Publicado el

Ránking | Una empresa UBIcua

La historia de Ubisoft en 10 juegos

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

Desde mediados de los '80 a los tiempos actuales, los hitos del reconocido estudio desarrollador

Allá en un lejano 1986 cinco hermanos de la familia Guillemot fundaban Ubi Soft, una compañía de distribución de juegos en el mercado francés que comenzó sus labores contactando a desarrolladoras como MicroProse, Electronic Arts y Sierra On-Line. Un comienzo bastante humilde para terminar hoy como una de las empresas de desarrollo y distribución de juegos más importantes de la industria.

Esto no se debió únicamente a los juegos que introdujo al mercado francés y europeo bajo su firma, sino especialmente por los títulos que produjo a cuenta propia. La historia de Ubisoft en cuanto a juegos desarrollados es cuantiosa y apreciar esa evolución a lo largo de los años, fascinante; para bien y para mal. Así que partamos desde aquellos comienzos y viajemos a lo largo de la historia de la empresa de la familia Guillemot, haciendo un alto en diez títulos significativos de la empresa.

  • 10
    Zombi (1986)
    Pese a que ya había publicado un par de juegos antes, el primer título desarrollado por Ubisoft (en aquel entonces Ubi Soft) fue esta experiencia de supervivencia en un presente post-apocalíptico, demostrando que los zombies en los videojuegos están de moda desde mediados de la década de los '80.

    El juego en sí toma inspiración de la película Dawn of the Dead (George Romero), ya que nuestros protagonistas están encerrados en un centro comercial, deben visitar los distintos departamentos para encontrar armas e ítems, y deben lidiar con los no-muertos que andan por ahí. Un detalle interesante es que si un personaje muere se transforma en zombie, volviéndose un enemigo más. Interesante, digo, porque ese mismo chiste repetiría Ubisoft en ZombiU, su primer juego para la Nintendo Wii U, que se lanzaría 26 años más tarde.

    Un momento... ¿Ubisoft trajo a la vida un concepto de un viejo juego de zombies? ... ¿ZombiU era un zombie de Zombie...? Ya me duele la cabeza...
  • 9
    B.A.T. (1990)
    Aquí tenemos una joyita oscura del catálogo de Ubisoft, desarrollado por Computer's Dream y diseñado por Hervé Langue, quien desarrollara el primer juego distribuido por Ubi. Esta es una aventura gráfica con perspectiva en primera persona en la que nos movemos entre imágenes y escenas estáticas. Somos miembros del B.A.T., el "Bureau of Astral Troubleshooters" (Buró de Mediadores Astrales, si se quiere) y a lo largo del juego se nos encargarán algunos trabajitos a resolver.

    Como todo buen juego de comienzos de los '90, B.A.T. poseía una enorme variedad de opciones de juego... siempre que superásemos la confusa interfaz de usuario (saludos al X-COM original). Uno de sus elementos más originales era la posibilidad de programar nuestro B.O.B., el abuelito del PipBoy de Fallout, para que reaccione a ciertas circunstancias mediante un básico sistema de programación.

    Otro elemento curioso en este título venía por el lado físico y en su versión para Atari ST, que incluía un "dongle" (conector) que oficiaba de placa de audio y era requerida por el juego para funcionar, aunque esto obligaba al jugador a utilizar auriculares conectados al dongle o conectarlos a parlantes externos para poder escuchar el audio.
  • 8
    Rayman (1995)
    Llegamos al año 1995 y a un momento icónico, ya que entra al ruedo Michel Ancel y nos presenta a Rayman, juego financiado y distribuido por Ubisoft. Ancel ya había trabajado para otros proyectos de la compañía (Brain Blaster, en 1990), pero este sería su debut como director del proyecto. ¡Y qué exitazo!

    Por si todavía no lo conocen, Rayman es un colorido plataformero que se destacó por su bellísimo apartado gráfico, detalladas animaciones, excelente ejecución y magnífica jugabilidad. Ya desde esta primera entrega vemos a nuestro protagonista titular, Rayman, obteniendo poderes especiales a medida que la aventura avanza, permitiéndole realizar movimientos especiales para superar obstáculos. O sea, un juego de plataformas hecho y derecho con todas las de la ley.

