Publicado el

Analisis | Chloe como vas a perder el bluejean

ANÁLISIS: Uncharted: The Lost Legacy (PS4)

Volver a la home

Por: Maximiliano Peñalver

El clásico de aventuras de Naughty Dog regresa con una sublime “sidequest”... y sin Nathan Drake.

Estoy temblando.

Mientras corren los créditos de este último capítulo de la saga Uncharted en mi PlayStation 4, y mientras empiezo a escribir el análisis en mi notebook, continúo pensando en todo lo que acaba de suceder y todavía no lo puedo creer.

Naughty Dog siempre supo deslumbrarme pero se acaba de superar. Toda la secuencia final de este nuevo spin off de la saga, en otros tiempos protagonizada por Nathan Drake, es una secuencia de más de media hora visualmente espectacular, técnicamente increíble y desde lo jugable, maravillosa. Es sin dudas uno de los mejores momentos del juego, y de toda la franquicia, y eso que estamos hablando de una serie que está llena de momentos épicos. Pero retrocedamos un poco, porque hay mucho más que una gran secuencia final en Uncharted: The Lost Legacy.

The Lost Legacy genera bastante confusión entre los seguidores de la serie, y no es para menos: el juego se comercializa tanto en formato digital como en formato físico y cuesta 40 dólares (en Estados Unidos), y un poco menos que un juego de precio completo (en nuestro país). Esta diferencia de precio, sumada a la ausencia de Nathan Drake en la tapa, hace que muchos piensan que es un Uncharted “a medias” o un DLC glorificado.

La realidad es que originalmente sí se planeaba como un episodio descargable, que incluso estaba incluido en el pase de temporada de A Thief´s End, Pero la realidad es que por contenido, cantidad de horas de juego y producción, es imposible confundir esta aventura con contenido descargable. (De más está decir que, los que cuenten con dicho pase –que ya no se encuentra a la venta- no tienen que adquirir The Lost Legacy por separado).

Es un juego entero y si bien no dura las 18 horas  de Uncharted 4, los valores de producción siguen siendo los mismos, incluso superiores. La aventura nos llevará entre ocho y doce horas, dependiendo del nivel de dificultad que seleccionemos pero - sobre todo - si completamos una serie de misiones secundarias, optativas pero muy interesantes.

Este nuevo capítulo en la saga es una historia paralela protagonizada por dos viejas antagonistas de otros títulos de la serie. Controlamos a Chloe Frazer, la cazadora de tesoros australiana de Uncharted 2, que está acompañada de Nadine Ross, la mercenaria del reciente A Thief’s End. Nadine está permanentemente junto a Chloe, controlada por la IA.

A medida que uno avanza en la aventura, vamos percibiendo el porqué del cambio de planes de DLC a juego completo. Sobre todo en lo referente a la magnitud del planteo de la historia y la relación entre las protagonistas que definitivamente necesitaba de mucho más que un par de horas para poder desarrollarse como corresponde.

La acción se centra en diferentes locaciones de la India y no solo es una ambientación excelente sino que las locaciones creadas para el juego son de lo mejor que vimos en la historia de los... juegos. Vamos a recorrer templos, tumbas, y asistir al descubrimiento de algunas de las vistas más impresionantes de lo que vimos hasta ahora en Playstation 4. 

Solo me vienen a la mente Uncharted 4 y Horizon: Zero Dawn como títulos que se pueden jactar de tener una calidad técnico/visual similar a este, y es notable la diferencia no solo de resolución sino de detalles y performance que permite la versión Pro de Playstation 4. Es por juegos como este, que hay que pensarlo más de una vez a la hora de decidirnos por un modelo de la consola, más allá de si tenemos o no aún un televisor 4K.

Nuestras protagonistas se embarcan en esta historia por motivos diferentes. Chloe está en la búsqueda del “Colmillo de Ganesh”, un artefacto ancestral que según cuenta la leyenda, se encuentra en algún lugar de la selva en el oeste del país. Nadine Ross, ahora “desvinculada” de Shoreline, su empresa de mercenarios, es contratada por Chloe para que la ayude a lograr su objetivo.

Chloe tiene un interes solo por el valor de lo que buscan... ¿o hay algo personal detrás de todo? Y Nadine, ¿Porque esta aceptando este tipo de trabajos? Son preguntas que tienen respuestas con el correr de los niveles mientras la búsqueda se presenta cada vez más complicada, sobre todo gracias a Asav, un insurgente que tiene sus propios planes para el Colmillo y que siempre parece estar un paso adelante de nuestras heroínas.

The Lost Legacy se desarrolla prácticamente en su totalidad en la jungla y explorando templos y tumbas. Es destacable desde lo tecnico un gran segmento al principio en el que nos encontramos con un mapa muy amplio que podemos recorrer tanto a pie como en un jeep, con el malacate del cuatro nuevamente a nuestra disposición. Es, sin dudas, lo más cercano a ser un juego de mundo abierto de lo que jamás estuvo Uncharted en sus entregas anteriores. Llama la atención que incluso las misiones que tenemos que realizar en ese sector podemos hacerlas en cualquier orden, lo que aumenta la sensación de libertad.

