Publicado el

Ránking | We don't need another hero

¿Quién te conoce? 10 películas que crean sus propios superhéroes

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Tags: superheroes
No todo lo que brilla es Marvel y DC Comics.

Hay vida superheroica más allá de las franquicias de Marvel y DC. Los héroes se multiplican a montones en la pantalla grande, sin necesidad de una editorial que los ampare. Los hay de todos tamaños y colores, de carne y hueso, y animados, vigilantes, familieros, más oscuros o bizarros. La pantalla grande es un semillero para estos personajes, tan de moda por nuestros días, pero que la vienen batallando desde hace rato. 

  • 10
    El Protegido (Unbreakable, M. Night Shyamalan, 2000)
    M. Night busca repetir la hazaña de su película anterior y, con los millones ganados a cuestas y la fama conseguida, se despacha con un historia comiquera mucho antes de que el género invadiera las pantallas. Bruce Willis vuelve a ser el protagonista, esta vez, es David Dunn, un guardia de seguridad que, tras convertirse en el único sobreviviente de un terrible accidente ferroviario, descubre que es indestructible y decide usar este “poder” para ayudar a la sociedad. La idea de Shyamalan sobre la antítesis héroe/villano y su surgimiento es genial. Logra una película oscura y con buenos climas, pero como ocurre con la gran mayoría de sus obras, no sabe como entregarnos un buen desenlace y desaprovecha al gran malvado de turno en la figura de Samuel L. Jackson.
  • 9
    Súper Escuela de Héroes (Sky High, Mike Mitchell, 2005)
    Si los magos van a Hogwarts, los jóvenes superhéroes también deben tener un lugar donde formarse. Para eso está Sky High, lugar de aprendizaje para estos futuros salvadores, que desde su ingreso son separados según sus habilidades. Will Stronghold tiene apenas 14 años, pero carga con el estigma de ser hijo de dos famosos superhéroes: Steve Stronghold/ The Commander (Kurt Russell) y Josie Stronghold/Jetstream (Kelly Preston). Las cosas no le resultan tan fáciles desde el principio, ya que no presenta grandes poderes a la vista. Los problemas adolescentes se cruzan con las aventuras de súper acción en esta película de Disney para toda la familia.
  • 8
    Megamente (Megamind, Tom McGrath, 2010)
    Después del éxito de “Mi Villano Favorito” (Despicable Me, 2010), los malos se pusieron de moda. DreamWork remató esta idea con “Megamente”, película que pretende responder el viejo interrogante de: ¿Qué pasaría si los malos ganaran? Tom McGrath, responsable de “Madagascar” y sus secuelas, nos cuenta la historia de dos pequeños que fueron lanzados al espacio, abandonando sus respectivos planetas, y enviados a la Tierra (algo muy parecido a lo que le pasó al hijo de Krypton). Uno creció para convertirse en la mente más brillante y más diabólica que haya conocido Metro City, aunque todos sus intentos por apoderarse de la ciudad hayan sido frenados por el otro pequeñín, ya maduro y adoptado como Metro Man, el superhéroe local. Pero un día el héroe es derrotado, y teniendo a la ciudad bajo su control, Megamente descubre que su vida ya no tiene ningún propósito sin un enemigo al cual enfrentarse. Loser por donde se lo mire, pero bastante querible.
  • 7
    Hancock (Peter Berg, 2008)
    Estamos acostumbrados a ver a Will Smith en plan “héroe salvador del mundo”, pero esta aventura de Peter Berg nos lo muestra con una actitud bastante diferente: un tipo superpoderoso que no inspira confianza ni buena onda, más bien bastante desprecio y antipatía, y ni hablar de todos los destrozos que causa cada vez que entra en acción. Tras salvarle la vida a Ray Embrey (Jason Bateman), el experto en relaciones públicas decide ayudarlo a “limpiar” su imagen y a convertirlo en un verdadero héroe ante el mundo. Pero la cosa se complica cuando conoce a su esposa Mary (Charlize Theron), quien esconde unos cuantos secretos.
  • 6
    Hombres Misteriosos (Mystery Men, Kinka Usher, 1999)
    El realizador Kinka Usher cimentó su amplia y exitosa carrera a base de premiadísimos comerciales televisivos, pero en 1999 hizo una pausa para llevar a la gran pantalla “Hombres Misteriosos” (Mystery Men, 1999), la adaptación de la serie de cómics creada por Bob Burden y editada por Dark Horse Comics. Esta aventura fantástica, protagonizada por un grupo de superhéroes con poderes bastante absurdos, está considerada todo un fracaso comercial, pero adquirió estatus de película de culto gracias a sus afinados diálogos, muchos de los cuales fueron improvisados por su gran elenco que incluye a Ben Stiller, Hank Azaria, William H. Macy, Janeane Garofalo, Greg Kinnear, Geoffrey Rush y al mismísimo Tom Waits.
  • 5
    Super (James Gunn, 2010)
