Publicado el

Ránking | Pantalla emprendedora

10 programas argentinos que cambiaron la forma de hacer tele

Volver a la home

Por: Cecilia Bona

Tags: TV Argentina
Pioneros, revolucionarios, distintos. La decena de ciclos que inspiraron a la TV que llegó después.

Desde que la llamada caja boba se instaló en los hogares argentinos los canales de aire se esforzaron por ser los mejores en algo o ser los primeros en esto otro. ¿Cuál fue el resultado? Miles y miles de producciones parecidas, imitadas y hasta homenajeadas y las sagradas: las que emprendieron vueltas de tuerca. 

Programas de terror, suspenso, humor, ficción y periodísticos tienen lugar en esta lista. No se esfuercen en criticar el orden del top, la elección fue la cronología. ¿Sabías de estos ciclos? ¿Los viste? ¿Estás de acuerdo con que cambiaron una forma de hacer TV? ¿Se te ocurren otros? Dejanos un comentario. 

  • 10
    Obras Maestras del Terror
    Una cosa es decir que el programa "Obras maestras del terror" era un ciclo de unitarios con elenco rotativo -dato certero- y otra cosa es afirmar que se trató del puntapié para las producciones televisivas del género que elevó la vara de calidad.

    El programa había nacido en 1959 en Canal 7, donde se emitía a las 23.30 bajo la dirección de cámaras de Martha Reguera. La idea de Narciso Ibáñez Serrador (conocido por su seudónimo Luis Peñafiel) y Narciso Ibáñez Menta –padre e hijo respectivamente- era tomar famosos relatos de terror, adaptarlos y llevarlos a la pantalla chica. La segunda temporada se transmitió por Canal 9 a las 22 y para la tercera, el equipo volvió al 7 (1962).

    Historias de Edgar Allan Poe, Robert Louis Stevenson, Resultados de búsqueda Emlyn Williams, Guy de Maupassant y Fernand Crommelynck fueron interpretados por famosos actores de la época como Silvia Montanari, Aída Luz, Mario Lozano y el propio Ibáñez Menta.

    El producto fue una joya y por suerte queda YouTube para pescarla:
  • 9
    Cosa Juzgada
    El almanaque histórico debería decir: “1969: primera caminata en la luna y aparición en TV de ‘Cosa juzgada’”. ¿Para tanto? Sí. Primero les explico para que luego coincidan conmigo.

    A pasitos de la década del ’70, Norma Aleandro, Federico Luppi, Marilina Ross, Emilio Alfaro y Héctor Alterio –entre muchos otros- protagonizaron un ciclo de unitarios en Canal 11 donde se adaptaban a la ficción casos judiciales y policiales reales de gran resonancia. David Stivel fue su director y Juan Carlos Gené, el autor de la mayoría de los capítulos emitidos hasta 1971.

    Según se dice, la última dictadura destruyó el material y por eso no habría llegado a nuestras manos. Nos quedamos con las ganas por partida doble: hace 2 años la TV Pública había anunciado una remake que jamás se llevó a cabo.
  • 8
    A Solas
    Un fondo negro, dos figuras enfrentadas a través de una mesa con papeles. Uno pregunta, el peruano Hugo Guerrero Marthineitz, y otro responde, el entrevistado de turno. El ciclo emitido en 1984 por Canal 9 se tomaba su tiempo; el anfitrión entraba lentamente a las preguntas y eso, sumado a la escenografía casi nula, conformaba un espacio de intimidad que animaba al otro a charlar.

    “A solas” comenzaba con una imagen desenfocada, a veces con la profunda voz en off de Guerrero Marthineitz presentando la entrevista y otras simplemente enunciando el nombre del programa.

