbow, Captain Commando, Eye of the Beholder, Flames of Freedom, Gobliiins, Knights of the Round, Lemmings, Neverwinter Nights, Road Rash, The Simpsons (arcade), Space Quest IV, ToeJam & Earl, Streets of Rage, Street Rod II, ZZT.
  • 6
    1994
    Revisando la lista completa me doy cuenta de que sigue una progresión bastante predecible. Un año es el de la innovación, el siguiente es el que perfecciona lo que el anterior había planteado. 1994 es un caso especial. Es el último año de los 16 bit y el primero de la generación 3D que empieza con PlayStation. Es el último año en que los juegos de PC vienen en diskette. Es el año en que los salones de videojuegos empiezan a cerrar en todo el mundo. Es el fin de una era, en muchos sentidos, y la expresión perfecta del gaming 2D. En 1995, todo volvería a empezar.

    Los últimos juegos de Super Nintendo son picos absolutos del gaming 2D, que aún hoy inspiran a los creadores de juegos independientes y de plataformas menos potentes. Earthbound tiene mil herederos, entre modulos de RPG Maker de terror y verdaderas maravillas como Undertale. Super Metroid con sus enormes niveles que podían explorarse al ritmo de uno, separados de la progresión constante del arcade. Final Fantasy VI, quizás el mejor RPG japonés de todos los tiempos, nunca logró ser superado, ni por Square ni por nadie.

    Mientras en PC la tecnología avanzaba a pasos agigantados y juegos como Descent llegaban tan solo un año después del lanzamiento de Doom, fue en los arcades en donde el 3D dio tentativos primeros pasos. Debe haber sido raro para un gamer japonés ver en mayo el primer King of Fighters, evolución natural de Street Fighter, y en diciembre el primer Tekken, un juego que podría haber salido de otro planeta.

    Y hay géneros que nunca terminaron de formarse, en especial en el cambiante mercado de PC. System Shock empezaría un historial de aventuras inmersivas que con los años se harían tan ambiciosas como imposibles de sustentar. Los juegos de estrategia con elementos de rol encontraron una manifestación perfecta en Jagged Alliance y XCOM, pero el género quedaría congelado durante más de una década, hasta que estudios europeos lo resucitaran de forma tentativa.

    El genial Tie Fighter de LucasArts debería haber evolucionado año tras año, pero en la era del CD-ROM la empresa se jugó por aventuras “cinematográficas” lamentables como Rebel Assault, o dignos FPS como la serie Dark Forces/Jedi Knight, que dejaron los simuladores a un lado ¿y las aventuras gráficas? En un año en que Sierra y Lucas no sabían por donde ir, Francia mostraba un camino posible con el original Little Big Adventure, mezclando acción con aventura y que (al menos en PC) nunca se continuó.

    Los juegos: Super Metroid, Earthbound, Final Fantasy VI, UFO: Enemy Unknown (XCOM), Jagged Alliance, System Shock, Tie Fighter, The King of Fighters, Tekken, Beneath a Steel Sky, Daytona USA, The Death and Return of Superman, Death Gate, Donkey Kong Country, Doom II, DreamWeb, The Elder Scrolls: Arena, Heretic, International Superstar Soccer, Killer Instinct, King’s Field, The Legend of Kyrandia, Little Big Adventure, Live a Live, Magic Carpet, Master of Magic, The Need for Speed, Policenauts, Quest for Glory: Shadows of Darkness, Realms of Arkania: Star Trail, Sensible World of Soccer, Sid Meier’s Colonization, SimTower, Warcraft: Orcs & Humans, Under a Killing Moon, Windjammers.
  • 5
    1997
    Cada uno de los años que quedó en el camino tiene lo suyo para ofrecer, pero 1997 es algo especial. Los arcades, claro, estaban en declive, pero la generación PlayStation recién estaba empezando, mientras que el mercado de PC aún no había alcanzado el colapso que llegaría en pocos años y duraría casi una década.

