Publicado el

Ránking | FAIL!

Póngale Cero: 10 películas que el público norteamericano detestó

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

Al salir de la sala, todos estaban seguros de algo: la película había sido un bodrio

¿Alguna vez escucharon hablar de CinemaScore?  Es una empresa de investigación de mercados, con sede en Estados Unidos, que se dedica a predecir si a una película le va a ir bien en taquilla o no. Basicamente, el día del estreno, eligen algunas salas de cine al azar a lo largo de todo el país y les hacen una encuesta de satisfacción a los espectadores, quienes pueden puntear la película de A+ a F, siendo esta última la peor calificación. 

Como sospecharán, es muy difícil que una película no guste universalmente. De hecho, desde 1979, año en que empezaron a computar el Cinemascore, solo se registraron 19 películas con puntuación F y a 10 de ellas las vas a conocer acá, incluyendo a Mother! (2017), el film más reciente de Darren Aronofsky (Requiem for a dream). 

  • 10
    Mother! (2017)
    Aronofsky es un director complicado simplemente porque consiguió ganarse ese prestigio que tienen algunos pocos de "filmar como se le da la gana". Le gusta lo surrealista, las narrativas laberínticas y la introspección en la mente de sus protagonistas. Claramente,sus películas no están dirigidas a masas y aunque a veces le sale bien (Réquiem for a dream y Cisne Negro son buenos ejemplos), otras veces no tanto: Mother! es su experimento más reciente, un film al que no le ayudó ni el marketing ni la cara bonita y famosa de Jennifer Lawrence. Resultó ser un desastre en taquilla y cosechó críticas bastante tibias.
  • 9
    Disaster Movie (2008)
    Jason Friedberg y Aaron Seltzer la pegaron con Scary Movie y sus secuelas. Claro que cuando la fama se les vino a la cabeza, empezaron a producir varias películas del estilo lo que terminó haciendo que se queden sin ideas. Disaster Movie es, por lejos, lo peor que hicieron. Una película que no puede gustarle a nadie, con lo peor del humor racista, pedorro y machista de sus creativos. Además de una F en el Cinemascore, tiene un 1% en RottenTomatoes. Lo que es curioso es que en taquilla logró recuperarla inversión.
  • 8
    Solaris (2002)
    Basada en la misma novela que inspiró al film de culto Solaris (1972) de Andrei Tarkovsky, esta adaptación moderna está lejos de ser una mala película, pero el marketing la dejó muy mal parada frente a las audiencias. Producida por James Cameron, con George Clooney y Natascha McElhone como protagonistas, los trailers la pintaban como un romance espacial, cuando en realidad la película es un delirio que propone reflexión metafísica y espiritual. Es ciencia ficción para pensar y nadie sabía eso cuando llegó al cine.
  • 7
    The Devil Inside (2012)
    El terror es uno de los géneros con más F Cinemascore. Es de nicho, claro, y la audiencia suele molestarse cuando paga una entrada para terminar viendo un final deprimente. Hecha la aclaración, The Devil Inside tiene bien merecido todos los abucheos, es, sin exagerar, uno de los peores found footage (tipo falso documental) que se estrenaron en los últimos 10 años. Copia descaradamente de Blair Witch, es densa y aburrida. ¿Saben que es lo peor? Que la hicieron con dos mangos y recaudaron 100 millones de dólares. Un robo.
  • 6
    The Silent House (2011)
    Remake de la película uruguaya La casa muda (2010), el aspecto técnico de The Silent House (2011) recibió muchos elogios. La película recibió muchos elogios por estar filmada en una sola toma, al igual que la uruguaya original, esta última siendo considerada la primera película de terror en utilizar la técnica. Desde ese punto de vista, es muy fiel, pero en lo demás, la película es tan Insulsa que hasta se siente que desperdicia el talento de Elizabeth Olsen (que tiene más madera de actriz que Mary-Kate y Ashley).
  • 5
    Darkness (2002)
    Es un poco difícil de creer que Jaume Balagueró, el director de joyas como Los Sin Nombre y REC haya filmado un bodriazo como este. Con un 4% en Rotten Tomatoes, la crítica de su tiempo la trató de incoherente y poco arriesgada. Yo por mi parte la odio por ser una colección de jumpscares baratos, además de ser muy cliché.
  • 4
    Killing Them Softly (2012)
    Curiosamente, este drama noir con Brad Pitt a la cabeza le gustó a la crítica. Con un 74% en Rotten Tomatoes y aplausos de cierre en sus screenings en Cannes, lo que mató a Killing Them Softly (2012) ante la audiencia fue su fuerte mensaje anti americano. Los yanquis son muy patriotas y no les gusto ver a Brad Pitt bardeando al capitalismo, tratando la economía del país como un gran negocio.
  • 3
    Bug (2006)
    William Friedkin es el director de El Exorcista (1973) y aunque nunca pudo replicar ese éxito con ninguna otra de terror, Bug (2006) no es terrible para nada. Al igual que Mother! (2017), dividió las aguas en todo festival en que estuvo. El tema es que cuando llego a cines, todo quedo bien claro: a la audiencia no le gustó. Como film, es sencillamente aterrador y por mucho que cueste creer un poco la trama, el elenco merece reverencias.
  • 2
    The Box (2009)
    Otro director que pisó en falso: Richard Kelly dirigió Donnie Darko, lo que hace muy difícil de creer que haya terminando haciendo esta porquería. The Box gira en torno a la existencia de una caja que cumple los mayores deseos al apretar un botón. La única condición es que al momento de presionarlo, una persona muere en algún lado. No sé si fue el final, lo poco atrapante que es o la interpretación de Cameron Diaz, pero algo me hizo odiarla, y mucho. Yo también le hubiese clavado una F al salir de la sala.
  • 1
    The Wicker Man (2006)
    No podíamos dejar afuera de esta nota al amigo Nicolas "me-cabe-cualquier-papel" Cage. The Wicker Man es una remake de una película de culto de terror de 1973, mitad musical, mitad experimento visual bizarro. La versión moderna tuvo una recepción terrible en todo sentido, excepto entre los fans de la original, que la aprecian en el mejor sentido que se puede querer a este tipo de material: "es tan mala que es buena".

1. Mother! (2017)

Aronofsky es un director complicado simplemente porque consiguió ganarse ese prestigio que tienen algunos pocos de "filmar como se le da la gana". Le gusta lo surrealista, las narrativas laberínticas y la introspección en la mente de sus protagonistas. Claramente,sus películas no están dirigidas a masas y aunque a veces le sale bien (Réquiem for a dream y Cisne Negro son buenos ejemplos), otras veces no tanto: Mother! es su experimento más reciente, un film al que no le ayudó ni el marketing ni la cara bonita y famosa de Jennifer Lawrence. Resultó ser un desastre en taquilla y cosechó críticas bastante tibias.
Anterior Siguiente < >