Publicado el

Ránking | Ahora me ves, ahora no me ves

10 secuelas perdidas en el infierno de Hollywood

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Tags: secuelas
Si esperaban alguna de estas continuaciones, les tenemos malas noticias.

Hollywood es una máquina de crear secuelas, precuelas y todo tipo de continuaciones; pero hay ciertos proyectos más peliagudos que se empecinan en extenderse indefinidamente y caer en el limbo de las producciones fallidas que, tal vez, algún día lleguen (o no) a buen puerto. Proyectos que nunca despegaron, pero que los actores, los directores o los fans siguen esperando que se concreten con los brazos abiertos. 

  • 10
    Ei8ht
    Te queremos David Fincher, pero boludeces, no. Parece que el director alguna vez sopesó la posibilidad de despacharse con una secuela de “Pecados Capitales” (Se7en, 1995) tras leer un guión que le alcanzaron años atrás, una historia sin sentido (obviamente) que presentaba a Somerset (Morgan Freeman) como una especie de clarividente (¿?), que ahora utilizaba este don para atrapar asesinos seriales. Esto, que parece ser una broma del día de los inocentes, es real, pero hasta ahora no llegó a mayores. Suponemos que los involucrados tienen dos dedos de frente y van a dejar las cosas como están: con ese final pesimista y shockeante. Además, Somerset se iba a retirar, no jodamos.

