Publicado el

Analisis | Análisis de cómics

ANÁLISIS: “All New Guardians of the Galaxy #1”

Volver a la home

Por: Germán Perrotta

La pandilla regresa con un nuevo cómic para aprovechar el cash que está entrando a Marvel.

Para explotar aún más la segunda parte de la película dirigida por James Gunn, la editorial decidió relanzar el título una vez más. Y en esta oportunidad la famosa sinergia entre los productos de las diferentes plataformas Marvel es más grande que antes.


Así como sucedió en el año 2014 cuando Brian Michael Bendis decidió utilizar varias ideas y conceptos de la película para que los personajes se parezcan más a sus contrapartes live action, en esta oportunidad Gerry Duggan y Aaron Kuder hacen lo mismo y van un paso más allá que en el run anterior. Si son fans de Chris Pratt y del resto de los actores en las películas, este cómic va a cumplir su cuota mensual necesaria de colores y referencias ochentosas, planes locos y acción por doquier. En cambio, si están medio podridos del lineamiento entre los cómics y los films, no creo que les vaya a gustar mucho porque se siente como una apuesta segura muy parecida a los títulos de X-Men.

Esto no quiere decir que Duggan no se tome ciertas libertades creativas necesarias para que no se convierta en una adaptación y sea más que eso, pero no lo hace con los personajes, sino con la forma en la que presenta y ejecuta la historia. Esto ya queda clarísimo desde las primeras 6 pagínas y en la splash page de los créditos, donde decide utilizar una frase digna de la serie Brigada A para que sepamos qué esperar del cómic. Todo comienza con una escena que desarrolla en un planeta llamado Citopia, en el que de la nada aparece Galactus y gracias a su (in)fama los habitantes del lugar comienzan a escaparse de allí para salvar sus vidas. Lo excepcional de esta secuencia, además de los dibujos de Kuder y los colores de Ive Svorcina, se trata de la revelación. Galactus no es nada más que un robot gigante que los Guardianes utilizan para meterse dentro de una de las bóvedas más seguras de la galaxia y robar una caja para el ser conocido como Grandmaster.

Así es como comienza la travesía cósmica de esta familia de desclasados que tiene una dinámica igual a la de una familia disfuncional en la que Drax pasó de ser un destructor a un pacifista y en la que Groot sufrió una transformación de la que mucho no se sabe con la excepción de ciertos detalles.

Dentro de lo mejor se encuentra el trabajo realizado por Aaron Kuder e Ive Svorcina. El dibujante vuelve a mostrar su talento para darle a cada personaje características distintivas en su lenguaje corporal, con el que se puede entender qué es lo que está pasando por sus mentes sin la necesidad de la exposición en el diálogo. Esto es un detalle muy positivo que habíamos visto en el artista durante su etapa en Action Comics y que había mostrado irregularmente en su llegada a Marvel dentro de los títulos de los mutantes. Además sabe mostrar el lado cósmico rarísimo con el que cuenta la editorial a diferencia de muchos dibujantes que no saben cómo capturarlo. Y el color de Svorcina también es clave para que el arte sea lo más atractivo del cómic, ya que utiliza diferentes colores brillantes que van de la mano con el tono de la historia de Duggan. Ni hablar de la splash page con colores neon al inicio de la historia. Una belleza. La gran desventaja es que al salir dos veces por mes, la rotación del equipo artístico va a ser inevitable y espero que el cambio no se sienta demasiado.

“All New Guardians of the Galaxy #1” no es tan nuevo como el título lo indica, sólo acerca a los personajes más a sus contrapartes de las películas que convirtieron a un grupo casi desconocido dentro de Marvel en uno de los equipos más conocidos por el público masivo en la actualidad. Léanlo si están en esa onda porque les va a encantar.

Veredicto: