Publicado el

Ránking | Diamantes en el barro

Fracasos con suerte: 10 juegos que justifican sus horrendas consolas

Volver a la home

Por: Maximiliano Baldo

Algunas consolas pasan con más penas que gloria, pero en el camino dejan caer alguna joyita

Pese a todas las buenas intenciones, no todos pueden sacar una nueva consola de juegos al mercado y mantenerla redituable. A veces es por problemas con el hardware, otras veces es por falta de buenos títulos de lanzamiento, por ahí el precio de venta era un poquito excesivo, o todas las anteriores; lo cierto es que por cada Nintendo Wii hay una docena de máquinas que no llegaron a despegar o que alzaron vuelo para precipitarse a tierra a los pocos metros, y, cuando uno es brutalmente honesto, quizá fuera para bien, pues sus catálogos de títulos no mostraban demasiado potencial.

Pero también es cierto que para cada regla hay una excepción; por lo tanto, para cada mala consola existe al menos un buen juego que justifica su existencia. En este listado nos revolcamos por el fango electrónico para recuperar diez joyitas que fueron lo mejor de lo mejor entre lo peor de lo peor. Ah, y esta lista no tiene un orden en particular. ¿Pueden ustedes, queridos lectores, recordar algún otro juego memorable de consolas malas? ¡Compartan en los comentarios!

  • 10
    Pathway to Glory (Nokia N-Gage)
    Aaahh, el Nokia N-Gage... Qué aparato fascinante, queriendo ser teléfono celular y consola portátil de juegos al mismo tiempo. Así le fue, pobre. Tuvo un lanzamiento desastroso y luego no le fue demasiado mejor; y a pesar de todo consiguió un catálogo de más de 50 juegos. Dice mucho el hecho de que el más significativo de todos fuera el primer creado específicamente para el sistema: Pathway to Glory.

    Pathway to Glory es un juego bélico de estrategia por turnos, y ese género es un excelente candidato para cualquier dispositivo móvil, así que por lo menos Nokia tenía cierta idea de a dónde tenía que apuntar. El juego nos centra en una serie de misiones a lo largo de Europa, al mando de una tropa multinacional de soldados especializados. No es nada del otro mundo; movemos las unidades por turno y cada una tiene un límite de puntos de acción para desplazarse y atacar, pero suma un poco por la presencia de conos de visibilidad para todas las unidades, tanto aliadas como enemigas. Ah, y el juego podía encararse solo o en multijugador, detalle que gustó a los usuarios de esta cuasi-empanada tecnológica. Es lo que hay.
  • 9
    Battle Heat (PC-FX)
    La PC-FX fue una computadora/consola de videojuegos que salió a la venta únicamente en japón y tuvo la desdicha de ser lanzada muy poco tiempo después de la aparición tanto de la PlayStation de Sony y la Saturn de Sega, así que ya saben por qué este aparato no tuvo más repercusión. Así y todo consiguió tener poco más de 60 juegos en su catálogo, y uno de los más interesantes es esta cosa llamada Battle Heat.

    La forma más rápida de describir Battle Heat es: "Es una lucha clásica de Animé, pero por interactiva". Más precisamente, es un combate entre dos facciones en un universo ficticio. Los combates son uno contra uno, pero la gracia está en cómo se ejecutan los golpes y otros movimientos. Veremos en pantalla una breve secuencia animada del enemigo atacando, y nosotros debemos reaccionar y utilizar la combinación de comandos correcta para evadir/contraatacar el movimiento enemigo. El resultado lo veremos en otra secuencia animada, para luego ser nosotros los que realizamos una combinación de comandos para hacer nuestro movimiento, que se ejecuta como otra secuencia animada que el enemigo debe intentar evadir/contraatacar, y todo así. Sí, todo el juego es una serie de peleas animadas, pero con pausas tras cada acción. Por estas características (y por la considerable calidad de las animaciones) el juego se ganó una buena reputación y es considerado uno de los mejores exponentes de PC-FX.
  • 8
    Freefall 3050 AD (Nuon)
    Es posible que no tengan idea qué cornos es Nuon y no los culpo. Básicamente, Nuon es una plataforma de DVD con funcionalidades especiales, como la de tener rebobinado suave de escenas y hasta zoom. Además de eso, Nuon podía utilizarse para ejecutar juegos 3D. De más está decir que no tuvo éxito, pero unos pocos juegos (ocho) consiguieron salir para el sistema, y uno de los mejores fue Freefall 3050 AD.

