Publicado el

Ránking | ¿Ya es diciembre? ¿Y ahora?

PRIMERA MITAD 2017: Las 10 mejores películas del primer semestre

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Vamos completando el primer semestre y es buen momento para repasar lo mejor en materia cinéfila.

Se acaba el mes de junio y ya es buen momento para comenzar los balances, más que nada, porque para fin de año vamos a estar demasiado limados para poder realizar estas listas objetivamente (¿?). El 2017 demostró ser un gran año para el género de terror, con muchas propuestas diferentes, y para los superhéroes que tienen algo más para ofrecer que acción y efectos especiales. Rezagadas del Oscar, cine coreano y brasileño, drama, animación y amazonas son algunas de las excusas que nos atrajeron a las salas en este primer semestre. Grandes películas dentro de sus géneros que nos permiten mantener las esperanzas para los meses que vienen. 

  • 10
    Fragmentado (Split, M. Night Shyamalan, 2017)
    Menos mal que M. Night Shyamalan insiste con las historias truculentas, pero después de varios fracasos decidió bajar el perfil y dedicarse a películas más chiquitas e independientes. Kevin (James McAvoy) padece de un trastorno disociativo y debe lidiar con 23 personalidades diferentes. Tras secuestrar a tres jovencitas y encerrarlas en una habitación sin ventanas, las chicas intentaran buscar la ayuda de alguna de esas identidades más dóciles, y huir antes de que surja la más violenta y novedosa de todas, la “bestia”, y se apodere del muchacho para siempre. La trama está basada en la verdadera historia de Billy Milligan, y suma a Anya Taylor-Joy, la gran revelación de “La Bruja” (The Witch, 2016), entre su elenco. Una gran película de misterio sobrenatural que promete una conexión inesperada. (LEÉ LA CRÍTICA COMPLETA ACÁ)
  • 9
    Invasión Zombie (Busanhaeng, Sang-ho Yeon, 2016)
    El director surcoreano Sang-ho Yeon logra balancear el gore, las tripas y el lado más humano en esta historia de muertos vivos que, además de unos cuantos sustos, habla sobre la naturaleza del hombre y, de paso, mecha algunos conflictos sociopolíticos locales. Seok Woo es un padre súper trabajador que, tras un divorcio complicado, tiene a su cargo el cuidado de su pequeña hija. Más preocupado por los negocios que por la crianza de la nena, decide llevarla a casa de la madre para festejar su cumpleaños y darle una alegría. Padre e hija abordan un tren rápido de Seúl a Busan, sin saber que el caos ya se está propagando por la ciudad. Algo terrible le ocurre a la gente que, de la nada, comienza a comportarse de forma bastante violenta. Pronto, los pasajeros de la formación empiezan a experimentar esta masacre en carne propia, y deben unirse para sobrevivir a los ataques de estos muertos que caminan. (LEÉ LA CRÍTICA COMPLETA ACÁ)
  • 8
    Lego Batman: La Película (The LEGO Batman Movie, Chris McKay, 2017)
    Después del exitazo de “La Gran Aventura Lego” (The Lego Movie, 2014), el Hombre Murciélago encastrado se ganó su propia película, una vez más, con la inconfundible voz y el carisma de Will Arnett. Bruce Wayne es un solitario billonario filantrópico de día y justiciero de noche, al que no le gusta mucho trabajar en equipo. Tras adoptar, sin querer queriendo, a un huerfanito llamado Dick Grayson (Michael Cera), deberá cambiar su estilo de vida y aceptar sus responsabilidades paternas, mientras sigue luchando contra los criminales más peligrosos de Gotham, ahora, con una fuerza policial comandada por Barbara Gordon. La historia animada balancea todos sus elementos a la perfección: referencias comiqueras y de la cultura pop a montones, un sinfín de héroes y villanos de DC, el humor irreverente que ya demostró la franquicia, y una ternura inesperada en cuanto a la bati familia se refiere. Sí, esta es una de las mejores películas de superhéroes… y del Encapotado. (LEÉ LA CRÍTICA COMPLETA ACÁ)
  • 7
    Elle: Abuso y Seducción (Elle, Paul Verhoeven, 2016)
