Publicado el

Ránking | Con la pluma y la pantalla

Un acto de fé: 10 intentos de filmar a Borges

Volver a la home

Por: Cecilia Bona

Amante del cine, el escritor argentino también se convirtió en su víctima.

No era una pasión escondida: Jorge Luis Borges disfrutaba de ver películas casi tanto como leer y escribir. Su juventud lo vio crecer como un cinéfilo, especialista y conocedor de relatos contados en celuloide. Él mismo reconoció que varios de sus cuentos habían surgido inspirados en films. 

Claro que lo mismo pasó al revés: decenas de directores leyeron en sus historias inminentes guiones que los llamaban para ser rodados. Así es como se construyó esta lista. Algunas películas tuvieron hasta la participación del autor de “El Aleph”, otras solo recibieron su crítica y otro grupo lo trascendió a través del tiempo. 

Pero… ¿fueron buenas adaptaciones? ¿Le hicieron justicia a Jorge Luis? Nos lo preguntamos mientras escribíamos cada puesto y les trasladamos esa duda a ustedes. Nos leemos en los comentarios. 

 

  • 10
    Días de Odio (1954, Leopoldo Torre Nilsson)
    En 1954, el director Leopoldo Torre Nilsson sumó una película más a su numerosa filmografía. Se trataba de “Días de odio”, cuya trama se basaba en el cuento "Emma Zunz", de Jorge Luis Borges. No era la primera vez que Torres Nilsson se aventuraba a adaptar para el cine una obra literaria. De hecho, un gran porcentaje de su producción es del estilo: “Martín Fierro”, “La guerra del cerdo”, “Boquitas pintadas” y “Los siete locos”, por ejemplo.

    “Días de odio” cuenta la historia de una mujer (interpretada por Elisa Galvé) que planea vengarse de la persona a la que considera responsable del suicidio de su padre. Como no está dispuesta a quedar encarcelada, la protagonista va armando una coartada convincente, aunque eso ponga en juego su propia integridad.

    Sin embargo, el film tuvo dificultades para ser distribuido a nivel local y nunca trascendió las fronteras hacia el mundo. El propio Torre Nilsson lo explicaba en una entrevista: “Mi proyecto más audaz que fue ‘Días de odio’ fue prohibido para la exportación y virtualmente sus posibilidades de distribución en el país se limitaron al máximo, no sé si porque era obra de un autor no visto con simpatía por el Gobierno, o porque se pensó que el tema era demasiado negro o desagradable, que no mostraba una Argentina demasiado feliz en algunos de sus personajes”.
  • 9
    El Hombre de la Esquina Rosada (1962, René Mugica)
    "De todas las adaptaciones cinematográficas de mi obra, sólo hubo una buena: el mal cuento ‘Hombre de la esquina rosada’ inspiró un excelente film con el mismo título, dirigido por René Mugica. Era éste un film admirable, muy superior al relato endeble en el cual se inspiró. Lo demás que se ha hecho prefiero callarlo”, disparó alguna vez Jorge Luis Borges, como si supiera que años más tarde estaríamos escribiendo este top.

    La película elogiada en cuestión se estrenó el 26 de junio de 1962, con los protagónicos de Francisco Petrone, Walter Vidarte y Susana Campos. El argumento –diferente al cuento original- comenzaba en los festejos del centenario de la Patria, en 1910. El forastero, Rosendo y Jacinto Real intervienen en una trama plagada de traiciones, cárceles, asesinatos y el regreso de los muertos.
  • 8
    Invasión (1969, Hugo Santiago)
    Escrita por el tridente creativo (perdón por la tan gastada imagen literaria) Jorge Luis Borges, Adolfo Bioy Casares y Hugo Santiago, en 1969 se estrenó la película “Invasión”. Teniendo en cuenta el equipo realizador, sorprende lo pobre que fue su recaudación.

