Publicado el

Ránking | We are the champions, my friends

Summer is Cool: los 10 éxitos de la temporada de tanques de cine

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Tags: Éxitos 2017
And the winner is...

Ya hablamos largo y tendido de los fracasos del verano cinematográfico norteamericano que, de a poco va llegando a su fin, dando paso a la temporada de estrenos que aspiran a los premios mayores. Un año bastante flojito para los estudios que vieron a sus franquicias más taquilleras desplomarse frente a sus ojos, así también como nuevos “universos expandidos” que, posiblemente, queden en la nada.

Igual, la temporada dejó sus frutos, y el público parece haber ido de la mano con la crítica recompensado las mejores historias, y dándoles la espalda a las aventuras facilistas y mediocres que sólo buscan el billete, dejando de lado la calidad narrativa.  

Claro que este cambio de paradigma se ve mucho mejor en el país del Norte. Por casa la cosa es muy diferente, y el público local todavía no aprendió a valorar el buen cine por encima del pochoclo. Si algo dejó bien en claro la taquilla de las vacaciones de invierno, es que las buenas películas en cartel (“Dunkerque”, “Baby Driver”) no pueden competir con los minions o los transformers. Después no vengan a quejarse que el séptimo arte les da basura, y prefieren quedarse en casa rebuscando en el catálogo de Netflix. 

