Publicado el

Analisis | Análisis de cómics

ANÁLISIS: “Batman / The Shadow #1”

Volver a la home

Por: Germán Perrotta

Dos de los vigilantes más icónicos de los cómics vuelven a juntarse para un gran número.

Batman es una mina de oro para los crossovers. En el pasado protagonizó varios con personajes, muchos de ellos que no tenían nada que ver con él, como junto a Predator y Tarzan. Más recientemente lo hizo con las Tortugas Ninja, que de cierta manera son más cercanos al murciélago. Sin embargo, si hay que hablar de alguien que funcione naturalmente para llevar a cabo una historia junto a Batman, ese es The Shadow.


 El héroe pulp creado por Walter B. Gibson en 1930 fue una de las influencias más grandes que tuvieron Bill Finger y Bob Kane para la invención de Batman años más tarde. A mediados de los años ’70, cuando Dennis O’Neil trabajaba en diferentes títulos dentro de DC, escribió una serie de 12 números ilustrados por Michael Kaluta. Y así fue como durante esa época también hizo su debut en diferentes títulos del encapotado de Gotham, como en el #253, cuando Bruce Wayne le dice que fue su más grande inspiración para combatir el crimen y en el #259, donde se revela que The Shadow le salvó la vida a Bruce Wayne cuando era un niño. Como verán, la conexión entre ellos está fuera como dentro de las páginas.

Si a ello le sumamos que Dynamite suele hacer grandes trabajos con los personajes pulp y los superhéroes que se encuentran en dominio público, este cómic iba a tener que ser producido tarde o temprano, sobre todo si tenemos en cuenta el último crossover entre Wonder Woman y Bionic Woman. Y nadie mejor para llevar a cabo este proyecto de cuatro números que Scott Snyder, el último guionista estrella de Batman (y de DC) junto a Steve Orlando, uno de los escritores más prometedores con los que cuenta la editorial. Pero más allá de ellos, el punto diferencial dentro de esta miniserie es el arte a cargo de Riley Rossmo e Ivan Plascencia. Es un cómic que el lindo de ver más allá de la historia que también está a la altura.

Y si nos concentramos en ella, arranca con Bruce Wayne, quien está buscando ayuda de su viejo mentor Henri Ducard para resolver un misterio que increíblemente fue incapaz de resolver por si solo. Este se trata de la muerte de Lamont Cranston, un hombre que hacía trabajos de caridad en Arkham Asylum y quien parece haber sido asesinado por The Shadow.

Una vez en la escena del crimen Batman se enfrenta a él y lo persigue, pero este desaparece sin dejar rastros. Lo único que puede obtener es una foto y mediante su software de reconocimiento facial descubre una coincidencia perteneciente a los años ’30, y su nombre es…Lamont Cranston. Así es como comienza la investigación que lleva a Bruce Wayne a utilizar su alter ego de Matches Malone, que lo lleva a la base de Cranston, que pareciera seguir en uso a pesar de todos los años que tiene. No quiero revelar mucho más acerca del relato, porque Snyder y Orlando llenan al número de guiños y meta referencias que garpan mucho descubrirlas durante la lectura del número.

Como dije anteriormente, lo más llamativo es el arte de Rossmo, quien junto a los colores de Plascencia, vuelve a demostrar porque ambos son de lo mejor dentro de los cómics de superhéroes en la actualidad, que se puede ver en “Night of the Monster Men” el crossover de la batifamilia. Tiene la característica distintiva de poder brindarle un tono grim and gritty pero al mismo tiempo sus protagonistas poseen una fluidez y dinamismo pocas veces visto, que calzan perfecto para estos dos personajes que suelen amenazar desde las sombras. Si a ello le sumamos la paleta de colores apagados de Plascencia, el artista que elevó aún más el trabajo de Greg Capullo durante su run, el resultado es fantástico.

Batman / The Shadow #1 es un gran cómic lleno de misterio protagonizado por dos personajes que juntos nunca dejan de garpar. Además, está buenísimo ver al murciélago haciendo trabajo detectivesco y alejado de los villanos súper poderosos.

Veredicto: