Publicado el

Ránking | No sos vos, soy yo

Cero Química: 10 parejas sin onda del cine

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Así como leen. Mejor solos que mal acompañados.

En el guión y la marquesina puede sonar muy bien y atraer al público a las salas, pero el resultado final puede ser muy diferente y terminar con una historia donde la “parejita protagonista” tenga menos onda que pelo de indio (¿too racist?). Se supone que nos tienen que enamorar, pero muchas veces resultan lo peor de la película. Cada uno por su lado está muy bien, pero los juntan y nos morimos de embole. 

  • 10
    Harrison Ford y Anne Heche (Seis Días, Siete Noches)
    El amor no conoce edad, pero ese es el menor de los problemas de este bodriazo interpretado por Harrison Ford y Anne Heche. La pareja despareja se estrella en una islita desierto de los Mares del Sur y debe dejar de lado sus diferencias para intentar salir de su aprieto. Hora y media de tortura para el espectador que no sólo tiene que atestiguar lo mal que se llevan Quinn Harris y Robin Monroe, sino la poca química que comparten estos dos, más allá de que Ford eligió personalmente a su compañera de elenco.
  • 9
    Jessica Alba y Ioan Gruffudd (Cuatro Fantásticos)
    Todo está mal con “Los 4 Fantásticos” (Fantastic Four, 2005), pero tener a Jessica Alba y Ioan Gruffudd como la “parejita romántica” es un bajón. Ni siquiera entendemos como llegaron Reed Richards y Sue Storm a casarse en la secuela de 2007, más si tenemos en cuenta que apenas se tiran onda mientras enfrentaban y derrotaban a Victor Von Doom. Hasta Johnny (Chris Evans) y Ben (Michael Chiklis) tienen más química, y sin necesidad de arrumacos y besitos en pantalla.
  • 8
    Henry Cavill y Amy Adams (El Hombre de Acero)
    Tenés a una de las mejores actrices del momento, al chongo inglés más musculoso y a la parejita comiquera más romántica, pero ni los dioses de Krypton (¿?) lograrían un poco de química entre el Clark Kent/Superman de Henry Cavill y la Lois Lane de Amy Adams. No importa cuantas veces la chica se ponga en peligro para que su héroe venga a rescatarla, no importan los momentos cachondos o sus impecables sonrisas, en la pantalla no hay nada que nos de a entender que estos dos se gustan un poquito. La cosa mejoró para “Batman Vs. Superman”, ¿no? ¿NO?
  • 7
    Tom Hanks y Audrey Tautou (El Código Da Vinci)
    Dan Brown imaginó a su Robert Langdon literario como un profesor picaflor que le escapa al compromiso. Claro que Ron Howard pensó en Tom Hanks, que es bueno para un montón de cosas, pero no tanto para hacerla de galán seductor. Ojo, la adaptación de “El Código Da Vinci” (The Da Vinci Code, 2006) no viene por ese lado, pero sin duda alguna Audrey Tautou gastó todo su encanto con “Amelie”, porque acá sólo le queda la cara de tujes constante. Estos dos no pegan, al igual que el gato muerto en la cabeza de Tomasito. Igual te queremos, genio de la vida.
  • 6
    Pierce Brosnan y Teri Hatcher (El Mañana Nunca Muere)
    Cuando pensamos en James Bond y escenas candentes, enseguida se nos vienen a la cabeza Sean Connery y Ursula Andress…, nunca Pierce Brosnan y Teri Hatcher. Los primeros sacan chispas en pantalla, los segundos no te prenden ni un asado. Brosnan es, por lejos, uno de los 007 menos carismáticos, pero tampoco le ayuda mucho que le pongan a la buenaza de Teri (aunque acá haga de la mala Paris Carver) para calentarle un poco la pava. Hatcher y Superman, todo bien para las tardes de merienda. Hatcher y Bond, todo mal hasta para el horario apto para todo público.
  • 5
    Ben Affleck y Jennifer López (Gigli)
    La química entre Ben Affleck y Jennifer López en “Amor Espinado” (Gigli, 2003) es tan nula que hasta su compromiso de la vida real se fue al tacho. No podemos asegurar que el rompimiento se debió en un 100% al fracaso de la película, pero es obvio que el amor no iba a prosperar más allá de las cámaras, si no podían fingirlo delante de ellas. El destino quiso que Larry y Ricki tomaran caminos diferentes y armaran otras parejas. La felicidad todavía les es esquiva, ¿se habrán mufado para siempre?
  • 4
    Adam Sandler y Winona Ryder (Mr. Deeds)
    ¿Vieron lo que provoca una experiencia traumática? Winona tuvo que hacerle de parejita romántica al Adam y terminó robando en tiendas hollywoodenses. Bueno, tal vez no sea tan así, pero estos dos no pegan ni con moco. Entendemos que la carrera de Ryder venía medio en picada, aunque esto ya es tocar un poco el fondo. Se supone que todo empieza por conveniencia entre Longfellow y Babe, y debe terminar en enamoramiento, pero entre las muecas y las sonrisas forzadas de él y las de ella, no estamos seguros si creció el amor o comparten ortodoncista. Ay, qué malos que somos.
  • 3
    Christian Bale y Katie Holmes (Batman Inicia)
    Lo mejor que pudo hacer Christopher Nolan cuando encaró la secuela de “Batman Inicia”, fue cambiar a la inexpresiva Katie Holmes por la siempre genial Maggie Gyllenhaal; claro que antes nos tuvimos que fumar a esta extrañísima pareja con menos química que la ultima temporada de “Breaking Bad” (¿?). Bruce Wayne y Rachel Dawes son amigos desde la infancia, siempre hubo tensión entre ellos, y un romance en puerta. Ella se viene a enterar de sus habilidades extracurriculares, y pone la misma cara que pondría cualquiera para hablar sobre el clima. O sea, tenés enfrente al actor más intenso del universo… reaccioná, amiga.
  • 2
    Kristen Stewart y Robert Pattinson (Crepúsculo)
    Y pensar que estos dos siguieron el romance fuera de las cámaras. A su favor podemos argumentar que no son muy expresivos, pero en cierto punto hasta parecía que Bella Swan le tenía un poco de asquito a su enamorado Edward Cullen. Siempre nos vendieron esa imagen del vampiro sensual y cachondo -al menos estaba muy de moda en la época que hizo furor esta saga young adult-, aunque acá, ni Kristen ni Robert pudieron transmitir sensaciones mínimamente parecidas en la pantalla grande con esas constantes actitudes de necesitar Activia a montones. Todo era más: “No te toco ni con un palo”, ¿no?
  • 1
    Hayden Christensen y Natalie Portman (Star Wars)
    ¿Por qué siempre terminamos hablando de vos Hayden? ¿Por qué? Bueh, si vamos a ser sinceros, en este caso, la culpa es un 50% suya y el resto de Natalie Portman. Anakin Skywalker y Padmé Amidala deberían ser la parejita más intensa y sufrida de la galaxia. Su amor está prohibido, el universo al borde del colapso y este nabo sólo habla de lo mucho que odia la arena porque es áspera, irritante y se te mete por todas partes. Más o menos como él. Claro que a nadie le copa sacudirse la arena, pero esperamos un poco más de onda y romance entre estos dos futuros padres de una general y un jedi. Gracias Jebús por esos padres adoptivos.

1. Harrison Ford y Anne Heche (Seis Días, Siete Noches)

El amor no conoce edad, pero ese es el menor de los problemas de este bodriazo interpretado por Harrison Ford y Anne Heche. La pareja despareja se estrella en una islita desierto de los Mares del Sur y debe dejar de lado sus diferencias para intentar salir de su aprieto. Hora y media de tortura para el espectador que no sólo tiene que atestiguar lo mal que se llevan Quinn Harris y Robin Monroe, sino la poca química que comparten estos dos, más allá de que Ford eligió personalmente a su compañera de elenco.
Anterior Siguiente < >