Publicado el

Ránking | Clásicos de culto

Los 10 mejores juegos exclusivos de la Xbox Original

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

Con su primera consola Microsoft nos dejó varios juegos memorables. Recordemos diez de ellos

En la conferencia de Microsoft, durante la reciente E3, se anunció la tan esperada retrocompatibilidad con títulos de la Xbox original, lo que llenó de alegría a muchos usuarios veteranos que inmediatamente se pusieron a recordar viejas y hermosas épocas en las que metías es CD y ya te ponías a jugar, sin necesidad de depender de pesados parches descargables o contenido de microtransacciones.

Nosotros no podemos quedarnos atrás, principalmente porque es un excelente momento para echarle un vistazo a la lista de juegos de la Xbox original y descubrir que hay muchos títulos exclusivos que bien podrían ser la primera línea de ataque para este ataque de nostalgia de parte de Microsoft. Viajemos, entonces, al inicio del camino para la marca Xbox y saquémosle brillo a estos diez juegos exclusivos de la consola.

  • 10
    Crimson Sea (2002)
    Sho era un detective privado al que le ofrecen un puesto en la IAG (Agencia de Inteligencia de la Galaxia) tras haber cumplido con éxito una misión especial, y de inmediato es puesto al mando del Escuadrón G, un grupo formado por un puñado de pintorescos personajes que pueden ser la clave para una invasión alienígena que está pronta a ocurrir.

    El juego en sí suele ser descrito como "Samurai Warriors, pero en el espacio", y algo de eso hay, porque su jugabilidad muestra una buena cantidad de enemigos en pantalla, aunque no todo el tiempo. Contamos con un par de estilos de armas: un símil sable de luz que podemos blandir como una espada, y una pistola para ataques a distancia. Estas armas están formadas con piezas que podemos intercambiar, volviéndolas más poderosas y ofreciendo algún que otro beneficio adicional.

    El juego es realmente interesante y los combates son satisfactorios, haciendo de este un producto que cierra por todos lados. Lo único que no termina de cerrar es por qué este es un exclusivo de Xbox cuando su secuela, Crimson Sea 2, es exclusiva de PlayStation 2. Hay que decirle a Koei, los desarrolladores, que se manden un lindo combo doble remasterizado para múltiples plataformas; sí, por favor.
  • 9
    Buffy the Vampire Slayer (2002)
    Si sos un fan de Buffy la Cazavampiros y no conocías este juego... ¿qué te pasa? Pero en serio, la popular serie de la joven cazadora de vampiros dio lugar a juegos de video, y el segundo de ellos fue exclusivo de Xbox (nota al margen: el primero es de GamBoy Color; lindo contraste). Los eventos de esta aventura narran una historia que no estaría fuera de lugar en la serie principal, con Buffy y compañía reencontrándose con el fantasma del Maestro (The Master), que regresa de la muerte en forma de espectro, pero sus motivos todavía no están del todo claros. Para eso habrá que ir superando uno a uno los trece niveles de los que se compone el juego, haciendo uso de las habilidades de combate de nuestra muchacha protagonista y el apoyo de sus compañeros.

    El juego fue muy bien recibido, tanto por su despliegue técnico como por la fidelidad que mantiene con la serie original. De hecho, la gran mayoría de los actores de voz son los propios protagonistas de la serie, así que si sos un seguidor de Buffy te vas a sentir como en casa. ¿Un juego basado en una serie de TV y que no apesta? Esos pequeños milagros del mundo Gamer...
  • 8
    Gunvalkyrie (2002)
    Qué lindo es cuando un videojuego se manda un combo de historia, gráficos y jugabilidad tan inusual que uno se queda maravillado ante el resultado final, y más aún si ese resultado es Gunvalkyrie, un juego de acción en tercera persona situado en el año 1906 de un universo alternativo en el que una serie de humanos han ganado habilidades especiales gracias al Cometa Halley y, en consecuencia, han generado y dominado tecnología avanzadísima para comienzos del Siglo XX.

