Publicado el

Ránking | Apuntalando viejas glorias

Las 10 peores remasterizaciones de videojuegos

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

Tags: remakes
¿Todo lo viejo es mejor? En el caso de estas diez remakes, sí, bastante. Leé y conocelas

Una buena remake apunta a traer de regreso un juego del pasado para que la generación actual pueda disfrutarlo en toda su gloria y, cuando están realmente bien hechas, con el añadido de mejoras gráficas y técnicas. Lamentablemente, a veces las cosas no salen exactamente como se planearon y, ya sea por la incapacidad del equipo de desarrollo o la lisa y llana avaricia de los distribuidores, estas remakes podrían haberse hecho un poquito mejor o bien deberían no haber existido nunca.

Pasemos, entonces, a recordar diez momentos en los que la industria Gamer se vio afectada por remasterizaciones que, en lugar de sumar, restaron.

  • 10
    Conker: Live & Reloaded
    A veces una remake puede resultar inferior al juego original tan sólo por un pequeño detalle fuera de lugar, y ese fue el caso de Conker: Live & Reloaded. Esta versión para Xbox mejoraba varios aspectos del clásico de Nintendo 64, en especial el apartado gráfico y sonido, aunque la opinión estaba un poco dividida entre aquellos que adoraban al nuevo Conker, más peludito y adorable, y los que preferían la versión original de N64, más nítida y definida. Pero en lo que todos estuvieron de común acuerdo era que el juego jamás debía haberse censurado.

    Sí, la versión de Xbox de Conker reemplaza algunas profanidades con el típico pitido de censura, lo cual es irrisorio para un juego que hizo rancho aparte por sus temáticas y vocabulario. Cada vez que suena ese pitido algo se rompe dentro nuestro, y todo sería más o menos tolerable de no ser porque tal censura se siente potenciada al escuchar la ópera durante la secuencia del Great Mighty Poo, uno de los momentos más emblemáticos del juego. ¿En qué estaban pensando?
  • 9
    Ducktales Remastered
    Podemos decir, sin temor a equivocarnos, que WarForward Technologies es una de las desarrolladoras más interesantes del mercado actual y que en su historial cuenta con muy buenas razones para mantener el interés del público en cada nuevo proyecto anunciado, pero también hay que decir que nadie es perfecto y, como se demuestra con Ducktales Remastered, WayForward no está exento. No es que la mejora a nivel gráfico no sea fantástica en todo sentido, o que las tonadas clásicas del juego de NES hayan recibido una hermosa nueva composición; todo eso está muy bien, pero el juego original ya contaba con gráficos y audio todavía hoy memorables por derecho propio. El tema no es ese. El tema es el sistema de control.

    El sistema de física de esta remasterización sufre una modificación respecto a la del original, haciendo que el control de Rico McPato (Scrooge McDuck) sea ligeramente deficiente. Esto no estaría tan mal en algún otro juego, pero no en Ducktales, donde un control preciso siempre hizo acto de presencia. Quizá sea en base a esta alteración técnica que el juego se siente más fácil, menos peligroso y más permisivo, causando que la mayoría de los enemigos no ofrezcan demasiadas dificultades. Pero el verdadero problema de esta remake está en el flujo: hay montones de cinemáticas en las que los personajes se ponen a parlotear, a veces intentando justificar situaciones que no necesitan explicación. Si bien las voces son agradables (¡el actor de voz original de Scrooge!), las frecuentes pausas en una jugabilidad que jamás debería detenerse (como ocurre en el original, que se detenía sólo cuando era estrictamente necesario) se vuelven insoportables.

    Esta remasterización no tiene malas intenciones, sólo un par de malas decisiones. Por lo demás, se disfruta bastante.
  • 8
    Leisure Suit Larry: Reloaded
    Uno de los personajes más icónicos de las aventuras gráficas de Sierra, Larry Laffer, tuvo su serie de juegos en la que los chistes y referencias sexistas se contaban por tonelada, pero era un nicho poco explorado y funcionaba como contraparte a las producciones de LucasArts. Así se ganó a su público y así quedó en la memoria colectiva, de la que una campaña en Kickstarter consiguió traer de vuelta para revivir su primerísima aventura, pero ahora en HD y con mejoras en sus muchos apartados. Bueno, casi...

    Resulta que el humor sexista de finales de los años '80 no cae de la misma forma en la sociedad moderna del 2017, casi 30 años después del lanzamiento del primer juego. Por eso es que esta remake resalta algunos de los peores conceptos de la época; y aunque intenta conseguir puntos en muchos apartados, los termina perdiendo casi con la misma facilidad. Sus gráficos, por ejemplo, son claramente superiores a los del juego original... excepto cuando no lo son, porque durante toda la aventura veremos una gran inconsistencia de calidad, tanto en fondos, diseños de personajes y animaciones que pueden o no existir. El audio también juega algunas malas pasadas, aunque en general zafa bastante y los frecuentes comentarios del narrador son bastante tolerables. No ocurre lo mismo con el verdadero talón de Aquiles del juego, que es mantener algunos aspectos de la jugabilidad del juego original, hoy en día totalmente desactualizado.