    Antes de jugar en las ligas mayores del Universo Cinemático de Marvel, James Gunn ejercitó sus músculos superheroicos con esta comedia dramática que rompe bastante con los estándares del género, empezando por su peculiar protagonista. Frank Darrbo (Rainn Wilson) es un simple cocinero que decide crear un alter ego justiciero para recuperar a su esposa, quien cayó bajo la mala influencia de un traficante de drogas. Así nace Crimson Bolt, un héroe de carne y hueso con muchas buenas intenciones, pero cero habilidades y destrezas para hacerle frente a los malos. Frank no está solo en su cruzada, Libby (Ellen Page), amante de los cómics, se convierte en su sidekick sin entender que esto es el mundo real, más violento y menos romántico que lo que se muestra en las viñetas.
  • 4
    Defendor: Un Héroe Sin Igual (Defendor, Peter Stebbings, 2009)
    No todo son superpoderes y capas al viento, también está la gente ordinaria que quiere hacer la diferencia en un mundo bastante oscuro. En este caso, Arthur Poppington (Woody Harrelson), un hombre común y corriente (aunque con varios delirios a cuestas) que se convierte en el vigilante Defendor para proteger la ciudad y sus habitantes del yugo de los mafiosos y corruptos. Un poco de comedia, bastante drama y toda la bizarreada que puede aportar al género una película independiente. Con la ayuda de una joven prostituta (Kat Dennings), Defendor patrullará las calles en busca de su archienemigo, el Capitán Industria, en realidad un criminal que trafica con drogas.
  • 3
    Poder Sin Límites (Chronicle, Josh Trank, 2012)
    Dejemos de lado el fiasco de “Los Cuatro Fantásticos” (Fantastic Four, 2015) y concentrémonos en la mejor película de superhéroes de Josh Trank, este falso “found footage” centrado en un grupo de amigos que adquieren poderes y todo se empieza a descontrolar. Dane DeHaan, Michael B. Jordan y Alex Russell son los chicos en cuestión, tres adolescentes marginados que, tras cruzarse con un extraño objeto cristalino, obtienen habilidades telequinéticas. Andrew (DeHaan) es el que más saca provecho, y el que más poder va juntando, tanto así que los chistes se salen de control y muy pronto se transforma en una amenaza para sí mismo, y para el resto.
  • 2
    El Hombre Sin Rostro (Darkman, Sam Raimi, 1990)
    Antes de meterse de lleno con el superhéroe arácnido, Sam Raimi equilibró su pasado de terror independiente y ese futuro comiquero que estaba por venir con esta aventura centrada en Peyton Westlake (Liam Neeson), científico abocado a la generación de piel humana sintética que, tras un atentado pergeñado por el mafioso Robert G. Durant (Larry Drake), queda desfigurado, aunque con muchas ganas de cobrar venganza. A Westlake lo dan por muerto, pero él tiene sus propios planes. Ahora, con la capacidad de adquirir las facciones de quien desea por un corto período de tiempo, va a perseguir a los criminales y corruptos que destrozaron su vida y su rostro, bajo el bonito alias de Darkman.
  • 1
    Los Increíbles (The Incredibles, Brad Bird, 2004)
    Brad Bird hace su debut pixariano y se embolsa la primera de sus dos estatuillas doradas gracias a esta aventura, un clásico instantáneo que, admitámoslo, es la mejor película de superhéroes de la historia. La rutinaria y aburrida existencia de una (disfuncional) familia de superhumanos que vive en el anonimato, se pone repentinamente patas para arriba al verse forzados a entrar en acción cuando a papá Bob se le ocurre retornar a sus días de gloria y aceptar una peligrosa misión poniendo en riesgo su identidad y el bienestar de sus seres queridos. Más oscura y madurita de lo que el estudio venía haciendo hasta ese momento, la película no deja de tener sus mejores elementos: grandes personajes, acción sin respiro, humor para todas las edades, una infinidad de referencias nerdas y un mensaje más humano que la típica moraleja que suelen exhibir sus congéneres animados.

1. El Protegido (Unbreakable, M. Night Shyamalan, 2000)

M. Night busca repetir la hazaña de su película anterior y, con los millones ganados a cuestas y la fama conseguida, se despacha con un historia comiquera mucho antes de que el género invadiera las pantallas. Bruce Willis vuelve a ser el protagonista, esta vez, es David Dunn, un guardia de seguridad que, tras convertirse en el único sobreviviente de un terrible accidente ferroviario, descubre que es indestructible y decide usar este “poder” para ayudar a la sociedad. La idea de Shyamalan sobre la antítesis héroe/villano y su surgimiento es genial. Logra una película oscura y con buenos climas, pero como ocurre con la gran mayoría de sus obras, no sabe como entregarnos un buen desenlace y desaprovecha al gran malvado de turno en la figura de Samuel L. Jackson.
Anterior Siguiente < >