  • 10
    The Big Sick (Michael Showalter, 2017)
    Mientras Donald Trump les cierra las puertas a los inmigrantes, Michael Showalter brilla con esta comedia romántica (cargada de subtextos) escrita por Kumail Nanjiani y Emily V. Gordon, marido y mujer en la vida real que, acá, se basan en sus propias experiencias matrimoniales para contar los vericuetos de la relación, el choque cultural y la reacción de sus padres. La tradicional familia musulmana de Kumail (Nanjiani) no ve con buenos ojos su amorío con Emily (Zoe Kazan), una chica bien norteamericana. Cuando ella contrae una misteriosa enfermedad, Kumail decide hacerse cargo de todo, inclusive de lidiar con los padres de la ella, Beth (Holly Hunter) y Terry (Ray Romano). Según dicen los críticos, la mejor comedia del año que, de a poco, va conquistando a las grandes audiencias desde su buena acogida en el Festival de Sundance. Esta historia súper indie lleva recaudados 34 millones de dólares, y desde acá cruzamos los dedos para que llegue a nuestras salas, posiblemente, durante la temporada de premios.
  • 9
    Baby: El Aprendiz del Crimen (Baby Driver, Edgar Wright, 2017)
    Entramos en el terreno de las películas chiquitas que la pegan con las críticas y con el público, a pesar de que no sean éxitos billonarios. Edgar Wright se despachó con un thriller de súper acción criminal protagonizado por Lily James, Jon Hamm, Jon Bernthal, Kevin Spacey, Jamie Foxx y Ansel Elgort, entre otros; centrado justamente en Baby (Elgort), un joven experto conductor encargado de las huidas que pone sus talentos al servicio de varios ladrones de bancos. Esta es su primera película filmada en los Estados Unidos y está a punto de pasar la barrera de los 100 millones, nada mal para una producción que costó apenas unos 34 palitos verdes. La taquilla internacional es muy desalentadora, y ni hablar de lo mal que le fue por nuestras pampas. Shame on you.
  • 8
    El Planeta de los Simios: La Guerra (War for the Planet of the Apes, Matt Reeves, 2017)
    De a poco, nos vamos acercando a aquella historia que conocemos de 1968. En el año 2011, Rupert Wyatt arrancó con esta serie de precuelas destinadas a contar el origen de los monos inteligentes, y ahora Matt Reeves repite tras las cámaras para mostrar el conflicto más violento entre Caesar (Andy Serkis), sus simios, y un ejército de humanos comandados por el despiadado Coronel (Woody Harrelson). Una batalla incitada por la venganza y la supervivencia que determinará el futuro del planeta y el de ambas especies. La franquicia viene tomando fuerza tras una segunda entrega memorable (la más taquillera de la serie) y logra un ¿cierre? perfecto para esta saga distópica y apocalíptica. A pesar de las buenas críticas, esta vez lo recaudado está por debajo de las anteriores, apenas unos 130 millones en los Estados Unidos y 280 alrededor del mundo. Números que pueden cambiar a medida que el verano llega a su fin.
  • 7
    Dunkerque (Dunkirk, Christopher Nolan, 2017)
    Christopher Nolan deja de lado los superhéroes y las intrincadas aventuras de ciencia ficción para cumplir una nueva meta cinematográfica: llevar a la gran pantalla este thriller cargado de drama y acción basado en hechos reales. Sí, el director se pone histórico para contar los pormenores de la llamada ‘Operación Dinamo’, la evacuación de miles de soldados aliados -británicos y franceses- acorralados por los alemanes en las playas de Dunkerque (Francia) en junio de 1940. A simple vista, una película que no tiene nada de “taquillera”, aunque el estatus de su realizador, una base de fans incondicional, las buenas críticas y el boca en boca, la están convirtiendo en el último éxito del verano boreal, camino a recaudar unos 200 millones, posiblemente 500 alrededor del mundo. No serán números astronómicos, pero es todo un hito si tenemos en cuenta que hablamos de un drama bélico ambientado en Inglaterra, con algunas caras conocidas, pero carente de estrellas. Nolan vuelve a lograr lo imposible: un blockbuster de calidad que llega hasta el público masivo, y ya es uno de los grandes candidatos para la temporada de premios.
  • 6
    Cars 3 (Brian Fee, 2017)
    Digan lo que quieran, pero el Rayo McQueen es uno de los personajes animados más amados por los pequeñines, y Pixar no podía negarles una tercera aventura. “Cars 2” (2011) es la película menos celebrada por la crítica, pero esto no detuvo a la compañía de la lamparita para volver a las pistas. En esta oportunidad, el colorado se ve desplazado por una nueva camada de jóvenes autitos de carrera, y para volver a la cima tendrá la ayuda de una joven “motivadora” con sus propios planes para la victoria; pero también la inspiración del legendario Hudson Hornet, mentor de #95. Acá hablamos de un éxito a medias. Los números de “Cars 3” no son para andar celebrando (150 millones en USA, y un total de 286 en todo el mundo, la mitad de la entrega anterior) y demuestran el cansancio del público en cuanto a estas franquicias que supieron dar sus dividendos cuando no había tanta competencia.
  • 5
    Piratas del Caribe: La Venganza de Salazar (Joachim Rønning, Espen Sandberg, 2017)
