Publicado el

Ránking | Agitado, no revuelto

Casi pero no: 10 actores que no fueron James Bond

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Tags: james bond
Che, algunos todavía tienen chance para el futuro.

James Bond se acerca a su vigésimo quinta incursión cinematográfica y, a lo largo de más de 55 años, ha tenido a varios actores poniéndose en sus zapatos. Mientras seguimos especulando si su próxima encarnación será negro (Idris Elba), mujer (Gillian Anderson) o extraterrestre, repasamos algunos nombres que quedaron afuera del casting para interpretar a uno de los íconos más grandes de la cultura popular.  

  • 10
    Henry Cavill
    Antes de convertirse en el Hombre de Acero, Henry Cavill pasó por un período de rechazos actorales que casi lo alejan de Hollywood para siempre. La frustración definitiva llegó de la mano del 007, para el cual audicionó allá por 2005 cuando era bastante jovencito, apenas 22 años, (bah, todavía lo sigue siendo); pero antes de llegar a las últimas instancias del casting, los productores se decidieron por un actor más maduro y baqueteado para el protagónico de “Casino Royale” (2006). Sí, Daniel Craig le ganó de mano, pero ahora Cavill es uno de los nombres que más fuertes suenan para ser su futuro reemplazo. Esto del espionaje le sale de taquito, sino miren “El Agente de C.I.P.O.L.” (2015).
  • 9
    Cary Grant
    Albert "Cubby" Broccoli, legendario productor de la franquicia del 007, también resultó ser un gran amigo de Cary Grant, tanto así que este fue el padrino de su boda. Por eso, nunca perdió la oportunidad de ofrecerle el protagónico de James Bond. Grant tenía los requisitos en orden, y antes de que griten “americano”, les decimos que este ícono del séptimo arte nació y fue educado en Inglaterra; pero tenía la intención de comprometerse para realizar una sola película de la saga, un acuerdo que no le satisfizo ni a Broccoli ni al estudio. Ahí llegó Sean Connery, y les solucionó el problema, al menos, por las primeros cinco aventuras.
  • 8
    Liam Neeson
    A Liam Neeson la faceta de héroe de acción le llegó más tarde que temprano, y ahora no deja de repartir piñas a lo loco, o correr desenfrenado por las calles. A mediados de la década del noventa le ofrecieron convertirse en el nuevo 007 tras la partida de Timothy Dalton, pero el irlandés rechazó el ofrecimiento porque, según dijo, no le interesaban las películas del género (inserte aquí su risa sarcástica). Con Neeson fueron bastante insistentes, pero tiempo después confesó que la verdadera razón de la negativa era que Natasha Richardson quería contraer matrimonio justo para la época del rodaje. Al parecer, era una cosa o la otra, y Liam demostró ser un verdadero romántico. No vale decir que era un pollerudo, eh.
  • 7
    Dick van Dyke
    Dick Van Dyke es un verdadero tesoro norteamericano, ¿se lo imaginan como uno de los íconos más grandes de la cultura popular inglesa? P.L. Travers ya no lo veía con buenos ojos cuando Walt Disney lo convirtió en el Bert de “Mary Poppins” (1964)…, el revuelo que hubiese originado interpretando al 007. Lo cierto es que a Van Dyke, como a tantos otros, le ofrecieron el papel tras la partida de Sean Connery. Pero el actor lo rechazó casi inmediatamente durante un llamado telefónico con Broccoli, poniendo como excusa su terrible acento inglés, una falencia muy notoria en el musical protagonizado por Julie Andrews que, al parecer, el productor de la franquicia olvidó completamente antes de agarrar el teléfono.
  • 6
    Dominic West
    A Dominic West se lo ama fuerte desde “The Wire”, y entre sus papeles soñados y pendientes figura el de James Bond. El inglés audicionó para interpretar al 007 antes de que Daniel Craig se quedara con el preciado rol más de diez años atrás, pero a pesar de sus deseos, siente que la edad lo está dejando afuera de la aventura. La realidad es que Craig tiene un año más que su compatriota y todavía le da el cuerpo para una nueva entrega. Si West insiste en convertirse en el agente secreto sería uno de los debutantes más entrado en años de la historia, aunque no más vejete que Roger Moore (58) cuando se retiró de la franquicia.
  • 5
    Michael Caine
