Publicado el

Ránking | Cruzando barreras animadas

10 series de TV que mezclan animación con seres humanos

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

No sólo en las películas: estas series de televisión también amalgaman dos estilos muy distintos

La idea de mezclar a seres humanos de carne y hueso con personajes animados en una misma producción no es nueva y, de hecho, encuentra sus orígenes muuuuuchos años atrás, en la era del cine mudo (qué, ¿se pensaron que Roger Rabbit fue el primero? Nop); pero cuanto más nos acercamos a los tiempos actuales mayor es la tecnología para lograr que esta fusión se sienta más y más realista.

Esto va más allá de las grandes producciones de Hollywood para la pantalla grande; el mundo de la televisión tuvo (y todavía tiene) una gran colección de intentos de mezclar realidad con ficción animada. Hoy vengo a recordarles diez series televisivas que trataron de borrar la línea que divide lo Real de lo Animado...

...con mayor o menor éxito, porque cuando uno intenta estos experimentos puede salir cualquier cosa. Agárrense fuerte, que hay curvas peligrosas más adelante.

  • 10
    Wonder Showzen (2005)
    "Wonder Showzen tiene contenido ofensivo que es demasiado controversial y genial para niños reales. Las duras, feas y profundas verdades que Wonder Showzen expone pueden llegar a ser destructivas para las almas sensibles. Si permites que los niños vean este programa es porque eres un mal padre y/o guardián."

    Con esa advertencia comienza Wonder Showzen, un irreverente programa de sketchs originalmente producido para MTV2. El concepto mezcla rutinas con actores de carne y hueso y secuencias animadas, donde estas últimas contienen imágenes e ideas que buscan causarle una fuerte impresión a su público. Los principales protagonistas en los segmentos de actores son niños que toman parte en diversos roles, y honestamente esperamos que no hayan visto los resultados finales hasta unos cuantos años más tarde.

    Lo cierto es que cada episodio y la serie en general es una de esas cosas que uno mira por genuina curiosidad mórbida, esperando (y temiendo) lo que pueda venir a continuación. Aunque eso ya lo deberían haber adivinado desde el momento en que mencioné a MTV2.
  • 9
    Moone Boy (2012)
    Con tres temporadas y 18 episodios, Moone Boy es una serie original que narra la vida de Martin Moone, un joven irlandés, durante finales de la década de los '80. Su imaginación le da una perspectiva muy original de todo lo que lo rodea y a su lado veremos siempre a Seán Murphy, su amigo imaginario que actúa casi como su conciencia. Parte de la imaginación del joven Martin, y el motivo para incluir esta serie en este listado, está en que los garabatos que nuestros protagonista dibuja suelen cobrar vida para representar ciertas escenas en los episodios.

    La serie fue muy bien recibida por críticos y espectadores y es calificada como una de esas comedias que hay que ver para entender por qué todos hablan tan bien de ella. ¿No la conocías? Ya tenés otra para agendar.
  • 8
    Clutch Cargo (1959)
    A ver, gente, a veces una imagen vale mil palabras así que, antes de continuar, les pido que vean esto y comprendan por qué iba a ser tan difícil explicar Clutch Cargo solamente con texto:



    ¿Lo vieron? Bien. Ojalá puedan perdonarme. Ahora quiero que comprendan que Clutch Cargo salió originalmente en 1959 y por aquel entonces alguien tuvo una idea fantástica: hagamos una serie de dibujos animados con prácticamente cero animación, y como "animación" incluye mover los labios de los personajes vamos a superponer nuestros propios labios en la cara de los protagonistas.

    ¿Y saben qué es lo más loco? Tuvo éxito.

    Los niños de aquellas eras distantes veían esto y les encantaba... Bah, eso es lo que dicen por ahí; lo que le digan a sus psicólogos en privado es otro tema. La cuestión es que, pese a la pésima "animación", las historias de estos intrépidos viajeros estaban bastante bien. ¿Lo suficiente como para ignorar esos labios? Eso ya depende de cada uno.
  • 7
    El Fantasma del Espacio de Costa a Costa (1994)
    Uno de los grandes hitos de Cartoon Network, El Fantasma del Espacio de Costa a Costa era una parodia de Talk Show que terminaba siendo un Talk Show de verdad, estelarizado por el mismísimo Fantasma del Espacio y algunos de sus villanos como miembros de la producción.

    El personaje titular, originario de su serie animada de los años '60, entrevista a artistas y personalidades reales en su programa, aunque el tono de estas entrevistas es más en broma, con el Fantasma asumiendo que los entrevistados son superhéroes. Más allá de eso se destaca la relación del equipo de producción con el conductor y la tonelada de chistes alusivos a lo largo de cada episodio. Cartoon Network quería un programa que apuntase al público adulto y así se ganó su primera producción original, abriendo las puertas a muchas otras genialidades para el futuro.
  • 6
    Son of Zorn (2016)
    Una idea original... una ejecución no muy a la altura de las circunstancias. Esta es la historia de Zorn, un bárbaro de un mundo de fantasía que intenta vivir en el mundo real. Y cuando digo "intenta vivir en el mundo real" me refiero a que tiene una ex-exposa, un hijo, un empleo en una oficina y mucho, muchísimo, demasiado potencial desperdiciado.

    Ocurre que tanto Zorn como cualquier cosa que provenga de su mundo de fantasía aparece animado en 2D, lo que intenta dar ese giro especial a la serie. ¿Un bárbaro de caricatura al estilo He-Man haciendo el papeleo en el trabajo? Hilarante... excepto que no lo es, y allí es donde la serie falla: las actuaciones están por debajo de la calidad esperada y las escenas y chistes se alargan más allá del límite de la comodidad del espectador. Por eso la serie fue cancelada luego de una temporada y 13 episodios. Y buéh.
  • 5
    McGee and Me! (1989)
    Allá por 1989 el público norteamericano veía el primer episodio de "McGee and Me!", una serie que intentaba inculcar valores cristianos a los jóvenes de aquellos años mediante las experiencias de vida de Nicholas, el protagonista principal, y su amigo imaginario, McGee.

