Publicado el

Ránking | M4D HACK 5K1LL5

Ciberpesadillas: 10 temibles virus de PC

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

Los virus llegan de cualquier lado, as1 qu3 tene cu1d4d0 y... ¡eh, n0! ¡D4l3, hacé cl1ck! ¡R4P1D0!

Un mail sospechoso... Una dirección de URL extraña... Una publicidad engañosa en la Red... El disco con la demo de DOOM que nos había prometido el amigo del amigo del amigo de Juancito... Mil y una forma de entrar a nuestro sistema, pero un problema en común: Virus informáticos.

El reciente brote de un particular malware malicioso puso el tema de los virus informáticos de nuevo en los medios, y aunque hoy por hoy los jóvenes usuarios de PC se sienten bastante seguros y protegidos por un puñado de competentes programas antivirus, la cosa no era tan así en la vieja época del MS-DOS y los primeros años de Windows como sistema operativo. Contagiarse un virus era bastante fácil si uno no tenía cuidado; prácticamente no había programas buenos que "atajasen" el código maligno antes de que se ejecute, así que todos teníamos que prestar un poquito más de atención a actitudes sospechosas en nuestra interacción computarizada.

Como nunca está de más recordar, hagamos un repaso de diez virus informáticos que nos pusieron los pelos de punta... y que todavía lo hacen.

  • 10
    Ping-Pong
    Bueno, empecemos con uno que es más "simpático" que "terrorífico", pero en aquellos días de 1988 esto era como que un asesino entrara a tu casa con una motosierra; es decir, causaba pánico. Y no, no se trataba de algo particularmente malo, sino de una bolita que aparecía en pantalla y rebotaba por ahí si intentábamos realizar un acceso al disco infectado media hora después de que se activara el virus.

    Lo peor que podía hacer esta cosa era crashearnos el sistema en viejas PCs 286, 386 y 486 debido a un error en su programación (utilizaba un comando no disponible en dichos sistemas). Por lo demás, era una molestia y un dolor de cabeza, como si una mosca cargosa se pusiera a revolotear cerca de nuestra cara mientras intentamos almorzar.
  • 9
    Casino
    Estás lo más tranquilo usando tu PC y de repente sentís que algo no está bien. El sistema está tardando un poco en procesar... algo. Entrás en pánico y mirás el calendario. 15 de Abril. Empezás a sudar y... sí... la pantalla de tu MS-DOS se borra y aparece un texto socarrón en el que se te informa muy descortésmente que tus datos han sido eliminados y pasados a la memoria RAM, y que si querés recuperarlos tenés cinco oportunidades para ganar en una máquina tragamonedas. Dale, presioná cualquier tecla para intentarlo.

    Obtener una combinación ganadora no sirve de nada. El "chiste" de este virus, que no fue tan difundido pero que su metodología era letal, es que no importa si ganás o si perdés, al final te borra todos los datos de todos modos. Esto ya no es un chiste, ¿eh?
  • 8
    Brain
    Considerado el primer virus para MS-DOS, Brain parece tener sus orígenes allá en un distante 1986. Originario de Pakistán, este virus es la obra de dos hermanos, Basit Farooq Alvi y Amjad Farooq Alvi. El modo de acción de este programa es sencillo: reemplaza el sistema de booteo de todo disco flexible y rígido con el que interactúa; y para dejar bien en claro quién fue el responsable, le cambia el nombre al disco por "©Brain".

    Lo más interesante de este caso en particular es que sus creadores no crearon el virus con malas intenciones, sino como prevención anti-pirata para un programa que comercializaban mediante su empresa, y por eso incluyeron los datos de su negocio en el código del virus. El hecho de que con el tiempo recibieran quejas provenientes de la Universidad de Delaware diciendo que había discos "©Brain" en sus máquinas solamente demuestra que Skynet tenía razón.

    Pará... ¿qué...?
  • 7
    Stoned
    Stoned engendró toda una familia de virus que tomaban su código y lo modificaban de acuerdo a sus objetivos particulares, pero la versión original tenía un propósito más bien jocoso: si arrancábamos la máquina desde una unidad infectada había una oportunidad entre ocho de que aparezca el mensaje "Your PC is now stoned! LEGALIZE MARIJUANA!" ("¡Tu PC está falopeada! ¡LEGALICEN LA MARIGUANA!") al cargar. Si bien esto no implica un daño directo o premeditado a los archivos de PC, para poder residir en memoria el virus traslada el sector de booteo de un disco flexible a otra parte del disco, los archivos que estén ligados a ese sector terminan dañados.