    El locutor nacido en Lima contó en una entrevista con el diario La Nación que su idea era hacer un producto televisivo como si fuera un ciclo de radio. "La atracción es la luz, en la televisión no hay rostros con sombra, vamos a tener rostros con sombra, y los cortes van a ser a tu antojo", contó sobre lo que le había pedido a Raúl Caserta, director de “A solas”.
  • 7
    La Noticia Rebelde
    A los comunicadores les gusta usar el término “buque insignia” y, aunque no somos muy amigos de los lugares comunes, vamos a dejarles pasar que hayan llamado así al programa de TV que entre 1986 y 1989 tuvo pantalla en ATC ya que algo de razón tuvieron. Pero, ¿por qué fue un símbolo?

    “La noticia rebelde” fue un programa periodístico que no dejaba de lado su carácter informativo aunque estaba basado en el humor. Raúl Becerra, Adolfo Castelo, Jorge Guinzburg, Carlos Abrevaya y Nicolás Repetto (quien empezó como movilero y terminó en estudios) eran los anfitriones en un espacio reducido donde lo importante eran las palabras y no dónde habitaban. En 1988, Guinzburg y Becerra abandonaron “el buque insignia” y, con la consiguiente partida de Repetto, se hizo lugar para la aparición de los por entonces jóvenes Lalo Mir, Daniel Aráoz o Juana Molina.

    Además de la “selección arbitraria de noticias” y el segmento “Pasando revista”, el programa que se vendía a sí mismo como “un aporte más a la confusión general” contaba con chistes políticos, entrevistas, acertijos telefónicos y hasta una bailarina con poca ropa. A partir de entonces, fue muy común que la TV local contara con ciclos periodísticos que también buscaran hacer reír.
  • 6
    El Otro Lado / El Visitante
    Mucho antes siquiera de que Gastón Pauls abandonara el set de Montaña Rusa y se dedicara a “ser urbano” para acercarse a las diversas realidades sociales, el periodista Fabián Polosecki protagonizó dos ciclos en ATC (actual TV Pública) que mostraban problemáticas argentinas de los ‘90 y a sus protagonistas.

    De carácter documental, “El otro lado” (1993) y “El visitante” (1995) contaban con guiones de Pablo De Santis y podían considerarse casi lo mismo, porque en ambos Polosecki (“Polo” para los amigos) se adentraba en los dramas que el mundo ignoraba y los exponía con una claridad periodística inesperada para la época, lo que fue premiado con un Martín Fierro.

    “Hay algo peor que la angustia de la página en blanco. Algo peor que no tener ninguna historia que contar: es haber oído demasiadas, y no poder olvidarlas”, había dicho Polo alguna vez. Abatido por esas penas y otros infiernos personales, en diciembre de 1996, el joven pionero de un género se suicidó tirándose a las vías del tren. Aunque su impronta perdura: su estilo, sus contenidos y hasta sus gestos son homenajeados hasta hoy por incontables ciclos televisivos.
  • 5
    Cha, Cha, Cha
    Uno de los programas pioneros en el humor bizarro dividido en sketches cortos tuvo lugar entre 1992 y 1997 en América TV. Malas noticias: llegamos tarde a anotar la receta del éxito de “Cha cha cha” y por su impronta homenajeada luego una y otra vez está en este top.

    Integrado por un elenco de humoristas inteligentes y fuera de lo común, el ciclo se encargaba de devolverle la sonrisa a la sociedad argentina de los ’90. Actores como Alfredo Casero, Diego Capusotto, Fabio Alberti, Mex Urtizberea, Mariana Briski y Pablo Cedrón hacían las veces de una familia italiana, karatekas fallidos, anfitriones de noticieros, ministros de ahorro y músicos glamourosos.

    Lo principal del elenco y sus guiones (muchas veces improvisados) era qué tan desopilante se podía ser. Lo que después hizo reír en “Todo por dos pesos” o más acá en el tiempo en “Peter Capusotto y sus videos” estuvo antes en “Cha Cha Cha”. Para los que no lo vieron en vivo, buscar sus segmentos en YouTube puede ser una divertida actividad recreativa.
  • 4
    Zoo, Las Fieras Están Sueltas
    Desde el título del programa hasta el contenido, todo era salvaje en “Zoo, las fieras están sueltas”. Con la conducción de un desprejuiciado Juan Castro y una seria Dolores Cahen D'Anvers, América TV le dio vida en 1997 a un ciclo plagado de informes sobre drogas, sexo y marginalidad que se desarrolló durante 3 años.