    La serie tuvo un total de doce episodios de media hora a lo largo de casi seis años, cada uno de ellos de una calidad bastante aceptable, en especial porque incluía secuencias animadas de McGee y apariciones del mismo personaje en la "vida real" ante los ojos de Nicholas. Pese a ser un programa enfocado en la enseñanza católica la moral de cada historia no se siente forzada, todo gracias a buenos libretos y decentes actuaciones. Una de esas joyitas perdidas en los anales de la televisión.
  • 4
    Floogals (2014)
    El nivel técnico de Floogals es admirable; no porque se trate de una simpática serie educativa para jóvenes, sino por lo bien que consigue mezclar a sus protagonistas digitales en el mundo real. Los Floogals son unos simpáticos extraterrestres que llegan a la tierra para estudiar a sus habitantes, pero tienen la gracia de medir tres pulgadas de alto (unos 7-8 centímetros). Esto hace que Luke, un niño humano, piense que su nave espacial es un juguete, así que se queda con ella y la deja en su habitación, desde donde sus tripulantes comienzan su investigación.

    Cada episodio orbita alrededor de un objeto o concepto humano que los Floogals se disponen a investigar, finalmente transmitiendo sus resultados a su planeta de origen. Simple pero funcional, y tan bien lograda que seguramente muchos jóvenes impresionables andarán buscando Floogals entre sus juguetes.
  • 3
    El Mundo de Bobby (1990)
    Pocas cosas son más poderosas que la imaginación de un niño; en especial si ese niño es Bobby Generic, el joven protagonista animado de El Mundo de Bobby. Creado por Howard "Howie" Mandel, comediante y actor de voz originario de Canadá, Bobby debutó en las pantallas de Fox Kids justo a principios de la década de los '90, ganándose el cariño del público a base de buen humor y mucha imaginación.

    Bobby es un jovencito que vive su vida normal a través de los ojos de su mundo de fantasía, lo que convierte cada evento mundano en una verdadera aventura. El propio Mandel aparece en la serie como el padre de Bobby, tanto en el episodio en sí como en secuencias live-action en las que interactúa con Bobby y su mundo animado. Un verdadero clásico para los que vivimos esos años y un perfecto agregado a este listado.
  • 2
    Lizzy McGuire (2001)
    Esta serie televisiva destinada al público adolescente nos mostraba la vida de Elizabeth Brooke McGuire, "Lizzy" para sus amigos; una joven con ansias de ser popular y encajar en el grupo, aunque tímida y un poco torpe. Pese a sus deseos de popularidad, las constantes intervenciones de su alter-ego animado a lo largo de los episodios mostraba su verdadera personalidad. Son estos segmentos los que hacen que Lizzy McGuire forme parte de este listado, presentando una versión caricaturesca de la titular Lizzy exponiendo ante el espectador los pensamientos que la protagonista no se atreve a expresar en la vida real.

    La serie duró dos temporadas y 65 episodios (de 2001 a 2004) y su popularidad fue lo suficientemente alta como para ganarse su propia película en 2003.
  • 1
    Mi Familia es un Dibujo (1996)
    Estaba súper cantado que esta serie iba a estar en la lista. ¿Y cómo no mencionar al ícono local de esta categoría? En un distante 1996 los teleespectadores atestiguaban el nacimiento (figurativo y literal) de Dibu, el primer personaje de caricatura en tener protagonismo dentro de una comedia con actores reales.

    Más allá de que la voz de Dibu sonaba como un camionero con catarro, la originalidad del concepto y el enorme carisma de todos sus protagonistas hicieron de esta serie un verdadero hito en la historia de la televisión Argentina, ganándose el cariño y admiración de niños y adultos y consiguiendo un total de tres aventuras cinematográficas. Eso sí; desde su última película en el 2002 nada más se ha vuelto a saber de este pibe pelirrojo y animado. ¿Qué será de la vida de...? ... Ah, no, esa es otra serie.

    Y un dato al margen: Dibu fue la primera serie televisiva Argentina en mezclar personas reales con dibujos animados, pero no fue el primer intento del concepto. Acuérdense de Fleco y Male, y también de Orsai a la Medianoche, el programa de Pettinato y Bonadeo cuya intro mostraba a esta dupla en compañía de Isidoro Cañones y Boogie el Aceitoso respectivamente.

1. Wonder Showzen (2005)

"Wonder Showzen tiene contenido ofensivo que es demasiado controversial y genial para niños reales. Las duras, feas y profundas verdades que Wonder Showzen expone pueden llegar a ser destructivas para las almas sensibles. Si permites que los niños vean este programa es porque eres un mal padre y/o guardián." Con esa advertencia comienza Wonder Showzen, un irreverente programa de sketchs originalmente producido para MTV2. El concepto mezcla rutinas con actores de carne y hueso y secuencias animadas, donde estas últimas contienen imágenes e ideas que buscan causarle una fuerte impresión a su público. Los principales protagonistas en los segmentos de actores son niños que toman parte en diversos roles, y honestamente esperamos que no hayan visto los resultados finales hasta unos cuantos años más tarde. Lo cierto es que cada episodio y la serie en general es una de esas cosas que uno mira por genuina curiosidad mórbida, esperando (y temiendo) lo que pueda venir a continuación. Aunque eso ya lo deberían haber adivinado desde el momento en que mencioné a MTV2.
Anterior Siguiente < >