Publicado el

Ránking | Para sentirnos identificados

Como la vida misma: 10 dibujos animados realistas

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

La vida tiene mil y un vueltas, y muchas de ellas se reflejan en estas diez series animadas

Muchas series animadas nos llevan a vivir aventuras por escenarios fantásticos, mundos medievales y galaxias lejanas, pero también están aquellas que intentan reflejar las idas y vueltas de la vida real. Estas diez series no tienen elementos sobrenaturales ni poderes especiales (a menos que los protagonistas lo imaginen por un momento), sino el día a día de un grupo de personajes con los que podemos sentirnos identificados, para bien y para mal.

  • 10
    Clarence
    Posiblemente la serie más reciente en este listado, Clarence nos muestra la vida del personaje titular, un gordito simpático que encara al mundo con una sonrisa y un optimismo desmedidos, en sus aventuras diarias por los suburbios de Aberdale y, usualmente, en compañía de sus amigos. La serie se destaca por sus personajes, quienes reciben un considerable desarrollo y evolución a medida que la serie avanza, y las situaciones en las que se ven envueltos, muchas veces mundanas pero potenciadas por el entusiasmo de Clarence. Pueden ser cosas simples, como perderse en el supermercado o ver cómo es un día en la vida de la maestra escolar; o cosas más serias, como enterarse que uno de sus amigos va a ir a otra escuela. Por uno u otro motivo, Clarence expone esas situaciones y nos deja ir sintiéndonos un poquito mejor.
  • 9
    Rugrats
    De acuerdo, es difícil pensar que los bebés puedan comunicarse entre ellos de la forma en que Tommy y Carlitos lo hacen. Hablando en serio, jamás entendí por qué nunca hicieron un episodio en el que Angélica hace de "puente" entre Tommy y sus padres; o sea, la piba puede entender lo que dicen ambas generaciones, ¿no? Pero me estoy desviando del tema. A lo que me refería era que un grupo de bebés que hablan entre ellos y consiguen coordinar herramientas para salirse de sus corrales no es lo que uno llamaría "vida real", pero lo cierto es que el núcleo de la serie pasa por mostrar a los personajes en situaciones reales.

    Dicho de otra forma, en ningún momento los personajes ganan superpoderes o algo por el estilo. Lo que ellos hagan con su imaginación es simplemente eso: una fantasía proyectada sobre un escenario realista, visto desde los ojos de criaturas que no tienen idea de cómo funciona el mundo que los rodea, y en ese sentido la serie toma una nueva perspectiva que le permite salirse con la suya en cada caso. Así terminamos teniendo episodios que reflejan momentos clave de todos los que han tenido la dicha de tener hijos: las conversaciones con otros padres, los debates sobre su educación, el momento de enseñarle a ir al baño y tantas otras situaciones que van generando lazos familiares.

    Pero en serio... ¿¿por qué Angélica no hacía de traductora?? ¡Se hubiese llenado de guita!
  • 8
    Kare Kano
    Incluso Japón es perfectamente capaz de mandarse una serie más enfocada en la realidad, y una de las más interesantes es Kare Kano, la historia de Yukino Miyazawa, joven estudiante modelo cuyas buenas calificaciones escolares sólo se comparan con su belleza... pero que en realidad es una muchacha malcriada y egocéntrica que solamente quiere atención. Todo va relativamente bien para ella hasta que llega a la secundaria y se encuentra con Soichiro Arima, un joven que la supera en notas y que ella ve como competencia a la que debe destruir, pero; situación va, situación viene; Arima descubre la verdad sobre Yukino y se aprovecha de esta información para chantajearla. Eso está perfecto, porque Yukino también descubre que Arima no es ningún angelito. Así, ambos sabiendo cosas del otro, la dupla hace la promesa de abandonar las apariencias y empezar a ser más "reales" ante la gente, lo que lleva a toda clase de situaciones.

    Aquí no hay ni invasiones alienígenas ni elementos sobrenaturales; esta es una simple historia de dos jóvenes que deben enfrentar las realidades de cada uno, y el balance entre comedia y drama es tan bueno que cada capítulo nos atrapa más y más al tiempo que vemos las relaciones de estos personajes evolucionar y crecer. Recomendadísimo.
  • 7
    Recreo (Recess)
    Muchas series escolares animadas tienen elementos fantasiosos que evitan que aparezcan en este listado (El Autobús Mágico, por ejemplo), pero Recreo (Recess) puede jactarse de lo contrario. Esta es la historia de un grupo de seis amigos, cada uno con su personalidad específica y definida (desde el chico "cool" a la muchacha "nerd"), que tratan de sobrevivir a la rutina escolar dividida entre las reglas del edificio educativo y las libertades que sus estudiantes anhelan.

    La escuela es el escenario principal de la serie, mostrando en su funcionamiento interno la presencia de grupos y clases sociales con las que nuestros protagonistas deben lidiar. Cada episodio muestra a los personajes en situaciones típicas del estudiante promedio; a veces exageradas un poquito a fin de causar efecto; y la forma en que las superan, solos o como grupo. De hecho, puede que si ven la serie hoy en día noten muchas cosas que no habíamos visto cuando éramos más jóvenes, lo cual siempre es una sorpresa al menos interesante. Vale la pena volver a clase para apreciar esos detalles.
  • 6
    Daria
    Los más memoriosos recordarán haber visto a Daria en algún otro lado, previo a su estreno como serie. ¿Les suena Beavis y Butt-head? Sí, nuestra joven sarcástica había sido un personaje recurrente en la serie del dúo de insurrectos, y su potencial la llevó a ser sugerida como candidata para una serie propia.

    Dicha serie sigue la vida de la titular Daria durante sus años en la secundaria, su relación con los demás estudiantes y la forma en que su sarcasmo, cinismo y pesimismo la convertían en uno de los personajes más queridos del público, muchos de ellos sintiéndose muy identificados con su forma de pensar y actuar. Daria es inteligente y sensata, un personaje muy humano y bien escrito, y su evolución a lo largo de los episodios marcó las vidas de muchos. A veces no hace falta toda una serie para ser realista. A veces solamente basta con un excelente protagonista.
  • 5
    Doug
    Episodio tras episodio el titular Doug nos confiaba su reciente aventura al tiempo que la escribía en su diario. El nuevo habitante de Cuentington (Bluffington en inglés) tiene nuevo pueblo, nueva escuela y nuevos amigos, y el hecho de que el primer episodio es, justamente, su llegada a la pequeña ciudad ayuda a que el espectador se sienta en la misma situación que el personaje que da nombre a la serie.

    Doug es un joven lleno de conflictos e inquietudes, elementos que su excesiva imaginación suele expandir sin control. Cada episodio es un evento o situación que puede resonar en la vida de muchos espectadores: la relación con su familia y amigos, los sentimientos hacia tal o cual persona en particular, todos y cada uno de los miedos propios de la edad. Uno a uno Doug los va exponiendo para hacerle entender al joven espectador que, sí, lo que sentís es normal. Es la Vida y nada más.
  • 4
    ¡Oye, Arnold!
    Los que me conocen ya sabían que esta serie iba a estar en el listado y bien merecido lo tiene. Oye Arnold sitúa a sus personajes en los suburbios de la ciudad, donde vivirán aventuras y sufrirán conflictos propios de la edad. Siempre destaqué la ambientación de esta serie, no sólo en su apartado visual sino además en lo que respecta al audio: los que presten atención notarán que hay muchos efectos sonoros de fondo que daban cuenta de un mundo vivo más allá de los límites de la pantalla, y no necesariamente amigables para el concepto de dibujo animado (se han llegado a escuchar sirenas de policía a la distancia). Luego estaban sus personajes, con jóvenes y adultos bien definidos en sus personalidades, muchas veces sacando a relucir historias que quizá no esperábamos ver en un dibujo animado de aquellos años, menos absurdos, más serios, y con algún que otro final agridulce que no temía hacer acto de presencia; quizá en un especial de Navidad y el reencuentro de una familia, para lo cual alguien debe sacrificar algo querido; o quizá todo un episodio en el sillón de una psicóloga para hacer un estudio de uno de los personajes más fascinantes de la serie. Cada historia se siente real.

    Tan real como que los personajes están por volver, porque al fin se confirmó que se va a hacer la película de la Jungla. Los que seguían la serie comprenderán por qué eso es importante. Y si eso sale bien... ¿hay posibilidad de una nueva serie, en especial aprovechando el resurgimiento en narrativa que hemos visto en otras series recientes? A cruzar los dedos...
  • 3
    Home Movies
    Es probable que no recuerden Home Movies (Películas Caseras), y al ver el primer episodio es bastante seguro que piensen "¡Momento, esto me recuerda a algo!" Tal vez se deba a que esta serie es creación de Loren Bouchard, que luego crearía Bob's Burgers, y Brendon Small, que más adelante saldría con su Metalocalypse, así que ya tienen una idea de lo que nos espera.

