Publicado el

Noticias | Tirando el Triskelion por la Ventana

Guía de la mega liquidación digital de Marvel en Amazon

Volver a la home

Por: Ignacio Esains

Tags: marvel
Marvel está vendiendo todo su catálogo digital con descuentos del 90% en Amazon, y Fichi tiene una guía para que lo explores.

¿Alguien se volvió loco en Marvel? Por segunda vez en 2017, la editorial lanzó una liquidación sorpresa, ofreciendo descuentos de alrededor de hasta el 90% en su catálogo completo de colecciones digitales (unos 3000 títulos) en Amazon. Los “trade paperbacks” de 5 o 6 números se consiguen por alrededor de dos dólares, y esto incluye colecciones lanzadas en 2017. Libros enormes como las “Epic Collection” están entre 5 y 6 dólares. Lo mismo los codiciados “Masterworks”.

Es un gran momento para entrar y explorar, escribir el nombre de tu superhéroe favorito en el buscador y ver qué encontrás. Pero se me ocurrió que podemos hacer otro experimento: explorar la historia completa del Universo Marvel moderno, empezando por la resurrección de los ‘60s de la mano de Stan y Jack y terminando con la más reciente obra maestra publicada por la editorial.

Los cómics se compran a través del servicio digital de Kindle. Los podés leer en la aplicación de Kindle, pero también activarlos en Comixology, el excelente servicio de lectura de cómics de Amazon, con el que podés leer en PC, tablets, celular, donde más te guste. Te permite, por supuesto, descargar tus cómics y leerlos fuera de línea.

Lo que hoy conocemos como el universo Marvel empezó en 1961, así que, para ponernos un límite artificial, digamos que vamos a gastar solamente 56 dólares (unos 960 pesos al cambio de hoy) para conocer las obras esenciales de esos 56 años, tratando de mantenerme centrado en historias autoconclusivas y evitar los megaeventos. Empecemos.

Los sesenta

En noviembre de 1961 Stan Lee y Jack Kirby, ya veteranos de la industria, revolucionaron el cómic con el primer número de The Fantastic Four, que se alejaba de las historias arquetípicas de superhéroes de la época, herederas de las avejentadas convenciones de las novelas pulp de los ‘20s y ‘30s. Los personajes de Fantastic Four se sentían como un grupo de amigos que podrías conocer, en la que cada uno cumplía el rol de miembro de la “familia”, y hasta los villanos tenían un costado humanista. Vamos a empezar nuestra colección con el primer tomo de Marvel Masterworks: Fantastic Four, que incluye los primeros 10 números de la serie y nos cuesta U$S3.40 (60 pesos). 272 páginas.

El combo Stan+Jack es infalible, así que si te comprás los primeros tomos de The Avengers, The Hulk, o (mis favoritos) Journey Into Mystery/Thor vas a poder inyectarte un poco de felicidad sesentera. El resto de los cómics de Marvel de la década no estaba exactamente a ese nivel, con la excepción de, claro, Steve Ditko.

Ditko, por supuesto, es el co-creador de Spider-Man, y aunque el primer tomo de la colección Masterworks de Spidey sería una buena compra, vamos un poco más adelante, cuando Stan ya estaba en otra y Steve empezaba a pulir sus devaneos filosóficos. La colección “Great Responsibility” incluye el histórico número 33, la escena en la que Spidey levanta medio edificio que se le cayó encima, y a la que hacen referencia en la reciente peli Regreso a Casa. 4 dólares (68 pesos). 504 páginas.

Los setenta

Los cómics de DC se vendieron en kioscos de revistas latinoamericanos durante años, sea a través de las ediciones mexicanas de editorial Novaro o las españolas de Zinco de los ‘80s. Las series de Marvel no tuvieron tanta suerte, a pesar de que dominaban los kioscos norteamericanos en esa década. Las historias se volvieron un poco más adultas, más “europeas”, influenciadas por los cómics franceses y belgas de la época. De esta década vamos a elegir dos variantes de Marvel que me encantan: el Marvel “grindhouse” y el Marvel “cósmico”.

Los artistas y guionistas de Marvel se inspiraron muchísimo en el cine de clase B. La blaxploitation, el terror, la ciencia ficción sexualizada pre-Star Wars, y en particular, el cine de artes marciales. El mejor ejemplo es Shang-Chi: Master of Kung Fu, pero lamentablemente esta serie no está disponible en la tienda Kindle, así que vamos por lo segundo mejor, que sería una colección bien setentera de los primeros cómics de Luke Cage. Hero For Hire Masterworks. $3.40 (58 pesos) x 336 páginas.

Por el lado cósmico, no hay nombre más representativo que Jim Shooter, controversial guionista y después editor de Marvel. Shooter llevó mi encarnación favorita de los Avengers a dar vueltas por el espacio detrás del misterioso Michael Korvac, con arte de George Pérez en su mejor momento, John Byrne y otro marvelita espacial, Jim Starlin. No me parecería raro que la “Korvac Saga” sea parte del universo cinematográfico Marvel en el futuro cercano, así que si querés subirte al tren antes de que salga de la estación, comprate el tomo 17 de Marvel Masterworks: Avengers por sólo $3.40 (58 pesos). 352 páginas.