    Gran datito extra, provisto por el lector Matías en los comentarios: "La secuela de Seven termino haciéndose en 2015, pero con otro nombre y ninguna relación a la película de Fincher. Termino siendo Solace, con Anthony Hopkins en el papel de "Somerset", Jeffrey Dean Morgan como su compañero y Colin Farrel como el asesino. La verdad pasó sin pena ni gloria y se agradece que no la hayan comercializado como secuela de Seven porque no tiene NADA que ver con la original."
  • 9
    The Goonies 2
    La secuela de “Los Goonies” (The Goonies, 1985) es algo así como el reboot de “Volver al Futuro” (Back to the Future): se puede especular mucho al respecto, pero nunca va a pasar porque se trata de uno de esos clásicos intocables que no hay necesidad de arruinar. Ni Steven Spielberg (productor), ni Richard Donner (director) tienen apuro por llevar este proyecto adelante, un rumor que tiene décadas dando vueltas con campanas a favor y en contra. Sean Astin viene cruzando los dedos desde hace rato, como otros miembros del elenco original que no tienen drama en volver a las andadas; pero por ahora va a tener que conformarse con el premio consuelo: aparecer en la segunda temporada de la nostálgica “Stranger Things”, para el caso, algo bastante parecido, ¿no? En el año 2014 hubo un atisbo de esperanza, pero acá estamos, tres años después sin novedades. El problema principal, como siempre, crear una historia que valga la pena llevar a la pantalla.
  • 8
    The Big Lebowski 2
    La verdad, no nos imaginamos a los hermanos Coen pergeñando la secuela de uno de sus clásicos de culto. En realidad, la dupla salió a aclarar (más de una vez) que el Dude no volverá a la pantalla grande, más allá de la insistencia de los fans, las predisposición de Jeff Bridges para calzarse otra vez al personaje, y los eternos planes de John Turturro para un spin-off centrado en Jesus Quintana. El espíritu de “Fargo” funciona muy bien en la pantalla chica, y la cosa podría ir por ese lado, aunque los realizadores son contundentes y sólo prometen (algún día) una continuación de “Barton Fink”, ambientada en Berkeley en la década del sesenta. Mientras esperamos esta maravilla, “Going Places” sigue tomando forma. La secuela dirigida y protagonizada por Turturro no involucra a los Coen, pero sí a un gran elenco encabezado por Bobby Cannavale, Audrey Tatou, Susan Sarandon y Sonia Braga.
  • 7
    Un Detective Suelto en Hollywood 4
    Sin dudas, la carrera de Eddie Murphy necesita que le tiren un hueso. La cuarta entrega de “Un Detective Suelto en Hollywood” (Beverly Hills Cop) sería ideal, pero el proyecto viene dando vueltas desde hace décadas y nunca se termina de concretar. Todo parecía que empezaba a despegar, incluso se fijó una fecha de estreno para marzo de 2016, pero ni el actor ni el estudio (Paramount Pictures) iban a seguir adelante hasta que el guión no estuviera a la altura de las circunstancias; o sea, que esta vez no iba a ser sólo por vil dinero (¿?). Axel Foley sigue esperando su regreso con gloria mientras desfilan los guionistas (Josh Appelbaum y Andre Nemec) y los directores: primero Brett Ratner (“Rush Hour”) y ahora la dupla belga Adil El Arbi y Bilall Fallah, más cercanos al cine independiente.
  • 6
    Gremlins 3
    Amamos la primera, no tanto la segunda, pero quién se puede resistir al adorable Gizmo y al resto de los malvados mogwai. El rescate emotivo y la nostalgia cinematográfica están a flor de piel, momento ideal para rescatar la franquicia de los monstruitos destructores. Desde hace años que Zach Galligan (Billy Peltzer) le está poniendo porotos a este regreso, impulsando un proyecto que parece estar tomando forma en manos de la gente de WB. La idea viene por el lado de una secuela, ya que según el mismo Chris Columbus (guionista de la primera entrega), la única forma de volver es a través de una continuación, no una remake, ni mucho menos un reboot. La historia estaría ambientada en la actualidad, con nuevos personajes y otros conocidos que regresan. No hay más detalles al respecto, pero muchos le apuestan a una aventura en Las Vegas, la cual fue descartada en la secuela debido a los altos costos de producción.
  • 5
    Triplets
    Si nos creímos (y nos divertimos por ello) que Arnold Schwarzenegger y Danny DeVito eran hermanos en “Gemelos” (Twins, 1988), ¿por qué no sumar a Eddie Murphy a la ecuación y hacer una secuela sobre trillizos? El proyecto viene dando vueltas desde 2012, y las últimas novedades llegaron hace un par de años cuando el actor y guionista Josh Gad fue contratado para escribir y pulir un nuevo borrador sobre estos parientes tan particulares. La película sigue en el limbo cinematográfico desde entonces, pero parece que a Murphy le gustó la idea y andaba con ganas de unirse a la familia Benedict. Este tercero en discordia aparece tras el funeral de mamá Mary Ann y la lectura del testamento, herencia a la que sólo se puede acceder si encuentran a este hermano perdido. La producción pasó por varios guionistas, pero ni señales de Ivan Reitman, director de la original. Los ochenta están de moda, qué mejor momento de refritar este clásico con tanta estrella de la época.
  • 4
    Gladiador 2