    Esta serie sigue las vivencias de Brendon Small (sí, tiene el mismo nombre que uno de los co-creadores), un jovencito que gusta de filmar películas caseras junto a sus amigos, Melissa y Jason. Todo el universo de Brendon, pese al estilo gráfico más bien infantil y la limitada animación, está muy fuertemente anclado a la realidad, desde la situación familiar del personaje titular (madre divorciada, hermana adoptada) hasta su relación con el resto del elenco; en particular con el profesor de educación física de la escuela, John, un grandulón de pocas pulgas que intenta conquistar a Paula, la madre de Brendon, por lo que se vuelve una especie de figura paterna.

    Mucho del humor de la serie se basa en la improvisación de los diálogos (algo que luego veríamos en Bob's Burgers), aunque luego de la primera temporada los episodios son mucho más estructurados. La serie se ganó el cariño de los críticos y la reputación de culto por sus personajes y temáticas, y si todavía no la viste, andá a buscarla, porque vale mucho la pena.
  • 2
    Los Reyes de la Colina (King of the Hill)
    Mientras la popularidad de Los Simpsons se mantenía en alta, otra típica familia Norteamericana se mudó al barrio de Fox para deleitarnos con sus aventuras. Los Reyes de la Colina (King of the Hill) nace de la misma mente que diera luz a Beavis y Butt-head, pero tomando un tono totalmente diferente al de los dos zaparrastrosos adolescentes. De hecho, de todas las series de Fox que incluyen la descripción "típica familia Norteamericana", los miembros de la familia Reyes (Hill en inglés, porque tenía que hacer juego con el título de la serie, ¿capiche?) son los más realistas tanto en estilo visual como en las vivencias y situaciones con las que se topan día a día. Una serie que marca un hito en la industria y que refleja perfectamente un fragmento del tiempo y el espacio Norteamericano.
  • 1
    Bojack Horseman
    Dudé mucho si debía meter esta serie en lo más alto de la lista, no tanto por sus personajes antropomorfos sino por su temática centrada en la ilusión de Hollywood (o "Hollywoo", como la excelente continuidad de la serie nos enseña), pero esta no es una lista de "dibujos animados que representan nuestras vidas" sino "dibujos animados realistas", y Bojack Horseman es tan realista que duele. Duele mucho. La vida del actor que en los '90 la pegó con una sitcom y hoy en día vive en un vacío existencial le pegó duro a todos los que la vimos, ya que pese a que la mitad de los personajes son animales o insectos sus personalidades y situaciones son aterradoramente reales. Y digo "aterradoramente" porque esta serie no tiene ni el más mínimo problema en empujarnos emocionalmente al piso para luego arrastrarnos por los empedrados caminos de la Realidad.

    Bojack Horseman nos hace pensar, y mucho. Nos muestra que para toda acción hay consecuencias, que hay problemas que no pueden repararse, que hay errores con los que vamos a tener que aprender a vivir. Y sin embargo, al final del túnel de depresión, algunas luces de esperanza todavía pueden verse, y hay que lucharla largo y tendido para alcanzar esos instantes de iluminación personal... porque pueden ser los que hagan volver nuestra vida a su cauce. Una comedia de drama que nos hizo reír y temer por igual, y que esperamos su nueva temporada con todo--lo bueno y lo malo--que nos tire a la cara.

1. Clarence

Posiblemente la serie más reciente en este listado, Clarence nos muestra la vida del personaje titular, un gordito simpático que encara al mundo con una sonrisa y un optimismo desmedidos, en sus aventuras diarias por los suburbios de Aberdale y, usualmente, en compañía de sus amigos. La serie se destaca por sus personajes, quienes reciben un considerable desarrollo y evolución a medida que la serie avanza, y las situaciones en las que se ven envueltos, muchas veces mundanas pero potenciadas por el entusiasmo de Clarence. Pueden ser cosas simples, como perderse en el supermercado o ver cómo es un día en la vida de la maestra escolar; o cosas más serias, como enterarse que uno de sus amigos va a ir a otra escuela. Por uno u otro motivo, Clarence expone esas situaciones y nos deja ir sintiéndonos un poquito mejor.
Anterior Siguiente < >