    O sea... realmente falopeaba a la PC.
  • 6
    Michelangelo
    Ahh, el querido Michelangelo... Este virus tan particular no llegó a causar demasiados daños, pero es recordado como uno de los primeros en desatar una enorme paranoia de prensa con relación a virus de PC. Se supone que su función es la de re-escribir todo el disco con caracteres aleatorios, pero esto sólo lo haría si la PC es booteada el día 6 de Marzo, fecha de nacimiento del pintor del que recibe el nombre.

    El problema es que la prensa de 1992 comenzó a hacer indagaciones luego de saber que un fabricante de computadoras sacara una partida de 500 máquinas con antivirus ya instalado, lo que llevó a declaraciones de que miles de computadoras podrían ser destruidas por la presencia del virus. Esto causó un efecto dominó en el que la prensa se mostró ávida de obtener toda clase de declaraciones al respecto de parte de supuestos expertos del tema, quienes confirmaban las nefastas intenciones de Miguelito El Pintor, echándole nafta a la hoguera de paranoia que se acrecentaba en el público.

    ¿Y qué pasó, entonces? ... Nada. Llegó el 6 de Marzo y muy pocas PCs fueron afectadas por el virus. ¿Y todo el hype? ¿Y todas las declaraciones de expertos? Bueno... los "expertos" resultaron ser vendedores de programas antivirus, quienes aprovecharon la volada para vender sus programas como pan caliente. Luego de este bochornoso evento, la prensa se abstuvo de mencionar el tema por las siguientes dos semanas.
  • 5
    Melissa
    Es el año 1999. Recibís un mail de parte de un conocido con el mensaje "Acá está el documento que me pediste... No se lo muestres a nadie ;-)". El documento en cuestión es un archivo DOC con un listado de casi un centenar de sitios con contenido para adultos. ¿Te animás a entrar a alguno? Bueno, no hace falta... porque ya te contagiaste al abrir el archivo.

    Melissa es el nombre de este programa en particular, y se trata de un macro-virus que se activa en cuanto abrimos el archivo DOC en el que reside. Melissa se ocupará de infectar el archivo NORMAL.DOT, que es el "default" de todos los documentos de Word, por lo que el macro puede infectarse en otros documentos. Más aún, Melissa se enviará a sí misma a cincuenta contactos de nuestro mail, propagando su dominio de forma exponencial, potencialmente obteniendo datos e información de los afectados. ¿Tan grave es la cosa? Y... yo diría que un estimado de más de mil millones de dólares en potenciales daños, especialmente en el área de Asia del Este, es un logro significativo.
  • 4
    Mirai
    El concepto de un ataque DDoS implica que un sitio web es bombardeado con visitas masivas al punto que los servidores no pueden procesar la transferencia de datos, haciendo que el sitio web quede efectivamente atascado; pero para lograr esto habría que coordinar a miles de usuarios... o usar un virus como Mirai, que se encarga de infectar sistemas de red (routers, especialmente) para transformarlos en usuarios ficticios que tienen dos misiones: 1) buscar en todos los accesos a la red del dispositivo que habitan, tratando de encontrar e infectar otro nodo; 2) Atacar una dirección web. Esto convierte una unidad infectada en un potencial efecto dominó que termina por desmoronar los servidores de la web-objetivo, efectivamente ganando miles de "usuarios" para sus nefastos propósitos.

    Algo interesante de este malware en particular es que posee un listado de direcciones que tiene ordenado NO infectar, como el servicio de correo de los Estados Unidos y el Departamento de Defensa. O sea, no es tonto.
  • 3
    Loveletter (ILOVEYOU)
    ¿Se acuerdan que hace un rato mencionamos a Melissa y los mil milloncitos que causó en daños? Bueno, eso fue en el año 1999, y para el 2000 ya había algo mucho mejor (o peor, según se viera). Una vez más, todo comenzaba con un mail que llegaba a nuestra cuenta. El título, "ILOVEYOU". El contenido, un archivo que supuestamente era una carta de amor para nosotros. El resultado al abrir el archivo... un desastre. Para hacerla corta: el archivo nos baja un programa troyano que se inserta en lo más recóndito de nuestra PC, obtiene todas las claves de seguridad y datos de relevancia de nuestro usuario y envía esos datos críticos a una dirección de mail específica. Para hacerla mejor, luego realizará una búsqueda entre nuestros archivos y renombrará prácticamente todo lo que pueda. Ah, y también entrará a Outlook, obtendrá nuestro listado de contactos y se auto-enviará a todos ellos. ¿Algo más? ¡Ah, sí! ¡También se fija si tenemos instalado mIRC y lo modifica para mandarle un archivo corrupto a los que estén en nuestra sala de chat, porque el virus también puede entrar por ahí!