    En este título asumimos el rol de un agente de los "Drop Corps", una división especial de la policía futurista del año 3050, cuya especialidad es lanzarse al vacío para resolver casos en caída libre, valiéndose de algunos ítems especiales y algunos otros que iremos recolectando en el camino hacia el suelo. Sí, es un concepto ridículo y su ejecución es igual de absurda... y esto es lo mejor que nos dejó Nuon.
  • 7
    Soul Fjord (Ouya)
    Todavía duele pensar que Ouya haya terminado como terminó, porque, seamos honestos, nadie en su sano juicio esperaba que fuese LA consola que destronara a las Triple-A de la industria, pero sí esperábamos que fuese NUESTRA consola, la de los amantes de lo Indie; un terreno de juego en el que pudiéramos pasarla bien y jugar al menos una versión reducida de cada juego del catálogo. Era un hermoso pensamiento... y por eso todavía duele ver imágenes de ese pisapapeles de cien dólares que, anuncio tras anuncio, iba pintando cada vez peor.

    Y peor todavía es recordar a Soul Fjord, el último juego de Kim Swift (Portal, Quantum Conundrum), quien apostara al simpático cubito tecnológico con un producto original, destinado a ser uno de los mejores exponentes del sistema. Aquí tenemos la historia de Magnus Jones, guerrero Funk que se gana su lugar en el Club Valhalla tras morir... pero el portero le dice "Nop" y lo manda al fondo del Yggdrasil. Ahora nuestro guerrero Funk tiene que escalar el árbol de la vida en una aventura roguelike rítmica que desborda genialidad por todos lados... excepto en el hecho de haber caído en la Ouya.

    ¿Algún día veremos un port de este juego en PC y/o consolas decentes? Dale, Kim; nosotros te lo compramos.
  • 6
    Mutant Rampage: Bodyslam (CD-i)
    Bueno, creo que no mucho podemos decir de la CD-i de Philips, excepto que la odió prácticamente todo el mundo y fue la puerta de acceso a la dimensión paralela de la que surgieron los peores juegos licenciados de Nintendo, más exactamente Hotel Mario y tres (¡TRES!) juegos de Zelda, cuyas cinemáticas animadas colmarán las pesadillas de Shigeru Miyamoto hasta el fin de los tiempos (Mah Boi!). Entonces... ¿qué tiene de bueno la Philips CD-i?

    Lo que tiene de bueno es Mutant Rampage: Bodyslam, un beat'em-up con una temática considerablemente interesante en la que la tierra tiene algunos problemitas, empiezan a nacer humanos mutantes, hay una plaga que se lleva a la tumba un buen porcentaje de la población mundial y los mutantes pasan a tomar el control, tomando a los humanos como meros entretenimientos en combates. El juego utiliza los pésimos controles de la CD-i tan bien como puede, y el hecho de ser un beat'em-up ayuda muchísimo. El diseño gráfico es pasable, y hasta las cinemáticas animadas (porque POR SUPUESTO que iba a tener cinemáticas animadas) tienen mucha más calidad de las vistas en esos horribles juegos de Zelda, aunque tampoco son una maravilla.

    Sí, uno de los mejores juegos de la Philip CD-i es apenas el peorcito de toda esta lista. No estoy seguro de que eso sea un mérito, pero uno se agarra de lo que tiene a mano.
  • 5
    Alltynex (FM Towns)
    Muchísimo antes de que se considerara el concepto de "Steam Machine", Fujitsu ya había desarrollado una variante de PC destinada para aplicaciones multimedia y ejecución de juegos: la FM Towns, que en un comienzo se destacaba de otras computadoras personales en el mercado japonés... hasta que el tiempo y las diferentes versiones la fueron haciendo cada vez más compatible con los sistemas de occidente, por lo que Fujitsu descontinuó el producto. Muchos juegos fueron porteados a FM Towns, pero el sistema necesitaba algo propio... y ese juego se llamó Alltynex.