    A pesar de que venía con mucho hype y buenas críticas a cuestas, el thriller de Paul Verhoeven, y su protagonista, se quedaron afuera de las grandes entregas de premios. Michèle (Isabelle Huppert) es una exitosa e implacable mujer de negocios a la cabeza de una compañía de videojuegos, pero su vida cambia para siempre cuando es atacada y violada en su hogar por un hombre desconocido. Dispuesta a no quedarse de brazos cruzados, la señora decide rastrear a su agresor, y pronto ambos se ven envueltos en un peligroso e intrigante juego del gato y el ratón que, de un momento a otro, se puede salir de control. “Elle” debería haber estado compitiendo como Mejor Película Extranjera, pero desde su país, le cortaron el rostro en beneficio de una historia más “vendible” y oscarizable. (LEÉ LA CRÍTICA COMPLETA ACÁ)
  • 6
    Logan (James Mangold, 2017)
    No dábamos ni un mango por una nueva entrega en solitario de Wolverine, pero Hugh Jackman quiso ponerle fin a su carrera superheroica y cerrar esta trilogía a lo grande con una historia mutante más oscura y violenta, no apta para menores. James Mangold se la juega, repite tras las cámaras y nos lleva hacia el futuro, precisamente al año 2029, donde Logan y el profesor Xavier (Patrick Stewart) tienen que lidiar con la pérdida de los X-Men y el doctor Zander Rice (Richard E. Grant) quien sigue los pasos de su padre Dale, en esto de experimentar con humanos, poderes y la búsqueda de un arma perfecta. Mientras sus habilidades regenerativas van desapareciendo, Logan tendrá que proteger a la joven Laura (Dafne Keen), al parecer un clon del mutante, también conocida como X-23. Mangold mezcla superhéroes con los mejores elementos del western y no se contiene a la hora de la acción, la sangre y el drama, sin necesidad de darle concesiones al resto de la franquicia. (LEÉ LA CRÍTICA COMPLETA ACÁ)
  • 5
    Luz de Luna (Moonlight, Barry Jenkins, 2016)
    Dejando de lado el fiasco de los Oscar, pero celebrando el merecidísimo premio a Mejor Película, tenemos el drama de Barry Jenkins, un retrato de la vida de Chiron, un pequeñito afroamericano al que le toca crecer en los barrios más marginados de Miami. El director relata tres etapas fundamentales de su personaje, desde la niñez hasta la adultez, tocando temas como el abandono, la falta de una figura paterna, el bullying, el despertar sexual y un montón de conflictos que van dando forma al carácter de este jovencito que sólo intenta pasar desapercibido y sobrevivir en un mundo bastante desfavorable. Una película dura, directa y que nos obliga a tomar partido aunque seamos ajenos al protagonista y su mundo; problemas y situaciones que les tocó vivir al director y su coguionista Tarell McCraney, casi en carne propia, pero con los que podemos relacionarnos en algún punto. (LEÉ LA CRÍTICA COMPLETA ACÁ)
  • 4
    Huye (Get out, Jordan Peele, 2017)
    Jordan Peele, una de las mitades graciosas de “Key & Peele”, cambió un poco el registro y se despachó con el guión y la dirección de esta historia de misterio y terror que dejó a todos bastante estupefactos desde su estreno en el Festival de Cine de Sundance de este año. La película, que sólo costó cinco millones de dólares, se convirtió en todo un éxito recaudador en los Estados Unidos, pero más que nada en una bocanada de aire fresco para el siempre bastardeado género terrorífico. Poco y nada se puede decir del argumento sin spoilear la trama, pero todo gira alrededor de Chris Washington (Daniel Kaluuya), un joven afroamericano que decide ir a visitar a la familia de su noviecita caucásica (Allison Williams) y todo, absolutamente todo, se complica cuando llega a casa de mamá y papá, un hogar hermoso emplazado en una extraña comunidad. Peele la catalogó como un “thriller social” y vaya que el epíteto le calza como anillo al dedo. (LEÉ LA CRÍTICA COMPLETA ACÁ)
  • 3
    Aquarius (Kleber Mendonça Filho, 2016)