    Cuando pensamos en el fenómeno de PlayStation, pensamos en 1997, año en el que Final Fantasy VII hizo que los RPG dejasen de ser juegos de nicho y se transformaran en fenómeno popular. Castlevania: Symphony of the Night era una superproducción en 2D, un verdadero lujo en una época en la que todo parecía destinado a los polígonos, que encuentran su manifestación perfecta en cinco juegos brillantes: Tekken 3, Crash Bandicoot 2, Tomb Raider II y el primer Gran Turismo.

    El FPS que viene dominando el mercado de PC desde Doom en 1993 se sigue perfeccionando con una seguidilla de juegos tan inventivos como variados: Blood y Shadow Warrior con el ya vejete motor Build, Jedi Knight, Quake II perfeccionando todo lo que hacía revolucionario al primero. mientras que Nintendo hace el noble intento de llevar FPS a consolas con Goldeneye 007 y Turok: Dinosaur Hunter.

    Y todavía hay más, en especial si buscamos juegos que definieron sus géneros. Ultima Online inventó el MMO. Fallout inventó el RPG inmersivo isométrico de mundo abierto. Age of Empires fusiona el RTS de Warcraft y Dune 2 con juegos de estrategia más relajados como los de Sid Meier. Myth: The Fallen Lords es tan avanzado que nadie intenta, ni aún hoy, imitarlo.

    Myth es un ejemplo perfecto de por qué, para mí, 1997 es el ganador de cualquier debate. Nunca más, a mi entender, los juegos volverían a ser así de ambiciosos, ya que los avances tecnológicos obligan a cada empresa a crear menos contenido, más detallado. No es raro que hoy Square Enix diga que necesita tres juegos para adaptar Final Fantasy VII. No es raro que los jugadores de Fallout 4 se quejen de la poca libertad que existe en comparación al primero. No es raro que ya no se hagan juegos que apunten tan alto como Final Fantasy Tactics, Dungeon Keeper, The Last Express.

    Los juegos: Final Fantasy VII, Mario Kart 64, Blast Corps, Turok: Dinosaur Hunter, Castlevania: Symphony of the Night, Tekken 3, Vandal Hearts, The Last Express, Dungeon Keeper, Shadow Warrior, Blood, MDK, Harvest Moon, Final Fantasy Tactics, Star Fox 64, GoldenEye 007, Oddworld, Ultima Online, Close Combat: A Bridge Too Far, Fallout, Panzer General II, Total Annihilation, Grand Theft Auto, Jedi Knight, Age of Empires, Blade Runner, PaRappa The Rapper, Crash Bandicoot II, Tomb Raider II, Myth: The Fallen Lords, Gran Turismo, Armored Core, Bushido Blade, The Curse of Monkey Island, Dynasty Warriors, Einhänder, Fighting Force, Grandia, Interstate ‘76, The King of Fighters ‘97, Magic: The Gathering, Moon: Remix RPG Adventure, RPG Maker, Soul Hackers, Virtual Springfield, Street Fighter III, Theme Hospital, Tobal 2, Warlords III: Reign of Heroes, Wing Commander: Prophecy.
  • 4
    1998
    Con 1998 pasa algo parecido a 1987. Es el año en que cada una de nuestras series favoritas encuentra la que se considera su mejor entrega (en algunos casos, es la primera). Si 1997 era un año de rarezas, de juegos espinosos e imperfectos, 1998 es el año en que los juegos se empiezan a parecer a lo que son hoy.

    Por eso no hay juego más representativo de este año que el primer Half-Life, que cinco años después de Doom logra domar la forma del FPS para lograr que cuente una historia y nos transmita emociones. También en 1998 salen The Legend of Zelda: Ocarina of Time y Metal Gear Solid, dos juegos que nos enseña cómo movernos por un mundo 3D en tercera persona. Claro que mil otros títulos lo habían hecho antes, pero todo en Ocarina y MGS es una enseñanza para los diseñadores que vinieron después. La distancia de la cámara al personaje. La forma en la que el mapa se va abriendo lentamente. El inventario, la interacción con objetos y personajes. En estos tres juegos está el mapa del gaming moderno.

