Publicado el

Ránking | Hot Gaming

10 juegos picantes de la época de MS-DOS

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

Tags: msdos
El que dijo que los videojuegos eran sólo para niños no conocía ninguno de estos juegos adultos

Una ley universal dice que a toda rama del arte muy pronto le crece su tallo sólo para adultos. Pasó con el cine, la literatura, la televisión... y los videojuego no podían quedarse afuera. Ya desde los años básicos del MS-DOS algunos desarrolladores apuntaban al público mayor de edad con ideas picantes y propuestas atrevidas, aprovechando el medio de los videojuegos para generar fantasías interactivas.

Volvamos en el Tiempo para darle un vistazo a algunas de estas experiencias que nos invitaban a fantasear en los años del viejo y querido MS-DOS... pero eso no quiere decir que terminaran siendo experiencias amenas. No señor, hay cosas muy interesantes en esta lista, pero para llegar a ellas primero hay que pasar por un océano de cringe puro. Allá vamos, de lo peor a lo mejor. Guarda los ojos y no toquen nada.

  • 10
    X-Rock (1990)
    De la desarrolladora/distribuidora China Soft-World nos llega esta variante del Tetris en la que todas las piezas tienen forma de "X" y están formadas por bolas de colores. Podemos rotar estas piezas para acomodar las esferas de manera que se eliminen cuando estén en contacto con otras del mismo color. Algo bastante básico que ya hemos visto en multitud de clones. ¿Qué tiene este juego de especial, entonces?

    Bueno, si el título de la nota no es lo suficientemente explícito, sí lo son las imágenes de muchachas reales en poses eróticas con la que nos recompensa el juego por superar los niveles. Aunque, si hemos de ser honesto, por sobrevivir a la horrenda jugabilidad y a la peor música de fondo de todos los tiempos (paren esa tortura...) deberían darnos una sincera disculpa y, de ser posible, dinero en efectivo. Y ni así.
  • 9
    AstroTit (1987)
    Se preguntarán por qué elegimos la pantalla de título de este juego (¡en CGA!) para ilustrar este puesto... Bueno, es que eso es lo único medianamente decente que este juego tiene para ofrecernos. Todo lo demás es burdo. La historia es ridícula y ni siquiera me voy a molestar en detallarla; sólo sepan que darse cabezazos contra la mesa es más satisfactorio. En cuanto al juego... pues... técnicamente es un shooter de navecitas, pero nuestra "nave" es un miembro viril masculino listo para disparar (ustedes adivinarán qué), y los enemigos son "símbolos de deseos Freudianos reprimidos", entre los que se incluyen píldoras anticonceptivas (que cualquier jugador que se respete confundirá con monedas que hay que agarrar... Grave error), biblias (sí, leyeron bien: Biblias), el virus del SIDA (hasta acá llegamos) y, por supuesto, las "AstroTits" del título, que cualquiera con un conocimiento mínimo de inglés ya habrá descifrado su naturaleza.

    Hay gente que trabajó en esto. Mediten eso.
  • 8
    Man Enough (1994)
    Uy, tremendo pedazo de cringe que es este título. Al menos podemos decir que los demás juegos que componen esta lista tienen un trabajo en el apartado gráfico, pero Man Enough es insultante a niveles cósmicos. Para empezar posee segmentos de Full Motion Video, lo cual ya es una terrible señal de alarma cuando se lo mezcla con el género para adultos; y se pone peor: el "juego" pretende ser un simulador de citas en el que hay que seducir a tantas muchachas como podamos. El tema es que la utilización de actores de carne y hueso tanto en imágenes estáticas como en FMV queda muuuuuuy incómodo en este tipo de formato; más aún cuando atestiguamos algunos de los peores diálogos vistos en cualquier juego de este género, pareciendo más dignos de un neardental que de una persona normal.