Los ochenta

Los ochenta de Marvel tienen dos nombres por encima de todo: Claremont y Miller. Voy a elegir un par de libros obvios de ellos, pero que tenés que tener.

Miller escribió (y dibujó) Daredevil entre 1979 y 1983, se convirtió en uno de los talentos más buscados de la industria, y en medio del éxito de The Dark Knight Returns aceptó regresar a Marvel para contar la historia definitiva de Daredevil. Born Again se consigue en este cómodo volumen a solo 3 dólares. Leelo rápido porque va a ser la base de la tercera temporada de la serie de Netflix. 248 páginas.

Claremont, por su lado, agarró a los X-Men a mediados de los ‘70 junto a John Byrne, y a pesar de que las ventas no los acompañaron desde el principio, fueron convirtiendo a los mutantes en EL fenómeno comiquero, culminando con la famosa saga del Fénix Oscuro. Se consigue en esta edición con portada horrorosa a $3.40 (58 pesos). 200 páginas.

Durante esta década Marvel tenía una línea llamada Graphic Novels, en la que editaba novelas gráficas originales con historias completas, cortas, de algunos de sus héroes más populares - un formato inspirado en los álbumes europeos. Están disponibles a solo 80 centavos en la liquidación, así que vamos a elegir tres, o sea dos dólares y 40 centavos (41 pesos). The Death of Captain Marvel, X-Men: God Loves Man Kills (en la que se basó la segunda peli) y un Daredevil más: Love and War, con dibujos del gran Bill Sienkiewicz.

Finalmente, una más de Spider-Man. La Última Cacería de Kraven, una de las historias más oscuras del simpático Peter Parker, con un guión magistral de Jean-Marc DeMatteis y dibujos de Mike Zeck, artista emblemático de la época que fuera casi olvidado en los ‘90s. 2 dólares 20. 37 pesos. 168 páginas.

Los noventa

¿Nos podemos saltear esta década? A principios de los ‘90 hubo un boom especulativo alrededor de los cómics. Es largo de explicar, pero digamos que en muy pocos años entró MUCHA guita al mercado del cómic - guita que tardó todavía menos en escapar. Es la época de los cómics “extremos”, de artistas como Jim Lee, Rob Liefeld, y Todd McFarlane, en la que la coherencia narrativa dejó lugar a una estética flashera de la que la industria tardó mucho en recuperarse. Sin embargo, hay algunas joyitas para destacar.

Obviamente lo primero que uno piensa es Marvels, una miniserie de Kurt Busiek (quizás el guionista que mejor entendió la idea de superhéroes como dioses modernos) y Alex Ross, que a mi entender es aún superior a la más conocida Kingdom Come, de DC. Marvels nos muestra el universo Marvel a través de los ojos de un fotógrafo de periódico, y realmente sentimos lo que significa estar rodeado de superhumanos impredecibles. Esencial. $2.60 (44 pesos). 248 páginas.

Hay algunas joyitas perdidas entre el catálogo de Marvel de la década, y aunque mi instinto es recomendar el Black Panther de Priest, la verdad es que necesitás leer los 4 volúmenes para disfrutarlo y se nos va de presupuesto… ¿por qué mejor no vamos por el personaje emblemático de esta década? Deadpool Classic vol. 1 incluye la presentación del personaje en los ‘80s, las dos miniseries de mediados de los ‘90 (una de ellas con excelente arte de Joe Madureira) y el primer número de la serie de Joe Kelly del ‘97. Sampler perfecto del personaje. 264 páginas. $3.40 dólares (58 pesos).

¿Qué más? La Generation X de Warren Ellis es genial, pero no está coleccionada, al igual que “The Last Avengers Story” de Peter David y el argentino Ariel Olivetti. El Spider-Man de Wieringo tiene guiones atroces, y ni hablar del de McFarlane. Así que voy a elegir una serie que aún no se por qué no tiene la estatura que se merece en el mundo del cómic: Inhumans de Paul Jenkins y Jae Lee. Una maxiserie de 12 números que solo por el arte se justificaría comprar - por suerte el guión está a la altura. 4 dólares (68 pesos), 300 páginas.

Los dos mil

Se que no es la opinión más popular del mundo, pero para mí la llegada de Bill Jemas y Joe Quesada a Marvel resucitó a la editorial, a pesar de ciertas movidas que en su momento causaron controversia. Vamos de una a la primera: la llegada de Grant Morrison a los X-Men. Morrison, famoso en ese momento por sus cómics alternativos y un exitoso relanzamiento de la Liga de la Justicia, descartó mucha de la historia telenovelesca de Chris Claremont buscando poner un poco de onda a los gastados mutantes bajo el nuevo nombre de New X-Men ¿lo logró? Decidilo vos con estos dos volúmenes: el primero, E is for Extinction, y el cuarto, Riot at Xavier’s. $1.80 cada uno, en total $3.60 (61 pesos). 120 páginas cada uno.

