Publicado el

FichineAR | Creatividad sobre rieles

#FichineAR en movimiento: Los juegos de la #ArgTrainJam

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

Te mostramos los fichines que se diseñaron a bordo del tren Buenos Aires-Córdoba.

Argentina Train Jam es un suceso que no pasa todos los días, no solo en nuestro país, también en el mundo. Las game jam son encuentros de improvización y prototipado en el que se propone crear un videojeugo en un corto período de tiempo, siguiendo una temática. Estas actividades cada vez ganan más fuerza en el país y durante la primera semana de septiembre, por primera vez en Sudamérica, se llevó a cabo una Train Jam. ¿Qué es esto? Es una game jam arriba de un tren, un modelo que inició en Estados Unidos y que se viene haciendo con éxito desde 2013, cuando a la joven Adriel Wallick se le ocurrió que sería buena idea viajar a GDC en tren (la conferencia de desarrollo de videojuegos más grande del mundo). 

En Argentina, la iniciativa estuvo a cargo de Blas Ingiulla (Placeholder Studio), un joven desarrollador que se acercó a FundAV y a Image Campus para hacer de su idea, una realidad. Así fue como un grupo de 40 desarrolladores se subió el 1 de septiembre al tren Mitre, en Retiro, con destino a Córdoba, con el único objetivo de crear videojuegos en las 18 horas que dura el trayecto. Viajaron programadores, artistas, músicos, testers y hasta una actriz de voces, y para cuando se llegó a la capital cordobesa, ya se tenían más de 10 juegos completados. 

El evento tuvo un vagón exclusivo, arreglado con la gente de Trenes Argentinos, provisto de electricidad para 7 computadoras, lo que implicó una tarea de solidaridad al turnarse con los enchufes. En la madrugada del 2 de septiembre varios copamos el vagón comedor, lugar ideal para que trabajen los músicos, quienes terminaron grabando casi todo en los coches camarote, también alquilados para el evento. 

El trayecto finalmente duró 20 horas -las vías están en muy mal estado, los atrasos son moneda corriente- y aunque cansados, la experiencia cerró con los 12 juegos que vas a conocer en esta nota. ¡Ojo! Se desarrollaron un par más, pero por cosas de la vida, todavía no están subidos a la web. 