    Sin embargo, todo hay que entenderlo en su contexto. La Argentina estaba sumida en los últimos años de la dictadura de Juan Carlos Onganía, muy debilitado tras el Cordobazo de mayo de 1969. En medio de la convulsión, la trama de invasores asediando una ciudad cuyos habitantes desinteresados parecían ayudarlos en su objetivo era chocante. Pero no todo era sumisión y oscuridad: en Aquilea (¿al igual de lo que pasaba en el país?) había un grupo de resistencia encabezado por un viejito valiente.

    La censura se adueñó de “Invasión” y en 1978 terminó de almorzársela, destruyendo las bobinas originales. No obstante, en 2004 apareció una copia en 35 mm que permitió recuperar la histórica producción y ponerla a resguardo y al alcance de todos al mismo tiempo. Gracias YouTube.
  • 7
    La Estrategia de la Araña (1970, Bernardo Bertolucci)
    Cuando afirmamos que a Jorge Luis Borges se lo filmó y adaptó de todas las formas posibles, no puede faltar “La Estrategia de la Araña”, una película rodada por el italiano Bernardo Bertolucci. En este caso, Borges estuvo simbólica y extrañamente mezclado con el compositor Giuseppe Verdi y el escritor William Shakespeare.

    La historia era una adaptación del cuento borgiano “Tema del traidor y del héroe”, publicado en 1944. En la película, la pasión entre el protagonista Athos Magnani y la ex amante de su padre pasa casi a un segundo plano cuando Athos traiciona a sus compañeros y revela la emboscada que preparaban para matar al dictador Benito Mussolini.

    En ese contexto, emergen las citas shakesperianas y las melodías de Verdi, recordadas por el público por su perfecta fusión en el montaje de la obra.
  • 6
    El Muerto (1975, Héctor Olivera)
    Pocos cuentos de Borges adaptados al cine conservaron su nombre original. No es el caso de “El muerto” que pasó al celuloide en 1975 bautizado de la misma manera. La por entonces famosa y prolífera productora Aries fue la estructura detrás de Héctor Olivera, quien dirigió la película también conocida como “Cacique bandeira”.

    Con los protagónicos de Francisco Rabal, Thelma Biral y Juan José Camero, “El muerto” contaba las peripecias de Benjamín Otarola. El hombre se veía obligado a escapar cuando mataba accidentalmente a otro en su propia casa de la Buenos Aires del siglo XIX. Así terminaba en Montevideo implicado en la vida de un traficante de armas.
  • 5
    Guerreros y Cautivas (1990, Edgardo Cozarinsky)
    Pasaron varios años hasta que otro director de cine buscara en la obra literaria de Jorge Luis Borges para encontrar el guión de un film. En esa empresa se metió Edgardo Cozarinsky cuando eligió “Historia del guerrero y la cautiva", publicado en 1949.

    El drama que contó Cozarinsky sucedía durante la trágica Conquista del Desierto. La esposa francesa de un coronel descubría entre los prisioneros de los indios a una compatriota y resolvía hacer hasta lo imposible para recuperarla. Lo que Marguerite no sabía era que la cautiva no quería ser liberada porque había afianzado su identidad en medio de la comunidad local. Dominique Sanda, Federico Luppi, Leslie Caron y China Zorrilla hicieron las veces de los personajes protagónicos.
  • 4
    El Sur (1992, Carlos Saura)
    El posicionamiento argentino en el mundo, las raíces nacionales gauchescas y nuestra idiosincrasia mixta fueron temáticas muy tocadas por Jorge Luis Borges a lo largo de su bibliografía. Es el caso de “El sur”, obra que fue llevada en 1992 a la pantalla chica por el director español Carlos Saura.

    La película se estrenó en el marco de la serie “Los cuentos de Borges”. En “El sur” era posible desmadejar la historia argentina gracias al detalle de lo que le ocurría a la familia porteña de apellido Dalhman. Oscar Martínez, Arturo Bonin, Nini Gambier y Jorge Marrale pusieron el cuerpo a los personajes principales.
  • 3
    La Muerte y la Brújula (1992, Alex Cox)
    También en 1992 en la serie “Cuentos de Borges” fue estrenada la adaptación cinematográfica de “La Muerte y la Brújula”, el policial de ciencia ficción que Jorge Luis había publicado en la década del ’40. El encargado de rodarla fue el inglés Alex Cox, quien se sintió atraído por la trama futurista propuesta en el cuento.

