Publicado el

FichineAR | Serás lo que debas ser, o no serás nada

FichineAR | KIDU: A Relentless Quest

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

Tags: fichinear
Es como si Monument Valley y Rayman tuviesen un hijo

Las últimas semanas estuve ocupando FichineAR con fichines para smartphones. Hoy no voy a hacer una excepción, pero sí voy a divergir del palo de lo casual para pasar a comentarles un título de plataformas 3D con una sensibilidad artística sobresaliente y una propuesta de juego innovadora, que nos enseña el significado real de las tres dimensiones.

KIDU: A Relentless Quest está desarrollado por INvoluntary Games, un estudio con sede en chaco dedicado a plasmar su visión experimental y creativa en sus desarrollos. KIDU es una clara muestra de ello. En líneas generales, el fichín es un juego de plataformas 3D de desplazamiento lateral en el que su estilo estético, basado en el minimalismo de los gráficos low poly, es un claro protagonista y una de las primeras razones por la que nos sentimos atraídos a él. La belleza entra por los ojos, pero Kidu no se queda con eso ya que su propuesta jugable es también muy interesante.

Aprovechando el acelerómetro de nuestro Smartphone, nos platean puzles basados de perspectiva. La idea es inclinar el dispositivo hasta dar con el ángulo correcto para que nuestro personaje acceda a las distintas capas de realidad que componen el mundo de KIDU. Un simple salto implica más que presionar la pantalla –Hay que afinar mucho el ojo, calcularlo, para no terminar cayendo a un abismo.

En la aventura encarnamos a Chack, un joven rebelde atrapado en un mundo de convencionalismos. Chack quiere romper con el orden preestablecido –tal como KIDU quiere desafiar la idea tradicional de plataformas– y descubrir qué existe más allá de lo desconocido. El viaje hacia su sueño se hace posible cuando aparece una extraña chica en su vida. Chack, obviamente, decide ir tras ella.

Los más completistas querrán explorar a fondo los niveles para hallar los secretos y coleccionables que solo se revelarán ante los ojos de los más perceptivos. El desafío extra siempre viene bien para extender la experiencia de juego. KIDU tiene el enganche de plataformas como Rayman, el corazón irreverente de Monument Valley y las visuales de cinematic platform como Another World. Estas esencias combinadas lo convierten en una joyita artística con identidad propia y entretenimiento lúdico que atrapa.

KIDU va por el formato freemium en iOS, al estilo de juegos como Super Mario Run, es decir, que si lo descargamos, podremos jugar gratuitamente algunos niveles (en este caso dos) y pagar una suma módica para acceder al resto. En Android es totalmente gratuito, plataforma a la que llegó recién ayer tras meses de exclusividad con Apple. El mundo del fichín se compone de 14 niveles visualmente hipnóticos y a su vez desafiantes, inspirados en las antiguas civilizaciones como los Mayas o los Grandes Imperios Chinos.  Ahora mismo en la App Store se puede adquirir el juego completo por $0.99 dólares. Unos pocos pesos nos separan de la magia de KIDU. Solo queda elegir, Android o iOS.