    No diré que Leisure Suit Larry: Reloaded es la peor remake del mundo, porque no lo es (sigan leyendo, que lo que se viene en los primeros puestos es impresentable). Lamentablemente, tampoco consigue demasiados logros como para considerarse relevante hoy, habiendo pasado meros cuatro años desde su... "triunfal" regreso. Sólo para fanáticos demasiado leales.
  • 7
    Final Fantasy VI
    No hay absolutamente nada de malo en la idea de portear Final Fantasy a dispositivos móviles, pero su ejecución puede no estar de acuerdo con esas ideas. Así, cuando Square Enix llevó Final Fantasy VI a Android dijo "bueno, hagamos un lavado de cara para que se vea más bonito" y terminó con lo que se puede ver en la imagen adosada a esta nota: sprites caricaturescos y quizá demasiado colorinches. No lo tomen a mal, pero buena parte del encanto de los personajes en la versión original de SNES era que con unos sprites diminutos podían mostrar un enorme abanico de emociones, y esa magia pixelada parece haberse perdido en esta remake, que no consigue emocionar. Y ahí no termina la cosa porque, para completarla, los textos de los diálogos suelen sufrir de errores ortográficos. O sea, una remake hecha a las apuradas.
  • 6
    Prototype Biohazard Bundle
    Cuando un distribuidor hace todo lo posible por lanzar un producto con poco o nada de publicidad, eso ya es una mala señal. Algo así ocurrió con el "Biohazard Bundle" de Prototype, que apareció casi de la nada y tomó desprevenido a más de un pobre incauto que supuso que se había hecho un correcto trabajo de remake en los dos juegos que forman parte de la colección. Pero no, lo único que se hizo fue subir los gráficos a 1080p sin molestarse en hacer mejoras significativas a las texturas y modelos, por lo que la nueva resolución máxima solamente consigue mostrar a personajes y objetos de peor forma. Por lo demás, nada: ni mejoras en los controles, ni verdadero contenido extra. Solamente dos juegos que ya podías conseguir por separado, y con poco y nada más para ofrecer. Eres un diablillo, Activision. Un diablillo perezosillo.
  • 5
    Silent Hill HD Collection
    A veces ocurre que los problemas de una remake no son particularmente grandes... pero sí son muchos, se suman y terminan siendo algo como Silent Hill HD Collection. Partamos de la base que esta "colección" solamente cuenta con el segundo y tercer juego de la franquicia, dejando de lado cuanto menos el primero, el que diera origen al titular pueblo y a sus mitos. Luego digamos que el "HD" que acompaña a la colección es más anecdótico que otra cosa, porque la inconsistencia de calidad entre original y HD es severa, al punto de que se cometen atrocidades como la disminución de la icónica neblina en el segundo juego, que expone ante el jugador el limitado horizonte de renderizado.

    ¿Algo más? Sí, algo más: estas versiones HD cuentan con nuevos actores de voz, y aunque podemos revertir a las voces originales en Silent Hill 2 (y por insistencia de los fanáticos) esto no ocurre con Silent Hill 3. No sería tan malo si las nuevas voces no fueran inferiores a las originales, o peor aún, que los textos originales no hayan recibido ligeras modificaciones que terminan causando una leve pero molesta desincronización con los labios de los personajes.

    Con todo esto, la versión "HD" de esta "Colección" termina siendo menos de la suma de sus partes, y un viejo insulto de Konami tanto a una de sus franquicias más emblemáticas como a todos y cada uno de sus jugadores.
  • 4
    Flashback
    Podemos entender que el Flashback original tenga un sistema de control poco amigable. Viene de una época de experimentación, habiendo aprendido algunos trucos del Prince of Persia y de Another World; y en ese sentido el juego logró hacer rancho aparte con sus propias mecánicas. El problema está en cómo se tuvieron en cuenta esos detalles propios para la remake... y los resultados no son buenos.