Si tuviera que elegir un cómic de esta década sería el Daredevil de Brian Bendis y Alex Maleev, pero como pasaba con Black Panther, hay que leerlo completo para disfrutarlo (lo mismo pasa con el Captain America de Brubaker y Epting). Por eso vamos por un tomo de su brillante reinvención de Spider-Man para el universo paralelo Ultimate. El primer tomo de Ultimate Spider-Man es muy bueno, pero medio que conocemos la historia de memoria… el segundo es todavía mejor, e incluye el 13, para mí uno de los pocos ejemplos de un cómic perfecto. $2.20 (37 pesitos) 144 páginas.

Hablando de nombres que dividen a los fans: Mark Millar tiene que estar en esta lista, y la verdad que antes de poner Civil War (uno de los pocos megaeventos que se pueden disfrutar sin crossovers) prefiero incluir el primer volumen de sus The Ultimates, una relectura “para toda la familia” de los comics “widescreen” que había planteado Warren Ellis en Wildstorm a fines de los ‘90s. El MCU nace en este cómic. El primer TP, de 160 páginas, está a solo $2.20 (37 pesos) en la liquidación.

Una de las genialidades/locuras de Bill Jemas fue empezar un sello dentro de Marvel de cómics solo para adultos, en los que la estrella era Garth Ennis, autor de Preacher y de un run sublime de Punisher. Toda la serie vale la pena, pero me quedo con Punisher: Born, miniserie ilustrada por Darick Robertson (Transmetropolitan) que nos cuenta los orígenes de Frank Castle en Vietnam. $1.40 (24 pesos) (un alfajor caro), 106 páginas.

Me da pena no haber incluído a los Cuatro Fantásticos a lo largo de esta lista, en especial la excelente época de John Byrne en el Edificio Baxter… pero la verdad es que la versión de Fantastic Four de esta década es mi versión favorita. Mark Waid funciona mejor como guionista “blanco”, y Mike Wieringo lo acompaña a la perfección. Nunca voy a entender cómo este arco no fue la película. 208 páginas, 3 dólares (51 pesos).

Si tuviera que quedarme con una década sola de Marvel, me quedaría con esta. Otras cosas que quedaron afuera, por si querés investigar: la X-Force/X-Statix de Milligan y Allred, Alias (Jessica Jones) de Bendis y Gaydos, el pochoclero pero espectacular Astonishing X-Men de Whedon y Cassaday, Iron Man: Extremis de Ellis y Granov, Planet Hulk de Greg Pak y todo el universo, los televisivos Runaways de Vaughan y Alphona, NEXTWAVE: Agents of H.A.T.E. de Ellis e Immonen, y el mejor megaevento de Marvel: Annihilation, que aún en oferta te costaría bastante, porque son una pila de tomos.

Esta década

Disney compra Marvel en 2009, y el relanzamiento con Marvel NOW! en 2012 es clave para entender una década que busca principalmente crear grandes personajes para explorar en otras áreas, sea en series de televisión o en el universo cinematográfico (a pesar de las conocidas rencillas entre la división editorial y la de cine de Marvel). Por eso para cerrar esta lista propongo colecciones modestas, de personajes que vale la pena explorar en sus historias individuales.

Empezamos con el Hawkeye de Matt Fraction y David Aja, una versión perfecta del personaje como justiciero cotidiano, un poco como el Hulk de la tele. Por alguna razón Whedon decidió no usar esta versión del héroe en el cine. Si hay un reboot, queremos verlo con su propia serie en Netflix (o donde sea). El primer tomo, My Life as a Weapon, está a $2.20 (37 pesos). 136 páginas.

Otra heroína urbana es Ms. Marvel, una de las creaciones más interesantes de los últimos años. La guionista G. Willow Wilson, musulmana, buscó crear un personaje que refleje sus creencias y sus historias familiares, y nos dió a Kamala Khan, una Inhuman que busca su lugar en el mundo y que esperemos ver pronto en la pantalla grande. El primer tomo, de 120 páginas, cuesta sólo $1.80 (30 pesos) en la liquidación.

Cerramos con EL gran cómic de los últimos años. Lo que algunos llaman “el Watchmen de Marvel”. Yo no se si ir tan lejos (veremos si seguimos hablando de esto dentro de 30 años), pero no tengo dudas de que es una verdadera obra maestra: The Vision de Tom King y Gabriel Hernández Walta. Son dos tomos, cada uno a $2.20. $4.40 (75 pesos) en total. 280 páginas.

Ahí tienen. 56 dólares. 56 años de cómics. 4.436 páginas. Al menos hasta la próxima liquidación deberían durar. Y si me olvidé de tu Marvel favorito, ¡por favor sumalo en los comentarios!