Publicado el

Ránking | Disfrazados de la pantalla chica

10 siniestras mascotas de la televisión infantil argentina

Volver a la home

Por: Cecilia Bona

Las amábamos, pero vistas a la distancia eran –cuanto menos- espeluznantes. Qué recuerdos.

La tele es la madre de todas las criaturas que habitan la memoria de los mayores de 25. Cuando no había Internet y lo máximo a lo que podías aspirar era a un VHS de vez en cuando, las propuestas culturales y educativas de los canales de aire eran la única opción para pasar el tiempo divertidos.

Para variar un poco, los productores cambiaban los juegos, los dibujitos entre tanda y tanda y los regalos, pero todos los shows tenían el mismo aroma. Como condimento adicional, muchos sumaban a una mascota –generalmente siniestra, copiada o ridícula- como las que recordaremos aquí.

Si alguna te cambió la vida, dejanos un comentario.

  • 10
    Señor Televisor (La Ola está de Fiesta)
    Neceitás: un televisor viejo, algodón (cantidad necesaria), una señora dispuesta a vestirlo. Uoalá: has construido tu propio Señor Televisor, la inolvidable mascota que fue la sombra de Flavia Palmiero en “La Ola verde”.

    Los ’80 fueron épocas de bajo presupuesto y teles de tan mala definición que no traslucían lo horrible que podía ser un disfraz. Como niños nos divertía, claro… aunque de adultos no entendemos como una pantalla con cara y piernas nos parecía aceptable. El muñeco bailaba y charlaba a la par de la conductora mientras la tribuna celebraba sus ocurrencias.

    Años más tarde, Señor(a) Televisor rompió el silencio (de radio). Dijo que Flavia “nunca trató bien a los actores” y la acusó de hacerse la diva cuando había nacido en Barracas. Hasta ahí, estamos. Pero hubo una triste revelación más: “(El personaje) Se hizo con un televisor mío, con algodón”. Ahora sí, lloremos todos.
  • 9
    Los habitantes de “Bosque Chocolate”
    El coreógrafo Esteban Villareal fue convocado a mediados de la década del ’90 para animar un programa infantil con mucha música, juegos, cartitas y mensajes éticos. El ciclo se llamaría “Bosque Chocolate” y funcionaría con la idea de que estábamos por un rato en… un bosque de golosinas (con árboles de dulce y tierra de alfajor, para los memoriosos).

    En ese lugar ficticio no podían haber faltado las mascotas, sus habitantes. El grillo, el burro con levita, las aves con pollera, la flor en una maceta y el malvado títere chimenea Pulvereitor eran los compañeros de laburo de Esteban que, de esa manera, no conducía tan solo. Lamentablemente, si buscamos data en Internet es probable que haya más posts sobre “chocolate con frutos del bosque” que del programa de nuestra infancia. Por suerte, a los mayores de 25 nos queda la memoria.
  • 8
    Petete (El Libro Gordo de Petete)
    Difícil defender algo (ay, perdón, deberíamos haber escrito “a alguien”) que quiere pasar por tierno y termina siendo creepy. Hete aquí al pingüino Petete, la mascota de “El libro Gordo de Petete”, cuyo fin era enseñar, entretener y decir contentos “hasta la clase que viene”.

    La marioneta-educadora creada por Manuel García Ferré a fines de los ‘60 aparecía en cortos televisivos de 1 o 2 minutos (similares a los del Topo Gigio) y, junto a la presentadora Gachi Ferrari, tiraba información de distinto tipo. La idea había surgido tras el éxito de la enciclopedia que llevaba el mismo nombre del programa y venía acompañada de una revista con juegos para los más pequeños. Tanto los libros como el show se distribuyeron por Latinoamérica y hasta desembarcaron en España.

    En el 2000 Telefe revivió la franquicia de la mano de Guillermina Valdés, quien hacía las veces de compañera de Petete. Acá les dejamos los dos registros para que comparen y elijan el que más les gusta.

