Publicado el

Analisis | Humos del vecino

ANÁLISIS: The Mist S01E01: Pilot (Spoilers)

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Una nueva adaptación literaria llega a la TV y es puro humo (perdón).

A pesar de lo que queramos creer, a la tele también se le están acabando las ideas y desde hace rato empezó a echar mano de cuanta novela y saga literaria se le cruza por delante. No nos estamos quejando (del todo) porque este año ya disfrutamos de las geniales “American Gods” y “The Handmaid’s Tale”, pero no siempre funciona en el traslado televisivo.

Es pronto para decir cuanto podrán explotar un relato como “La Niebla” (The Mist, 1985) de Stephen King –no confundir con “La Niebla” (The Fog, 1975) de James Herbert, que ya fue adaptada por John Carpenter en 1980- que tuvo una gran versión cinematográfica de la mano de Frank Darabont en 2007, un tipo que sabe como encontrarle la vuelta a las historias de Esteban, y sabe un poco de adaptaciones ya que fue el impulsor de “The Walking Dead”.

Suponemos que “The Mist” quiere seguir estos pasos y convertirse en un drama de terror apocalíptico enfocado en sus personajes, pero la creación de Christian Torpe para la cadena Spike no tiene el mismo impacto inicial y, suponemos, tendrá que desviarse demasiado del material original para seguir adelante.

Estamos en un pueblito norteamericano rodeado de bosques. Algunos habitantes comienzan a notar el extraño comportamiento de los animales, especialmente de los insectos, y una extraña niebla que avanza a la distancia.

Eve Cunningham (Alyssa Sutherland), maestra de secundaria, acaba de ser despedida por intentar enseñarles a sus alumnos un poco de educación sexual, algo que no cae muy bien entre algunos padres y las puritanas autoridades del lugar. Sin ningún prospecto de trabajo, los Cunningham ven la posibilidad de mudarse de ciudad, algo que no le cae muy bien a Alex, la joven hija de la pareja que está en plena edad de amistades y enamoramientos.

Tras el triunfo futbolístico de la escuela, el equipo realiza una fiesta. Alex no tiene permiso de mamá, pero papá Kevin decide romper las reglas y dejar que su hija sociabilice con sus compañeros. Mala idea. La chica se emborracha y termina siendo víctima de abuso, un hecho que propicia la pelea marital y acelera la mudanza.

Mientras la policía investiga el hecho (no olvidemos lo de pueblo chico, infierno grande), la niebla golpea el poblado y los ciudadanos empiezan a experimentar extraños fenómenos que ponen en riesgo su vida y la de los demás.        

Eve y Alex quedan atrapadas en un centro comercial, a la vez que Kevin decide hacer equipo con un militar desmemoriado (que atestiguó lo que pasa en medio de la neblina) y una criminal, a los cuales libera de la prisión local para que lo ayuden a reencontrarse con su familia. Si todo esto les parece bastante apurado y sin mucho sentido, es verdad, pero sumemos personajes poco interesantes, malas actuaciones y efectos especiales a la ecuación, antes de sacar conclusiones.

No hay nada en este primer episodio de “The Mist” que nos invite a querer seguir enganchado con las penurias de los protagonistas, personajes en su mayoría molestos que caen constantemente en lugares comunes y todos los clichés del género de terror. Ni hablar querer meter a la fuerza la problemática adolescente, explotada hasta el hartazgo (y con mejor tacto) en “13 Reasons Why”.

La gran incógnita es cómo van a hacer para mantener la tensión y este argumento bastante flojito a lo largo de diez episodios (ni hablar más de una temporada). Sí, hay mucho por develar en cuanto al origen de la niebla y blah blah blah, pero no dan tantas ganas de bancarse capítulo a capítulo encabezado por estos personajes, pilares importantísimos, cuando se trata de una historia de supervivencia.