Publicado el

FichineAR | Diseño de juegos 101

Game Design: Más que un juego

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

Tags: Image Campus
Desde Image Campus, un viejo conocido nos explica de qué hablamos cuando decimos Game Design

Solemos decir que los desarrolladores de videojuegos empiezan jugando, pero Facundo Mounes, además de eso, se adentró en el mundillo como periodista de videojuegos. ¡Sí! ¿Se acuerdan de Rockman y su famosa sección LSD? Comenzó su carrera en las revistas Loaded y Next Level, y desde 2010 se dedicó de lleno a hacer videojuegos, volcando toda su experiencia en proyectos para MDP S.A., Metrogames, y otros empresas, además de otros juegos que desarrolló de manera independiente. 

La trayectoria de Mounes habla por sí sola cuando también revisamos su historial en el campo de la educación. Comenzó como docente, dictando capacitaciones para Sony Argentina, hasta el día de hoy, que enseña en Image Campus, dando clases en el Trayecto Profesional de Producción y Diseño de Videojuegos, la mejor capacitación de Game Design en Latinoamérica. 

¿Querés saber qué es el Game Design? Las palabras de Rockman lo ilustran mejor que nada. 


¿En qué áreas se desempeñará profesionalmente el estudiante de desarrollo de
videojuegos? Es común que imagine su rol como el del un “pulpo” que se sienta detrás de
una computadora a programar, dibujar, animar, etcétera, cuando en realidad se trata de
una relación multidisciplinaria muy encasillada en cuanto a los roles de cada profesional.
Uno de ellos es el Game Design, o diseño de juegos, quizás la disciplina más intrínseca
del medio y a la vez la que genera más interrogantes. La posición de un Game Designer
es difícil de comparar con las que aparecen en otras carreras. Quizás la analogía más
cercana sea la de un director de cine, pero uno que también puede, por ejemplo, escribir
el guión. El mismo Game Design se puede compartimentar en diferentes sub disciplinas:
la que genera la idea, la que delinea la narrativa, la que crea los sistemas de juego, la
creación del contenido dentro de estos sistemas. Pero todo esto depende de una
especialización troncal: la comunicación. Lo central de todos estos roles es saber cómo
comunicar los diseños al resto del equipo. Si no los mismos pueden ser malinterpretados
y romper los delicados procesos de producción que conllevan la ardua tarea de hacer un
videojuego.

Pero, ¿hay algo más allá para el Game Designer que la simple producción de productos
comerciales? La disciplina viene creciendo a pasos agigantados en el mundo académico,
con una relación cada vez más fuerte con la psicología y las áreas de investigación del
comportamiento humano. Ya no es extraño hablar del juego y sus teorías aplicadas a la
educación, la salud, al bienestar en los ambientes laborales, a la calidad en las disciplinas
sociales.

Localmente estamos bien posicionados para ser referentes mundiales de la materia, con
excelentes investigadores pedagógicos y representantes académicos. Es nuestro deber
seguir difundiendo el Game Design como prospecto profesional con un alcance mayor al
que se ve en la superficie.