    Sí, no es joda. Un año después de que la historia del general romano devenido en esclavo, devenido en gladiador, dev… bah, ustedes entienden, arrasara con los premios y la taquilla; el productor Douglas Wick ya estaba pensando en desarrollar una precuela. Obviedad, ya que su protagonista había pasado a mejor vida al final de la película. Al poco tiempo, el argumento cambió a secuela, unos quince años en el tiempo, con la Guardia Pretoriana gobernando Roma y un crecidito Lucio en busca de su verdadero padre. Pero Russell Crowe no quería quedarse afuera y contactó a Nick Cave (que por aquel entonces solo había escrito un guión) para que lo incluyera en la historia con ritos sobre el más allá y resucitaciones de por medio -básicamente los dioses lo mandan de vuelta a la Tierra para que mate a Jesús y sus seguidores (¿?)-. Dame las drogas Russell. Ridley Scott se copó con la idea, aunque ya poco y nada tenía que ver con los gladiadores, pero al estudio le pareció todo demasiado raro y el proyecto murió como Maximus, definitivamente.
  • 3
    Doctor Sleep
    “El Resplandor” (The Shining, 1977), la novela, tiene secuela y se llama “Doctor Sueño” (Doctor Sleep, 2003). Una historia totalmente innecesaria protagonizada por un crecidito Danny Torrance que debe proteger a una niñita de la amenaza de un grupo de “vampiros” nómadas, o algo por el estilo. Intenciones de llevarla a la pantalla grande no faltan, la más concreta es un guión de Akiva Goldsman, responsable de “Una Mente Brillante” y “Soy Leyenda”, entre otros bodrios cinematográficos. El proyecto comenzó a tomar forma tras el casting de Matthew McConaughey e Idris Elba para “La Torre Oscura” “The Dark Tower, 2017), otra producción de Goldsman basada en una novela de Stephen King. Una malísima idea por dónde se la mire, sobre todo si tenemos en cuenta que King odió la celebrada versión de Stanley Kubrick.
  • 2
    Gump & Co.
    Tal vez no lo sabían, pero Winston Groom –escritor de la novela “Forrest Gump”- odió la adaptación cinematográfica (muy superior al material original), a pesar del éxito de la película y del aumento de las ventas de su libro. A modo de “queja” escribió “Gump & Co.” (1995) –donde reza “No dejes que hagan una película de tu vida, sea buena o mala, no importa”-, una secuela centrada en Forrest y su hijo, que se desvía bastante de la esencia del personaje que vimos en la pantalla grande. Hollywood, ni lento ni perezoso, quiso seguir adelante con esta nueva aventura, pero todo se encajonó después de los ataques del 11 de septiembre, ya que Eric Roth (guionista), Tom Hanks y Robert Zemeckis pensaron que no sería relevante en un mundo que cambió rotundamente de la noche a la mañana. El guión de Roth iba a arrancar dos minutos después del final de la primera, pero cuesta imaginar que Zemeckis, un tipo bastante renuente cuando se trata de secuelas (antes que protesten, sepan que “Volver al Futuro” se creó como trilogía), o Hanks, estuvieran dispuestos a volver al ruedo y opacar lo que lograron con esta hermosísima historia.
  • 1
    Cazafantasmas 3
    Esta tercera parte viene dando vueltas desde el estreno de “Los Cazafantasmas II” (Ghostbusters II, 1989), un proyecto que pasó por varias etapas y equipos de guionistas a lo largo de 25 años, hasta que la franquicia dio el volantazo con la versión femenina y, posiblemente, una futura remake/reboot masculina protagonizada por Channing Tatum y dirigida por Joe y Anthony Russo. Mientras vemos que nos depara el “Ghost Corps” (nombre cariñoso de la saga), sepan que la trecuela pasó por varias instancias como “Ghostbusters 3: Hellbent” -un guión de Dan Aykroyd y Tom Davis-, una reescritura de Lee Eisenberg y Gene Stupnitsky en 2008, y hasta la mano maestra de Etan Cohen (no, no ese, el de “Tropic Thunder”). La negativa de varios miembros del equipo de los cazadores de espectros para volver al ruedo siempre fue uno de los grandes impedimentos del estudio para reflotar esta serie. En 2009 Harold Ramis confirmaba que la producción se había encajonado, pero los miembros originales estaban dispuestos a hacer algún cameito si la franquicia empezaba de cero.

1. Ei8ht

Te queremos David Fincher, pero boludeces, no. Parece que el director alguna vez sopesó la posibilidad de despacharse con una secuela de “Pecados Capitales” (Se7en, 1995) tras leer un guión que le alcanzaron años atrás, una historia sin sentido (obviamente) que presentaba a Somerset (Morgan Freeman) como una especie de clarividente (¿?), que ahora utilizaba este don para atrapar asesinos seriales. Esto, que parece ser una broma del día de los inocentes, es real, pero hasta ahora no llegó a mayores. Suponemos que los involucrados tienen dos dedos de frente y van a dejar las cosas como están: con ese final pesimista y shockeante. Además, Somerset se iba a retirar, no jodamos. Gran datito extra, provisto por el lector Matías en los comentarios: "La secuela de Seven termino haciéndose en 2015, pero con otro nombre y ninguna relación a la película de Fincher. Termino siendo Solace, con Anthony Hopkins en el papel de "Somerset", Jeffrey Dean Morgan como su compañero y Colin Farrel como el asesino. La verdad pasó sin pena ni gloria y se agradece que no la hayan comercializado como secuela de Seven porque no tiene NADA que ver con la original."
Anterior Siguiente < >