    Loveletter causó estragos, con más de 45 millones de PCs afectadas y un estimado de entre 8.75 y 10 mil millones de dólares en daños a causa de infectar sitios claves como el Departamento de Defensa, el propio Pentágono, la web de la Casa Blanca, Silicon Graphics y hasta la Asociación de Cine de América. ¡Y eso que decía que nos amaba!
  • 2
    Wannacry
    Y, sí, no podíamos no mencionarlo. Wannacry ("¿Querés Llorar?") es la vedette del momento, el virus que está poniendo en pánico a todos en el mundo. Lo que hace este pedazo de malware es encriptar los archivos del usuario afectado, luego haciéndole saber muy educadamente que si quiere recuperar sus archivos va a tener que pelar la billetera. Sí, es un virus que toma nuestra PC de rehén y nos pide pagar rescate. Parece cosa de películas.

    La infección de Wannacry comenzó hace muy poquito: el 12 de Mayo de 2017. Exacto, hace menos de una semana. En muy poco tiempo se expandió hasta tener alcance global, afectando a miles de usuarios en todo el mundo. Lo peor de todo es que, según algunos informes, todavía no se ha dado un caso en el que un usuario afectado haya recibido alguna forma de recuperar sus datos, aun habiendo realizado el pago solicitado. Pareciera ser que es imposible para los responsables de Wannacry reconocer quién envía el pago. Dicho de otra forma, si te agarró el Wannacry, lo mejor que podés hacer es exactamente lo que dice su nombre: llorar un rato, apagar la PC y tratar de pensar en cosas bonitas. No queda otra.
  • 1
    Stuxnet
    Hasta ahora hemos mencionado a virus que iban desde simpáticas bolitas que rebotan por la pantalla a cacos digitales que nos secuestran nuestros archivos, pero incluso cuando algunos de estos programas terminaron afectando entidades de importancia en algunas de las naciones más poderosas del mundo, en general fue un alcance de rebote, casi un error de cálculo que se fue de las manos. Pero hay que terminar esta lista a lo grande, y nada más apropiado que el misterioso Stuxnet y sus habilidades de terror.

    El tema con Stuxnet es tanto su accionar en los sistemas que infecta como su potencial origen, ya que parece haber sido diseñado a medida para aprovechar una vulnerabilidad del sistema de impresión de Windows para ganar acceso y propagarse, tras lo cual comienza su verdadera misión: espiar y reprogramar sistemas industriales, como por ejemplo centrales nucleares. Poca cosa, ¿eh?

    Tras su detección en el año 2010 por un equipo de seguridad de Belarús se comenzó a realizar una investigación que fue sacando datos bastante preocupantes. Aparentemente, varias infraestructuras de Irán fueron afectadas por este virus, y sus efectos resultaron en un aumento en el deterioro de los centrífugos de una planta de enriquecimiento de uranio, entre otros problemas similares. Todo esto llevo a sospechar a Irán de una alianza entre Estados Unidos e Israel para desarrollar el virus e infectar sus equipos.

    Da un poco de miedito, ¿no? Me quedo mil veces con la pelota de ping-pong.

1. Ping-Pong

Bueno, empecemos con uno que es más "simpático" que "terrorífico", pero en aquellos días de 1988 esto era como que un asesino entrara a tu casa con una motosierra; es decir, causaba pánico. Y no, no se trataba de algo particularmente malo, sino de una bolita que aparecía en pantalla y rebotaba por ahí si intentábamos realizar un acceso al disco infectado media hora después de que se activara el virus. Lo peor que podía hacer esta cosa era crashearnos el sistema en viejas PCs 286, 386 y 486 debido a un error en su programación (utilizaba un comando no disponible en dichos sistemas). Por lo demás, era una molestia y un dolor de cabeza, como si una mosca cargosa se pusiera a revolotear cerca de nuestra cara mientras intentamos almorzar.
Anterior Siguiente < >