    “Death and the Compass”, según su nombre original transcurre en una ciudad de las décadas venideras, donde un detective se compromete con la investigación de misteriosos asesinatos, sin que le importe si quiera su propia vida. Peter Boyle, Miguel Sandoval, Christopher Eccleston, Zaide Silvia Gutiérrez y Karl Braun fueron parte del elenco actoral.
  • 2
    Los Libros y la Noche (1999, Tristán Bauer)
    Poco después de que se cumpliera una década de la muerte de Borges (ocurrida en 1986), el prestigioso cineasta local Tristan Bauer decidió filmar un documental sobre su vida.

    La idea de Bauer no era mostrar simplemente la juventud, apogeo y decadencia de la persona atrás del escritor si no resaltar la importancia del universo creado por su pluma. Por eso convocó al elenco conformado por Walter Santa Ana, Leonardo Sbaraglia y Héctor Alterio quienes tomaron la impronta señalada por el director y se pusieron en la piel de Borges en las distintas etapas de su vida.

    El resultado es extraño. Si bien da la impresión de que “necesitábamos” tener un documental del autor argentino que murió sin recibir el Nobel, muchos quedaron disconformes con la desprolija mezcla entre documentos fílmicos del Borges real, escenas de sus cuentos y la representación de los laberintos internos que lo atravesaban.
  • 1
    Un Amor de Borges (2000, Javier Torre)
    El último intento por filmar a Borges fue, en realidad, a partir de él. Es que “Un Amor de Borges”, estrenada en 2000 y dirigida por Javier Torre llevó al cine la historia romántica entre el hombre y la escritora y traductora Estela Canto.

    En este caso, la adaptada fue la propia Canto quien en su libro de memorias “Borges a contraluz” había revelado parte de su intimidad con él. Además, Torre fue asesorado por Alejandro Vaccaro un apasionado por la figura del escritor y un gran conocedor de su biografía. El romance ocurrido en 1944 fue interpretado por Jean Pierre Noher y la actriz española Inés Sastre.

    En este caso, la crítica vino por el aspecto forzado e inverosímil de las escenas, con un Borges peligrosamente poco creíble y un director que no se define muy bien qué quiere contar. Lo más curioso del caso es que Javier Torres es el hijo de Leopoldo Torre Nilsson (si no lo recuerdan, vuelvan al puesto 10), de quien Borges se quejó públicamente por el resultado de “Días de odio”. Todo quedó en familia.

1. Días de Odio (1954, Leopoldo Torre Nilsson)

En 1954, el director Leopoldo Torre Nilsson sumó una película más a su numerosa filmografía. Se trataba de “Días de odio”, cuya trama se basaba en el cuento "Emma Zunz", de Jorge Luis Borges. No era la primera vez que Torres Nilsson se aventuraba a adaptar para el cine una obra literaria. De hecho, un gran porcentaje de su producción es del estilo: “Martín Fierro”, “La guerra del cerdo”, “Boquitas pintadas” y “Los siete locos”, por ejemplo. “Días de odio” cuenta la historia de una mujer (interpretada por Elisa Galvé) que planea vengarse de la persona a la que considera responsable del suicidio de su padre. Como no está dispuesta a quedar encarcelada, la protagonista va armando una coartada convincente, aunque eso ponga en juego su propia integridad. Sin embargo, el film tuvo dificultades para ser distribuido a nivel local y nunca trascendió las fronteras hacia el mundo. El propio Torre Nilsson lo explicaba en una entrevista: “Mi proyecto más audaz que fue ‘Días de odio’ fue prohibido para la exportación y virtualmente sus posibilidades de distribución en el país se limitaron al máximo, no sé si porque era obra de un autor no visto con simpatía por el Gobierno, o porque se pensó que el tema era demasiado negro o desagradable, que no mostraba una Argentina demasiado feliz en algunos de sus personajes”.
Anterior Siguiente < >