Publicado el

Ránking | Nippon Games

Polystations: 10 extraños modelos piratas de Family Game

Volver a la home

Por: Ignacio Esains

Tags: Pirateria
¿Creías que un Family disfrazado de PS3 era lo más raro que ibas a ver en materia de consolas? Mirá estas bellezas.

Tengo una mala noticia para vos: creciste con una consola pirata.

Sí. Ese “Family Game” que tenías abajo de la tele y que andaba cuando quería no fue fabricado en los sagrados pasillos de Nintendo en Kyoto, sino en un galpón perdido en lo profundo de China o (con suerte) de Taiwán. Las leyes de patentes japonesas fueron ignoradas en el resto de Asia durante los ‘80s y ‘90s, y aunque ahora sería imposible encontrar una versión pirata de N64 o Wii, la propiedad intelectual sobre el hardware de la Famicom original expiró alrededor de 2003 - o sea que cualquiera puede producir sus clones de forma casi casi legal.

Esas versiones piratas fueron las que llegaron a nuestro país a fines de los ‘80, y las que aún hoy se venden en jugueterías con el nombre de “PolyStation”, aquel popular modelo que simulaba ser una PSOne. Hoy podés encontrarlas con diseños tipo Sega, tipo PlayStation 3, o formas todavía más raras, como las que vamos a ver en esta lista de monstruosidades, una más linda que la otra.

  • 10
    Power Player Super Joy III
    Empecemos con una tranqui. La corporación Sinango viene fabricando clones de todo tipo hace décadas, y esta fue una de las primeras en venir con múltiples juegos instalados. El diseño, por supuesto, imita al joystick de una Nintendo 64, y fue por esta infracción de derechos de autor (no sobre el hardware sino sobre el diseño) que la gran N dijo basta, y en 2005 mandó al FBI (!) contra un local de Miami que las estaba vendiendo a 30 dólares. Este arresto destapó una red de tráfico que terminó en una redada tipo Narcos, con 60.000 consolitas secuestradas. Por eso es que en Estados Unidos la Mini NES vendió tan bien.
  • 9
    Game Theory Admiral
    La mayoría de estas consolas modernas están basadas en lo que se llama un SOAC (System-on-a-Chip) que compacta todas las funciones del hardware de Famicom en un solo chip. Estos chips se pueden conectar a la tele o a baratísimas pantallas LCD tipo TFT como la que tiene la Game Theory Admiral (¡gran nombre!), una especie de Game Boy Advance que puede reproducir cartuchos de Family - ¡ah, y se puede conectar a la tele también! A veces los productos piratas ofrecen más funcionalidad que los originales.
  • 8
    Scorpion-8
    ¿Qué se puede decir sobre la Scorpion-8, vendida en el Medio Oriente? Quizás sea el clon de Family Game más feo de la historia. Nada de efectos reales ni frases en inglés en la portada, nada de diseño, nada de color. Una caja de zapatos que venía en otra caja de zapatos.
  • 7
    N-Joypad
    Los mejores clones de Famicom son los que demuestran creatividad por parte de los agotados diseñadores industriales. La N-Joypad tiene un poco más de onda que las que vimos antes porque viene de Hong Kong, y técnicamente está autorizada (bueno, al menos el hardware). Esta consola no usa cartuchos, sino que para jugar los juegos que ya vienen en la máquina tenés que meter alguno de esos tres panqueques de plástico que imitan ser CD-ROMs. Los “CDs” no hacen nada, pero cada uno tiene una formita ligeramente distinta, y aprieta interruptores dentro del “lector” que hacen que la máquina bootee con una selección distinta de juegos. Genialidad pura.
  • 6
    Miyota W@pstation
    Mister Miyagi y Toyota se unen para crear lo que la caja vende como un festival de entretenimiento, que te permite jugar juegos (de Family) y ver películas (en formato VCD). Al parecer las dos configuraciones andaban muy mal. La salida de video, pensada para juegos, hacía que las pelis se vean saturadas, y los juegos corrían de un emulador de Family que se corría dentro del menú y que andaba lentísimo. Y aparte parecía un pasacassette de fabricación nacional de los ‘70.
  • 5
    Bible Time Voyager
    Dentro de la acotada selección de clones legales de este top, se destaca la Bible Time Voyager (¡se traduce a “Viajero Bíblico en el Tiempo”!), un joystick de diseño bastante atractivo, que recuerda al de Dreamcast, y que incluye 15 juegos… todos del estudio Color Dreams/Wisdom Tree, la famosa editora demandada por Nintendo por hacer juegos piratas para NES en los ‘90s. Cuando estaban a punto de fundirse hicieron la jugada maestra de convertirse una editora de entretenimiento cristiano, sacando títulos maravillosos (todos incluídos acá, claro) como Exodus, Spiritual Warfare y algo llamado Bible Buffet que quiero jugar YA.
  • 4
    PocketFami / NEOFAMI
    Si Nintendo tiene dificultades para frenar legalmente a esta industria de clones, es gracias a la empresa Gametech. En 2003 esta pequeña compañía empezó a importar sus clones portátiles llamados PocketFami a Japón, algo que la gran N no iban a tolerar. Nintendo llevó a Gametech a la justicia… y perdió. Así que Gametech no solo pudo sacar una versión hogareña de su consolita, sino hasta publicitarlas en revistas como Famitsu. Aparte, es re linda.
  • 3
    Dendy Junior
    Cada país tiene su clon. Argentina tenía la línea “Family Game” que era como una Famicom cortada a cuchillo. Europa del Este tenía la Terminator 2 (o como se la conocía originalmente “Super Design Ending Man BS-500 AS”). Y Rusia (post-caída de la Unión Soviética) tenía a Dendy, empresa local que aún hoy importa las más endebles consolas clonadas de China y las vende a los niños de Putin ¿querés hacer llorar a un ruso de 30-35 años? Mostrale el elefantito de Dendy y prepará los pañuelos.
  • 2
    Songa Mega Power II
    No podía faltar una Songa en el conteo, ya que estas consolas son una especie de ruleta: clones de Family Game y de Sega Mega Drive que usan variantes de la misma carcasa, lo que hace que tengas que ver muy bien lo que estás comprando. Seguro que tenés tu favorita (guardada en alguna caja en el ropero). La mía es la Mega Power II que venía con controles bastante dignos y una pistola idéntica a la “Justifier” de la serie Lethal Enforcers (en la foto en su versión “Nippon”, nombre de fantasía que se usaba tanto como “Neo” en las Songas)
  • 1
    Battman
    Esto es arte. El diseño de la máquina está, claro, afanado de la Xbox original, pero en verde y rojo queda todavía más linda, mientras que la portada incluye personajes que (obvio) no están en ningún juego de la consola, los controles son idénticos a los DualShock de la PlayStation original, y la pistola es una réplica quizás excesivamente realista. Todo lo que puede estar bien, está bien en la Battman.

1. Power Player Super Joy III

Empecemos con una tranqui. La corporación Sinango viene fabricando clones de todo tipo hace décadas, y esta fue una de las primeras en venir con múltiples juegos instalados. El diseño, por supuesto, imita al joystick de una Nintendo 64, y fue por esta infracción de derechos de autor (no sobre el hardware sino sobre el diseño) que la gran N dijo basta, y en 2005 mandó al FBI (!) contra un local de Miami que las estaba vendiendo a 30 dólares. Este arresto destapó una red de tráfico que terminó en una redada tipo Narcos, con 60.000 consolitas secuestradas. Por eso es que en Estados Unidos la Mini NES vendió tan bien.
Anterior Siguiente < >