    Debido a un súbito ataque en una colonia en otro planeta, nuestra protagonista, un miembro de los "Elegidos de Halley" (personas beneficiadas con el poder del Cometa Halley... en serio), es enviada a investigar los hechos, equipada con su exo-traje Mech para dar cuenta de los invasores e ir descubriendo qué está pasando en realidad. El juego se destacó, además, por poseer un sistema de control poco convencional, lo que podía llegar a dificultarle un poco las cosas el jugador promedio. Sin embargo, si podíamos superar esa barrera y habituarnos a los controles, movernos por los niveles en intensas secuencias de acción era la gloria misma.
  • 7
    Kingdom Under Fire: The Crusaders (2004)
    El segundo juego de la saga Kingdom Under Fire es exclusivo de Xbox y fue un absoluto deleite para los que pudieron disfrutarlo en su momento. Es una especie de híbrido entre juego de estrategia en tiempo real, rol y jugabilidad al mejor estilo de la franquicia Dynasty Warriors.

    No es un juego que se destacara particularmente por su apartado gráfico; no que no tuviese diseños interesantes, pero se podía apreciar una significativa falta de pulido en texturas y modelos, pero esto tenía un motivo técnico de por medio: cuanto más "lindo" hicieran el juego, más posibilidades de caídas de cuadros por segundo iba a sufrir, debido a que era bastante fácil apretujar docenas de unidades en pantalla. Así, mientras el apartado gráfico no llegaba a sacarle el juego al potencial de Xbox, su intensa jugabilidad enamoró a críticos y jugadores por igual, haciendo de éste un título de renombre para la consola de Microsoft.
  • 6
    MechAssault (2002)
    Controlamos un Mech gigante que va por ahí rompiendo todo. ¿Qué más necesitás? Buéh, hay una historia de fondo; el juego está basado en el universo de Battletech y la excusa que se nos da es que nuestra nave, el Icarus, es atacada ni bien entra a la atmósfera del planeta Helios, que se nos había pedido investigar. De aquí en más debemos subirnos a nuestro Mech y salir a destruir lo que se nos cruce a fin de obtener pistas de lo que está ocurriendo en el planeta.

    No le den muchas vueltas; la idea es ir por ahí en un Mech gigante rompiendo todo; más que suficiente para ganarse nuestra genuina atención e interés. Todo lo demás es bastante anecdótico.
  • 5
    Dead or Alive 3 (2001)
    La tercera entrega de esta popular franquicia de juegos de lucha tuvo a la Xbox original como su única plataforma de lanzamiento, lo que dejó a los usuarios de PlayStation 2 y Dreamcast mordiéndose los codos. Esta nueva versión mantiene la mayoría de los comandos y sistemas de control del juego anterior, pero añade algunas leves diferencias que modifican notablemente la jugabilidad, en especial porque ahora podemos movernos libremente por todo el escenario. Súmese a esto la inclusión de nuevos luchadores (Brad Wong, Hitomi, Hayate) y un apartado visual mejorado, y tenemos un éxito para la consola de Microsoft.
  • 4
    Project Gotham Racing 2 (2003)
    No, este no es un juego de autitos en el universo de Batman (ese es Batman: Arkham Knight, ¡oooohhh, buuurn!). Sí es un juego de carreras, pero con autos "posta", o al menos para lo que la capacidad gráfica de la época nos daba como "posta", que tampoco estaba mal. ¿Saben qué otra cosa no estaba mal?, el hecho de que el juego contaba con más de 100 vehículos, la gran mayoría de los cuales debían desbloquearse mediante puntos "Kudos", que se obtienen al realizar maniobras exitosamente durante las carreras. ¿Se acuerdan lo lindo que era ganarnos el derecho a un nuevo auto en lugar de pagar unos dólares más para destrabarlo? Qué hermosas épocas...

    Uno de los principales componentes del juego era su excelente modo online mediante Xbox Live, algo muy importante por aquellos años en el que el fenómeno del juego online todavía estaba en pañales. Gracias a todo esto Project Gotham Racing 2 es un verdadero clásico en el catálogo de la Xbox original.
  • 3
    Steel Batallion (2002)
    A todos nos gustan los juegos de Mechs, ¿verdad? ¡Claro que sí, si ya lo demostramos con el puesto de MechAssault! Y si aquel nos había gustado, lo que nos proponía Steel Batallion era mucho más especial, porque para poder jugarlo necesitábamos tener un enorme panel de control lleno de palancas y botones para simular las múltiples funciones de nuestras preciosidades bípedas metálicas. El juego en sí era bastante decente, pero el uso del control especial le daba un nivel de inmersión mucho más acentuado y, seamos honestos, era una absoluta belleza en sus monstruosas dimensiones.

