Publicado el

Analisis | Me veráb solver

ANÁLISIS: Absolver (PC, PS4)

Volver a la home

Por: Santiago Peñalver

Tags: Absolver
Luego de unas semanas del lanzamiento de Absolver, Santiago Peñalver te da sus opiniones sobre este juego.

En mi opinión, hoy en día tenemos dos grandes tipos de videojuegos: los que tratan de innovar y traer nuevas ideas a la industria y los que tratan de apegarse a un estilo ya determinado. Pero también tenemos una tercera categoría, que incluye a los que tratan de mezclar distintos estilos para tratar de obtener los puntos positivos de cada uno. Absolver es un gran ejemplo.

Absolver es un juego de lucha cuerpo a cuerpo (al estilo del reciente For Honor de Ubisoft) que propone un combate detallado que requiere dominar múltiples habilidades para avanzar. Pero además de esto, Absolver trata de ser un juego de rol del estilo de la saga Souls, con una libertad absoluta respecto al orden en el cual queremos cumplir nuestros objetivos o mejorar a nuestro personaje. Y a pesar de venir de un equipo mucho más pequeño, logra hacer funcionar esta extraña mezcla.

El objetivo de la historia principal del juego es simple: derrotar a varios jefes y “mini” jefes para convertirte en un “Absolver”. Tenemos completa libertad en decidir qué peleas queremos hacer primero, y acá es donde el diseño del mapa y la ambientación hacen su magia. Mientras vamos explorando y peleando contra enemigos vamos a ir consiguiendo distintos equipamientos para mejorar nuestras defensas, y algo muy interesante es cómo a medida que vamos avanzando por la historia, pasamos de tener un personaje casi sin ropa y habilidades a tener un equipamiento muy agradable a la vista, que nos hace sentir un verdadero progreso en nuestro personaje.

Esta “campaña” nos va preparando para el modo multijugador enseñando todo lo que debemos saber del combate e incluso ayudando a mejorar nuestras habilidades - porque algunos jefes, son realmente difíciles.

El combate de Absolver es preciso y complejo. Tenemos cuatro “poses de combate” que habilitan distintos combos o movimientos, cada una con sus pros y contras. Por ejemplo, ataques más rápidos pero con menor daño, o ataques más poderosos pero más lentos y fáciles de predecir. Lo hermoso del combate de Absolver viene con la habilidad del jugador de cambiar de distintas poses con velocidad y continuidad a la vez que esquiva los ataques de su oponente. No es fácil de aprender, pero siempre vamos a querer una pelea más.

Además de las sutilezas del combate, tenemos tres clases distintas, y cada una determinará cómo mejoramos las habilidades de nuestro personaje tanto como nuestro estilo de combate. Aparte, estas clases tienen una habilidad especial, una forma personal de evitar ataques enemigos. Tenemos la clase que es más ágil y trata de esquivar los ataques, la que es más lenta y trata de absorber el daño y transformarlo en vida, y una intermedia que busca hacerle parry a los combos del contrincante.

Cuando elegimos nuestra clase en Absolver, estamos seleccionando cual va a ser nuestro estilo de combate durante todo el juego y multijugador, y cada una de estas opciones se sienten distinta a la otra, lo cual es muy bueno si tenés ganas de cambiar el enfoque desde el que jugás.

También podemos mejorar a nuestro personaje a base de atributos, un sistema muy parecido al de la saga Souls. Esto le da un gran nivel de variedad a la forma de upgradearnos, ya que cada atributo varía mucho nuestros pros y contras. Por ejemplo, si mejoramos mucho el daño tendremos poca resistencia, y viceversa. Si esto parece excesivamente simple, es porque el nivel de complejidad de Absolver viene por otro lado.

El desafío más importante va por el lado de los combos y la forma de desbloquear nuevos ataques. Cada vez que evitemos un ataque, ya sea mediante la forma genérica que tienen todas las clases o la forma específica de estas, vamos a ir “aprendiendo” el golpe que se efectuó contra nosotros. Si lo evitamos, reiteradamente, se irá llenando una barra de aprendizaje la cual, al completarse, nos otorgara dicho ataque para que podamos usar libremente en cualquiera de nuestros combos.

Es un sistema ingenioso que te obliga a grindear de otra forma. En otras palabras, los ataques de Absolver serían el oro o los XP de un RPG. Y no es un chiste. Si vas a un combate contra otro jugador sin ataques y combos poderosos, tus chances de ganar la pelea van a ser mínimas.

Hablando del multijugador de Absolver, este es casi igual al de la saga Souls. Mientras vamos progresando por la corta historia, podemos encontrarnos con otros jugadores que estén por las cercanías y podemos pedirles que se unan a nuestra travesía, o retarlos a un combate. Así de simple.

La verdad es que en el lanzamiento este sistema funcionaba bastante mal. Había muchos problemas de ping y hacían que la experiencia se pierda. Pero hoy, un par de semanas después del lanzamiento, esto ya no es un problema. Además de ir encontrándonos con jugadores aleatoriamente durante la historia, también podemos jugar en combates PvP con un sistema de matchmaking.

Aquí está la verdadera magia de Absolver, donde pondremos en práctica todo lo aprendido, en peleas 1v1 contra otro jugador. Gracias al gran sistema de combate de Absolver, estos combate suelen ser tan competitivos como divertidos. Esta función está habilitada casi desde el principio del juego, así que si sos un fan del PvP y queres ir directamente a este, podés hacerlo, aunque es recomendable terminar la historia antes para tener mejores ataques y equipamiento.


Absolver es un juego independiente que trata de aparentar lo contrario. Tiene un sistema de combate tan complejo como divertido, y la idea de agregarle una historia para poder aprender las bases hace que sea mucho más fácil de aprender para gente que no es fanática  del género. Y sobre todas las cosas, el multijugador (ahora funcionando correctamente) es adictivo y tiene un buen nivel competitivo. Si te gustan los juegos de lucha PvP, Absolver es algo que te recomiendo sin dudarlo, aunque hay que tener en cuenta el precio de 30 dólares, bajo para un triple A pero alto para un juego independiente, y que lamentablemente no ofrece mucho contenido para el que no va a jugar multiplayer.