  • 12
    Turbo Carrito (Rojo McGil, Leandro Camugli, Alejandro Iparraguirre, Nicolas Franza, Luis Monrocle Y Christian Perucchi)
    Esa armónica que suena al iniciar el juego se escuchaba a vagones de distancia, ¡porque el sonido se grabó a bordo! Turbo Carrito te hace sudar los dedos con su objetivo de mover un carrito de tren manual a cuesta arriba. La jugabilidad es sencilla, son solo dos botones, pero que eso no engañe porque es difícil… muy difícil. Link
  • 11
    Trenesí (Pablo Palacios)
    Hay game jams de juegos de mesa y para muchos creativos, como es el caso de Pablo Palacios, la mejor forma de lidiar con los enchufes limitados a bordo del tren fue creando uno, con papel, lápiz y fichas de otro juego. Trenesí es un juego cooperativo, de dos a cuatro jugadores, en el que los jugadores colocan una pieza en el tablero por turno, haciendo avanzar los trenes por el tablero sin que se choquen. El objetivo es que llegue cada uno a su salida sin que su tren quede bloqueado, es decir, sin poder avanzar para llegar a su destino. Muy pronto vamos a tener versión imprimible en PDF para quien lo quiera probar.
  • 10
    Trash Ships (Lunafromthemoon, Mer Grazzini)
    Inspirado en Galaxy Trucker, Trash Ships es un simulador de tablero de puzzles en el que debemos construir naves para nuestros clientes siguiendo los requisitos que nos piden. Hay que chequear bien cuántos pasajeros son, cuantos motores necesitamos, cuantos láseres, cuanta carga podemos bancar, y otro montón de factores. Es entretenido y es de los más cerebrales que se prototiparon a bordo del tren. Link
  • 9
    The Long Goodbye (Rumpelcita, Lucía Castez)
    Segundo fichín que nos propone corre un tren para saludar al ser amado. Aunque en este, nos tenemos que preocupar por coordinar los pies y el pañuelito de una pequeña coneja que la tiene muy difícil para correr apenas unos metros. Nunca fue tan divertido despedirse. Y tan difícil tampoco. Link
  • 8
    Shu Shu Sholdier (Adrián Novell, Pablo Canaveris)
    Para los más hardcore, llega un top-down shooter en el que movemos un tren lleno de armamento pesado. Tenemos varios tipos de disparo y movimiento bastante acotado. El objetivo de nuestro tren vengar a su tren mama (¿), que murió a manos de las malignas torretas. Bullet-hell puro, permadeath y mucha dificultad son las claves de este prototipo hecho en Construct por un solo desarrollador (y Canaveris en la música). Link
  • 7
    Railaway Madness (Chulengo Interactive, Luli Tomato, Nicolas Franza, Alejandro Iparraguirre)
    Si Chulengo te suena es porque son los creadores de Infinite Surfer, ese endless "surfer" en el que hay que llegar al espacio. Para Argentina Train Jam, los chicos hicieron un pequeño plataformas 2D en el que nos vamos abriendo paso a lo largo de un tren. Podemos saltar y pegar a los enemigos con una llave inglesa. Impacta el apartado visual que lograron en tan poco tiempo. Ese pixel art sí que saca sonrisas. Link
  • 6
    Run Fingers Run (Nicolas Lince, Nicolas Araujo, Debora Noelia Gavieiro, Diego Rosas)
    Otro runner, solo que en este controlamos literalmente un par de dedos, dejando bien en claro de qué parte de nuestro cuerpo viene el esfuerzo. Saltamos con barra espaciadora y nada más. El problema es que a veces la velocidad alcanza un ímpetu impensado y ¡zaz! Se vuelve más complicado. Link
  • 5
    Galaxy Jam Truck (Paco Álvarez Lojo)
    Uno de estrategia y gestión, en Galaxy Jam Truck armamos una nave de carga para llevarla al planeta más cercano. Ahí vendemos el cargamento y volvemos a empezar para armar otra nave. Es complicado de entender y controlar, así que les sugiero que lean bien las instrucciones. Link
  • 4
    Cinema Express (Facundo Mounes, Mer Grazzini, Christian Perucchi, Luli Tomatito)
    Mi favorito personal, Cinema Express es un endless runner –o casi– en el que controlamos a una chica que corre un tren para despedir a su gran amor. Hay que saltar y deslizarnos para evitar tropezarnos con palomas y valijas. Lo curioso, es que está enmarcado como la filmación de una película y equipara el progreso del jugador con premios cinematográficos. Es decir, mientras más minutos estás persiguiendo el tren, más premios acumulas, iniciando por el Martin Fierro, luego el Globo de Oro y así hasta llegar al Oscar. Muy adictivo, además. Link
  • 3
    Bondi Wars (Vale ZumZum, Leno Heyaca Consol, Erdrake)
    A Bondi Wars me lo definieron como “una especie de Pac-Man” cuando pregunté cómo se jugaba. Es un juego multijugador competitivo en el que dos choferes de colectivo compiten en la jungla de asfalto para ver quien levanta más pasajeros. El transito es estresante y el tren aporta lo suyo, complicándoselas a los jugadores cuando baja la barrera. Por más apurado que estés, si te traba el tren, no te queda otra que esperar a que pase para seguir. Mientras tanto, el otro jugador sigue sumando pasajeros… Link
  • 2
    Astro Train (Gerardo Heidel)
    Cuando uno piensa en prototipar videojuegos rápidamente, probablemente no piense en desarrolladores que se animen a crear en 3D, pero Astro Train demuestra lo contrario, un juego pixelado creado en Unreal Engine, con un ambiente acompañado de chiptune muy pegadizo, en el que debemos recoger estrellas. De los juegos galácticos de la jam, sin dudas, es el que más busco originalidad en el concepto. Link
  • 1
    Arcatren (Gabriella Pella, Ayelén García)
    ¿Quién dijo que los trenes son un conjunto de vagones? En Arcatren armamos nuestra arca-tren para escapar del diluvio universal, es decir, de la ola gigante que nos persigue. Le falta gameplay al prototipo, pero el trabajo artístico destaca por sobre otros proyectos que se vieron a bordo del tren. Link

1. Turbo Carrito (Rojo McGil, Leandro Camugli, Alejandro Iparraguirre, Nicolas Franza, Luis Monrocle Y Christian Perucchi)

Esa armónica que suena al iniciar el juego se escuchaba a vagones de distancia, ¡porque el sonido se grabó a bordo! Turbo Carrito te hace sudar los dedos con su objetivo de mover un carrito de tren manual a cuesta arriba. La jugabilidad es sencilla, son solo dos botones, pero que eso no engañe porque es difícil… muy difícil. Link
Anterior Siguiente < >