    Conrad, nuestro protagonista, no la está pasando bien en esta remake. Su sistema de control intenta emular lo vivido en el original, pero en los estándares modernos este sistema es imperdonable; se siente tosco y conflictivo, y eso ayuda poco y nada en instancias en las que un control más preciso es vital, como al dar un salto en el momento justo o entrar en combate. Es un poco más doloroso cuando descubrimos que podemos jugar la versión original del juego dentro de la remake, pero que ni siquiera el original ha sido correctamente porteado, teniendo algunos desperfectos técnicos en su ejecución. La verdad, una remake para olvidar.
  • 3
    Tony Hawk’s Pro Skater HD
    La idea básica de una remake en HD es traer el juego original pero con mejoras gráficas y técnicas. Tony Hawk's Pro Skater HD logra exactamente lo opuesto. El juego toma elementos de las dos primeras instancias de la franquicia (consideradas las mejores por muchos fanáticos), pero los aplica de forma incorrecta en un menjunje de niveles mal diseñados, mecánicas pobremente aplicadas y un apartado audiovisual que no está ni a la altura de los originales. Súmese a todo esto una enorme cantidad de desperfectos técnicos; todavía más notorios en un juego que requiere de un correcto flujo de movimiento y reacción; y tenemos una de las peores excusas del término "remake HD" en la historia de los videojuegos. Muy mal.
  • 2
    Mega Man Mobile
    Ayyy, Capcom, Capcom, Capcom... ¿Qué tenés en contra de Mega Man, que lo porteás tan mal a dispositivos Móviles? Ya nos habías desilusionado bastante con tu remake de Mega Man X, cuyo mayor pecado (pero ciertamente no el único) era vendernos las mejoras de E-Tanks y Contenedores de Salud por plata real, pero estábamos dispuestos a poner la otra mejilla... y lo volviste a hacer con Mega Man Mobile, un horrible port de los primeros seis juegos originales, pero sacándoles todo lo que los hacía buenos. A saber: pésimo sistema de control y horribles cuadros por segundo que hacían de ésta una experiencia inaguantable. Vergüenza, Capcom. Vergüenza de principio a fin.
  • 1
    Dungeon Keeper
    Clásicos como Dungeon Keeper nunca tuvieron una remake hecha y derecha, por eso el original de 1997 se vuelve juego de culto gracias a su revolucionaria jugabilidad y considerable curva de dificultad, en la que el propio estilo gráfico y un sistema de menús medio conflictivo lo vuelve una experiencia un poquito más difícil de digerir en los tiempos actuales. Por eso es que cuando se anunció una remake del juego para dispositivos móviles nos sentimos todos muy interesados: no sólo era una reimaginación del estilo gráfico, también suponía una mejora a nivel control y accesibilidad. ¿Qué podría salir mal?

    Electronic Arts; eso podía salir mal. El juego salió en modelo Free To Play, lo que ya levantaba algunas banderas de alerta; pero vamos, hay que darle una oportunidad; al fin y al cabo existen montones de juegos Free To Play que ofrecen excelente entretenimiento antes de pedirnos un peso, o al menos lo suficiente para justificar los precios de sus monedas ficticias. Pero no Dungeon Keeper. El juego, conocido por requerir de presteza y velocidad al diseñar nuestra mazmorra, tuvo la brillante idea de hacer que cada miserable bloque de tierra que intentemos excavar demande literalmente horas de tiempo real (en el original las excavaciones apenas duraban algunos segundos). ¿Queremos acelerar el trámite? No hay problema, podemos pagar con Gemas. ¿Necesitamos más Gemas? Ah, ahí tenemos que pelar la billetera... Una y otra vez, ya que el costo de las Gemas en relación con la frecuencia con la que necesitamos excavar es sencillamente insultante.

    La versión para móviles de Dungeon Keeper es un insulto al jugador, al juego original y a la industria Gamer en general. Háganse un favor, vayan a GOG y compren tanto el juego original como la secuela, que por el precio de un puñado de Gemas virtuales se llevan dos verdaderas joyas de la industria.

1. Conker: Live & Reloaded

A veces una remake puede resultar inferior al juego original tan sólo por un pequeño detalle fuera de lugar, y ese fue el caso de Conker: Live & Reloaded. Esta versión para Xbox mejoraba varios aspectos del clásico de Nintendo 64, en especial el apartado gráfico y sonido, aunque la opinión estaba un poco dividida entre aquellos que adoraban al nuevo Conker, más peludito y adorable, y los que preferían la versión original de N64, más nítida y definida. Pero en lo que todos estuvieron de común acuerdo era que el juego jamás debía haberse censurado. Sí, la versión de Xbox de Conker reemplaza algunas profanidades con el típico pitido de censura, lo cual es irrisorio para un juego que hizo rancho aparte por sus temáticas y vocabulario. Cada vez que suena ese pitido algo se rompe dentro nuestro, y todo sería más o menos tolerable de no ser porque tal censura se siente potenciada al escuchar la ópera durante la secuencia del Great Mighty Poo, uno de los momentos más emblemáticos del juego. ¿En qué estaban pensando?
Anterior Siguiente < >