    No hay mucho que decir sobre Alltynex, lo que no quiere decir que lo poco que podemos mencionar no sea suficiente. Básicamente, Alltynex es un shoot'em-up, un típico juego de navecitas, con la gracia de que nuestra nave puede convertirse en un robot para modificar su estilo de ataque. Por lo demás, es un muy buen juego que se ve bien, se escucha genial, y se controla como una seda; y muchas veces eso es todo lo que hace falta para ser memorable.
  • 4
    Defender of the Crown 2 (Amiga CDTV)
    El sistema multimedia Amiga CDTV no llegó a causar ni la repercusión ni el interés de las masas que se esperaba, excepto por varios adeptos al tema que todavía hoy le tienen mucho cariño a este rejunte de tecnología. Lo que sí capturó la atención de las masas fue Defender of the Crown 2, una versión mejorada del primer juego que añade algunos elementos y resulta ser una de las experiencias más fantásticas en el género de la simulación estratégica de combate.

    Este juego nos pone en la piel de uno de cuatro famosos Caballeros en la Inglaterra medieval. Se nos da un castillo y un rincón del mapa, y de aquí en más podemos hacer lo que queramos, aunque lo preferente es empezar a expandir nuestro reino a las regiones vecinas e ir ganando recursos, para luego enfrentar a los demás Caballeros en un intento de adosar sus castillos a nuestro territorio. Claro que todo esto es apenas una pizca de todo lo que ofrece el juego, porque luego tenemos escenas de combate a espada en los castillos, torneos de Justas, ataques con catapultas y varios elementos más.

    Por si eso fuera poco, el juego es, a nivel técnico y estético, una absoluta maravilla. El nivel de calidad visual es impresionante para la época, tanto en sus gráficos como en sus animaciones. Sus elementos de jugabilidad no se limitan a elegir opciones en un mapa de juego, sino que podremos influir en los resultados de asaltos a castillos y choques de lanzas contra escudos a caballo. Este título es una verdadera obra de arte, un hito en la historia Gamer, y lo mejor que nos dejó la Amiga CDTV.
  • 3
    Return Fire (3DO)
    Hay una regla no escrita en la industria Gamer que Sega aprendió durante los primeros años de competencia directa con Nintendo: nunca--JAMÁS--te burles de la competencia, porque después te vas a arrepentir. Así, luego de su "Sega does what Nintendon't", la empresa del puercoespín azul tuvo sus idas y vueltas hasta que terminó fracasando como desarrolladora de consolas, aunque por suerte su legado se mantiene con sus franquicias, que terminaron en otras consolas... incluso en las que Nintendon't podían. Imaginate, entonces, cómo le fue a la 3DO, que en su comercial literalmente echaba a un polvoriento cajón de juguetes a una SNES y MegaDrive.

    Séh... no fue una buena decisión comercial. Y miren que la 3DO realmente lo intentó, pero tuvo demasiados factores en contra. No sólo su precio era elevadísimo para la época, también por aquellos años el mercado de consolas ya estaba saturado y los "juguetes" a los que la empresa hacía alusión en su infame comercial gozaban de una enorme reputación. Al menos la 3DO tenía un buen catálogo de juegos... ¿no? Mmmh... Bueno, digámoslo de esta forma: le apostó mucho a los juegos con Full Motion Video (FMV), así que... no hace falta decir más.

    Pero algo podemos rescatar de todo esto, y ese algo es Return Fire, uno de los títulos mejor recibidos de la consola. La premisa es simple: controlamos uno de cuatro posibles vehículos en una zona de combate, avanzamos a los tiros, destruimos todo a nuestro paso, tomamos la bandera de la base enemiga y regresamos con ella a la nuestra para ganar. Listo. Jugabilidad satisfactoria para un jueguito técnicamente sencillo, pero no por eso menos entretenido; especialmente en multijugador, donde el concepto de capturar la bandera enemiga tenía muchísimo más sentido.
  • 2
    Wario Land / Red Alarm (Virtual Boy)
    Aquí tenemos un caso muy particular. Es bien sabido que la Virtual Boy de Nintendo fue uno de los fracasos más resonantes de la empresa, al punto que se descontinuó al cabo de un año y apenas un puñado de juegos fueron lanzados para el sistema. El chiste es que hay al menos dos juegos en ese puñado que hacen valer la adquisición de la consola, pero ambos tienen puntos altos y bajos que, al compararlos uno con el otro, se complementan perfectamente. Por eso este puesto es para dos juegos en lugar de uno, y ahora paso a detallar.

