Publicado el

Ránking | Tarde, pero seguro

10 secuelas que llegaron décadas después de la original

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Tags: secuelas
Se toman su tiempo, pero a la larga llegan las continuaciones.

En épocas donde las continuaciones se producen como chorizos, nos sorprendemos al descubrir el tiempo que se tomaron estas películas para planear y estrenar sus secuelas. Algunas funcionan, la mayoría no tanto, y otras está por verse; pero tarde o temprano volvieron (o volverán) a las salas para seguir facturando aunque sus protagonistas estén más baqueteados… o ni siquiera sean los mismos.   

  • 10
    Día de la Independencia: Contraataque (Independence Day: Resurgence, Roland Emmerich, 2016) (19 años y 358 días)
    En 1996 Will Smith nos salvó a todos de la invasión alienígena en “Día de la Independencia”, rompiendo varios récords de taquilla por el camino. Dos décadas después, los extraterrestres contraatacan y, a pesar de que los humanos ahora saben cómo defenderse y lograron mejorar sus armas a base de la tecnología enemiga, tal vez no sea suficiente para frenar el aluvión destructivo que traen consigo los hombrecitos del espacio exterior esta segunda vuelta. Roland Emmerich vuelve a liderar la avanzada contra los aliens de la mano de Joey King, Liam Hemsworth, Bill Pullman, Jeff Goldblum, Charlotte Gainsbourg, Vivica A. Fox, William Fichtner, Sela Ward y Judd Hirsch. Ya no está el Príncipe del Rap entre nosotros, pero sí un montón de explosiones y el patriotismo exacerbado que no le puede faltar.
  • 9
    T2: Trainspotting (Danny Boyle, 2017) (20 años)
    Nadie lo pidió, pero Renton (Ewan McGregor) y compañía volvieron a las andadas después de veinte años. Muchas cosas cambiaron entre estos amigos tras todo este tiempo (y todo el agua que pasó bajo el puente), aunque mucho permanece intacto. Mark regresa a Escocia, al único hogar que conoció, y allí lo esperan Spud (Ewen Bremner), Sick Boy (Jonny Lee Miller) y Begbie (Robert Carlyle), aunque no precisamente con los brazos abiertos después del fiasco del botín. También lo esperan la autodestrucción, el odio, la venganza, el miedo, el amor y una amistad que tratará de enmendar tras dos décadas de ausencia. Danny Boyle intenta repetir el suceso de la primera entrega, una historia que marcó una época (y a una generación), a pesar de sus muchas controversias.
  • 8
    Wall Street 2: El Dinero Nunca Duerme (Wall Street: Money Never Sleeps, Olivers Stone, 2010) (22 años)
    Bajo el lema “la codicia, a falta de una palabra mejor, es algo bueno”, Gordon Gekko (Michael Douglas) se convirtió en uno de los grandes villanos de los ochenta. En “Wall Street” (1987) no hay sangre ni violencia explícita, pero sí una muestra exuberante de todos los excesos de aquella década. Veinte años después, el magnate está fuera de la cárcel con ganas de reconstruir su imperio y eliminar a la competencia, para lo cual convertirá al joven Jacob (Shia LaBeouf) –futuro esposo de su hija Winnie (Carey Mulligan) y un broker ambicioso- en su nuevo aprendiz dentro del despiadado mundo de los negocios dictados por la avaricia.
  • 7
    Psicosis II (Psycho II, Richard Franklin, 1983) (22 años)
    Mucho más una blasfemia que una secuela del clásico de 1960, con esta continuación Universal Studios quiere seguir explotando una de las mejores historias de terror de todos los tiempos y a su psicótico protagonista: Norman Bates (Anthony Perkins). Tras pasar 22 años encerrado en una institución mental, Norman es declarado sanito y dejado en libertad, más allá de las protestas de Lila Loomis (Vera Miles), hermana de Marion Crane. Bates vuelve a su rutina, y a su hotel, donde los problemas y las víctimas no se hacen esperar. En 1986 llegó la tercera parte, pero hay cosas peores como la remake de Gus Van Sant en 1998.
  • 6
    El Color del Dinero (The Color of Money, Marrin Scorsese, 1986) (25 años)
    Paul Newman retoma su papel de Fast Eddie Felson -25 años después de “El Audaz” (The Hustler, 1961) de Robert Rossen-, de la mano de Martin Scorsese y de la novela de Walter Tevis que nos trae la continuación de aquella historia. Ahora, Eddie decide enseñarle todos sus truquitos sobre el billar a Vincent Lauria, un joven talentoso pero también engreído aprendiz interpretado por Tom Cruise, para introducirlo en el mundo de las competencias; pero tanta enseñanza inspira a este enigmático veterano a volver al ruedo y entrar en más de un conflicto con su nuevo “protegido”. En 1961 a Paul se le escapó el Oscar, pero recibió su merecido premio consuelo gracias a este drama deportivo que no le llega ni a los talones a la primera entrega.
  • 5
    Tron: El Legado (TRON: Legacy, Joseph Kosinski, 2010) (28 años)