    El alejamiento de Connery de la franquicia dejó unos zapatos muy grandes para llenar, y a los productores bastante desesperados buscando el reemplazo ideal. Michael Caine hubiera sido una opción maravillosa, pero el actor (amigo cercano de Sean) rechazó la propuesta, en parte por miedo a quedar encasillado con el 007, algo que ya estaba sufriendo el mismísimo Connery. Además, Caine ya había agotado su participación en el género de espionaje gracias a la interpretación de Harry Palmer –personaje creado por Len Deighton-, a lo largo de tres entregas, más otras dos aventuras desligadas de las novelas. O sea, basta de espías por el momento.
  • 4
    Timothy Dalton
    Sí, ya sabemos que Dalton se calzó las vestimentas del 007 en dos oportunidades: “Su Nombre es Peligro” (The Living Daylights, 1987) y “Licencia para Matar” (Licence to Kill, 1989) con bastante poca suerte. Pero casi entra en la franquicia muchísimo antes, cuando Albert “Cubby” Broccoli lo tentó en 1968 para que acepté el testigo dejado por Sean Connery. Timothy tenía apenas 25 años, pero a pesar de su experiencia y buen entrenamiento actoral, declinó la oferta porque sentía que el personaje funcionaba mejor cuando era interpretado por un actor de mediana edad. A principios de la década del ochenta, los productores regresaron con la oferta para reemplazar a Roger Moore, pero Dalton volvió a decir que no, más que nada, porque las películas de la era Moore se habían convertido en obras demasiado ridículas, cómicas y de pésima calidad. La tercera es la vencida, dicen los que saben.
  • 3
    Sean Bean
    Con Timothy Dalton fuera de juego, los productores de la franquicia por aquel entonces, Barbara Broccoli y Michael G. Wilson, salieron a la caza de un nuevo 007. La primera opción de Eon Productions era nuestro querido y siempre moribundo Sean Bean, pero MGM insistió con la contratación de Pierce Brosnan. Igual, Ed Stark no se quedó afuera de “Goldeneye” (1995), ya que los guionistas reescribieron el guión para incluirlo como el villano Alex Trevelyan, un contemporáneo de Bond en vez de un mentor más entrado en años, como lo planteaban originalmente. Claro que así no zafó de la Parca.
  • 2
    Oliver Reed
    El inglés tenía la presencia y el carácter, pero a Oliver Reed (“Gladiador”) se le escapó el 007 (y otras tantas cosas) del currículum. En 1969, cuando tenía 31 años, Cubby Brocoli y Harry Saltzman salieron a buscar por todo el mundo a un nuevo James Bond después de que Sean Connery abandonara la franquicia; pero pronto descartaron a Reed que con su papel de Bill Sykes en Oliver! (1968), bajo las órdenes de su tío Carol Reed, estaba empezando a saltar a la fama. Una oportunidad desaprovechada, tal vez, para mostrarnos la encarnación del espía más oscura, reflexiva y emocionalmente obsesiva de la serie con “Al Servicio Secreto de su Majestad” (On Her Majesty's Secret Service, 1969), que terminó en las manos de Geroge Lazenby.
  • 1
    Clint Eastwood
    Admitámoslo, resulta un tanto complicado imaginarnos a Clint, siempre tan rudo en sus papeles del Oeste o policías con pocas pulgas, interpretando al refinado agente del MI6. “Me ofrecieron bastante dinero para hacer de James Bond. Esto fue después de la partida de Sean Connery. Mi abogado representaba a los Broccoli -productores de la franquicia-, y se acercó diciéndome que les encantaría contar con mi presencia”, aseguraba el bueno de Eastwood que terminó rechazando la oferta porque no se sentía cómodo con la propuesta y el personaje. A decir verdad, ningún actor norteamericano se atrevió a romper la “tradición” del 007 (aunque George Lazenby era australiano), pero el espíritu yanqui de Harry Callahan seguro que desentona con el del personaje creado por Ian Fleming.

1. Henry Cavill

Antes de convertirse en el Hombre de Acero, Henry Cavill pasó por un período de rechazos actorales que casi lo alejan de Hollywood para siempre. La frustración definitiva llegó de la mano del 007, para el cual audicionó allá por 2005 cuando era bastante jovencito, apenas 22 años, (bah, todavía lo sigue siendo); pero antes de llegar a las últimas instancias del casting, los productores se decidieron por un actor más maduro y baqueteado para el protagónico de “Casino Royale” (2006). Sí, Daniel Craig le ganó de mano, pero ahora Cavill es uno de los nombres que más fuertes suenan para ser su futuro reemplazo. Esto del espionaje le sale de taquito, sino miren “El Agente de C.I.P.O.L.” (2015).
Anterior Siguiente < >