    Lo que más llama la atención de este drama, una de las películas más aplaudidas en el último Festival Internacional de Cine de Mar del Plata y otros tantos certámenes, es su sencillez y, al mismo tiempo, su contundencia para retratar la realidad de un país (Brasil) a través de la mirada de su protagonista, un personaje femenino lleno de matices, y con una “autenticidad” pocas veces vista en la pantalla grande. Doña Clara (una increíble Sonia Braga) es una viuda de sesenta y tantos años, periodista musical retirada, que vive sus días entre actividades rutinarias, hasta que una empresa constructora intenta comprar su departamento, el último que les queda por adquirir dentro del edificio Aquarius, una vivienda un tanto destartalada ubicada frente a la playa de Recife. Clara no piensa dar el brazo a torcer y va a defender su hogar (y el pasado que alberga) con uñas y dientes. (LEÉ LA CRÍTICA COMPLETA ACÁ)
  • 2
    Mujer Maravilla (Wonder Woman, Patty Jenkins, 2017)
    Tuvieron que pasar (sólo) 75 años para que la superheroína original llegara a la pantalla grande con una historia en solitario. La Diana Prince de Gal Gadot arrancó corazones (y robó pantalla) en “Batman v Superman” (2016), pero la descosió completa de la mano de Patty Jenkins (“Monster”) en esta historia 100% heroica que cuenta los orígenes de esta princesa guerrera. La directora nos lleva a la Primera Guerra Mundial donde la amazona decide abrazar su destino y abandonar la isla de Temiscira para sumarse a la lucha del piloto americano Steve Trevor (Chris Pine) y tratar de ponerle fin al conflicto armado en nombre de todo lo que representa. Robin Wright, Connie Nielsen, Lucy Davis, David Thewlis, Elena Anaya y Danny Huston forman parte del elenco de esta aventura hecha y derecha balanceada a la perfección, cargada de acción, humor, un poquito de romance, mucha diversidad, heroínas patea traseros y un gran mensaje (ingenuo, pero real) para los tiempos que corren. Es obvio que necesitamos ocho películas más de Wonder Woman. (LEÉ LA CRÍTICA COMPLETA ACÁ)
  • 1
    Manchester Junto al Mar (Manchester by the Sea, Kenneth Lonergan, 2016)
    Casey Affleck se llevó el premio mayor por su “despojada” y casi minimalista interpretación en este dramón independiente escrito y dirigido por Kenneth Lonergan (“You Can Count on Me”), quien también alzó la estatuilla dorada a Mejor Guión Original. El más joven (¿y talentoso?) de los Affleck es Lee Chandler que, tras la muerte de su hermano Joe (Kyle Chandler), se ve obligado a regresar a su ciudad natal para cuidar de su sobrino. Mientras lucha con la decisión de convertirse en el guardián legal del adolescente, Lee se tropieza con esos recuerdos del pasado que lo empujaron a abandonar Manchester sin mirar atrás. Una historia tremenda que no necesita de muchos diálogos, a menos que los personajes los utilicen para decir finalmente lo que sienten, aunque en este caso, una imagen (o la reconstrucción que hace el espectador en su cabeza) vale más que mil palabras. (LEÉ LA CRÍTICA COMPLETA ACÁ)

1. Fragmentado (Split, M. Night Shyamalan, 2017)

Menos mal que M. Night Shyamalan insiste con las historias truculentas, pero después de varios fracasos decidió bajar el perfil y dedicarse a películas más chiquitas e independientes. Kevin (James McAvoy) padece de un trastorno disociativo y debe lidiar con 23 personalidades diferentes. Tras secuestrar a tres jovencitas y encerrarlas en una habitación sin ventanas, las chicas intentaran buscar la ayuda de alguna de esas identidades más dóciles, y huir antes de que surja la más violenta y novedosa de todas, la “bestia”, y se apodere del muchacho para siempre. La trama está basada en la verdadera historia de Billy Milligan, y suma a Anya Taylor-Joy, la gran revelación de “La Bruja” (The Witch, 2016), entre su elenco. Una gran película de misterio sobrenatural que promete una conexión inesperada. (LEÉ LA CRÍTICA COMPLETA ACÁ)
Anterior Siguiente < >