Publicado el

Ránking | Go team nerdz

Supercampeones: 10 películas de deportes en Netflix

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

Tags: Netflix
Rockys, héroes y triunfadores en esta selección de clásicos del género deportivo.

A pesar de lo que digan los haters, a los Malditos Nerds nos encantan los deportes. En especial si esos deportes se experimentan con un joystick en el FIFA, con un PRODE que nos permita demostrar nuestra habilidad para los números o, mejor (y más relajado) que todo eso: desde el sillón, mirando Netflix.

Estos 10 clásicos del género deportivo tienen todas las típicas emociones que nos enganchan de una peli deportiva: entrenadores duros, equipos que parecen perdedores y terminan ganadores, y brillantes secuencias del “gran partido”. Te gusten o no los deportes de los que tratan, estas pelis son pochoclo puro.

  • 10
    La Última Pelea (Warrior, 2008)
    De todos los deportes modernos, las artes marciales mixtas parecen hechas para el cine - una competencia intensa, veloz, en la que los campeones parecen durar lo que un parpadeo. Esta película lleva esa misma intensidad a niveles casi shakespeareanos, enfrentando en un torneo ficticio a dos hermanos (Tom Hardy y Joel Edgerton) que luchan tanto por la gloria como por el dinero y el amor de su padre, un terrorífico Nick Nolte. Si te quedás con ganas de MMA después de la peli, no te pierdas “Kingdom”, protagonizada por Frank Grillo (el entrenador del hermano mayor).
  • 9
    Senna (2010)
    El documental perfecto para mostrar a alguien que crea que la vida real no puede ser tan emocionante como la ficción. La historia del legendario Ayrton Senna y su rivalidad con Alain Prost tiene todos los giros de una gran épica deportiva, pero la variada selección de videos personales del corredor, provistos por su propia familia, humanizan la carrera de un virtuoso que arriesgaba su vida en cada curva.
  • 8
    El Triunfo del Espíritu (Race, 2016)
    No es de las biopic más atrapantes y dramáticas, pero el protagónico de Stephan James (Selma) es para quitarse el sombrero. El actor encarna al atleta olímpico Jesse Owens, quien ganó fama internacional en los Juegos Olímpicos de Berlín 1936 tras ganar cuatro medallas de oro. El joven, así, rompió con la teoría biologicista de Hitler, sobre la supremacía de la raza aria.
  • 7
    Pelotas en Juego (Dodgeball, 2004)
    Hay suficientes comedias deportivas como para hacer un segundo top 10 dedicado solamente a ellas… pero nuestra favorita es esta parodia del género en la que, a pesar de ser una comedia grotesca y exagerada, terminás hinchando por el equipo de perdedores que la protagoniza, en especial contra Ben Stiller, que hace uno de los villanos más irritantes de la historia del cine ¿Ya la viste? También tenés “Happy Gilmore”, “La Copa”, "Shaolin Soccer", “Nacho Libre”, y como 20 más.
  • 6
    Un Golpe de Talento (Million Dollar Arm, 2014)
    Acá llega la Slumdog Millionaire de los deportes, Million Dollar Arm es otro drama basado en hechos reales. J.B. Bernstein (Jon Hamm) es un agente bastante fracasado que no está descubriendo nuevos talentos en Estados Unidos, por lo que decide viajar a India y organizar un reality show llamado "The Million Dollar Arm". La promesa es encontrar a los dos mejores pitchers de baseball del país y entrenarlos en Estados Unidos. La meta es que convertirlos en estrellas.
  • 5
    Love & Basketball (2000)
    Esta producción de Spike Lee es justamente lo que dice su título: una gran película deportiva y una todavía mejor historia de amor. En el centro de la historia están Quincy y Monica, dos vecinos que sueñan desde chicos con una carrera en el básquet - algo que resulta mucho más fácil para él que para ella. Es una telenovela, sí, pero realista, divertidísima, e interpretada a la perfección por los carismáticos Sanaa Lathan y Omar Epps.
  • 4
    Shaolin Soccer (2001)
    ¿Cómo podía faltarnos una comedia bizarra? Este mezcla de futbol y artes marciales sí que se deja ver. Sing (Stephen Chow) es un experto del Kung Fu que sueña con hacer popular su disciplina y sabiendo bien que el futbol mueve masas, no se le ocurrió otra cosa que entrenar a un equipo con jugadores que aprovechen sus habilidades del combate en la cancha. Para eso necesitará la ayuda de Fung (Ng Man-tat), un jugador de futbol que no da pie con bola.
  • 3
    Hoop Dreams (Steve James, 1994)
    Hay varios documentales deportivos excelentes en Netflix, pero ninguno tan valioso como este. Hoop Dreams sigue de cerca la vida de dos niños de bajos recursos de la ciudad de Chicago - los dos son naturalmente talentosos para el básquet ¿pero lo son lo suficiente como para salir de su opresivo contexto social? La película fue filmada a lo largo de cinco años, y lo que empezó como una historia deportiva se fue expandiendo hasta mostrar de cerca el entramado social de una ciudad entera. Largo (¡tres horas!), pero sin duda uno de los mejores documentales de todos los tiempos.
  • 2
    Ganar Ganar (Win Win, 2011)
    El director de esta película, Tom McCarthy, es también el guionista de Million Dollar Arm y uno de los productores de 13 Reasons Why. A McCarthy le gusta el drama aderezado con comedia, como es el caso de Win Win, una película que nos seduce desde el corazón con sus personajes y su historia. Mike Flaherty (Paul Giamatti) es un abogado que no pega buenos casos y dedica su tiempo libre entrenar chicos para la lucha libre. Cuando le toca defender a un viejo cliente, descubre que puede combinar ambas profesiones porque el nieto del tipo es un deportista muy prometedor.
  • 1
    El Luchador (The Wrestler, 2008)
    Un drama que explora el costado más oscuro del wrestling con el estilo que más le gusta a Darren Aronofsky (Cisne Negro), aunque para esta película sus delirios metafísicos y existenciales están un poco más controlados. Randy (Mickey Rourke) es un luchador a quien ya le pasó la gloria y no tiene forma de remontar su carrera. Lo que decide hacer es recuperar la vida que perdió en su momento de fama, es decir, acercarse a la hija que abandonó (Evan Rachel Wood) y tratar de encontrar su lado humano con el amor que siente por Cassidy, una bailarina streaper (Marisa Tomei).

1. La Última Pelea (Warrior, 2008)

De todos los deportes modernos, las artes marciales mixtas parecen hechas para el cine - una competencia intensa, veloz, en la que los campeones parecen durar lo que un parpadeo. Esta película lleva esa misma intensidad a niveles casi shakespeareanos, enfrentando en un torneo ficticio a dos hermanos (Tom Hardy y Joel Edgerton) que luchan tanto por la gloria como por el dinero y el amor de su padre, un terrorífico Nick Nolte. Si te quedás con ganas de MMA después de la peli, no te pierdas “Kingdom”, protagonizada por Frank Grillo (el entrenador del hermano mayor).
Anterior Siguiente < >