    Tal vez ahora sea más común que la pantalla chica le hable al público de temáticas comprometedoras, pero hace 20 años se trataba de toda una revolución que despertó polémicas y duras críticas. Además, posicionó a Castro como el periodista que se animaba a hablar de cosas que otros trabajaban para ocultar.
  • 3
    Tiempo Final
    Un thriller en la TV abierta es digno de destacar y “Tiempo final”, emitido por Telefe en el 2000, merece el tercer puesto en nuestro top. Ideado y dirigido por Sebastián Borensztein, el ciclo presentaba capítulo a capítulo historias de gente común con giros inesperados que resolvían la trama.

    El esquema se repetía: una hora de suspenso condimentado con policial y rociado de un pizcas humorísticas sostenían la tensión que desembocaba en un desenlace sorprendente. Lo genial de la serie es que no quería ser mucho más de lo que era, no se arriesgaba a planos imposibles y no ahondaba en efectos complicados. Por eso y por el magnífico elenco rotativo, funcionaba como una pieza de relojería.
  • 2
    Los Simuladores
    Cuatro protagonistas. Tres pelotas. Dos temporadas. Un gran director. Así resumiremos la fórmula de “Los simuladores”, excelente serie creada por Damián Szifrón que Telefe emitió en 2002 y 2003.

    Federico D’Elía, Diego Peretti, Alejandro Fiore y Martín Seefeld encarnaban a Mario Santos, Emilio Ravena, Pablo Lampone y Gabriel Medina, un grupo comando particular que ayudaba a quienes los contrataban simulando una situación. Así, podían ser organizadores de eventos, anfitriones de una fiesta presidencial, soplones en épocas de examen, rehenes en un banco y hasta productores de un reality televisivo.

    Fue tal el éxito de “Los simuladores” y tan único su argumento que todavía se le sigue exigiendo a Szifrón que los reviva, aunque sea en una película.
  • 1
    Científicos, Industria Argentina
    ¿Puede la tele argentina hablar de ciencia y que no resulte un bodrio? La respuesta la tuvo la TV Pública durante las 14 temporadas que le dio aire a “Científicos, Industria Argentina”, un ciclo conducido por el matemático Adrián Paenza que llegó a su fin en diciembre del año pasado.

    El programa recorría el país en busca de investigadores comúnmente encerrados en sus laboratorios a los que les daba luz, cámara y acción para contar lo que estaban haciendo. Nuevas vacunas, avances tecnológicos, experimentos e ideas se mostraban en informes especiales, entrevistas y montajes que comunicaban con excelencia.

    “Queremos agradecer muy particularmente a los científicos, este programa es indudablemente de ellos y a usted, nuestro televidente”, resumió con cierta nostalgia Paenza antes de dar el último adiós.

1. Obras Maestras del Terror

Una cosa es decir que el programa "Obras maestras del terror" era un ciclo de unitarios con elenco rotativo -dato certero- y otra cosa es afirmar que se trató del puntapié para las producciones televisivas del género que elevó la vara de calidad. El programa había nacido en 1959 en Canal 7, donde se emitía a las 23.30 bajo la dirección de cámaras de Martha Reguera. La idea de Narciso Ibáñez Serrador (conocido por su seudónimo Luis Peñafiel) y Narciso Ibáñez Menta –padre e hijo respectivamente- era tomar famosos relatos de terror, adaptarlos y llevarlos a la pantalla chica. La segunda temporada se transmitió por Canal 9 a las 22 y para la tercera, el equipo volvió al 7 (1962). Historias de Edgar Allan Poe, Robert Louis Stevenson, Resultados de búsqueda Emlyn Williams, Guy de Maupassant y Fernand Crommelynck fueron interpretados por famosos actores de la época como Silvia Montanari, Aída Luz, Mario Lozano y el propio Ibáñez Menta. El producto fue una joya y por suerte queda YouTube para pescarla:
Anterior Siguiente < >