    Estoy 110% convencido de que si alguien tuviese la idea de intentar lanzar algo como esto a la venta en la sociedad actual que estamos viviendo no llegaría a la puerta del edificio antes de que una patota de feministas le salten al cuello para decirle todo menos lindo... Y la verdad, bien merecido lo tiene. ¿"Man Enough"? Yo le llamaría "Enough, Man". Olvidemos esta bazofia.
  • 7
    Emmanuelle (1989)
    Esta aventura point-and-click está levemente inspirada en los libros homónimos de literatura erótica y narra acerca de la titular Emmanuelle, la esposa de un hombre de negocios francés cuyo trabajo lo obliga a viajar con frecuencia, dejando a su mujer insatisfecha. Si ya se imaginan hacia dónde va la historia, se equivocaron: nosotros no interpretamos a Emmanuelle, sino a Marc, su amante, que viaja a Rio tras los pasos de su amada cuando ella decide alejarse por el peso de su conciencia por haber engañado a su esposo. Y se pone peor: para poder conquistar a Emmanuelle, Marc debe ganar confianza seduciendo a tantas mujeres como le sea posible. En fin...
  • 6
    La Colmena (1992)
    Los desarrolladores Españoles también se dieron el gusto de ofrecer productos con contenido adulto, pero La Colmena es una curiosa experiencia que no se limita a lo que ocurre dentro del juego, sino de lo que hacen sus jugadores en el mundo real. Esto se debe a que el título en sí es un juego de mesa digital para hasta 6 jugadores, quienes deberán responder correctamente a una serie de preguntas para avanzar. Si contestan mal, el juego les impone un castigo de tintes picantes para realizar en la vida real, sólo o con algún otro participante.

    Un detalle de gran interés es que las gráficas de los paneles fueron dibujados por Alfonso Azpiri, reconocido historietista Español, lo que contrasta brutalmente con el diseño básico del tablero de juego principal.
  • 5
    Cobra Mission (1991)
    Entramos al mundo de los juegos RPG eróticos de Japón, y si vamos a hablar de ese género no podemos dejar pasar al primero en llegar a tierras americanas. Cobra Mission es lanzado en Japón en 1991 y obtiene un port en inglés en 1992, mostrándonos la historia de Satoru Fujii, investigador privado, que viaja a la ficticia localidad de Cobra City ante el llamado de Mirori, una vieja amiga, quien le comenta sobre la creciente ola de desaparición de mujeres en la ciudad, siendo Homura, líder de la mafia de la zona, el principal sospechoso. De aquí en más el juego nos lleva a recorrer las calles de la ciudad como si de un RPG urbano se tratase, dándonos encontronazos con indeseables de toda índole que hemos de derrotar en combate.

    El juego da sendas muestras de erotismo en la presencia de varias muchachas libres de ropas, particularmente en algunas secuencias picantes interactivas. Aún así, el port del juego fue bastante mal recibido por el mediocre trabajo de traducción, lo que nos demuestra que, incluso en un juego de contenido erótico, los fans del género de Rol se siguen preocupando más de que tenga una buena historia.
  • 4
    Teenage Queen / Playhouse Strip Poker
    Más que un juego, el género en general (valga la redundancia) merece una mención. Varían mucho en calidad, tanto de las mecánicas en sí como de los gráficos utilizados, pero no hay duda que el Strip Poker es uno de los conceptos por preferencia a la hora de pensar en juegos para adultos. El gameplay es elemental, un simple juego de póker con el añadido de que ganar las partidas nos recompensa con más que sólo fichas. Existen incontables variantes entre sus títulos, pero aquí destacamos a dos en particular: Teenage Queen (1988) y Playhouse Strip Poker (1988), que al menos se tomaron la molestia de contar con un atractivo diseño gráfico, tanto en su interfaz de usuario como en las atractivas féminas a las que enfrentamos.
  • 3
    True Love (1995)
    Japón vuelve al ataque, esta vez con una novela visual de tintes románticos que no causó demasiado furor en su país natal (su desarrolladora, Parsley, ya había lanzado trece juegos anteriores a este), pero no fue así en occidente, que quedó encantado con el estilo de novela visual con toques de juego de rol picante.