    (Nos ganó la maldad: de Valdés les mostramos la versión “doblada al español”. Fiesta).
  • 7
    Dengue (El Show de Xuxa)
    Pican, pican los mosquitos, con enorme disimulo, unos pican en la cara y otros pican en “El show de Xuxa”. ¡Tenían que ser los ’90, otra vez! A principios de la década, Brasil atravesaba una epidemia de insectos transmisores de la enfermedad del dengue. Era tal el nivel de presencia que tenía el tema en la vida de los brasileros que la televisión infantil lo replicó instalando una mascota bailarina y cantora.

    Cuando el programa empezó a salir por Canal 13, en la Argentina, heredamos al personaje de estridente traje amarillo y naranja, sombrero de cowboy, peluca rubia y maquillaje de payaso. Posta.

    Según el mismo intérprete expresó, acá le demostraban más el amor que en su país de origen. Esas declaraciones las hizo en uno de los últimos programas de 1992 y se las compartimos porque son demasiado para nosotros solos.
  • 6
    Reina y su Muñeca (Reina en Colores)
    Un títere en tamaño natural con la fisonomía de una Reina Reech pre adolescente se sentaba en la falda de la conductora y cantaban. Nos volvemos piel de gallina de una pieza recordando este gran momento de la TV local.

    El hito sucedía en la televisión pública de los ’90, ATC, en el programa “Reina en Colores”. Entre coreos, juegos y cartitas, el ciclo se tomaba un respiro y cada tanto pasaba el videoclip de la marioneta (bastante espeluznante, para ser justos) y su titiritera. El tema que hacían juntas mostraba como una le envidiaba a la otra sus actividades y la aludida le respondía que en realidad no eran tan bárbaras.

    Si te gustaba la música y tus papás tenían una abultada billetera, el fabricante de juguetes Jocsa te vendía la muñeca “para que puedan cantar juntas”. Aún hoy, hay quienes la comercializan online. Advertencia: el paso del tiempo no la favorece.
  • 5
    Chirolita (Chasman y Chirolita)
    Inigualable ventrílocuo local, Ricardo Gamero creó en la década del ’50 una marioneta a la que llamó “Chirola”, como se le decía por entonces (y a veces ahora también) a una moneda sin valor. Trabajaba en un circo y era apenas un adolescente, pero su vocación y talento venían gestándose desde la infancia.

    Convertido en Mr. Chasman, Gamero saltó a la fama cuando pisó un estudio de televisión, siempre acompañado por el muñeco, el alivio cómico del show. Fue muy bien recibido en los ciclos más vistos de la década del ’70 y los ‘80 como "Sábados circulares", "Sábados de la bondad", "Domingos para la juventud", "Grandes valores del tango" y “Badía y Compañía”. En 1974, Canal 11 le dio lugar a “El mundo de Chirolita”, donde ventrílocuo y marioneta eran los protagonistas.

    En 1999 Gamero falleció y con él Chirolita. Todavía es un misterio dónde está guardado el títere y la familia heredera ha dejado entrever que lo tiene en la bóveda de un banco. El año pasado Alejandro Maly estrenó el documental “¿Dónde estás, negro?” en el que se ahonda en la historia de Mr. Chasman y en la relación de titiritero y muñeco. Más abajo les compartimos el trailer.
  • 4
    Los Wittys (La Isla de los Wittys)
    Lógicamente cada puesto que está más cerca del número 1 hace que las mascotas de nuestra tele se vuelvan más creepys. Aunque ellas lo cantaban, no sabemos cuántos sueños y aventuras te provocaban los muñecotes denominados Wittys en el programa infantil de Canal 13 conducido a principios de los ’90 por Alejandra Gavilanes (la maestra de “Amigovios”).

    La idea del ciclo era, por supuesto, entretener a los más pequeños mostrándoles las peripecias de una familia integrada por Papi Witty, mamá Pétalos, la hija Pritty, el dragón Felipe y Plucky. De la vereda de enfrente estaban los malos remalos Hobos Bruma y Gula. Las “cosas estas” no tenían brazos y eran patones (de ahí que a muchas personas de pie grande les hayan dejado como apodo el nombre de los personajes).