    El juego fue muy bien recibido por críticos y jugadores, volviéndose un verdadero clásico en muy poco tiempo. Esto le otorgó múltiples ports a toda clase de plataformas, incluyendo GameBoy y Atari Jaguar. Y en cuanto a Michel Ancel... quizá lo volvamos a encontrar más adelante en esta misma lista.
  • 7
    Tom Clancy's Splinter Cell (2002)
    En teoría, Splinter Cell comenzó su desarrollo como una especie de juego al estilo James Bond, pero con elementos de ciencia ficción. Todo bien con eso... hasta que de arriba les llegó la orden: "Hagan un juego que le gane a Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty". Solamente puedo imaginar las expresiones de pánico e incredulidad que debieron cruzar por los sufridos rostros del equipo de desarrollo. Así, el enfoque empezó a virar hasta que se le dio forma a lo que hoy conocemos como Tom Clancy's Splinter Cell, que no fue creado por Tom Clancy, aunque sí obtuvo su permiso para utilizar su nombre. Supongo que "Tom Clancy Approves Of Splinter Cell" no quedaba muy bien como título.

    Chistes horribles aparte, el juego final resultó ser extremadamente competente; una aventura de acción en tercera persona que se enfocaba mucho más en el uso de sigilo, pese a que nuestro protagonista, Sam Fisher, cuenta con armas de fuego, aunque la mayor parte del tiempo nuestra munición es bastante limitada. La idea, entonces, es movernos entre las sombras e incapacitar a nuestros enemigos, a veces obteniendo información valiosa de los mismos. Se hace un especial énfasis en opciones de movimiento a la hora de encarar una situación, detalle que gustó mucho a los jugadores.

    Esta primera aventura del bueno de Sam y el grupo del Tercer Escalón fue la piedra angular de una de las franquicias más prolíferas de Ubisoft, y bien merece ser recordada en la historia de la compañía.
  • 6
    Beyond Good and Evil (2003)
    Volvió Michel Ancel y trajo a Beyond Good & Evil de la mano. Para todos los jugadores jóvenes que presenciaron el anuncio de BG&E2 al final de la conferencia de Ubisoft en la E3 de este año, quizá se estén preguntando por qué ese título es tan importante para nosotros, los jugadores, o por qué el propio Ancel casi se larga a llorar ni bien apareció en escena. Ocurre que la historia de este juego es accidentada, casi trágica, y todo comienza un poco antes del año 2000, si es que acaso los tres años de desarrollo del juego original son ciertos.

    Ancel quería ir más allá de Rayman. Quería, en sus propias palabras, "meter todo un universo en un CD; montañas, planetas, ciudades;" la idea era darle al jugador la sensación de estar explorando un lugar nuevo, de sentir libertad absoluta. Una propuesta ambiciosa que estaba respaldada por el propio Yves Guillemot... pero no tanto por la crítica de la Industria, ya que tras su primer anuncio en la E3 de 2002 el juego tuvo una pésima repercusión. En respuesta a esto se comenzaron a realizar modificaciones en su diseño general, buscando volver al juego más "comercial". Una decisión quizá necesaria para el público y las tácticas comerciales de la época.

    Así y todo, el juego final consiguió gustarle a todos los críticos, quieren le otorgaron buenos puntajes. La aventura de Jade en su investigación de una conspiración espacial estaba colmada de escenas fantásticas y personajes memorables, además de algunas mecánicas muy divertidas, como la idea de usar nuestra cámara de fotos para capturar momentos clave y catalogar la fauna del planeta a fin de ganar algunos Créditos adicionales. Era de esperar que todo esto terminase en un éxito de ventas...

    ...que jamás llegó, porque el juego vendió poco y nada a su salida, al punto que los vendedores le bajaron el precio bien rápido. Parte de esto se debía a que había una saturación de juegos en el mercado de aquellas navidades de 2003, y los títulos más conocidos, de franquicias ya establecidas, tenían prioridad en los ojos de los potenciales clientes. No era la época apropiada para lanzar una nueva IP. Ancel había dicho entonces que Beyond Good & Evil iba a tardar un tiempo en ser apreciado, y tenía razón. Hoy es un clásico de culto venerado por muchos, y motivos no le faltan. Tan sólo los personajes del juego y sus historias son dignas de admirar, y los que lo jugamos nos quedamos bastante deprimidos cuando llegó el final y descubrimos que la historia debía continuar en una secuela... que nunca llegaría. Se suponía que el juego era parte de una trilogía, así que imagínense ustedes.

    Eso. Imagínense ustedes cómo se sentirían si, al fin, luego de quince años de espera, de haberla luchado por viento y marea, por fin te dan la oportunidad de mostrar al público el regreso de uno de los juegos más esperados de los últimos años... y que reciban a tu tráiler de anuncio con una verdadera ovación.

