Publicado el

Analisis | El maratón de la muerte

ANÁLISIS: Día del Atentado (Patriots Day, Peter Berg, 2016)

Volver a la home

Por: Jessica Blady

Peter Berg vuelve a meterse con hechos reales y esta vez le aflora el patriotismo y la solidaridad.

El 15 de abril de 2013, casi tres horas después de que el ganador cruzara la meta del celebrado Maratón de Boston, dos bombas caseras explotaron cerca de la línea de llegada, matando a tres espectadores e hiriendo a más de doscientos. El hecho está todavía demasiado fresco en la memoria de, los norteamericanos y en la del realizador Peter Berg, que decidió reconstruirlo a su manera, rescatando el accionar de la policía, el FBI y la solidaridad de los habitantes de la zona que ayudaron a capturar a los culpables de este atentado terrorista.

Berg, que el año pasado se lució con “Horizonte Profundo” (Deepwater Horizon, 2016) y otro dramático hecho real, vuelve a hacer equipo con Mark Wahlberg -bostoniano de nacimiento- que acá se pone en la piel de Tommy Saunders, un detective amonestado que debe cumplir tareas básicas durante el maratón antes de que le levanten la suspensión.

El director se enfoca en diferentes personajes (víctimas, oficiales, los perpetradores del hecho y algún que otro transeúnte que entra en la historia de forma azarosa), en el antes y después del atentado y, específicamente, en la cacería que se produjo para atrapar a los culpables.

Berg sabe cómo contar una historia, pero acá lo sobrepasa el patriotismo y esa necesidad imperiosa por hacer hincapié en la fraternidad de una ciudad golpeada por la tragedia. Nadie discute que esto pueda ser verdad, pero acá no estamos ante un documental, sino una obra de ficción que precisa de un conductor narrativo que avance con dinamismo.

La narración se vuelve demasiado densa por momentos, y eso que sólo se enfoca en las cien horas posteriores al atentado. También tiene secuencias de acción bastante inverosímiles que desequilibran el tono del conjunto. El principal problema de “Día del Atentado” (Patriots Day, 2016) es que no tiene claro en qué género se quiere enmarcar. Por momentos es un thriller policial enfocado en la investigación, captura y persecuciones; y cuando se descuida cae en el drama facilista y repetitivo que ya no emociona demasiado.    

Lo que más le juega en contra es la falta de tensión, que se va cortando con pequeñas interpretaciones casi insignificantes (aunque hablamos de grandes actores como John Goodman, Kevin Bacon, J. K. Simmons, Michelle Monaghan), desconectadas dentro de una historia que lo tiene a Wahlberg como principal protagonista

El director se concentra en el heroísmo y la reacción de la ciudad, descuidando a los “villanos”, su contexto y justificaciones. Así, se vuelven antagonistas genéricos y la historia parece tener un solo matiz de buenos y malos. Berg va hilando los diferentes personajes que terminan formando parte de la trama y los acontecimientos de forma correcta, pero no hay nada que destaque realmente a su film, que termina siendo el recuento de una terrible anécdota.


“Día del Atentado” no es una mala película, pero no se preocupa en dar demasiadas explicaciones del hecho en cuestión, pero sí desborda de una súper acción un tanto exagerada a la hora de la cacería. Hay un desbarajuste a lo largo de la trama que le juega en contra al juzgar el conjunto. Tal vez su problema principal es la inmediatez histórica, y esa distancia necesaria para la reflexión sobre lo sucedido antes de plasmarlo en la pantalla grande.