    Después de su última entrega, las aventuras marítimas de Jack Sparrow (Johnny Depp) perdieron un poco de impulso. Disney buscó reconquistar los corazones del público con una nueva película que pone al estrafalario pirata tras la pista del legendario Tridente de Poseidón, un poderoso artefacto que le entrega a su poseedor todo el control sobre los mares. La quinta entrega de la franquicia recuperó el visto bueno de la crítica, pero apenas recaudó unos 170 millones en los Estados Unidos, números alejadísimos de los miles de millones que supo acumular en el pasado. “La Venganza de Salazar” es la menos taquillera de la serie, pero la salva el público internacional (otra vez los chinos) que sumaron ¡610 millones! a sus arcas. Basta, chicos.
  • 4
    Mi Villano Favorito 3 (Despicable Me 3, Kyle Balda, Pierre Coffin, 2017)
    No podemos hacer nada en contra de Gru y sus minions. La franquicia animada de Universal ya es la más taquillera de todos los tiempos mundialmente (sí, por encima de “Toy Story” y “Shrek”), aunque venga perdiendo potencia en las boleterías del país del Norte. Al igual que ocurriera con “La Era del Hielo”, “Mi Villano Favorito” funciona mucho mejor en el mercado internacional (sólo vean los números por nuestras pampas), aunque ésta tercera entrega se las ingenió muy bien para alcanzar los 240 millones en USA, y otros 640 alrededor del globo. En esta oportunidad, el malo no tan malo y su chizitos amarillos deberán hacerle frente a Balthazar Bratt (voz de Trey Parker), un niño estrella de la década del ochenta que está pergeñando un plan maestro para dominar al mundo.
  • 3
    Spider-Man: De Regreso a Casa (Spider-Man: Homecoming, Jon Watts, 2017)
    El superhéroe más querido de Marvel volvió a las pantallas con su sexta película, y su segundo reboot en apenas quince años, ahora como parte del MCU. Tom Holland dejó a todos contentos con su aparición en “Capitán América: Civil War” (2016) y ya planea muchas aventuras para el futuro (¿te calmás?), con un espíritu más adolescente, mucha acción y humor, sin necesidad de forzar los chistes. La fórmula funcionó y ya va de camino a superar los 300 millones en la taquilla de los Estados Unidos, dejando atrás las dos entregas protagonizadas por Andrew Garfield. Igual, los números se quedan cortos si la comparamos con la trilogía de Raimi, para muchos, (todavía) las mejores versiones del arácnido. Bueh, tal vez no la tercera.
  • 2
    Guardianes de la Galaxia Vol. 2 (Guardians of the Galaxy Vol. 2, James Gunn, 2017)
    Los héroes más desprolijos de la galaxia volvieron con todo, y no se esperaba nada menos de ellos tras romperla con su primera incursión en la pantalla en 2014. El éxito del Universo Cinemático de Marvel garantiza ciertos parámetros taquilleros cuando se trata de una secuela, y la película de James Gunn tuvo un arranque notorio, sumado a las buenas críticas y el apoyo del público que clamaban por una nueva aventura de Peter Quill y compañía. Igual, y a pesar de haber recaudado casi 390 millones en USA y 473 en las boleterías del resto del mundo, la segunda entrega de “Guardianes de la Galaxia” no sobresalió del todo en un año cargado de grandes historias superheroicas (y todavía quedan varias por delante); ese lugarcito le corresponde a una heroína que se cargó al hombro todo un universo expandido.
  • 1
    Mujer Maravilla (Wonder Woman, Patty Jenkins, 2017)
    Tuvieron que pasar (sólo) 75 años para que la superheroína original llegara a la pantalla grande con una película en solitario. La Diana Prince de Gal Gadot arrancó corazones (y robó pantalla) en “Batman v Superman” (2016), pero la descosió completa de la mano de Patty Jenkins (“Monster”) en esta historia 100% heroica que cuenta los orígenes de la princesa guerrera. La directora nos lleva a la Primera Guerra Mundial donde la amazona decide abrazar su destino y abandonar la isla de Temiscira para sumarse a la lucha del piloto americano Steve Trevor (Chris Pine) y tratar de ponerle fin al conflicto armado en nombre de todo lo que representa. Una aventura que caló hondo en el inconsciente de varias generaciones de espectadores que unieron fuerzas para convertirla en la película más exitosa del verano estadounidense y la segunda más vista del año (hasta ahora), a punto de pasar la barrera de los 400 millones en USA y los 800 alrededor del mundo. “Mujer Maravilla” excedió las expectativas de todos: críticos, público y del mismo estudio que le tenía fe, pero no tanta. Otro ejemplo de calidad + pochoclo que este año dominó las pantallas.

1. The Big Sick (Michael Showalter, 2017)

Mientras Donald Trump les cierra las puertas a los inmigrantes, Michael Showalter brilla con esta comedia romántica (cargada de subtextos) escrita por Kumail Nanjiani y Emily V. Gordon, marido y mujer en la vida real que, acá, se basan en sus propias experiencias matrimoniales para contar los vericuetos de la relación, el choque cultural y la reacción de sus padres. La tradicional familia musulmana de Kumail (Nanjiani) no ve con buenos ojos su amorío con Emily (Zoe Kazan), una chica bien norteamericana. Cuando ella contrae una misteriosa enfermedad, Kumail decide hacerse cargo de todo, inclusive de lidiar con los padres de la ella, Beth (Holly Hunter) y Terry (Ray Romano). Según dicen los críticos, la mejor comedia del año que, de a poco, va conquistando a las grandes audiencias desde su buena acogida en el Festival de Sundance. Esta historia súper indie lleva recaudados 34 millones de dólares, y desde acá cruzamos los dedos para que llegue a nuestras salas, posiblemente, durante la temporada de premios.
Anterior Siguiente < >