    Los géneros que dominaban en PC alcanzan su pico creativo (Starcraft, Baldur’s Gate) al mismo tiempo que el mercado de computadoras personales se va reduciendo. PlayStation, por su parte, sigue en la cresta de la ola con juegos fenomenales que le dan el dominio del mercado: el ya nombrado Metal Gear Solid, Resident Evil 2, Dance Dance Revolution, mientras que las exclusividades de Square alcanzan su mejor época con obras maestras como Xenogears y Parasite Eve.

    Pero aunque dos o tres historias dominen el panorama, la lista de juegos de 1998 es indiscutible. Tengo más cariño por 1997, pero si tuviera que llevarme todos los juegos de un año a una isla desierta, no lo dudaría: dame un container de 1998.

    Los juegos: Half-Life, The Legend of Zelda: The Ocarina of Time, Metal Gear Solid, Marvel vs. Capcom, Resident Evil 2, Xenogears, Tenchu, StarCraft, Might And Magic VI: The Mandate of Heaven, Panzer Dragoon Saga, Unreal, Banjo-Kazooie, Commandos: Behind Enemy Lines, Rainbow Six, Parasite Eve, Spyro the Dragon, Fallout 2, Shogo, MediEvil, Grim Fandango, Crash Bandicoot: Warped, Thief: The Dark Project, Star Wars: Rogue Squadron, Falcon 4.0, Suikoden II, Baldur’s Gate, Sonic Adventure (Japón), Anchorhead, Smash Court Tennis, Burning Rangers, Die by the Sword, Dynamite Cop, Heart of Darkness, LSD, Spider and Web, Tex Murphy: Overseer, Trespasser, The X-Files Game.
  • 3
    2007
    PlayStation 2 es la mejor consola de todos los tiempos. PlayStation 2 es lo peor que le pudo pasar al gaming.

    Varios factores (el colapso de Sega, el fracaso de GameCube, y la imposibilidad de competir de los desarrolladores de PC) convirtieron a la máquina de Sony en un verdadero monopolio, y mientras los tiempos de desarrollo se estiraban tuvimos años de verdadera sequía. Claro que de vez en cuando salía un Metal Gear Solid 3, un Shadow of the Colossus o un Half-Life 2, pero no esperes ver entre 1999 y 2006 listas como las del puesto anterior.

    Lo mejor que pudo pasarle al gaming, en cambio, fue la reactivación de la competencia. Steam pasó de ser una molestia al arma secreta del usuario de PC. Microsoft aprovechó con Xbox 360 la soberbia de Sony para adelantarse a la nueva generación por un año mientras que Nintendo se hartó de pelear la batalla de la tecnología y se jugó por la innovación en el diseño con Wii y Nintendo DS. Para 2007 el mercado estaba lleno de posibilidades, y nos dió un año en el que cada semana parecía salir una nueva obra maestra. Super Mario Galaxy, Rock Band, hasta PlayStation 2 tuvo uno de sus mejores juegos con el aún insuperable God of War II.

    El gaming de PC revivió con Crysis, un juego que durante años fue la vara de medición de la capacidad técnica de tu equipo, y con joyas de otros estudios europeos como STALKER, Europa Universalis III, The Witcher.

    Es increíble pensar que hace solo 10 años vimos los primeros juegos de sagas que hoy parecen terminadas y que durante mucho tiempo dominaron el discurso sobre gaming: Uncharted, Assassin’s Creed, Mass Effect. Todos fenómenos de 2007.

