Publicado el

Ránking | Humor negro

Netflix and Kill: 10 pelis que mezclan terror y comedia

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

Para los nerds con humor retorcido

El terror y la comedia se llevan bien. ¿Hay algo más divertido que las muertes ridículas, lo escatológico, el humor negro y el mal gusto? Para los que tenemos un humor retorcido llega esta nota que rescata 10 comedias de terror que se pueden ver en el servicio de streaming más popular de todos.

Cuando no pinta para una de terror en serio, ¿qué mejor forma de romper el hielo que con una comedia negra? 

  • 10
    Deathgasm (2015)
    Desde Nueva Zelanda llega una sátira a la cultura del heavy metal y el satanismo. Brodie y Zakk se hacen buenos amigos enseguida por compartir gustos musicales. Son dos perdedores que se hacen los cancheros y que sueñan con llega a ser grandes músicos metaleros. El problema es que terminan invocando al Diablo, así que su lucha por la fama y el esfuerzo terina convirtiéndose en una por sobrevivir.
  • 9
    Jennifer’s Body (Karyn Kusama, 2009)
    De la misma directora del imperdible thriller The Invitation (2016) y con guion de Diablo Cody, quien antes escribió Juno, llega esta comedia sensual en la que Megan Fox es Jennifer, una mujer fatal en todo sentido: es una joven que se convierte en súcubo y comienza a darle rienda suelta a sus deseos carnales y asesinos con los chicos de su colegio. La única que puede detenerla es Anita (Amanda Seyfried), su mejor amiga.
  • 8
    Zombieland (Ruben Fleischer, 2009)
    En pleno apocalipsis zombi, Columbus es un pibe hiper geek que se las ingenia día a día para sobrevivir. La película no necesita más premisa que eso, ya que Zombieland es una comedia que se vale por sus situaciones y los personajes que el protagonista irá conociendo por el camino, tan carismáticos como excéntricos: Tallahassee (Woody Harrelson), un supervivente particularmente violento y las hermanas Wichita (Emma Stone) y Little Rock (Abigail Breslin), inocentonas de apariencia, pero claramente rebeldes y atrevidas.
  • 7
    Doghouse (Jake West, 2009)
    Un fin de semana entre hombres se ve arruinado por la inesperada presencia de mujeres. Muy típico, ¿no? Pues sí, pero como Doghouse es una comedia de terror le da un pequeño giro a la premisa: agrega zombis y ¡pum! Tenemos un film divertido. En esta comedia británica un grupo de amigotes decide aprovechar el fin de semana para alegrarle la vida a uno de ellos, quien se acaba de divorciar, y se van a un pequeño pueblo inglés, alejado de todo. Esperando encontrar tranquilidad, pubs y bellas mujeres se encuentran con que todas las chicas del pueblo han sido convertidas en zombis. ¿Buscaban señoritas comehombres? Nunca creyeron que su pedido se haría verdad de manera tan literal.
  • 6
    He Never Died (Jason Krawczyk, 2015)
    Jack no es un tipo común y corriente – tiene el privilegio (o la maldición, dependiendo de cómo lo mires) de ser inmortal. Aunque necesita carne humana para sobrevivir, se auto aísla y deja que la gente viva la vida sin su amenaza. Todo suena muy sobrenatural, pero la realidad es que Jack tiene su costado normalito: cuando recibe una llamada de su exnovia, quien le pibe que tiene que reunirse con su hija Andrea, la vida de Jack dará un vuelco y se desatará la violencia cuando un grupo de individuos intente meterse con él y su familia.
  • 5
    Las Brujas de Zugarramurdi (Álex de la Iglesia, 2013)
    Alex regresa al tipo comedia negra que tanto lo consagró con El día de la Bestia (1995). Las Brujas de Zugarramurdi se inspira en la inquisición española y en la matanza de brujas y nos presenta a dos ladrones que huyen de la policía y de la exesposa de uno de ellos para terminar involucrados con un aquelarre de brujas come carne. Muy costumbrista y bastante machista, (¿qué mal hay peor para un hombre que una suegra o una mujer insoportable y violenta?), la película es una comedia de ritmo vertiginoso y muchos sinsentidos que desemboca en un final increíblemente alocado. No falta el mal gusto y lo grotesco, por cierto.
  • 4
    From Dusk Till Dawn (Robert Rodriguez, 1995)
    Irónica, sexi y única, la comedia de Robert Rodriguez protagonizada por George Clooney y Quentin Tarantino es una obligada que no podés dejar pasar. From Dusk Till Dawn sigue a los hermanos Gecko, quienes pasarían a ser íconos del cine, dos peligrosos criminales que huyen del FBI para terminar refugiados en un bar de Texas que esconde un mal más temible que sus crímenes: vampiros. Comienza como un thriller serio y termina incursionando en la comedia más pulp de todas, sin descuidar la violencia tan necesaria en el género vampírico.
  • 3
    Scary Movie (Keenen Ivory Wayans, 2000)
    Nunca está de más recomendar Scary Movie porque siempre existe la oportunidad para volverla a ver. Esta comedia abusa del humor estadounidense adolescente –picante, soez y escatológico– para parodiar dos de las películas slasher más significativas de fines de los años 90: Scream (1996) y Sé lo que Hicieron el Verano Pasado (1997). Si las secuelas no son tu problema (aceptemos que fueron decayendo en inteligencia y humor), en Netflix también se puede ver Scary Movie 2 y Scary Movie 3.
  • 2
    Mi Novia es un Zombie (Life After Beth, 2014)
    “Hasta que la muerte los separe” es un mandato para muchos, pero no es el caso de Zach (Dane DeHaan) y Beth (Aubrey Plaza), dos jovenes que llevan un amor tan feliz que sigue aunque ella se haya convertido en zombi. El tono de Life After Beth (2014) es paródico, pero deja espacio a lo emocional y al misterio, este último viene de la mano de la incertidumbre de Zach, que comienza a sospechar cuando otros en el vecindario comienzan a transformarse como su novia.
  • 1
    Casa Vampiro (What We Do in the Shadows, 2015)
    También desde Nueva Zelanda –los vampiros neozelandeses además de brutales son muy divertidos– llega una de las comedias de terror más sorprendentes de los últimos años. Acá seguimos de cerca la vida de cuatro vampiros que han venido sobreviviendo juntos desde el antaño. Al estilo de falso documental, el film retrata el día a día de su deprimente vida, con un tono hilarante y romántico. El punto de inflexión que generará un torbellino en sus vidas es la inclusión de un quinto miembro al grupo, un joven llamado Nick que debe aprender de golpe lo que significa ser vampiro.

1. Deathgasm (2015)

Desde Nueva Zelanda llega una sátira a la cultura del heavy metal y el satanismo. Brodie y Zakk se hacen buenos amigos enseguida por compartir gustos musicales. Son dos perdedores que se hacen los cancheros y que sueñan con llega a ser grandes músicos metaleros. El problema es que terminan invocando al Diablo, así que su lucha por la fama y el esfuerzo terina convirtiéndose en una por sobrevivir.
Anterior Siguiente < >