    El juego tuvo un par de secuelas. Steel Batallion: Line of Contact, que utilizaba el mismo control especial; y aquella aberración titulada Steel Batallion: Heavy Armor, que tuvo la brillante idea (sarcasmo) de intentar emular los controles físicos con detección mediante Kinect. Como concepto estaba bien, pero el resultado fue nefasto. Mejor quedémonos con este, el original, y su fantástico sistema de control.
  • 2
    Panzer Dragoon Orta (2002)
    La franquicia de Panzer Dragoon es lo más "de culto" que este bendito mundo del Gaming nos ha dado, y es venerada por muchos como una de las sagas más fantásticas de todos los tiempos. Quizá no llegue a eso, pero es muy, muy difícil discutirlo cuando uno ve Panzer Dragoon Orta y debe recordarse una y otra vez que esto funcionaba en la Xbox original. El juego es estéticamente hermoso en su diseño de arte y cada secuencia de vuelo a bordo de nuestro dragón es pura magia, aunque la mayor parte del tiempo no estamos prestando atención al escenario, sino a las docenas de enemigos que se nos vienen encima.

    El título funciona como un juego de disparos sobre rieles; es decir que no podemos controlar la dirección de vuelo (aunque podemos movernos dentro de los límites de la pantalla), dejando que sea el propio juego el que guíe el núcleo de nuestro viaje. Lo que sí podemos hacer es dispararle a todo lo que se mueva, acción que no nos cansa nunca y nos deja con ganas de más. El anuncio de un nuevo juego de esta saga durante alguna E3 seguramente causaría un gran revuelo de emoción entre los fanáticos.
  • 1
    Crimson Skies: High Road to Revenge (2003)
    No en vano Microsoft anunció este título como uno de los primeros en recibir el trato de retrocompatibilidad con Xbox One; Crimson Skies: High Road to Revenge es un clásico de culto de la Xbox original y bien merecido se lo tiene. Ya existía una entrega anterior para PC (el Crimson Skies a secas) pero esta nueva aventura de Nathan Zachary y su banda de piratas del aire, los Cazadores de Fortuna, nos lleva a volar por los cielos de un universo paralelo durante la depresión norteamericana de los años '30, que ha llevado al gran país del norte a fragmentarse, y su tecnología, a expandirse en mejoras para todo tipo de locomoción aérea.

    El resultado de todo esto es un memorable juego de acción en el aire, usualmente en niveles abiertos donde hay que cumplir objetivos primarios y secundarios. Los controles se recuerdan bastante decentes, haciendo que cumplir cada nueva misión sea un verdadero disfrute. Mejor aún, su campaña principal es extensa y sigue una línea argumental muy interesante. Es, definitivamente, una excelente opción para dar el primer paso a la retrocompatibilidad con Xbox One.

1. Crimson Sea (2002)

Sho era un detective privado al que le ofrecen un puesto en la IAG (Agencia de Inteligencia de la Galaxia) tras haber cumplido con éxito una misión especial, y de inmediato es puesto al mando del Escuadrón G, un grupo formado por un puñado de pintorescos personajes que pueden ser la clave para una invasión alienígena que está pronta a ocurrir. El juego en sí suele ser descrito como "Samurai Warriors, pero en el espacio", y algo de eso hay, porque su jugabilidad muestra una buena cantidad de enemigos en pantalla, aunque no todo el tiempo. Contamos con un par de estilos de armas: un símil sable de luz que podemos blandir como una espada, y una pistola para ataques a distancia. Estas armas están formadas con piezas que podemos intercambiar, volviéndolas más poderosas y ofreciendo algún que otro beneficio adicional. El juego es realmente interesante y los combates son satisfactorios, haciendo de este un producto que cierra por todos lados. Lo único que no termina de cerrar es por qué este es un exclusivo de Xbox cuando su secuela, Crimson Sea 2, es exclusiva de PlayStation 2. Hay que decirle a Koei, los desarrolladores, que se manden un lindo combo doble remasterizado para múltiples plataformas; sí, por favor.
Anterior Siguiente < >