    2007, también, es el último gran año del FPS. A ver - el género aún sigue dominando en ventas gracias a Destiny, Overwatch y Call of Duty, pero fue en este año donde vimos las últimas verdaderas innovaciones en el género, al menos en lo que en campañas de un jugador se refiere: Portal, por supuesto, el genial BioShock, Halo 3, pico de la saga de Bungie, y el todavía influyente Call of Duty 4: Modern Warfare.

    Los juegos: The Orange Box (Portal, Half Life 2: Episode 2, Team Fortress 2), Super Mario Galaxy, Rock Band, God of War II, Crysis, STALKER, BioShock, Mass Effect, Assassin’s Creed, Uncharted: Drake’s Fortune, Europa Universalis III, The Witcher, Call of Duty 4: Modern Warfare, Halo 3, World of Warcraft: The Burning Crusade, The Legend of Zelda: Phantom Hourglass, Metroid Prime 3: Corruption, World in Conflict, Peggle, Stranglehold, Supreme Commander, Unreal Tournament 3, Skate, Rogue Galaxy, DIRT, Contra 4, Everyday Shooter.
  • 2
    2013
    Nadie niega que la generación de Xbox 360 y PS3 se estiró un poquito más de lo que debía. Para 2013 estas máquinas ya se sentían viejas, y a la vez estaban listas para sus últimos grandes juegos, los que iban a terminar de definir una época entera del gaming.

    Me acuerdo de lo que nos costó compilar las listas de lo mejor del año de 2013. Los dos géneros que habían dominado la última década fueron la aventura de acción y el mundo abierto, y en ese año tuvieron dos títulos tan perfectos, tan definitivos, que aún no han sido superados, sino que son la primera compra, casi obligada, aún en consolas de la generación actual: The Last of Us y Grand Theft Auto V.

    No fueron los únicos grandes juegos, ya que sagas que parecían agotadas como Assassin’s Creed y Tomb Raider resucitaron, y hasta Wii U tuvo su primer (y único) juego de la saga principal de Nintendo, el genial Super Mario 3D World, a la vez que 3DS nos daba una joya tras otra: Pokemon X & Y, Fire Emblem: Awakening, The Legend of Zelda: A Link Between Worlds.

    El otro gran fenómeno de la última década fue el surgimiento del gaming independiente, que en 2013 alcanzó la madurez con títulos memorables. Fue el año del cubo rubik retro de Fez, los mundos infinitos de Spelunky, el metroidvania a la mexicana de Guacamelee!, la tortura burocrática frenética de Papers, Please, la meditación autorreferente de The Stanley Parable, la historia emocionante de Brothers, el inicio de Kentucky Route Zero, la narrativa contextual de Gone Home, y los puzzles perfectos de The Swapper.

    2013 no fue un año de sorpresas, sino una verdadera ametralladora de grandes juegos, de estudios trabajando al tope de sus capacidades. Por suerte 2014 fue uno de los peores años que recuerde. Nos dió tiempo de terminar todas estas maravillas.

    Los juegos: The Last Of Us, Grand Theft Auto V, Assassin’s Creed: Black Flag, Tomb Raider, Super Mario 3D World, Pokemon X & Y, Fire Emblem: Awakening, The Legend of Zelda: A Link Between Worlds, Fez, Spelunky, The Stanley Parable, Brothers, Kentucky Route Zero Act I & II, The Swapper, Papers, Please, Bioshock Infinite, Rayman Legends, Europa Universalis IV, Pikmin 3, Gone Home, Saints Row IV, DmC: Devil May Cry, Path of Exile, The Wolf Among Us, Rogue Legacy, Guacamelee!, Resogun, Gunpoint, Shin Megami Tensei IV, Steamworld Dig, Far Cry 3: Blood Dragon, Metal Gear Rising: Revengeance, Metro: Last Light, Dragon’s Crown, Puppeteer, Euro Truck Simulator 2, Call of Juarez: Gunslinger, Shadowrun Returns.
  • 1
    2017
    ¿Por qué no? Todavía falta para que este año termine y hasta ahora ha sido el mejor desde… ¿2013? No, antes. Después de 20 años de tratar de que las ideas estén a la altura de la tecnología, parece que por fin hemos logrado un equilibrio. El gamer ya no se confunde los gráficos “de nueva generación” con la calidad, y está dispuesto a apostar con su billetera por mecánicas innovadoras, por experiencias distintas a las que vive cada día.