    Te darían ganas de largarte a llorar, la verdad.
  • 5
    Prince of Persia: The Sands of Time (2003)
    Pocos juegos pueden darse el lujo de haber superado la prueba del Tiempo como el Prince of Persia original, que hoy en día sigue siendo tan fascinante como en su año de lanzamiento. Basado en ese concepto, Ubisoft adquirió la licencia y se dispuso a desarrollar un reboot de la serie, comenzando con The Sands of Time y obteniendo el apoyo del propio Jordan Mechner, creador del original, como consultante y guionista de esta nueva aventura.

    Ahora en un escenario totalmente tridimensional, nuestro Príncipe protagonista se destaca por su impresionante variedad de movimientos para desplazarse por los escenarios. Esto ya era un elemento de interés en el Prince of Persia original, que se enfocaba en realizar movimientos precisos para superar obstáculos, pero en The Sands of Time el movimiento se hace más fluido, pudiendo correr por las paredes, colgarse de cuerdas y saltar entre pilares. El título hace referencia a las Arenas del Tiempo, una mecánica especial en la que podemos "rebobinar" el Tiempo en caso de meter la pata con un salto fallido, o utilizarla durante los combates para alterar el flujo del Tiempo a nuestro beneficio.

    Pese a su concepto interesante, el juego sufrió bastante durante su lanzamiento. Parte de la culpa recayó sobre Beyond Good & Evil (lindo palo, Ubi. ¿No habíamos hablado de saturación del mercado en el puesto anterior?), pero en este caso Ubisoft intentó endulzar la venta, ofreciendo copias gratuitas de otros de sus juegos con la adquisición de The Sands of Time. Ya sabemos quién era el niño mimado... En fin. Al igual que con Beyond Good & Evil, el verdadero potencial del juego y sus mejores repercusiones ocurrieron, irónicamente, con el correr del tiempo, dando lugar a una nueva franquicia con varios nuevos títulos por venir.
  • 4
    Peter Jackson’s King Kong (2005)
    Ufa, ¿por qué tenemos que hablar de un juego basado en una película? ... ¿Eh, qué? Ah, ¿se realizó con la colaboración del propio Peter Jackson? Bueno, eso suena bien, pero... ¿Qué? ¿¿El juego estuvo a cargo de Michel Ansel?? Epa... Bueno, sí, eso suena genial, pero, pero... ¿El juego es fantástico, decís? ¡Mirá vos!

    Sí, digan lo que quieran de la remake de Peter Jackson del ícono clásico del cine universal, pero resulta que el juego basado en la película de King King es uno de los mejores ejemplos de buen uso del material al que representa. Ubisoft tuvo especial cuidado de mantener un alto nivel de producción durante todo el proyecto, el cual se aprecia en la impactante banda sonora y diseño de sonido en general.

    El juego divide su jugabilidad en dos secciones específicas. Por un lado, las escenas al control de los personajes humanos, que funcionan como un juego de acción en primera persona; y por el otro, las secuencias en las que controlamos al propio gorilón Kong, ahora en combates en tercera persona. Se destaca la exclusión de todo tipo de interfaz de pantalla, haciendo que la inmersión en cada escena sea aún mayor.

    Qué bien que le salió a Ubi realizar este juego basado en una película. Una experiencia muy cinemática. Momento... ¿Cinemática, dije? Uy, eso quiere decir que ahora viene...
  • 3
    Assassin’s Creed (2007)
    Llega el año 2007 con un título matador (jaja... perdón...). Bajo la capucha blanca se oculta el rostro de Altaïr Ibn-La'Ahad, el personaje que nos iniciaría en una de las franquicias más prolíferas de Ubisoft: Assassin's Creed.

    Lo interesante es que el concepto del juego nace de otra franquicia que ya vimos antes: Prince of Persia. Se le había asignado a Patrice Désilets empezar a laburar en el próximo Prince of Persia tras haber finalizado el desarrollo de The Sands of Time, y el nuevo proyecto se conoció bajo el código "Prince of Persia: Assassin". Ominoso, ¿no? Debido a que el Príncipe no sería el protagonista principal de este nuevo juego, Ubisoft decidió descartar la idea y reutilizar el concepto en un nuevo título. Así se da origen a la historia de Asesinos y Templarios que va cobrando vida mediante recuerdos de descendientes.