    Hubo discos, obras de teatro y una segunda temporada del programa que se llamó “El Nuevo Show de Los Wittys con Alejandra”.
  • 3
    Gomma Gomma (Telejuegos)
    En los primeros años de la década del ’80 ATC le dio vida al programa para niños “Telejuegos”. No hay que tener una gran imaginación para deducir que era un ciclo televisivo con juegos. Para lo que sí había que tener imaginación era para entender a una de sus mascotas principales: Gomma Gomma.

    Se trataba de una especie de serpiente que reptaba gracias a su cuerpo amarillo a lunares. Usaba grandes anteojos y vestía un guante en la punta de su cola. Además, solía tener la boca abierta, en posición de carcajada constante, o si no, sacaba una larga lengua de víbora.

    La propiedad de Gomma Gomma era convertirse en “mil cosas distintas” como decía el tema musical con el que era presentado. Si soportan niveles agudos dignos de tapones en los oídos, recuérdenlo con este video:
  • 2
    Los Muvis (Los Muvis)
    Cómo se nota que las mascotas garpaban en los ’80 y ’90. ¿Sería su bajo costo de mantenimiento? ¿Sería el superávit de titiriteros circundante? Dejemos el análisis para los entendidos y dediquémonos a desempolvar a “Los Muvis”, personajes creados por Canal 13 para protagonizar un ciclo infantil en 1991.

    Las mascotas se llamaban Zulma, Maraño, Pinina y sus pollitos y Oliverio quienes, junto a Hands y su banda marina, se encargaban de interactuar y entretener a la audiencia sub 10. La técnica utilizada era el teatro negro, lo que permitía mover a los personajes sin que se notaran los titiriteros. Si hasta la luna y las palmeras eran personajes…

    Si se los bancan, acá va un show completo con Juan Alberto Badía como invitado de lujo:
  • 1
    Margarito Tereré (Margarito Tereré)
    Una margarita en la cabeza y un personaje que toma mucho tereré. ¡Zas! Así nació “Margarito Tereré”, un personaje de la década del ’70 cuya fisonomía era la de un yacaré correntino.

    Ya vemos a nuestros padres a los gritos, pidiéndonos más respeto con Margarito, que estuvo seis años en Canal 13 y tres en Canal 9 como estrella de un ciclo cuyas anfitrionas fueron desde Jovita Díaz hasta Liliana Serantes. Más tarde pasaría a formar parte de “El show de Carlitos Balá” por la pantalla de ATC. Además, en 1978 protagonizó una película (dejamos un registro aquí abajo) y fue varias veces la figura principal de obras de teatro.

    En el programa, Margarito no era la única mascota. Lo acompañaban El Pato Corbata Cuá, la lechuza Misia Pataca, el burrito Alfajor y Clavelina, la novia del yacaré. Haaaaarrrrmoso todo.

1. Señor Televisor (La Ola está de Fiesta)

Neceitás: un televisor viejo, algodón (cantidad necesaria), una señora dispuesta a vestirlo. Uoalá: has construido tu propio Señor Televisor, la inolvidable mascota que fue la sombra de Flavia Palmiero en “La Ola verde”. Los ’80 fueron épocas de bajo presupuesto y teles de tan mala definición que no traslucían lo horrible que podía ser un disfraz. Como niños nos divertía, claro… aunque de adultos no entendemos como una pantalla con cara y piernas nos parecía aceptable. El muñeco bailaba y charlaba a la par de la conductora mientras la tribuna celebraba sus ocurrencias. Años más tarde, Señor(a) Televisor rompió el silencio (de radio). Dijo que Flavia “nunca trató bien a los actores” y la acusó de hacerse la diva cuando había nacido en Barracas. Hasta ahí, estamos. Pero hubo una triste revelación más: “(El personaje) Se hizo con un televisor mío, con algodón”. Ahora sí, lloremos todos.
Anterior Siguiente < >