Publicado el

Ránking | Que la Fuerza nos acompañe

Rumores y teorías: 10 spin-off de Star Wars de ayer y hoy

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Tags: star wars
Mucho más que la historia de una familia complicada.

Dejando de lado todas las aventuras animadas, el universo cinematográfico de Star Wars pretende extenderse más allá de la saga de los Skywalker. “Star Wars Anthology series” abrió el juego para una infinidad de proyectos y spin-off muchos, bien encaminados, y otros tantos rodeados de rumores y conjeturas. Repasamos estas historias en carpeta, las que se confirmaron, las que esperan su hora, y un par de cosas raras (muy raras) que quedaron en el tintero a través de estos cuarenta años de locura intergaláctica.  

  • 10
    Star Wars: Young Han Solo
    Se viene el segundo spin-off “oficial” de la saga de la mano del contrabandista más canchero de la galaxia. Tras el drama de bambalinas y la partida de los directores originales (Phil Lord y Christopher Miller), Ron Howard tomó las riendas de una película a medias prometiendo mantener intacto el espíritu de la franquicia. El guión de Lawrence y Jon Kasdan nos traslada una década antes de los acontecimientos de “La Guerra de las Galaxias” (1977). Así, las aventuras de Han Solo (Alden Ehrenreich) tendrán ese olorcito a western espacial, centrado en este joven bandido mucho antes de hacer buenas migas con Obi-Wan Kenobi y Luke Skywalker en una cantina mugrienta de Mos Eisley. Se sabe que Han fue criado por “gitanos” y nunca conoció a sus padres, aunque tuvo un gran mentor en el personaje de Woody Harrelson; acá lo veremos cruzar caminos, por primera vez, con Lando Calrissian (Donald Glover), incluyendo (suponemos) ese gran momento donde se ganó a la Halcón Milenario en una apuesta. Básicamente, un momento de la vida de Solo que lo marcó, pero no lo moldeó definitivamente. El personaje de Ehrenreich no estará tan alejado del Harrison Ford que conocimos en “Episodio IV”, pero nos ayudará a entender la lógica y la actitud del contrabandista más reconocido de la galaxia.
  • 9
    Star Wars Holiday Special (1978)
    No sos un verdadero fan de Star Wars si no te sometiste a esta bizarreada. En 1978, en pleno furor tras el estreno de “La Guerra de las Galaxias”, la cadena CBS emitió este especial navideño y, hasta la fecha, único spin-off musical (¿?) de la franquicia intergaláctica. La historia, que introduce por primera vez al personaje de Boba Fett, nos lleva hasta el hogar natal de Chewbacca, Kashyyyk, donde el wookie y Han Solo arriban para celebrar el “Life Day”. No todo es jolgorio en el planeta, ya que le pisan los talones soldados del Imperio en busca de miembros de la Alianza Rebelde. Al elenco original de la película (Luke Skywalker, C-3PO, R2-D2, Darth Vader y Leia), pronto se le suman los familiares de Chewie: su papá Itchy (Attichitcuk), su esposa Malla (Mallatobuck) y su pequeño hijo Lumpy (Lumpawarrump). Disculpen, esto es demasiado.
  • 8
    Star Wars: Boba Fett
    El cazarrecompensas más canchero de la galaxia (¿?) es un favorito del fandom, aunque no sabemos muy bien por qué. Entre los spin-off anunciados como posibles dentro del marco de la “Star Wars Anthology series”, siempre estuvo rondando el nombre de Boba Fett, pero cuando el director Josh Trank (“Los Cuatro Fantásticos”) se alejó del proyecto, la historia quedó perdida en el limbo hollywoodense. Esta iba a ser la segunda entrega de la serie después de “Rogue One”, pero ahora sabemos que el honor le corresponde a Han Solo. Las precuelas nos mostraron el origen de este clon de Jango, criado como “hijo” y aprendiendo las habilidades mercenarias de su padre. ¿Qué nos queda por saber? La trama de este spin-off estaría ambientada durante la época de la trilogía original, antes de que Fett terminara en el estómago del sarlacc. En el universo expandido, Boba logra sobrevivir, pero sabemos que estas historias ya no forman parte del canon en la actualidad de Star Wars.
  • 7
    Caravan of Courage: an Ewok Adventure (John Korty, 1984)
    Hay toda una generación de pequeñines que entró de lleno al universo de Star Wars gracias a esta aventura televisiva protagonizada por los minios de la década del ochenta (ouch). Sí, primero se encariñaron con los ewoks y después descubrieron la saga original, así que vamos a darle un poco de mérito a esta historia que se ubica entre “El Imperio Contraataca” (1980) y “El Regreso del Jedi” (1983). Ambientada en los bosques de Endor, nos encontramos a los pequeños Mace y Cindel Towani que deben encontrar a sus padres, quienes cayeron en las garras de un monstruo gigante conocido como el Gorax. Pronto se cruzan con las criaturas peludas que, obviamente, los van a ayudar en la tarea. Si no te alcanza con esto, en 1985 llegó la secuela “Ewoks: The Battle for Endor”.
  • 6
    Star Wars: Yoda
    No tenemos absolutamente nada en contra del pequeñín cascarrabias y verdoso, pero no podemos entender que tiene de interesante una historia en solitario sobre él, cuando sus mejores momentos ya fueron retratados en las precuelas y más tarde (o al revés) en “El Imperio Contraataca” (1980). La historia de Yoda viene dando vueltas desde hace cinco años, justamente, desde la unión entre Disney y Lucasfilm, aunque nunca había pasado de ser un rumor. Pero la nueva trilogía un día va a llegar a su fin, el estudio va a necesitar algo de tela para cortar, y que mejor que este personaje tan querido por el fandom. George Lucas supo decir que no tenía intención de revelar los orígenes de (tal vez) el jedi más poderoso de la galaxia, o en su defecto, la especie a la que pertenece. Sin dudas, una película en solitario ahondará en estas cuestiones, rompiendo un poco el misticismo que rodea a un personaje que, en apariencia, no da impresión de ser ese “gran guerrero”, claro, hasta que te saca la nave del pantano, paparulo.
