Publicado el

Analisis | Con pecado concebida

ANÁLISIS: The Sinner S01E01: Part 1 (Spoilers)

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Pará, nadie se vuelve tan loco de la noche a la mañana. ¿O si?

Si creían que a la TV le faltaba un poco de oscuridad, USA Network nos trae la solución con este nuevo thriller dramático, basado en la novela homónima de Petra Hammesfahr.

“The Sinner” arranca contándonos el presente de Cora Tinnetti (Jessica Biel), una esposa y madre amorosa que, durante un día de playa en familia, se abalanza sobre un joven bañista y lo mata a sangre fría en frente de todos. ¿Las razones? Nadie está muy seguro, sobre todo la chica que decide declararse culpable y ni siquiera contratar los servicios de un abogado.

Pero algo no anda bien y el detective Harry Ambrose (Bill Pullman) está dispuesto a encontrar la respuesta. Al parecer, nadie se levanta una mañana y decide asesinar a un desconocido, por lo que el policía empieza a indagar un poco más en los sucesos inmediatamente previos a este cruento crimen.

Por lo pronto, “The Sinner” tiene planeada una primera temporada de ocho episodios y, si nos guiamos por esta primera entrega dirigida por Antonio Campos (“Christine”), podemos afirmar que la cosa viene bastante intensa. La historia no se anda con reparos, y si bien sabemos que hay muchos secretos por descubrir, una vez que la trama pone primera no se detiene hasta captar nuestra total atención.

La narración nos obliga a ponernos en los zapatos de Cora, quien tras su acogedora vida pueblerina esconde una infancia complicada, ¿atormentada? Estamos tan perdidos como ella, y el pasado se nos aparece fragmentado y difuso, muchas veces irreconocible. Es la tarea de Ambrose descifrar estas imágenes, aunque la acusada no colabore. Sólo le queda la opinión de su marido Mason (Christopher Abbott), incapaz de asimilar lo ocurrido, y los testigos del crimen que pueden llegar a darle algún indicio.    

Todos los personajes de “The Sinner” son complejos y, tras su fachada cotidiana, esconden varios demonios. Los de Ambrose los vamos descubriendo poco a poco, mientras los de Cora salen a la luz a través de los ojos de otros, ya que no podemos confiar en su propia psique.

Lo lógico es pensar que hay algún trauma reprimido que quiere aflorar a toda costa. Por momentos, Tinnetti se nos presenta como una mujer agobiada y un tanto depresiva, pero jamás nos imaginamos ese arranque de locura en la playa. Campos y el responsable del show Derek Simonds saben cómo captar nuestro interés inmediato, crear empatía con la protagonista (una gran actuación de Biel) y sumergirnos en este misterio como en un estanque de agua fría.          

Lo que empieza como un drama familiar –una esposa un tanto abrumada, un marido distante, unos suegros sobreprotectores- pronto se convierte en otra cosa, sumando personajes que cargan con sus propios fantasmas y, por eso mismo, deben seguir adelante buscando los por qué de este hecho que conmociona a la comunidad.

Este primer episodio no entra en muchos detalles, pero suponemos que va a dividir la narración entre la investigación policial, el pasado de Cora, su víctima, y la familia que debe seguir adelante cargando con el estigma de los dedos acusadores del resto de los habitantes.   

Hay algo de “Perdida” (Gone Girl, 2014) en el tratamiento visual de “The Sinner”; bah, hay algo muy fincheriano y eso es muy bueno, aunque la historia vaya para otro lado y se ajuste un poco más a productos como “The Killing”. Una propuesta interesante que tira la carne al asador desde el principio invitándonos a formar parte de este juego perturbador. Compramos todo, desde los temas hasta un elenco muy bien aceitado, a pesar de alguna que otra sobreactuación.