    El juego tuvo buenas críticas, aunque también se hizo eco de que la jugabilidad se volvía aburrida y repetida con el correr de las misiones. Igual, si servía como concepto se podía solucionar en una posible futura secuela, y nosotros, Gamers del presente, sabemos bien que lo mejor estaba por venir... y lo peor, porque con Assassin's Creed II Ubisoft inauguró el sistema Uplay, que no fue precisamente bien recibido en sus primeros años... y hoy en día no se siente mucho mejor.
  • 2
    Just Dance (2009)
    Miren, gente, yo sé que a todos nos agarra un ataque de cringe cada vez que vemos las conferencias de Ubisoft en la E3 y aparece la sección de Just Dance. Yo lo sé. Tú lo sabes. Él lo sabe. Todos los sabemos. El único que todavía no se enteró fue Ubisoft, que sigue insistiendo... aunque quizá algo de razón tenga, porque el producto vende. Vendió incluso en su primera versión para Nintendo Wii, y estamos hablando de un juego que fue repudiado por la crítica debido a sus considerables irregularidades al detectar el control por movimiento, pero por lo visto el ambiente alegre que generaba en los usuarios, especialmente al disfrutarlo en multijugador, subsanaba esos desperfectos de control y lo volvía un correcto party game.

    La idea del juego proviene de otro título de Ubisoft: los incorregibles Rabbids, en cuyo juego, Rayman Raving Rabbids 2, aparecía un minijuego musical con similares controles. Esto nos demuestra que las buenas ideas pueden salir de los lugares más irreverentes, y que a pesar de ser buenas ideas no son necesariamente éxitos ante la crítica... que a su vez no quiere decir que el producto no se venda bien.... y... eh...

    Otra vez Ubisoft me está haciendo doler la cabeza... Con razón baila ese panda.
  • 1
    Tom Clancy’s The Division (2016)
    El último juego que mencionaremos en este recorrido por la historia de Ubisoft nos trae a tiempos más cercanos con el lanzamiento de The Division. Elegimos este título en particular porque, llegado este punto, Ubisoft venía culpable de hacer downgrading en sus juegos de alto calibre. Si bien se había hecho un poco notorio con títulos anteriores a Watch_Dogs, fue este impresionante mundo abierto el primero en recibir especial atención debido a la bajada de calidad gráfica entre la "demo" de la E3 y el juego final, y esta sensación de baja de calidad continuó, llegando a The Division.

    Ya para esta altura el público estaba más alerta y cuidadoso respecto a lo que veía en pantalla, y aún así el resultado final volvió a causar controversia por la baja de calidad. Lo más impresionante era que el juego no se veía nada mal; las calles de Brooklyn durante las semanas posteriores a una pandemia nos daban una sensación inquietante como pocos, y eso estaba buenísimo; pero por haber inflado el producto más de lo que le convenía, Ubisoft salió perdiendo. Tampoco ayudó que el lanzamiento del juego sufriese por algunos desperfectos técnicos, especialmente aquellos relacionados con los sistemas online de los que se nutría el programa. Todos recordamos la fila de usuarios esperando para usar la terminar de PC dentro del juego, ¿verdad?

    The Division prometía un juego muy específico en sus extensos videos de juego, pero el resultado final estuvo por debajo de lo esperado. Unos parches más tarde y el añadido de un par de modos de juego ayudó bastante a mejorar la oferta, pero para entonces The Division había perdido muchísimo impulso.

    Hoy en día tenemos a Ubisoft como una empresa que está definitivamente interesada en traer nuevos e interesantes productos a su catálogo, pero que no demuestra un interés concreto en mantenerlos funcionando (¿cómo anda For Honor? ¿Alguien se acuerda de The Mighty Quest for Epic Loot?). Pareciera ser que lo que no consigue ser material para franquicia, va al muere... y eso me da un poquito de miedo por el futuro de Beyond Good & Evil 2. Ojalá que Ancel no tenga que llorar en serio.

    Te queremos, Ubi... aunque a veces nos la hacés difícil, ¿sabés?

1. Zombi (1986)

Pese a que ya había publicado un par de juegos antes, el primer título desarrollado por Ubisoft (en aquel entonces Ubi Soft) fue esta experiencia de supervivencia en un presente post-apocalíptico, demostrando que los zombies en los videojuegos están de moda desde mediados de la década de los '80. El juego en sí toma inspiración de la película Dawn of the Dead (George Romero), ya que nuestros protagonistas están encerrados en un centro comercial, deben visitar los distintos departamentos para encontrar armas e ítems, y deben lidiar con los no-muertos que andan por ahí. Un detalle interesante es que si un personaje muere se transforma en zombie, volviéndose un enemigo más. Interesante, digo, porque ese mismo chiste repetiría Ubisoft en ZombiU, su primer juego para la Nintendo Wii U, que se lanzaría 26 años más tarde. Un momento... ¿Ubisoft trajo a la vida un concepto de un viejo juego de zombies? ... ¿ZombiU era un zombie de Zombie...? Ya me duele la cabeza...
Anterior Siguiente < >