  • 5
    Darth Vader: TV Specials
    Antes del estreno de “El Despertar de la Fuerza” (2015), y muy así al pasar como quien no quiere la cosa, entre los futuros lanzamientos de la reciente unión entre Disney y Lucasfilm (“Episodio VII”, “Star Wars Rebels”), allá por 2013 se anunciaba el “Darth Vader Themed TV Specials” para la temporada primavera/verano 2014. ¿Qué es esto? Nadie lo sabe con certeza ya que nunca hubo verdaderos detalles al respecto, ni rumores, ni nada. Posiblemente, un proyecto abandonado mucho antes del planeamiento de los spin-off y la participación del malvado protagonista en esa escena de “Rogue One”. Acá estamos especulando. Tal vez siga en carpeta y, quien sabe, se convierta en la primera serie original de la nueva plataforma digital de la casa del ratón que tiene ganas de hacerle la competencia a Netflix.
  • 4
    Star Wars: Jabba The Hutt
    Entre todos los spin-off que empezaron a tomar vuelo (al menos, desde lo teórico), se encuentra una aventura en solitario del mafioso más desagradable de la galaxia: Jabba the Hutt. Ojo, hablamos de una historia tentativa (entre otras tantas que andan dando vueltas por ahí) y, al parecer, una de las menos interesantes para los fans de la saga. ¿Qué tan fascinante puede resultar el background de una babosa gigante que gusta de esclavizar señoritas? No lo sabemos con seguridad, pero podría ser la punta de lanza para que Disney y Lucasfilm le apuesten a otros géneros dentro del universo de la franquicia, tal vez, un estilo más criminal y oscuro lleno contrabandistas y cazarrecompensas. Igual, no nos cierra, y es mejor mantener a este desagradable ser como un personaje secundario en otras aventuras en solitario como la de Han Solo o la de Boba Fett.
  • 3
    Star Wars: Underworld
    Antes de que Lucasfilm pasara a las manos de Disney y se planteara aquella rezagada tercera trilogía, existió “Star Wars: Underworld”, título tentativo para una serie televisiva live action, cuyos acontecimientos ocurrían entre “Episodio III” y “La Guerra de la Galaxias”. Concebida como una mezcla entre este basto universo espacial, “Battlestar Galactica” y el olorcito a western de “Deadwood”, el proyecto esbozado en el año 2005 pretendía mostrar como el Imperio comenzaba a construir su poderío y a extenderlo por cada rincón de la galaxia, al mismo tiempo que un grupo de cabecillas asentados en Coruscant se ocupaba del trafico de drogas y la prostitución entre los sectores más bajos y criminales de la población. Ronald D. Moore y Matthew Graham llegaron a escribir unos 50 episodios, pero los altos costos de producción que requería no eran viables. Cuando la casa del ratón entró en juego, la serie ya no llamó tanto su atención, suponemos, por el ambiente sórdido y poco familiero que pretendía explorar.
  • 2
    Androides y Wookies
    George Lucas siempre tuvo grandes planes para “Star Wars”. Incluso antes de estrenar la segunda entrega en 1980, ya tenía delineadas otras dos trilogías (it is known), y algunas “películas raras”, según sus propias palabras en una entrevista de aquella época. Las trilogías en cuestión se hicieron realidad a la larga (con o sin su consentimiento), pero esos otros spin-off (afortunadamente o no) quedaron en el camino. Por un lado, la película de los wookiees, ambientada en su mundo natal Kashyyyk, lugar que apareció en el bochornoso especial navideño: “The Star Wars Holiday Special” (1978). Un proyecto que podría haber sido interesante (¿?) y que nada tenía que ver, por ejemplo, con el estilo de “Caravan of Courage” (1984), aquella peli pata TV centrada en nuestros pequeños amiguitos peludos. Por otro lado, Jorgito quería una historia sobre robots (droids), sin ningún humano a la vista; pero parece que abandonó la idea casi de inmediato, en favor de la familia Skywalker. No estamos tan seguros si queremos ver a todos los parientes de C-3PO en pantalla.
  • 1
    Star Wars: Obi Wan Kenobi (Stephen Daldry)
    Se caía de maduro. La historia individual de Obi-Wan Kenobi ya venía dando vueltas en las cabezas de los popes de Lucasfilm mucho antes de empezar a delinear este universo paralelo plagado de spin-off intergalácticos, ahora conocido como “Star Wars Anthology series”. De todos los proyectos en carpeta (Han Solo, Yoda, Boba Fett), meterse con la vida del gran maestro jedi ¿en el exilio? siempre resultó el más interesante, y hasta Ewan McGregor estaba (y está) dispuesto a volver a empuñar el sable de luz, más allá de las reticencias iniciales hacia el personaje (¿se acuerdan?) que popularizo Alec Guinness. Tras el éxito de “Rogue One” (2016), los rumores se vienen acelerando y ahora suena fuerte el nombre del director Stephen Daldry para hacerse cargo de esta aventura. No podría existir una elección más extraña, ya que el inglés, responsable de “Billy Elliot” (2000) y “Las Horas” (2002), entre otras cosas, está más acostumbrado al drama de época que a los viajes a través de la galaxia. No vamos a abrir el paraguas antes de tiempo, sobre todo, porque no hay nada firmado ni guión a la vista.