    Es imposible hablar de 2017 sin hablar del gran fenómeno de PC: Playerunknown’s Battlegrounds, un juego que técnicamente hubiese sido posible hace 20 años pero que hoy puede realizar un estudio relativamente pequeño y vender sin terminar, solo porque tiene el apoyo de millones de jugadores dispuestos a que el juego crezca alrededor de ellos.

    Cuando bajó la velocidad de la carrera por alcanzar la supremacía tecnológica, Japón volvió a competir, y este año no sería raro que más de la mitad de nuestro top 10 estuviera compuesta de títulos nipones, por primera vez desde el fin de PlayStation 2. The Legend of Zelda: Breath of the Wild es el tanque, pero detrás están Nier: Automata, Yakuza Zero, Persona 5, Nioh, Resident Evil 7… lo mismo pasa con el gaming independiente, que después de unos años en los que cada microestudio parecía copiarse a sí mismo, ha dado un paso adelante con juegos como Night in the Woods, What Remains of Edith Finch, Pyre, RIME, Cuphead y Little Nightmares.

    El gaming triple A tuvo sus pasos en falso (Mass Effect: Andromeda, Ghost Recon: Wildlands) pero hasta series oxidadas como Call of Duty y Assassin’s Creed están volviendo a dar señales de vida. Faltan pocos meses, pero no está mal empezar a considerar a 2017 como un año digno de esta lista.

    Los juegos: Playerunknown’s Battlegrounds, The Legend of Zelda: Breath of the Wild, Nier: Automata, Yakuza 0, Persona 5, Nioh, Resident Evil 7, Night in the Woods, What Remains of Edith Finch, Pyre, RIME, Cuphead, Little Nightmares, Injustice 2, Destiny 2, Observer, Thimbleweed Park, Sonic Mania, Horizon: Zero Dawn, Nex Machina, Divinity: Original Sin 2, Heat Signature, Steamworld Dig 2, Mario+Rabbids: Kingdom Battle, Splatoon 2, Lone Echo, Hollow Knight, Tekken 7, Prey.

1. 1980

Empezamos con lo que para mí es el primer gran año de los videojuegos. Pong, Space Invaders, la Adventure de texto original… todos esos juegos palidecen frente al legendario Pac-Man, el primer PERSONAJE de los fichines, el primero en generar un lazo de empatía con el jugador, inmediatamente reconocible, casi 40 años después. No es el único hito de este año. Battlezone es el primer juego en usar vectores para transmitir la sensación de “estar ahí”, precursor del punto de vista en primera persona que aún hoy relacionamos directamente con el gaming. Al mismo tiempo Richard Garriott adapta una tecnología similar a los mundos de fantasía para la versión definitiva de Akalabeth y un grupo de estudiantes del MIT perfeccionan la aventura de texto con Zork mientras que en la otra punta del país, en la universidad de Santa Cruz en California, otro equipo de alumnos crea el primer Rogue. Nintendo, por su lado, lanzaba los primeros Game & Watch de Gunpei Yokoi, punto de partida de las consolas portátiles modernas, mientras que Missile Command de Atari resulta ser una obra maestra, inspirada en las pesadillas del apocalipsis nuclear que sufría su creador, y uno de los primeros juegos en lidiar con el aquí y ahora. Por eso, para mí, el gaming como hoy lo conocemos nace en 1980. Los juegos: Pac-Man, Battlezone, Missile Command, Akalabeth, Zork I, Fire (Game & Watch), Berzerk, Rally-X, Computer Conflict.
Anterior Siguiente < >