Publicado el

Ránking | Sin poner pausa

Para tener de fondo: 10 series de más de 100 capítulos en Netflix

Volver a la home

Por: Florencia Orsetti

Series maratónicas... demasiado largas como para maratonearlas con tanta atención

Confieso que no me gusta eso de dejar series de fondo. Pero también es cierto que a veces no queda otra. Cuando el contador excede los 100 episodios, es casi necesario dejar de prestar atención un tiempito, al menos un ratito cada algunos capítulos. Lo bueno es que las estructuras de las sitcom y las dramedias que vamos a recomendar hoy, ameritan que no sea necesario darles el 100% de nuestra atención todo el tiempo. 

10 series para ver cuando almorzás, cuando cenás, cuando limpiás, cuando cocinás, cuando... sea lo que sea que hagas. Compañeras de rutina. No te las pierdas. 

ACTUALIZADO: 16/02/18

  • 10
    Dr. House (177 episodios)
    Una serie no necesita más que un protagonista interesante para volverse una adicción y es justo ese el caso de esta serie. Gregory House (Hugh Laurie) es un médico cínico y gruñón, con una pedantería e intelectualidad que recuerda mucho a la de Holmes. Un personaje creído e insoportable, pero que guarda un costado afable y tierno. El tipo es el mejor en su trabajo: se especializa en diagnosticar enfermedades, incluso da diagnósticos acertados de las más raras que existen.
  • 9
    The Vampire Diaries (171 episodios)
    El furor por los romances vampíricos mermó hace tiempo, pero The Vampire Diaries sigue cautivando, especialmente a nuestro lado más adolescente, con sus escenas de acción sangrientas, tríos amorosos y humor afilado. La serie sigue a la joven Elena Gilbert (Nina Dobrev), quien se enamora de dos hermanos vampiros, Stefan (Paul Wesley) y Damon (Ian Somerhalder). Uno es más bueno que el otro, pero los dos son bestias de la noche, así que Elena tendrá que replantearse en varios sentidos su idílica vida en Mystic Falls, Virginia.
  • 8
    That 70’s Show (200 episodios)
    Una sitcom que parodia la vida americana de los años 70 contada desde el punto de vista de las vivencias de una pandilla de adolescentes. Es un coming-of-age divertido, que nos gana por su humor sarcástico y acido. La esencia de la época se vive en los decorados, la música –que va desde KISS al estilo disco– y la vestimenta de sus protagonistas.
  • 7
    Elementary (120 episodios)
    Al icónico detective de Conan Doyle lo reinventaron decenas de veces, pero Elementary no pasa desapercibida porque es una de las versiones con más encanto comenzando porque Sherlock y su asistente ahora tienen una química inigualable: por primera vez, el personaje de Watson es mujer. Lucy Liu (Ally McBeal) es la Doctora Joan Watson y Jonny Lee Miller (Trainspotting) se pone en los zapatos de Holmes. Si buscas una adaptación más descafeinada y llevadera que la de la BBC, Elementary es lo tuyo. No es apta para puristas, claro.
  • 6
    Once Upon a Time (143 episodios)
    Una ligera combinación de fantasía oscura, acción y romance agitado, Once Upon a Time acerca los cuentos de hadas a la modernidad con la historia de Emma Swan (Jennifer Morrison), una mujer que se reencuentra con su hijo años después de darlo en adopción para descubrir que ella es la supuesta hija de Blancanieves. De ahí en más, no faltan personajes icónicos como Rumplestiltskin, Rapunzel, Cenicienta y Robinhood, entre otros.
  • 5
    Gilmore Girls (153 episodios + 4 especiales)
    El foco de esta comedia dramática es la relación entre la jovencita Rory (Alexis Bledel) y su madre soltera Lorelai (Lauren Graham). Cuando la primera empieza a descubrir lo que son las hormonas revolucionadas, el amor, la ambición otros líos de la adolescencia; la segunda, por su lado, decide volver a entablar contacto con sus padres ricachones, a quienes dejó bastante de lado desde que se embarazó en la juventud. La serie explora la importancia de la amistad, el despertar sexual, las pretensiones de la alta sociedad y otro montón de cuestiones propias de los coming-of-age.
  • 4
    Supernatural (277 episodios)
    Supernatural es la serie de fantasía más longeva de la TV americana. Parece que los encantos de los hermanos Winchester no están destinados a pasar de moda. Sam (Jared Padalecki) y Dean (Jensen Ackles) se topan con todo tipo de demonios, monstruos, brujas y un sinfín de seres sobrenaturales mientras intentan resolver el misterio de la muerte de su madre. A esta altura, después de 12 temporadas, prácticamente está todo resuelto, pero la seguimos viendo porque no solo nos entretiene, también nos asusta como pocas series del estilo.
  • 3
    Friends (236 episodios)
    La sitcom que vemos una y otra vez, sin cansarnos; que nunca pierde su encanto ni su magia. La aventuras de Rachel, Monica, Phoebe, Ross, Chandler y Joey son increíbles, irritantes e idiotas, y por sobretodo, divertidas. La versión de Netflix llega con un cambio de formato al widescreen 16:9 lo que significa tener un panorama más amplio de las escenas, incluyendo en ocasiones poder ver a extras y micrófonos. Una nueva forma de experimentarla, ¿no?
  • 2
    Grey’s Anatomy (269 episodios)
    Imaginate un E.R Emergencias más picante. La fórmula del éxito de Grey’s Anatomy consiste en darle la misma importancia a los dramas amorosos que a los casos médicos. El elenco de médicos residentes está encabezado por Meredith Grey (Ellen Pompeo), heroína de la serie, escéptica y profesional, quien solo se quiebra ante Derek (Patrick Dempsey), cirujano como ella, con quien lleva una relación histérica y muy divertida.
  • 1
    Star Trek (725 episodios)
    Empezar a ver Star Trek no es tarea fácil y, además de tiempo, requiere un poco de investigación. Para que no te quedes parado mirando una lista de series y episodios con cara de “no sé por dónde arrancar”, los Malditos Nerds te recomendamos que mires la serie original, de 79 episodios, su versión animada (Stark Trek: The Animated Series); La Nueva Generación, de 178 episodios; Star Trek: Espacio Profundo 9, con 176; Star Trek Voyager, con 172 y finalmente Star Trek Enterprise, de 98 capítulos. Las series siguen la misma continuidad. Con tanto para ver, imposible que varios episodios no te queden “de fondo”.

1. Dr. House (177 episodios)

Una serie no necesita más que un protagonista interesante para volverse una adicción y es justo ese el caso de esta serie. Gregory House (Hugh Laurie) es un médico cínico y gruñón, con una pedantería e intelectualidad que recuerda mucho a la de Holmes. Un personaje creído e insoportable, pero que guarda un costado afable y tierno. El tipo es el mejor en su trabajo: se especializa en diagnosticar enfermedades, incluso da diagnósticos acertados de las más raras que existen.
Anterior Siguiente < >