    Por un lado tenemos Red Alarm, un juego de naves en tercera persona que explota al máximo la virtud 3D de la Virtual Boy, llevándonos de paseo por varios niveles de frenético combate espacial. Y sería todo fantástico de no ser por su enorme punto en contra, que es estar totalmente diseñada con mallas de polígonos. Esto sólo consigue que cuanto más frenética se vuelve la acción en pantalla, más difícil es distinguir qué es lo que estamos haciendo con nuestra navecita. La falta de texturas también hace que falte el efecto de profundidad cuando las aristas de una pared van más allá de los bordes de la pantalla, por lo que es muy posible impactar contra paredes "invisibles". Resulta frustrante.

    Tan frustrante como el destino de Wario Land para Virtual Boy, nuestro segundo juego en este combo. Lo más destacable de esta nueva aventura de Wario es que su jugabilidad está a la par de calidad de lo que se espera de Nintendo, poniéndonos al control del avariciosos gordinflón en una nueva búsqueda de tesoros. El juego se controla muy bien y los efectos 3D del Virtual Boy se representan en la profundidad de algunos enemigos y peligros de los niveles, así como el hecho de que Wario puede saltar al fondo y de vuelta al frente de la pantalla para recorrer otras áreas del mapa. Lamentablemente, este tipo de gameplay tranquilamente podría haberse usado (sin efecto 3D) en cualquier otra plataforma, así que su presencia en Virtual Boy es lamentable.

    Nintendo, copate y hacé una remake de este Wario para 3DS. Dale, que tenés la tecnología.
  • 1
    Alien vs. Predator (Atari Jaguar)
    La Atari Jaguar era una máquina intimidante, desde su gamepad horrible hasta sus publicidades televisivas; la de la maestra que explica que 64 bits son mejores que 32, ¿se acuerdan? Bueno, resulta que 64 bits no son gran cosa si se usan mal, en especial porque la Jaguar técnicamente no tenía 64 bits pero sí; hay todo un aspecto técnico de fondo. Lo que importa aquí es que la consola fracasó, pero hubo un juego que pudo darle un poquito de prestigio: Alien vs. Predator.

    Esta aventura de acción en primera persona puede parecer muy vetusta para los tiempos que corren, pero consideremos todos sus logros: es un juego estilo Wolfenstein para consola en el que podemos controlar a tres personajes diferentes (un Alien, un Predator y un Marine), lo que equivale a tres campañas y tres estilos de juego diferente. Sumen a eso una gran ambientación y tenemos uno de los títulos más interesantes de aquella época, y definitivamente el más significativo de la Jaguar. Tanto, de hecho, que se estaban haciendo planes para una secuela... que nunca llegó, porque a este felino electrónico lo pusieron a dormir.

    Che, ¿y una remake para PC, no se copan? Daaaaleeee...

1. Pathway to Glory (Nokia N-Gage)

Aaahh, el Nokia N-Gage... Qué aparato fascinante, queriendo ser teléfono celular y consola portátil de juegos al mismo tiempo. Así le fue, pobre. Tuvo un lanzamiento desastroso y luego no le fue demasiado mejor; y a pesar de todo consiguió un catálogo de más de 50 juegos. Dice mucho el hecho de que el más significativo de todos fuera el primer creado específicamente para el sistema: Pathway to Glory. Pathway to Glory es un juego bélico de estrategia por turnos, y ese género es un excelente candidato para cualquier dispositivo móvil, así que por lo menos Nokia tenía cierta idea de a dónde tenía que apuntar. El juego nos centra en una serie de misiones a lo largo de Europa, al mando de una tropa multinacional de soldados especializados. No es nada del otro mundo; movemos las unidades por turno y cada una tiene un límite de puntos de acción para desplazarse y atacar, pero suma un poco por la presencia de conos de visibilidad para todas las unidades, tanto aliadas como enemigas. Ah, y el juego podía encararse solo o en multijugador, detalle que gustó a los usuarios de esta cuasi-empanada tecnológica. Es lo que hay.
Anterior Siguiente < >