    Interpretamos a Daisuke, joven estudiante de 19 años al que lo mandan a vivir solo para ver si consigue pareja. De aquí en más tendremos que decidir la rutina diaria de nuestro personaje, que se divide entre atender elementos educativos, trabajar para obtener dinero, o salir a socializar. Cada acción aumenta o disminuye una serie de niveles en la personalidad y estado físico de Daisuke. Por supuesto, nos encontraremos con muchos personajes con los cuales entablar diálogos y, si hacemos las cosas bien, formar vínculos más íntimos.

    Puede que su concepto sea bastante simplón para los tiempos actuales, donde las novelas visuales nos caen en avalancha al menor descuido, pero True Love sigue siendo un clásico casi de culto, cuyo formato sirvió (y todavía sirve) de base para muchos productos modernos.
  • 2
    Knights of Xentar (1991/1995)
    Existió en Japón una popular saga de juegos de rol con tintes eróticos, llamada Dragon Knight, cuya primera versión data del año 1989. Sería su tercera aventura, Dragon Knight III, de 1991, la primera en ser exportada a occidente en 1995 bajo el nuevo título de Knights of Xentar. Su historia nos pone en los pies desnudos de Desmond (Takeru en el original en Japonés), un espadachín errante cuyos éxitos pasados (en los primeros dos Dragon Knight) no le sirven de mucho cuando es asediado por bandidos y despojado de todas sus pertenencias, ropas incluídas, al inicio del juego. Por si no se dieron cuenta, esta saga se basa mucho en el humor.

    De aquí en más nuestro sufrido muchacho ha de recuperar sus trapos y embarcarse en una nueva aventura para derrotar malvados monstruos y rescatar a bellas y agradecidas damiselas; y eso se logra mediante un correcto sistema de juego muy similar a los Final Fantasy clásicos, con combates por turno y toda la cosa. En resumen, un juego correctamente diseñado en el que se equilibra un argumento con toques de comedia y algunas escenas más subidas de tono. Y dale.
  • 1
    Leisure Suit Larry (1987)
    No podía ser otro el dueño del primer puesto. La creación de Al Lowe nos pone en los zapatos del perdedor más querido del Gaming, el cuarentón Larry Laffer, que en su primer juego solamente intentaba enganchar con alguien. Más allá de las temáticas adultas los juegos de esta franquicia se basaban mucho en el humor para gente mayor y en resolver puzzles muy al estilo de Sierra; es decir, había que salvar con frecuencia porque cualquier error hacía el juego literalmente imposible de ganar, forzándonos a cargar la partida una y otra vez.

    Su popularidad fue lo suficientemente grande como para ganarse una remake de aquella primera aventura gracias a la magia de Kickstarter, lo que fue un lindo recuerdo para los fanáticos pero, a la vez, un triste recordatorio de que Laffer pertenece a una era ya pasada, tanto en sus (hoy) toscos puzzles como, principalmente, en su personalidad y temática.

    Ah, y después nos presentaron a su sobrino, Larry Lovage, que tuvo un juego hasta ahí nomás de interesante y otro que mejor para qué nombrarlo, ¿eh?

1. X-Rock (1990)

De la desarrolladora/distribuidora China Soft-World nos llega esta variante del Tetris en la que todas las piezas tienen forma de "X" y están formadas por bolas de colores. Podemos rotar estas piezas para acomodar las esferas de manera que se eliminen cuando estén en contacto con otras del mismo color. Algo bastante básico que ya hemos visto en multitud de clones. ¿Qué tiene este juego de especial, entonces? Bueno, si el título de la nota no es lo suficientemente explícito, sí lo son las imágenes de muchachas reales en poses eróticas con la que nos recompensa el juego por superar los niveles. Aunque, si hemos de ser honesto, por sobrevivir a la horrenda jugabilidad y a la peor música de fondo de todos los tiempos (paren esa tortura...) deberían darnos una sincera disculpa y, de ser posible, dinero en efectivo. Y ni así.
Anterior Siguiente < >