Publicado el

Noticias | Call of Betty

Primeras Impresiones: Call of Duty WWII (BETA)

Volver a la home

Por: Santiago Peñalver

Tags: Call of Duty
Santiago Peñalver te cuenta qué le pareció la beta privada de la nueva entrega de la serie, concentrándose en el modo War.

En su momento, Call of Duty: Black Ops 2 tuvo un éxito increíble porque no era solo un juego de "correr y disparar" como las entregas anteriores, sino que también un poco de estrategia y táctica para ser jugado en su mayor potencial.

Personalmente, extrañaba esa sensación de diversión y competencia que nos daba cada partida de Black Ops 2 alejándose de esa mecánica repetitiva de correr, disparar, morir y respawnear. Y por suerte, en esta beta de WWII, volví a sentir esa sensación tan ansiada que nos daba mi entrega favorita de la serie.

Lo primero que hice con esta beta en mis manos fue probar el nuevo modo, “War”. No se por qué, pero me sentía intrigado ya que no lo conocía y no parecía ser una variante de modos anteriores de otros juegos de la serie. Los fans de la saga seguro lo reconozcan ya que estaba en el quinto juego, Call of Duty World at War. Pero pasaron casi diez años de aquella entrega, y esta viene renovada y con características de esta generación para convertirse en uno de los mejores modos de los últimos Call of Duty.

El modo War consiste de dos equipos, en el que uno ataca y el otro defiende, mientras disputan distintos objetivos, el atacante tratando de cumplirlos y el defensor tratando de evitarlos.

Voy a darles un ejemplo de mi primera partida en este modo, tratando de explicar por qué WWII se siente “distinto” a los juegos de la última década de la serie. 

Empecé en el equipo atacante y teníamos que capturar un punto de la forma clásica quedándonos dentro de él durante un periodo de tiempo. Parece simple o común, pero el punto estaba tan bien situado, en el interior de una casa, que la situación se volvía casi cinematográfica. Era como atacar un fuerte, defendido por torretas, granadas de gas, y claro, un pequeño grupo de soldados.

Pero este punto era mucho más que una locación arbitraria en un mapa. Algo muy interesante es que hay algunos sitios predeterminados donde se pueden construir (o reconstruir) paredes, que funcionan como cobertura o para impedir el paso de nuestros enemigos. Estas paredes pueden ser derribadas plantando un explosivo en ellas, y lo interesante es que ambos equipos pueden hacer uso de esta mecánica, aprovechándolas para sus propias estrategias.

Con tres minutos en el reloj (esto se repite para cada sección de este modo) teníamos que capturar este punto. Luego de lograrlo nuestro objetivo se actualiza y debemos construir un puente. Si, construir un puente. Obviamente esto es simplemente apretar cuadrado y dejar que nuestro personaje lo construya con su martillo y poderes mágicos. Pero esta parte en especial fue la que me encantó, teníamos que ir a este puente, totalmente descubierto y tratar de cumplir nuestro objetivo, mientras que del otro lado de este, había edificios enemigos, y por supuesto jugadores con rifles francotiradores, una batalla imposible de ganar.

Como vimos que no había forma de cumplir nuestro objetivo y combatir a la vez, un miembro de mi equipo comenzó a tirar granadas de humo y nos tiramos al piso a construir este puente mientras se escuchaba el ruido de los disparos enemigos caer contra el suelo, las granadas explotar. Fue simplemente épico.

Luego de lograr esto, pasamos al próximo objetivo: plantar una bomba y defenderla hasta que detonara para luego, escoltar al tanque aliado hacia… no se donde, honestamente, porque acá fue donde el equipo enemigo logró frenar nuestro ataque. No todo se puede en la vida.

Yo estaba asombrado por la complejidad del mapa, la mecánica de las paredes que podías destruir o construir para cambiar las tácticas del enemigo, la ambientación y los espectaculares gráficos (a pesar de que siguen sin llegar a la altura de Battlefield), y la épica batalla del puente que para mí obviamente iba a ser el final… qué equivocado estaba. Esto fue simplemente la primera ronda, y ahora teníamos que defender, evitando que ellos logren lo mismo o más que nosotros. Por suerte ni siquiera pudieron completar el primer objetivo, dándonos la victoria. 

Call of Duty WWII viene a romper los estereotipos, atrayendo a todos esos jugadores que dejaron de darle importancia al juego porque pensábamos que siempre iba a ser un juego de “correr y disparar” - Y si bien este es solo el modo destacado de la beta, yo tengo esperanzas de que logre marcar la diferencia. No me divertía y sentía tanta adrenalina en un partido de Call of Duty hace mucho tiempo, y volver a sentirla, incluso potenciada, es una gran experiencia.