El mapa, además, es coherente, detallado, la flora y la fauna está representada de forma espectacular, con cascadas, grandes segmentos llenos de barro, con animalitos que van desde las pequeñas y hermosas aves del paraíso a cosas más grandes como por ejemplo, elefantes. También encontrarnos campamentos enemigos que podemos atacar o no (al estilo de los recientes Far Cry) y una búsqueda secundaria extensa y muy interesante con muchos puzzles a resolver. Con respecto a estos desafíos de ingenio, los puzzles que encontramos a lo largo del juego son lo suficientemente desafiantes como para sentirnos bien al resolverlos y se adaptan muy bien al contexto en que se presentan.

Estamos ante un ya quinto juego de una saga y obviamente muchos de los recursos, sistemas y mecánicas son los mismos que, sobre todo, el juego anterior. Aunque siempre con agregados y vueltas de tuerca que logran sorprendernos. Todo lo que tiene que ver con la parte de plataformas sigue igual -los movimientos a veces son un poco torpes, pero nada grave- y todo lo que es escalar estructuras imposibles sigue siendo tanto lo más asombroso como lo más automático desde la jugabilidad que tiene Uncharted. Eso sí, más espectacular que nunca.

La combinación de movimientos que se agregaron con la adición de la cuerda en el cuarto episodio y sus posibilidades se extienden aún más en The Lost Legacy, generando escenas de acción emocionantes y llevando el combate a un nuevo nivel. Las escenas de tiroteos siguen siendo de lo mejor, gracias a lo dinámicas que son y la posibilidad de poder encararlas de infinidad de maneras. Esto es algo que el juego sabe, al punto de permitirnos revivir cada una de estas secuencias por separado una vez que terminamos la historia.

La variedad de armas y el combate cuerpo a cuerpo funciona en perfecta armonía y se conjuga muy bien con el componente de sigilo que The Lost Legacy hereda de la entrega anterior. Es destacable el manejo de la inteligencia artificial, no solo de nuestros compañeros, sino la de los enemigos que, si bien están lejos de ser impredecibles cuando están haciendo guardia, toman distintos tipos de acciones cuando la situación se descontrola. Suben y bajan escaleras, se tiran a niveles inferiores, usan bien las granadas y son, generalmente difíciles de predecir ya que nos atacan por todos los flancos posibles.

La espectacularidad técnica y visual es una hazaña de por sí, pero el mérito es aún mayor cuando pensamos que lo estamos jugando en una consola. Naughty Dog domina ciertos aspectos tecnológicos y narrativos, al punto de prácticamente no tener rival. El nivel de calidad que tienen los modelos de los personajes y sus expresiones, la captura de movimiento, los actores de voz, todos aspectos en los que es extraordinario.

Celebro también que las protagonistas en ningún momento sean eclipsadas por algún estereotipo masculino. Chloe y Nadine demuestran que pueden ser duras, terribles incluso, y que están a la altura de cualquier héroe de acción. Si bien en un principio cuesta un poco encariñarse con ellas y con su relación (y más aún habiéndolas tenido como antagonistas) esto se termina dando de forma natural, con el correr de los capítulos del juego y gracias a la personalidad de cada una y a la narrativa que las acompaña, que como siempre en Naughty Dog, es de primera línea.

Una vez que terminamos la aventura tenemos un modo multijugador y el modo de supervivencia a hordas, recomendable si el sistema de combate de Uncharted es lo tuyo. Para los muchos usuarios que solo llegan a la saga por la historia y el modo para un solo jugador, está más que justificado el precio, pero para aquellos que vayan a aprovechar todo lo demás, el contenido interesante y las variantes en los modos valen la pena.

Como ocurría en Uncharted 4, podemos desbloquear modos para la campaña como tipos de gráficos (8-bit, a dos colores, tiza, etc.) sonidos, y nuevos modelos y vestuarios para los personajes. El modo foto sigue siendo impresionante, sobre todo porque podemos hacer morisquetas con las caras de los personajes literalmente haciendo del momento un "photo bombing".


Si probaste los anteriores Uncharted y no te gustaron, The Lost Legacy no tiene nada como para que eso cambie. Pero si te gustaron los anteriores, preparate. Estamos ante una gran aventura, con paisajes imponentes y lugares para visitar que literalmente nos vuelan la mente pensando cómo es posible tremendo logro con una cajita que cuesta tan poco en comparación con una PC de alta gama. No solo no se extraña a Nathan Drake sino que se nota que la saga puede seguir explorando otros rumbos y funcionar muy bien. Las mecánicas están más aceitadas que nunca y la jugabilidad (si bien se mantiene intacta respecto de la entrega anterior) está en su mejor forma.