    Tal vez demasiado adelantada para su tiempo, “Tron” (1982) da un salto gigantesco en materia de efectos especiales generados por computadora para contar la historia de Kevin Flynn (Jeff Bridges), joven programador, dueño de una casa de fichines y hacker en sus tiempos libres que es succionado digitalmente por un software pirata y malicioso conocido como Master Control. Dos décadas después, Sam Flynn (Garrett Hedlund) sigue buscando a su padre desaparecido y, tras seguir varias pistas, termina metido en el mismo universo de unos y ceros donde los programas llevan a cabo peligrosas contiendas para sobrevivir. Sam y Kevin unen fuerzas para frenar los planes de CLU, un programa malicioso que anda con ganas de invadir el mundo real.
  • 4
    Mad Max: Furia en el Camino (Mad Max: Fury Road, George Miller, 2015) (29 años)
    Entre tanta secuela, precuela, remake, reboot y la mar en coche, todavía nos queda esperanza, sobre todo si nos guiamos por lo que hizo George Miller. El realizador australiano prometió desenfreno, locura y violencia. No sólo cumplió con creces, si no que logró expandir su propio universo post-apocalíptico y resignificar el género de acción (y a su heroína) en pleno siglo XXI. A pesar del reinicio/continuación, Mad Max se percibe original gracias a su majestuosidad visual y su espectáculo, una historia sencilla pero contundente, y un grupo de personajes llenos de matices que llevan adelante esta adrenalínica persecución a lo largo de 120 minutos. Tom Hardy y Charlize Theron se ponen a la cabeza y toman la posta del guerrero del camino, balanceándose entre la humanidad y el salvajismo que los rodea. Necesitamos con urgencia una nueva entrega que no se haga esperar tanto.
  • 3
    Blade Runner 2049 (Denis Villeneuve, 2017) (35 años)
    Con la bendición de Ridley Scott, Denis Villeneuve (responsable de “La Llegada”) se despacha con la secuela de este clásico de clásicos distópico, y abanderado del cyberpunk de todos los tiempos. Ambientada treinta años después de la original, la historia gira en torno a un nuevo blade runner, el oficial K (Ryan Gosling), quien descubre un secreto enterrado a lo largo de tres décadas, con el potencial de sumir lo que queda de la sociedad aún más en el caos. Sus descubrimientos lo llevan derechito hacia una serie de pistas relacionadas con Rick Deckard (Harrison Ford), ex agente de la policía de Los Ángeles, desaparecido desde hace mucho tiempo. Jared Leto, Dave Bautista, Mackenzie Davis, Robin Wright, Barkhad Abdi y Lennie James, entre otros, forman arte del elenco de esta misteriosa continuación.
  • 2
    Peter Pan: Regreso al País de Nunca Jamás (Return to Neverland, 2002) (49 años)
    Originalmente, esta secuela del clásico animado de 1953 -basada en “Peter and Wendy” de J. M. Barrie-, estaba planeada para estrenarse en los cines allá por 1999. Al final, terminó siendo una producción directo a DVD, aunque tuvo su lanzamiento en varios países, incluyendo la Argentina. Peter Pan sigue siendo el líder de los Niños Perdidos y librando batallas con Garfio, pero aunque él nunca creció, muchas cosas cambiaron. Ahora, Wendy es madre de una nena llamada Jane, que se rehúsa a creer en cuentos de hadas. La ciudad de Londres se encuentra en medio de los bombardeos alemanes durante la Segunda Guerra Mundial, y en la confusión, Jame es secuestrada por piratas y llevada hasta Nunca Jamás donde no le va a quedar otra que volver a creer en la magia.
  • 1
    Mary Poppins Returns (Rob Marshall, 2018) (54 años)
    No estamos seguros cómo la compañía del ratón logró convencer a los herederos de P.L. Travers para llevar a cabo esta continuación. La autora odió la versión original protagonizada por Julie Andrews en 1964 -nominada a 13 premios de la Academia, incluyendo Mejor Película-, pero igual se viene la secuela con Emily Blunt en los zapatos de la niñera más copada de todos los tiempos. Estamos en Londres, Jane y Michael mucho más creciditos, y tras una terrible pérdida, los Banks reciben la visita de la siempre enigmática Mary Poppins. Junto a su amigo Jack (Lin-Manuel Miranda), y sus habilidades mágicas, va a ayudar a la familia, incluyendo a los tres hijos de Michael, a recuperar la alegría un tanto desvanecida. Una buena excusa para seguir elevando la carrera de Miranda y a los musicales que vienen ganando terreno.

1. Día de la Independencia: Contraataque (Independence Day: Resurgence, Roland Emmerich, 2016) (19 años y 358 días)

En 1996 Will Smith nos salvó a todos de la invasión alienígena en “Día de la Independencia”, rompiendo varios récords de taquilla por el camino. Dos décadas después, los extraterrestres contraatacan y, a pesar de que los humanos ahora saben cómo defenderse y lograron mejorar sus armas a base de la tecnología enemiga, tal vez no sea suficiente para frenar el aluvión destructivo que traen consigo los hombrecitos del espacio exterior esta segunda vuelta. Roland Emmerich vuelve a liderar la avanzada contra los aliens de la mano de Joey King, Liam Hemsworth, Bill Pullman, Jeff Goldblum, Charlotte Gainsbourg, Vivica A. Fox, William Fichtner, Sela Ward y Judd Hirsch. Ya no está el Príncipe del Rap entre nosotros, pero sí un montón de explosiones y el patriotismo exacerbado que no le puede faltar.
Anterior Siguiente < >