1. Star Wars: Young Han Solo

Se viene el segundo spin-off “oficial” de la saga de la mano del contrabandista más canchero de la galaxia. Tras el drama de bambalinas y la partida de los directores originales (Phil Lord y Christopher Miller), Ron Howard tomó las riendas de una película a medias prometiendo mantener intacto el espíritu de la franquicia. El guión de Lawrence y Jon Kasdan nos traslada una década antes de los acontecimientos de “La Guerra de las Galaxias” (1977). Así, las aventuras de Han Solo (Alden Ehrenreich) tendrán ese olorcito a western espacial, centrado en este joven bandido mucho antes de hacer buenas migas con Obi-Wan Kenobi y Luke Skywalker en una cantina mugrienta de Mos Eisley. Se sabe que Han fue criado por “gitanos” y nunca conoció a sus padres, aunque tuvo un gran mentor en el personaje de Woody Harrelson; acá lo veremos cruzar caminos, por primera vez, con Lando Calrissian (Donald Glover), incluyendo (suponemos) ese gran momento donde se ganó a la Halcón Milenario en una apuesta. Básicamente, un momento de la vida de Solo que lo marcó, pero no lo moldeó definitivamente. El personaje de Ehrenreich no estará tan alejado del Harrison Ford que conocimos en “Episodio IV”, pero nos ayudará a entender la lógica y la actitud del contrabandista más reconocido de la galaxia.
Anterior Siguiente < >